28 de octubre de 2007

UN JUEGO CASERO SOBRE LA LÍNEA NUMÉRICA


La línea numérica es la base de muchos juegos de mesa. El objetivo de estos juegos es llegar hasta la meta, partiendo de la salida, y ser el primer en conseguirlo. Las casillas del tablero forman una especie de línea numérica, y vamos avanzando por ellas al compás de los dados. Cuando el dado tiene seis puntos, avanzamos seis casillas y nos colocamos inmediatamente por delante del jugador que avanzó sólo tres. Los niños no sólo aprenden así la relación de correspondencia (cada casilla corresponde a un punto del dado), sino que además aprenden los principios de la línea numérica. Avanzan hacia la meta (que podríamos equiparar con un número concreto de casillas, por ejemplo 50).
Si quieres rizar el rizo, podrías incluso fabricar tu propio juego. Al cortar tiras de papel y hacer filas con ellas para representar los números del 0 al 50, los niños pueden ir viendo como las fichas van subiendo por la línea numérica hacia la meta. Un padre aún más sofisticado puede hasta añadir casillas con mensajes que digan "Retrocede dos espacios", de modo que los niños puedan aprender las relaciones entre sumar y restar en esta calle de doble sentido.
Mientras juegas con ellos, puedes plantearles preguntas como: ¿Quién está más adelantado? ¿Por qué? ¿Y por cuánto de diferencia? De este modo, al jugar a un juego como éste, puedes empezar a considerar el desarrollo de las capacidades numéricas de una manera totalmente diferente.




(Sacado del libro "Einstein nunca memorizó, aprendió jugando")

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...