21 de julio de 2008

CHUCHES (II)

Estas son algunas de las cosas que hacemos en casa, para fomentar en los niños una dieta sana y así mismo evitar todo lo que perjudique su salud y bienestar:
  • Después del periodo de lactancia exclusiva (durante seis u ocho meses) empezamos con la alimentación complementaria. Fruta, cereales (nunca de las papillas industriales, que llevan azúcar), verduras etc...Por lo que, lo más dulce que toman es la frutita, que es el alimento que pueden tomar siempre que quieran entre horas y para merendar.
  • En casa no hay "casi nunca", bollería industrial, chocolate, azúcar refinado, lácteos azucarados etc...(Una ventaja es que ni a mi marido ni a mi nos gusta el dulce)
  • Si los niños van a un cumpleaños y les dan la típica bolsita de chuches....Les invito a que cojan algo "lo menos nocivo" y el resto lo guarda mamá. Claro como tengo tan mala cabeza, al final nunca recuerdo dónde dejé las chuches, je,je,je..
  • Si alguien les ofrece un caramelo o una piruleta por la calle, generalmente me hago un poco la dura y al final les dejo que se la coman, la disfruten y ya está...Sobre todo si hay más niños, hace mucho tiempo que no toman ninguna. Tampoco es cuestión de que sean siempre los "raritos".
  • De vez en cuando les damos algún capricho como por ejemplo un helado, algún chupachus del herbolario que no tienen azúcar, etc...
  • Aunque no toman golosinas, si les compramos (ocasionalmente)"cosillas" que son sustitutos creo yo, algo más sanos y que les encantan, como las pipas, kikos, patatas fritas etc...Y por supuesto los frutos secos que son maravillosos y pienso que también suelen gustar a todos los niños. Se me ocurre también las pasas, los arándanos, frutas secas, orejones....Claro que para críos muy enganchados a las golosinas tal vez no cuele...

Es vital que empiecen cuando más tarde mejor, ya que va a ser imposible evitarles todos los dulces. Yo lo he visto claro por mis hijos, el mayor es el que más tarde probó un caramelo y es el primero que me da las chucherias que le ofrecen, casi con cara de asco. En cambio Micael que al tener dos hermanos mayores probó antes ciertos dulces, le llaman mucho más la atención. El gusto es educable. La fruta muchos niños ni la prueban, y es que aunque ellos se autorregulan (si se lo permitimos), es indispensable que se les ofrezcan productos sanos. Si ponemos una manzana al lado de una bolsa de patatas fritas o un trozo de chocolate, me temo que la pobre manzana iba a tener pocos "novios". Una buena salud es la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos. Son hábitos que aprenden desde chiquititos y les acompañarán toda la vida.Como siempre serán bienvenidas vuestras sugerencias, alternativas a tanta "basura"....

13 comentarios:

Airenita dijo...

Interesante el tema, Paloma, yo estoy un poco perdida en cuanto a eso. No sé bien porque un poco de dulce iba a ser malo,(si alguien sabe que me lo diga) Nunca sé si se refieren a azúcar blanco o azúcar en general, a la miel o a todo lo que es dulce pues lleva azucares como el higo o plátano. Mi niño no probó azucar hasta muy muy tarde y la verdad que se aficionó más cuando se iba destetando, no sé si tiene que ver pero era bien pasados los 5 años. De todas formas diferenciaría claramente entre "comer dulces" y "comer comida basura" (dulce o salada), sea mayonesa con no se sabe que grasas, edulcorantes, colorantes, conservantes, etc. Eso no lo compramos ni lo probamos ni discutimos. Un poco como que no pruebas la lejía para ver si es buena y si hace daño. A mis chicos tanto al grande como al pequeño, les gusta el dulce, por eso siempre hay en casa fruta seca, fruta fresca, a veces un pastel o galletas caseras o algún sorbete natural y hecho en casa. Va muy bien congelar los plátanos con piel cuando están ya muy maduros y cuando apetece un batido dulce pelarlos y batirlos con "leche" de avena, pudiendo añadir un poco de canela o vainilla. Con todo eso creo que si hay una adicción a dulces empezar por ofrecer algo sin las E, algo más sano, más natural y luego ir reduciendo la cantidad de dulces poco a poco.
Y fíjate por donde me ha salido un niño que es el primero en decir no a una "invitación indecente": a una fiesta en MacDonald, a un chupachup sin azucar que tan generosamente regalan en cualquier farmacia, decir no a los dulces que le ofrecen por allí como premio, a la bollería industrial, a los zumos industriales y con edulcorantes que tanta confianza le dan a la abuela... En las herboristerías y en una pastelería alemana que tenemos fichada sí que pide a veces un dulcito especial pero ese se lo compramos con gusto. Y adora la fruta, los dátiles, las pasitas... En mi caso tengo que vigilar otro aspecto de eso de ser "el rarillo". Un día de estos ví que se ponía a discutir con chicos en la plaza y cuando me acerque me dijo que gritaba porque "insistían en que comiera esa basura". Se trataba de papas fritas que le ofrecían (porque la madre les mandaba una y otra vez). Por lo visto les dijo que "no, gracias" y seguían y seguían y que eran buenas y que eran de tal marca y que eran no sé que y el pobre por fin dijo que era basura y estaban fritas con grasas hidrogenadas) Tuve que explicarle que a la gente no se le dice que lo que tanto le gusta es realmente basura. Un tema difícil de entender para un niño que no es hipócrita.

besos

paloma dijo...

