8/6/16

El día a día de un adolescente homeschooler

Si el joven se ha educado en casa desde el nacimiento, yo creo que esta es la época en la que más podemos disfrutar los padres haciendo homeschooling, al menos la menos cansada físicamente y la más gratificante. O sea vas dándote cuenta de que "esta locura" de la educación en casa funcionaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.
Cuando todos mis niños eran pequeños ni me imaginaba estar educando en el hogar a un adolescente y me parecía increíblemente complicado. Nada más lejos de la realidad. Os cuento lo que puede ser un día normal de mi hijo de quince años terminando lo que corresponde en España a 4º de la ESO. No obstante, no hay dos días iguales. Ahora mismo acaba de dejar de llover, la primavera nos desborda y descoloca un poco y pasa muchas horas en el jardín, ayudando a mantenerlo, planificando el huerto, desbrozando, partiendo leña para el invierno, barriendo hojas, haciendo trasplantes etc...
Por otro lado he de decir que en esta edad estudian de manera prácticamente autónoma. Nuestra labor es de acompañamiento y asesoramiento. Le busco recursos, le ayudo si algo le cuesta pero en muchas materias tiene ahora mismo mucho más nivel que yo :-(
  • Generalmente el primero que se levanta en casa es el papá para ir a trabajar y después Salvador sobre las ocho de la mañana y es el que se ocupa de encender la chimenea. Tenemos una chimenea en el salón con una instalación que hace que el agua de los radiadores de toda la casa se calienten, por lo que encendiéndola y manteniéndola a lo largo de todo el día la casa está calentita. Es bastante trabajo y se encarga prácticamente él solo. Menos mal que llegó el buen tiempo...
  • Después desayuna tranquilamente y se suele quedar entreteniendo al bebé mientras yo preparo la comida o limpio algo urgente, pongo la lavadora, imprimo algo que necesitan los chicos etc...eso depende de las necesidades de cada día. En ese tiempo también suele pasar los bits de inglés para sus hermanos o los de aprender a leer a Yago. 
  • Luego se pone a estudiar por su cuenta generalmente matemáticas o química o física (lo que esté estudiando de ciencias en esos momentos). Casi siempre elige estas materias pues son las que más esfuerzo intelectual requieren y sobre todo porque se le dan bien y le gustan. Lo hace todo con mucha calma (es muy tranquilo) y se toma el tiempo que necesita. Suelen ser un par de horas, aunque casi nunca seguidas.
    En clase de latín
  • A las doce paramos, rezamos el Ángelus, los niños comen algo y muchas veces suelo leer en voz alta, una, dos o tres lecturas de lo que tenemos entre manos. Mientras los chicos aprovechan para hacer lo que quieren. Salvador suele hacer manualidades (en nuestra cuenta de Instragram voy colgando algunas cosas de las que hace) o caligrafía. A veces mientras leo tienden la ropa o la doblan.
Le gusta tallar y últimamente coge ramas del jardín y hace bolígrafos. 


  • Hasta la hora de comer, termina de estudiar lo "gordo", sale fuera si el tiempo es bueno a hacer algo en el jardín (ahora está liado el huerto) o a jugar con sus hermanos al fútbol, ayuda a poner la mesa, cuidar de Yago. Lo que toque.
  • Después de comer yo duermo al bebé y él hace actividades más relajadas y eso depende de lo que en esos momentos tenga en mente. Pero casi siempre aprovecha para leer. Es muy buen lector y además se deja aconsejar. Suele leer simultáneamente un libro de  historia (novela histórica), otro de ciencias y otro de literatura. Yo le suelo buscar libros que creo le pueden gustar y si se engancha sigue, sino pues lo deja y buscamos otro. Pero tenemos gustos muy parecidos y casi todos los libros que yo he leído y me gustaron se los paso y le suelen gustar. Todo lo contrario que me sucede con el medio adolescente que le sigue. A Gabriel basta que le diga: "Lee este libro que te va a encantar" para que ya a priori pierda todo el interés para él :-( Pero como dice el refrán "sabe más el diablo por viejo que por diablo" y ya tengo un truco que funciona, pero eso lo contaré cuando escriba sobre su día a día). A Salvador también le vuelven loco los cómics ¡¡¡eh!!! Eso a los cuatro mayores ja,ja...
Este libro le está gustando mucho.

