11 de julio de 2007

SEGUNDO TRIMESTRE DE NUESTRO BB....




El otro día fuimos a hacernos la ecografía del segundo trimestre. Esta vez, afortunadamente, ya habían terminado las clases y nos evitamos la preguntita de porqué los niños no están en el cole. Por lo demás, el trato sigue siendo frío, distante, deshumanizado....Ellos en busca de patologías, problemas, pruebas que garanticen que todo va a ir "bien"...Es lamentable al grado que está llegando la medicina, aunque claro, afortunadamente siempre existen excepciones. ¿Tanto tiempo se pierde preguntándole a la mujer que está embarazada si se encuentra bien, si tiene alguna duda? ¿O comentando brevemente la ecografía a los hermanitos del bebé?

Afortunadamente mis tres hijos han podido nacer en nuestro hogar y eso te da una increíble seguridad en ti misma, un saber que has sido capaz de llevar las riendas, de parir a tus hijos, una confianza en tu cuerpo de mujer que les ha alimentado y confortado durante todo el tiempo que ellos han necesitado con la lactancia materna, una confianza en el bebé que llegado el momento va a saber que es lo que tiene que hacer y cuando ha de nacer........Cómo dice Sheila Kitzinger:"todo esto confiere a la mujer poder".

No tienen costumbre de comentarte las pruebas que has de hacerte (hablan de ti y sobre ti, pero no a ti), si son necesarias, si pueden perjudicarte a ti o a tu hijo...y si consideras que hay pruebas innecesarias, a las que no piensas someterte, sencillamente porque sea una simple rutina para ellos o parte de un protocolo, se te amenaza de la peor manera: "Bajo tu responsabilidad lo que pueda sucederle a tu hijo" y claro ante eso las madres temblamos: " si doctor, lo que usted diga doctor" No están acostumbrados a que la gente cuestione su "Saber" , que se les haga preguntas, que seas tu quien asumes la responsabilidad sobre tu salud y la de los miembros de tu familia.....¿Qué temen?

Tantas veces desde que soy madre me han intentado atemorizar, diciendo el peligro que corría la vida de mis hijos, primero por nacer en casa, luego por no vacunarles, más adelante por no darles papillas industriales, por no medicarles por cualquier vanalidad....que a veces cuando los miro y pienso que en su vida han tenido que tomar un medicamento y verles crecer tan sanos y fuertes...me parece que es el "Milagro de la Vida". Me confirma que sólo es necesario confiar un poquito y dejar hacer a la naturaleza....y entonces veo claro el poder tan impresionante que tienen los medios de comunicación, los laboratorios farmaceúticos, los intereses económicos de unos cuantos que nos hacen creer que necesitamos tantas

Volviendo al tema del embarazo, hay una viñeta de Francesco Tonnucci que ilustra muy bien lo que sentimos muchas mujeres cada vez que vamos a una revisión .He aquí...





Afortunadamente ya es mi cuarto embarazo y para mi estas revisiones no significan nada más que un mero trámite para confirmar que todo transcurre bien, y que llegado el momento si no hay nada que lo impida mi bebé podrá nacer libremente, en su casa y rodeado del calor de su familia.

9 comentarios:

Maria dijo...

Los médicos son unos hipocondríacos (lo digo con conocimiento de causa) que sólo ven lo malo, aunque ésto último sea lo menos frecuente.

Muy buena la viñeta. Tanta "charlinga" para que luego resulte que está todo normal.

1beso.

paloma dijo...

En esto de los embarazos y partos, tal como dice Laura Gutman: todo está impregnado del pensamiento funcional, por lo que el personal tiene un único objetivo, que es el de sacar un bebé relativamente sano. No importa cómo, ni con qué costes emocionales. A partir de ese pensamiento se establecen una serie de rutinas, que como tales han perdido su sentido original, el objetivo específico para lo cual pueden ser necesarias algunas intervenciones. La banalización y generalización de estas prácticas han crecido en detrimento del cuerpo y las emociones de la madre.
¿No era Voltaire el que decía eso de que la salud era algo demasiado valioso como para dejarlo en manos de los médicos? Ya lo confirmaré..
No obstante, hasta en la medicina hay gente valiosa y estupenda. La situación actual de la obstetricia o de la medicina en general, es más bien un reflejo más del mundo que vivimos. He dicho..
Un beso.

