21 de julio de 2007

AMBIENTE ADECUADO PARA NIÑOS ENTRE TRES Y SIETE AÑOS






El otro día publiqué una entrada en la que hablaba de las necesidades auténticas de mis hijos. Ahora veremos un ejemplo de lo que puede ser un "ambiente adecuado" para niños entre tres y siete años del centro educativo Pestalozzi.


Mauricio y Rebeca Wild consideran un ambiente preparado: un ambiente carente de peligros y/o exigencias o expectativas, acordes a las necesidades y a los progresos de desarrollo de los niños. Es preciso también brindar seguridad afectiva que no implique interferencia en su interacción y satisfacción de sus necesidades auténticas y experiencias sensorio-motrices.



En estas edades el organismo del niño necesita primordialmente de afecto, cariño y autonomía motriz-sensorial, por lo que es preciso que viva e interactúe en un medio que facilite esto. Por otro lado la carencia de este ambiente y experiencias inadecuadas dejarán tras de sí una estela de defectos, deformaciones o debilidades a nivel motriz, sensorial y afectivo de dicho organismo, produciendo dolor intenso e iniciando todo el proceso de producción de endorfinas para su defensa.


Un ambiente preparado para niños de esta edad debe contener elementos naturales y culturales. Amplio espacio para una generosa actividad motriz, enriquecido con instrumentos en los que los niños pueden en forma autónoma ejercitar diversas destrezas motrices. Cajón o montón de arena y mesa de agua no pueden faltar nunca. Además debemos contar con casitas para juegos representativos, y si es posible conejeras, huerta, árboles y espacios para actividades recreativas en grupo.


Los elementos culturales se encuentran en repisas al alcance de los niños. Estos elementos responden esencialmente a las necesidades del desarrollo sensorio-motriz de los niños, así como juegos, música, materiales de pre-lectura y pre-escritura, pre-cálculo (asociación, ordenación de conjuntos, seriación etc...) Se puede enriquecer también con rompecabezas, dominós, legos, muñecas....y todo ello organizado en rincones: sala, cocina, cuarto de limpieza, atriles para pintar, carpinteria, bloques de construcción, casa de muñecas y tienda.


El desarrollo de las estructuras temporales se da en los niños por las rutinas, tales como el cambio de día y noche, las comidas y diversas actividades que se realizan en ciclos rutinarios.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...