  • Cuando se despierta el bebé ya vuelve el ruido y el alboroto a casa y entonces él termina de estudiar si lo necesita, últimamente hacemos un dictado diario (ha mejorado muchooooo en ortografía), estudia idiomas, hace manualidades o "inventos varios", sale fuera a jugar, practica con la guitarra o el armonio, monta vídeos, se va a correr o a montar en bicicleta etc...
  • A última hora ayuda con la cena y casi nunca queda tiempo para nada, pero si es así lee. 
Este es más o menos un día típico, si hay que comprar o salir para algo suele ser por la tarde. Un día a la semana tiene clase con su profesor de ciencias y otro día a través de Skype con el profesor de latín. Y excepcionalmente si es necesario recurrimos a algún amigo o alguien de la familia (por ejemplo esta semana una amiga profesora de química le va a dar unas clases de formulación) A parte de eso no va a actividades extraescolares, exceptuando catequesis de confirmación y luego las actividades que lleva a cabo con su grupo que son los sábados. El año que viene esperamos que pueda empezar a estudiar en la escuela oficial de idiomas (lo que peor llevamos son los idiomas) 
Es muy sociable y le encanta estar con mas gente (no solo de su edad) Todos los viernes, sábados y domingos tiene la oportunidad de quedar con chicos de su edad y el resto de los días de la semana cuando hace buen tiempo y vienen a buscarle a casa. Aún así en todos estos años jamás me pidió ir al colegio, yo creo que es feliz. Aunque por supuesto se nota que le hace ilusión comenzar estudios algún día en la universidad o este año en la escuela oficial de idiomas, ¡¡¡empezar a volar por su cuenta!!!
Es increíble pero en dos años terminará el bachillerato y esta aventura con nuestro primogénito se acabó y no me lo puedo creer, pero si hace nada era un bebé ¿qué ha pasadoooooooooooooo?




NOTA: Este verano ya lo tiene totalmente ocupado. Va a ser monitor en un campamento para niños de 5 a 13 años y está emocionado. Le han puesto encargado de los talleres de manualidades y no para de buscar cositas sencillas y chulas para hacer con los peques.
Después volverá a hacer el Camino de Santiago por una ruta diferente a  la del año pasado.
Y algo más surgirá...

Nuestra querida Marvan acaba de publicar una entrada que viene muy al hilo de esta mía, ya que en ella habla de las maneras que tienen los jóvenes homeschoolers de conseguir una titulación. Aquí. Nosotros hemos optado por matricular en una escuela en USA, esperemos y confiemos en que no tengamos problemas para la homologación del título, pero ahora mismo NO se están homologando...Dios mío, lo que está claro es que esta opción del homeschooling no es apta para personas con problemas del corazón...pues vas de susto en sustooooooooooooooooooooooo.

El que tenga Facebook puede seguir el hilo de este post, muy interesante pues se habla de opciones que yo desconocía pero pueden servir para algunas personas.

31/3/16

Cuerpos geométricos

Esta semana toca pasar los bits de cuerpos geométricos. Ayer me pidieron que les imprimiese de Internet los desarrollos planos, para montarlos ellos. Salvador (el mayor) hizo algunos pero sacándolos él. Pasaron un buen rato y mientras aproveché para leerles.
La verdad es que lo han hecho montones de veces (a lo largo de sus vidas) pero es algo que siempre les gustó. 


NOTA: Además del Facebook, me he creado una cuenta en Instagram y la verdad es que es muy práctico. Pues en un momentito subes las fotos aunque "me temo" que crea adicción. Mis hijos se ríen de mi, me dicen que todo esto es de "adolescentes".

NOTA: Parece mentira todo el juego que se les puede sacar a los bits y yo los tenía acumulando polvo desde hacía años. Desde luego si empezase ahora el homeschooling, al igual que Marvan los utilizaría mucho más. Aunque como dice el refrán: Nunca es tarde si la dicha es buena

29/3/16

La primavera la sangre altera

Después de Semana Santa, hemos vuelto a retomar rutinas. Con un poco de pereza, pues ya se empieza a acusar el cansancio de todo el año.
Con el pequeño de la casa todo se está complicando, ya que solo quiere estar de marcha. En cuanto se levanta por la mañana ya te lleva de la mano hasta la calle y claro no podemos estar todo el día fuera. Es lógico, tiene mucho que aprender del mundo, veremos a ver como conseguimos sobrellevar estos meses...y mientras llegan las  vacaciones estivales, ¡¡¡a dar todos los paseos que podamos!!!