Maria dijo...

Sí era Voltaire. Qué gracia, justo ayer leí esa frase y me pareció que habría que ponerla en letra bien visible en las consultas médicas.

malvina dijo...

A mi hoy me tocò mi primera eco,la escena era para filmarla,no me deja de sorprender la poca educaciòn y la falta de respeto hacia los pacientes.Mientras la Doc me hacia la eco miraba en direcciòn contraria para comentar con una enfermera que entraba y que salìa del consultorio lo poco profesional que era fulanito,que dime tù...a mi no me la hace otra vez....ya veràs cuando lo transladen...blablabla....a todas estas yo con los ojos que se me salian de la cara porque el monitor estaba hacia ella y no podìa ver nada,despues de media hora me mirò y me hizo el inventario:dos piernas,dos brazos,aquì el cordon jajaja te juro que me rio porque sino lloro,ademàs de que no se me va a olvidar nunca la cara de mi hijo y de mi compañero viendo al nuevo garbanzo,que por cierto se tiraba como en tobogan jajaj maravilloso!!!!
Un abrazo.

paloma dijo...

Jo que bien, me alegro mucho de que tu garbancito esté fenomenal. Un besito a los cuatroooooo.

Maria dijo...

Malvina. No sabía que estabas embarazada. Felicidades. Qué bien.

paloma dijo...

Para hacer honor a la verdad, he de decir, que ayer fuí a una revisión y la médico que me atendió era amable, dulce, no tenía prisas..Le comenté que no me iba a hacer el test de O´Sullivan y respetando absolutamente mi postura me explicó la suya....Me quedé alucinada, pues en realidad cuesta tan poco tener una actitud humana....pero son tan escasos que cuando te encuentras con una profesional así..no das crédito.

malvina dijo...

Si es asì,cuando fui a urgencias por el sangrado me atendiò creo que la virgen Marìa jajaj!!!y es eso,llega un punto en que te acostumbras al mal trato que cuando te consigues a alguien amable te aprece un milagro.
Gracias Maria,se me habìa olvidado darte la noticia,perdon!!!
Abrazos.

Jime... dijo...

Uffff... cuantos sentimientos encontrados en este post... Primero decirte que totalmente de acuerdo, tengo una hija de 6años que nació por cesarea (que fue todo un tema emocional para mi) lo que me llevó a cuestionarme muchas cosas y hacerme cargo de mi vida toda, porque si ya me habia confiado en los que sabian y así me iba, con confiar en mi no perdia nada :) Digo, no la iba a pasar peor, seguro que no.

Así que con el tiempo y superando el trauma de no querer tener mas hijos, encargamos a su hermanito como regalo de la vida para Eliana, un compañero, un tío para los hijos de Eli y viceversa...

Así que cuando anido Ezequiel, busqué y busqué y al final nació en casa de la partera, y así es:Se siente un poder, una libertad, un conocimiento de una misma... estoy emocionada porque siento que es algo que una no debe perderse y me alegra infinitamente tus experiencias con tus partos, me alegra, y me alegra muchisimo!

Y lo otro que me genera contrario a lo anterior es el recordar como estan las cosas, como está tan deshumanizado el asunto...

Este viernes estoy haciendo un seminario con Raquel Schallman que fue mi partera y con la que quiero seguir creciendo y conociendo, así que me voy muy feliz de haber pasado por acá y conocido esta parte de tu vida que también comparto, además de la mirada sobre la crianza de los hijos con la que me siento identificada...

Un abrazo! Felicidades por el nuevo integrante! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...