9 de mayo de 2007

EL FUTURO DE NUESTROS NIÑOS HOMESCHOOLERS

Pienso que todos los padres y madres , en mayor o menor medida, piensan en el futuro de sus hijos y se preguntan que tipo de adultos serán, si lograran hacerse un hueco en esta sociedad cada vez más tremenda y competitiva, si serán seguros, equilibrados, coherentes, altruistas, felices.
Pero estoy convencida de que los que hemos decidido ocuparnos personalmente de la educación de nuestros hijos, nos comemos más el coco pues al no delegar no podemos culpar al sistema educativo, a la sociedad, a la televisión, a las amistades del cole...Nosotros nos ocupamos de su educación, elegimos muy bien los programas que ven, los libros que leen e incluso procuramos rodearnos de amigos con la misma escala de valores. !Tremenda responsabilidad!
Me vienen a la cabeza las palabras de Kant en su famoso discurso ¿Que es la Ilustración? "....!Es tan cómodo ser menor de edad! Si tengo un libro que piensa por mí, un director espiritual que reemplaza mi conciencia moral, un médico que me prescribe la dieta...entonces no tengo necesidad de esforzarme. Si puedo pagar, no tengo necesidad de pensar; otros asumirán por mí tan fastidiosa tarea...."

Con esto no quiero que decir que los padres que escolarizan a sus hijos no piensen en ellos, por supuestísimo que se preocupan y hacen, al igual que nosotros, lo que piensan que es mejor . Sólo que si "la cosa sale mal" ellos no son tan responsables como nosotros, que no tenemos excusa. Si los nenes dicen tacos y van al cole, ya sabemos todos donde los aprenden pero ¿si no van al colegio?.....

Pues estos días estaba dándole muchas vueltas a todo esto y al final llegué a una conclusión que es muy sencilla e incluso simple pero que a mi me ha tranquilizado un montón. El futuro no lo conocemos, nadie puede estar seguro de que con la educación que está brindando a su hijo está garantizando que va a ser un adulto excelente, ni los que llevan a sus hijos a colegios de élite, ni los que optan por la escuela pública, ni los que los educan en escuelas alternativas y mucho menos nosotros, que estamos en una situación de casi clandestinidad. Pero algo está claro, a nuestros hijos les estamos permitiendo ser niños, jugar y jugar hasta hartarse, tener tiempo, estar con su familia, vivir sin prisas, sin horarios, sin madrugones, sin presiones, sin quemar etapas...Los cimientos pienso que son sólidos, lo que hagan luego ellos con su vida, será su camino, su elección pero como decimos en España:
!Que les quiten lo bailaó!
"El hombre sólo es plenamente hombre cuando juega" Fr. Schiller

1 comentario:

Educando en Familia dijo...

Mucha razón Paloma. No podemos estar seguros que todo el trabajo y esfuerzo que dedicamos rendirá los frutos deseados, mas sinembargo estamos forzados a darles a nuestros hijos lo mejor de nosotros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...