14/3/16

Tecnología

Me hace gracia porque cuando decidimos criar a nuestros hijos sin televisión me parecía que ya estaban a salvo. Ahora veo la tele (que seguimos sin tener)  inofensiva, comparada con toda la invasión de artefactos que nos rodean por doquier. 
Reconozco que hay personalidades más adictivas que otras. Mi hijo mayor se crió sin tele, sin ordenador, sin nada de tecnología y ahora sigue viviendo "bastante" al margen. Con 15 años sigue sin móvil y utiliza el ordenador porque lo necesita para estudiar. Aún así la verdad es que ya pasa mucho tiempo con pantallas, que si una aplicación para la geografía, que si el Duolingo para los idiomas, que si las clases por Skype, que si los vídeos de YouTube para cualquier cosa....¡¡¡¡Y por otro lado Minecraft!!!!
Eso el mayor, que aunque le guste jugar, sigue siendo un lector impresionante, disfruta con las manualidades, las actividades al aire libre..., ¡¡¡pero el restooooo!!!, si  por ellos fuera creo que podrían vivir solo del Minecraft. Les dejo jugar 15 minutos al día; si han hecho todo lo que tenían que hacer, pero les encanta. Y hay que tener en cuenta que esos 15 minutos se convierte en una hora en total (mientras uno juega, el resto se solidariza con los demás y miran). Aunque decir que les encanta no es ser honesta. Realmente esos juegos crean adicción y mucha. No me gustan nada, absolutamente nada. Cuando no juegan, hablan de Minecraft y juegan con los Playmobil a cosas del Minecraft y leen libros sobre Minecraft y sueñan con Minecraft que les he oído hablar en alto por la noche....Y si les dejase libertad para jugar lo que quisieran, creo que ni saldrían a tomar el aire...De hecho tienen amigos que los fines de semana no salen de la habitación (menos mal que tienen Skype y WhatsApp para seguir conectados con el mundo)
El otro día se me ocurrió decirles que hacía mucho tiempo que no hacían manualidades y se pusieron con los PlayMais y terminaron haciendo muñecos del Clash of Clans que es otro de sus juegos favoritos.
Bárbaro de Clash of Clans.
Estoy convencida de que el tiempo pasado con pantallas, juegos, redes sociales, es tiempo perdido en la mayoría de las ocasiones. Es tiempo robado a la familia ( y eso que los míos tienen la ventaja de que juegan juntos), tiempo robado a la lectura, tiempo robado al juego libre, al deporte...
Se pasa volando, a todos nos ha sucedido ponernos a revisar "solo" el correo electrónico y de repente mirar el reloj y se nos ha ido una hora o más y generalmente porque vas picoteando de aquí y de allá, o sea perdiendo el tiempo. Ahora les ha dado por hacer vídeos (con mi móvil, ahora entiendo que la gente les compre a sus hijos uno) y colgarlos en YouTube. Bueno han colgado solo uno, pero creo que vamos pronto a hacernos millonarios con el tema...ja,ja...Además es gracioso porque a todos los chiquillos les salen los vídeos como si lo hubiesen hecho toda su vida. Me imagino yo grabando uno y lo tendría que repetir mil veces...
Muñecos de Clash of Clans.
En fin...a ver que sale de todo esto. Llamadme antigua, pero a mi todo esto no me gusta nada y cada vez añoro más el silencio entrañable de esas largas tardes de invierno al calor de la chimenea y todos con un libro en las manos.







1/3/16

De nuestras lecturas cotidianas

Los Reyes me regalaron el libro de 1001 Libros infantiles que hay que leer antes de crecer y voy sacando ideas. Le descargué uno a los mayores que de momento a Salvador le ha gustado muchísimo. Se titula La Isla de Coral de Robert Michael Ballantyne. Es  el típico libro de aventuras, en el que tres chicos naufragan en una isla deshabitada del océano Pacífico. Ahora lo está leyendo  Gabriel y se ha enganchado desde el principio y eso que este hijo mío es muy complicado para las lecturas. A todos los libros les pone pegas, me paso la vida pensando en libros para él, y este desde el primer momento me dijo:¡¡¡ No está mal!!!! y esas palabras en su boca significan algo así como: ¡¡¡Es sublime!!! ¡¡¡Me fascina!!!




El mayor acaba de terminar La isla de los delfines azules, pero no le ha gustado tanto como La Isla de Coral. Gabriel lo ha empezado y no creo que lo termine...Es también de aventuras, aunque de otro estilo, la protagonista es una chica.

De la biblioteca saqué Tistú el de los pulgares verdes de Maurice Druon. Es la historia de un niño que es feliz viviendo en casa con sus padres, hasta que un día decidieron que tenía que ir a la escuela y entonces todo se complicó. El niño se quedaba dormido en clase y lo terminaron mandando a casa, diciendo: "Este niño no es como los demás" Los padres preocupados por su educación decidieron que lo mejor sería que aprendiese las cosas directamente de la realidad. Sencillo, rápido y fácil de leer, nos ha dejado a todos un buen sabor de boca.

"Tistú no aprende nada en la escuela porque los libros le dan sueño. Suprimamos, pues, los libros. Ya que no es como las demás personas, ensayaremos con él un nuevo sistema educativo. 
Aprenderá las cosas que debe saber conociéndolas directamente. Se le enseñará sobre el terreno lo que son las piedras, el jardín, los campos; se le explicará cómo funciona la ciudad, la fábrica, y todo lo que pueda ayudarle a hacerse una persona mayor. Al fin  y al cabo, la vida es la mejor escuela que existe...
En cuanto a Tistú, se acabaron las tostadas ingeridas a toda prisa, se acabó el pupitre sobre el que la cabeza se cae sola y se acabaron los montones de ceros en el bolsillo. Iba a empezar una nueva vida. Y el sol volvió a brillar."

La Iliada. Siempre le tuve "miedo" a este libro, aunque por otro lado tenía ganas de "meterle mano". Tenía prejuicios, pensaba que sería demasiado para leerlo en voz alta. Al final me decidí por el original y de momento estoy encantada pues a ellos les gusta ( a los mayores), no tanto como otros libros pero lo siguen sin dificultad.




El viento en los sauces, que ya he perdido la cuenta de las veces que lo he leído. Pero es un libro que se puede releer y siempre aprecias matices nuevos. A los mayores les sigue gustando, a los pequeños no tanto. Es curioso pero aprecio una gran diferencia entre los dos mayores y los dos que les siguen. A los primeros les he leído muchísimo, a los segundos no les he podido leer tanto pues ya me junté con cuatro niños muy seguidos. Y ahora hay una diferencia increíble, es mucho más difícil conseguir que me hagan caso y sobre todo encontrar libros que despierten su interés. Además está la tecnología, pero de eso hablo en otra entrada.

Terminando con David Copperfiel, es que es un buen "tocho" pero les gusta mucho, nos partimos de risa. Empieza el libro que no ganas para pañuelos pues todo son desgracias, pero luego cuando David se enamora es de los más divertido.

Fábulas de Esopo, para toda la familia.

Micael que se acaba de incorporar a la lectura de manera formal está leyendo su primer libro. Ha empezado siguiendo la tradición familiar con la saga de Enid Blyton Los cinco. Y está muy contento porque es su primer libro (antes solo había leído cómics) y aunque todavía va despacio leyendo dice que lo entiende bien.

Y yo leyendo de nuevo (desde que nació Yago apenas había leído nada para mi). Me encantó Jane Eyre que conocí por los bits de inteligencia que les paso a los niños.Como ser culto (La educación clásica que nunca recibiste)  de Susan Wise Bauer que lo he empezado mil veces y nunca consigo avanzar....¡Nunca seré ni culta, ni sabia, ni ná de ná!

Y también leyendo, a parte de mis libros espirituales, sobre la vida de la reina María Antonieta. Muchas veces  vienen a ti libros que no has buscado. Así me pasó con La Nodriza de María Vallejo- Nájera que me enganchó desde la primera página y cuando lo termine quiero seguir investigando sobre la vida de esta mujer. Tengo ya lista una biografía María Antonieta, de Zweig Stefan. Estoy confirmando que la mejor manera de aprender historia disfrutando, es leyendo novela histórica. ¡¡¡La de veces que estudié en el colegio la Revolución Francesa y ahora por fin estoy empezando a entender algo!!!

Y me dejo al pequeño, que yo creo que es al que más pronto le han gustado los libros. ¡¡¡Es increíble!!! Pero le hemos montado una pequeña biblioteca con todos sus libros y se levanta por la mañana y lo primero que hace es llevarte de la mano y señalarte con la mano el que quiere. Si por él fuera estaría todo el rato en las rodillas de alguien viendo libros. Todavía no le puedes leer mucho seguido, le gusta ver las ilustraciones y las ventanas que se abren. 

¡¡Oye que subidón te entra después de escribir una entrada de estas!! Siempre con la amarga sensación de que no haces nada.


Y para terminar os dejo con este post precioso sobre la lectura. Me ha encantado...

28/2/16

Facebook

Al igual que Marvan me he creado una cuenta en Facebook. La verdad es que no me gusta, estuve hace años y terminé dándome de baja porque me parecía un rollo y ni que decir tiene que ahora mismo no tengo ningún tiempo para meterme en Facebook ja,ja...Y además es super adictivo porque te empiezas a reencontrar amigos y cuando te quieres dar cuenta se ha pasado media hora cotilleando informándote y no es cuestión de perder el tiempo con la que tengo liada en casa, pero puede estar bien para la jubilación (que la tengo a la vuelta de la esquina ja,ja..) La cosa es que mis hijos se crearon una cuenta pues la necesitaban para no se que historias del Minecraft y les hacía mucha ilusión que yo estuviera de "amiga"...Los pobres como no me ven en todo el día...Tengo que hablar en otra entrada de la irrupción de la tecnología en casa...
Y por otro lado pensé que me podía venir bien para un proyecto que tengo entre manos desde hace tiempo, pero todavía no quiero adelantar nada. Total que ahí estamos...
Pero que conste que yo soy de blog, me encantan los blogs, los siento como mucho más lentos, mas familiares, íntimos...será por eso que persevero desde hace mogollón de años, ya ni me acuerdo pero este blog debe tener al menos 9 o 10 años...

21/2/16

Adolescentes haciendo homeschooling

Desde que me convertí en madre, temía la llegada de la adolescencia de mis hijos y no porque yo hubiese tenido una adolescencia especialmente difícil, pero me parecía una época sin ningún encanto y demasiado complicada. Siempre digo que "de momento" estoy encantada de la vida y ya tengo un adolescente y medio ja, ja...No se si se me llegaran a juntar cuatro a la vez (no me he puesto a hacer cálculos)
A lo que yo me quería remitir es al homeschooling. Siempre pensé que la etapa bonita es cuando son pequeños, pero ahora estoy descubriendo que la mas "guay" es cuando son jovencitos.
Vamos a ver, con la edad de Yago (14  meses) es ideal, pero eso ni es homeschooling ni nada de nada, eso es crianza. Le das teta, le coges, le llevas de paseo y le vas mostrando el mundo, le lees un cuento, le vuelves a dar teta....Me hace mucha gracia cuando me escriben mamás  y papás diciendo que educan en casa a sus hijos de tres meses y dos años. Pero eso ¡¡¡¡no es educación en casa!!!! eso es lo que se ha hecho toda la vida con los bebés. Tenerlos todo el día junto a ti ¿dónde mejor?
Cuando tienen tres, cuatro, cinco años para mi, es un grado más de crianza. Y todavía es preciosa, pues le sigues leyendo cuentos, continúas jugando con ellos en el suelo, de vez en cuando haces porque "te apetece" algo más intelectual o didáctico. Aprenden, aprenden y aprenden sin esfuerzo por tu parte...
Luego llega la etapa que podría ser la que abarca la primaria, que ahora me parece la "más exigente". Si te propones hacer con ellos trabajo (aunque sea mínimo), puede llegar a ser desesperante sobre todo si es como en mi casa, en la que hasta ahora, todos han aprendido tardísimo a leer y escribir por su cuenta. Siempre me ha dado miedo el "unschooling" por si de repente un día me veía obligada a escolarizar. Si no fuera por ello creo que me decantaría por esa opción y viviríamos todos más felices. 
Luego llega la edad como de doce en adelante y como por arte de magia (en mi casa) trabajan un montón, ellos mismos se responsabilizan de prácticamente todo su aprendizaje...O sea es como si fuesen al instituto, solo que no van ja,ja...Tienes que estar pendiente, organizarles un poco el trabajo y llegado el momento también exigirles.
Como ventajas del homeschooling en estas edades (para mi todas o casi todas). La mayor es que aunque son autónomos y no tengo que estar encima de ellos para que hagan esto o lo otro, se lo que hacen. Es decir los libros, las películas, los documentales etc... son elegidas por nosotros los padres o se eligen con ellos. Lo mismo "las asignaturas", si hay algo que yo considero que es importante que lo aprendan lo hablamos, por supuesto, pues ya son mayores y lo estudian, independientemente de que esté o no en el currículo oficial. Y de la misma manera hay cantidad de cosas que se aprenden en los institutos que yo no les voy a enseñar "por que no". 
Socializar, socializan un montón pero sabes con quién. Son amigos de la familia o de ambientes que conoces.
Otra cosa que me encanta, es que aunque "están adolescentes", tenemos con ellos buena relación. O sea ellos quedan con sus amigos, pero también salen con nosotros sin ningún problema. Yo recuerdo que con esas edades, ir con mis padres me parecía un castigo ja,ja...Sobre todo nos escuchan, se dejan aconsejar etc...En realidad se aprecia que algo ha cambiado, igual que se nota cuando un bebé está dejando de ser un bebé y se está convirtiendo en un niño pequeño, pero la convivencia no se convierte en un infierno ni nada parecido. Es otra etapa más y desde luego la prefiero a la de las rabietas ja,ja...
Estrés mínimo, aunque estudien bastante (que lo hacen). Cuando digo lo de estrés mínimo me refiero a ellos, ya que yo si estoy estresada pues son cinco, la casa, uf!!! mejor no sigo...
Tiempo libre tienen, aunque desgraciadamente no todo el que quisieran, pero bueno yo tampoco tengo tiempo para hacer todo lo que me gustaría.
Yo creo que tienen "poco pavo", cierto que están en las nubes, que el baño está siempre ocupado (rodeada de hombres y soy con diferencia la que menos tardo en arreglarme), pero al estar siempre con personas "no adolescentes" pienso que tienen un comportamiento más "normal".
Me gusta especialmente compartir con ellos lecturas, porque sigo leyendo en voz alta para los mayores. Se complica más que nada por las interrupciones de los pequeños...pero sigo leyendo. Hace unas semanas empezamos por fin, La Iliada. La verdad es que a mi me cuesta seguirla y necesitaría volver atrás. Pero me encanta que cuando corto me digan....¡¡¡Nooooo, sigue que te has quedado en lo más interesante!!! Es una delicia de libro. Empecé con la intención de leer unos diez minutos diarios para poder asimilarla bien y generalmente leemos el doble.
Lo mejor del homeschooling para mi, siempre ha sido la lectura en voz alta y últimamente es el único momento del día en el que hablo yo. Viene uno y me cuenta sus cosas, cuando ya ha terminado, viene el segundo y luego el tercero y así hasta que viene el padre...Y solo oigo durante todooooo el día: mamá, ma, mami....Ya se que alguna vez lo echaré de menos pero ahora mismo agradecería que se olvidaran de mi un tiempo.
Por eso cuando leo en voz alta, al menos durante esos ratitos todos están callados, menos Yago claro, que ya empieza a hacer sus pinitos balbuceando.
Otra ventaja es que al estar en casa, ayudan más porque están inmersos en el día a día. No les es algo ajeno o distante.
Y hay algo más que es una ventaja a nivel de los padres y es que no pierdes las ganas de seguir aprendiendo. Buscando libros que les puedan interesar, terminas leyéndolos tú.

Como desventajas del homeschooling con jovencitos, yo destacaría una y se trata de las carencias educativas que pueden llegar a tener. En el instituto también, de hecho yo he estudiado toda mi vida, colegio, instituto, universidad y tengo muchísimas lagunas y cantidad de cosas que nunca entendí muchas de las cuales he aprendido por fin con mis hijos, pero cuando educas en casa eso no pasa o no debería pasar. Sigues el ritmo de los niños y no avanzas hasta que los conocimientos están asentados. Eso es muy fácil cuando son pequeños, pero cuando son mayores la cosa se complica.
Yo siempre decía que no, que puedes seguir acompañándolos en su aprendizaje y es cierto en parte, pero depende de las circunstancias. En mi caso y con tanta familia yo no podría haber acompañado a mi hijo mayor ni con las matemáticas, ni con la física, ni con la química,  ni con el dibujo técnico, ni con prácticamente nada ja,ja...porque me supondría un esfuerzo demasiado grande, en realidad casi imposible, teniendo en cuenta que las cosas han cambiado, que tendría que volver a estudiar todo, que tengo cuatro hijos más, entre ellos un bebé...Si no hubiese delegado todo ello en un buen profesor, nunca habría sabido que mi hijo está especialmente dotado para las ciencias y habría sido una pena. Y si pudiese económicamente, tendría para él mas profesores o le ofrecería extraescolares de todo tipo desde equitación, hasta clases de magia o de Capoeira pero....no puede ser. Con el latín pasaba lo mismo, yo lo hacía con ellos y bueno...pero cuando empezó con un profesor a través de Skipe aprende y disfruta que es lo importante. Porque se trata de personas que aman su profesión y transmiten además de sus conocimientos su entusiasmo. Al no tener ningún tipo de presión externa tipo exámenes, avanzan muchísimo. Es increíble pero lo estoy viendo con mis propios ojos.
Esta es la desventaja que le veo, que tienes que contratar algún profesor, pues si no el chico se puede estar perdiendo muchas cosas. Los idiomas pasa lo mismo...Hay que buscarse la vida, cursos, viajes etc...porque además estos chicos como "no están quemados" por el exceso de deberes, de lecturas obligatorias etc...suelen ser muy curiosos, todo les interesa, tienen hambre de saber.

Y haciendo balance, mientras escribía esta entrada me he dado cuenta de que en esta época estoy centrada en los dos extremos, en el adolescente y en el bebé y los demás están sobreviviendo como pueden ja,ja...

14/1/16

Destroza este diario y Esto no es un libro

Este año los Reyes Magos les han traído a mis cuatro hijos mayores Esto no es un libro y Destroza este diario. La idea de Sus Majestades debía ser que lo hicieran dos a dos. En casa ha habido opiniones de todo tipo. Para el que no sepa de qué van, os cuento que son libros llenos de propuestas "disparatadas" y "alocadas" para que hagan los niños o no. No hay obligatoriedad de hacer las cosas tal y como te piden.

Empiezo por la del "pater familias", NO le han gustado nada. Es ahorrador y muy cuidadoso con todo, por lo que eso de ver como los niños estampaban contra el suelo los libros nuevecitos o les pegaban mordiscos a las páginas no le ha gustado ni un poquito. Piensa que algo así se podría hacer con hojas de papel reciclado y no con libros nuevos. Vamos lo considera un despilfarro...

A mi hijo mayor (15 años) tampoco le han gustado absolutamente nada, de hecho ni lo ha empezado, ni lo piensa hacer (lo guardaremos para regalárselo a algún niño), dice que es una tontería y una pérdida de tiempo. Además mi hijo suele ser super positivo y siempre saca algo bueno de todas las situaciones, pues en este caso no parece ser capaz de sacar nada y punto.

Los del medio (12, 10 y 8 años) no se han separado de los libros desde que se lo trajeron los Reyes, se parten de la risa, hacen el esfuerzo de leer cada hoja para saber lo que tienen que hacer, los han embadurnado con todo tipo de guarrerias, los han estampado contra el suelo, les han pegado mordiscos a las páginas, algunas las han quemado....se tronchan ja,ja...Un exitazo.

Y ya solo quedo yo, a mi en general me gusta mucho la idea y eso que soy amante de los libros, pero tampoco me parece un pecado jugar con ellos. Reconozco que hay propuestas un poco "macarras", como en una que decían que hicieses una lista de palabrotas, o que escupas en una página y cosas de ese estilo...Bueno yo les digo "ante su estupor", que pueden hacerlo o no y que pueden darle la vuelta a la tortilla. O sea que pueden convertir sus cuadernos en algo bello, aunque de momento tienen una pinta los pobres libros ja,ja...

NOTA:

Tenía unas fotos graciosísimas, pero no me han dejado publicarlas...es lo que tiene que los niños vayan creciendo. Cada foto que hago me dicen: ¿pero no será para publicarlas en tu blog? En fin...es mi momento de fotografiar a Yaguito, al que aún le importa un bledo que se publiquen o no sus fotos ja,ja...


"DESDE MUY NIÑO TUVE QUE INTERRUMPIR MI EDUCACIÓN PARA IR A LA ESCUELA"
G.García Márquez
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...