Airenita si quieres puedes mirar la entrada "Sugar Blues" del blog "El dedo en la llaga" http://www.eldedoenlallaga.com/
Yo aún no he tenido la oportunidad de leerlo pero me han comentado que no tiene desperdicio. Como siempre me dejas alucinada con lo que cuentas de tu hijo. Creo que todos los niños son "divinos" y no me gusta eso de etiquetar a los críos de especiales, índigos etc..pero en el caso de Axel a veces me siento tentada a hacer una excepción. Miraré lo de las grasas hidrogenadas pues yo para eso soy más flexible y seguro que es por desinformación y porque mi niño grande...es capaz de meterse en el cuerpo cualquier cosa, ja,ja...Que lucha!!!!

Mar dijo...

Hace unos días que pensaba en escribir una entrada sobre alimentación y más concretamente el azúcar. En casa seguimos una alimentación sana, equilibrada y practicamente biológica. Reconozco que a veces puedo parecer enfermiza con el tema. De cucherías nada de nada salvo alguna piruleta de herbolario y a partir de los 2 años (que apenas se termina). El otro día le ofrecieron una regaliz, antes de comerla nos pidió permisó. Se la zampó visto y no visto... No terminaría con la de motes que tenemos en el pueblo: los algas, niño burbuja... una vez alguien me dijo: "pobre niño, no toma caramelos, a ver si te castiga Dios y se vuelve diabético". En fin.

MartaSada dijo...

Buenísimo tema y estupendos comentarios!
Otro de los temazos en los que me parece que lo primero es analizar y "corregir" un poco, nuestra propia relación con los alimentos, antes de pensar en los hábitos que queremos para nuestros pequeños? Yo creo que sí, que el tener niños es una oportunidad única para "reajustar" hábitos. Yo, personalmente no soy nada chuchera, es más, en general, me suelen dar asquillo incluso los olores, y he tenido la suerte que mis niños tampoco lo son. Les gustan, como dice Paloma, las patatas fritas (pero mejor las de plato, jeje), los gusanitos, y las palomitas de maíz.
Otro tema es el azúcar... buf, ahí reconozco que en Hadri, tenemos un pequeño adicto, se lo tengo que esconder, y además debe ser del moreno. Se lo come a cucharadas, y si empieza no para...
En general, sí es cierto que lo importante son los hábitos, y esos hay que currarselos, no queda otra. Gracias por los enlaces!!

paloma dijo...

Mar yo tampoco entiendo el interés que suele tener todo el mundo en que coman caramelos o bollitos. A mi me sucede también con la televisión, cada vez que vamos a casa de un familiar lo primero que hacen es ponerles la tele...pobres niños!!!! Lo paradójico es que normalmente yo estoy sola con los cuatro y me las apaño para pasar el tiempo con otro tipo de actividades, pero luego vas a comer a casa de los tíos, hay un montón de adultos para atenderlos y es necesario ponerles la tele. ¿Para quitárselos de encima? ¿No conciben otra manera? Yo no entiendo nada de nada y encima sucede lo que tu comentas que quedas como una histérica.
Creo que me he ido por las ramas ¿no?
Me parto de risa con los motes, sobre todo el de "los algas". Respecto al comentario de si Dios te va a castigar, me parece tremendo..Pensaba comentarlo, pero no, obviamente no merece la pena. Un beso.

paloma dijo...

Marta has dado en el clavo. A mi la maternidad me ha ayudado a cambiar muchos hábitos alimenticios que tenía totalmente nocivos. Para mi ha sido alucinante el que mis hijos se críen tan sanos. Pienso que será por todo un poco, pero que una alimentación sana es primordial. Y eso que no es perfecta ni mucho menos, sólo un poco mejor que lo que comen la mayoría de las familias.
Yo también utilizo azúcar moreno y tengo dudas pues hay quién me ha dicho que tampoco es saludable. Si alguien sabe algo..
Tienes razón en lo de los comentarios. Gracias a todas las que participáis. Aquí queda, por si alguién lo necesita. Es lo que más me gusta de Internet, el que sea gratuito, el intercambio de información, el compartir. Lo que menos me gusta es el tiempo que te roba y en algunas ocasiones el tiempo que les robamos a los nuestros.
Un beso Marta.

Marcela Piazza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Airenita dijo...

Gracias por el enlace, cuando pueda me pongo a bucear por allí. a ver si por fin entiendo eso. A mí el ladrón de horas me las roba de sueño, pues os leo de noche.
De día es más bien difícil: si no quiero que Axel se enganche a esta maquinita la tengo que tener apagada la mayor parte de tiempo.
Y lo de los niños Paloma, de verdad que creo que todos son mágicos y especiales, "divinos" como dices. Siempre el cesped del vecino parece más verde, ;-))) El mío es un niño bastante absorbente (difícil, dicen algunos)pero sí con una sabiduría impresionante e increíblemente complaciente. Creo que se debe a la confianza que nos tiene, y también a su memoria y concentración. Nunca le he visto "distraído" (en el sentido de "desorganizado", sabe concentrarse muy bien). Eso seguro que tiene que ver con el tipo de crianza y educación, los padres somos todo lo contrario (a mi pesar ;-()
Sobre las grasas parcialmente hidrogenadas buscaré algo de lo que guardé en su momento, es un tema importante, diría que más urgente y vital que el azúcar mismo. Besos a todas.

Airenita dijo...

Ya lo leí. Y me acuerdo de haberlo leído antes, pero no me quedaron claras las cosas de todos modos (¿azucar morena, miel, platano, arroz, pasta, pan? etc). Voy a buscar el libro mejor. ¡Y sí que es para horrorizarse! Dentro de todo creo que no vamos tan mal. Por suerte Axel colabora. Se toma muy en serio sus celulas (y las nuestras ;-)).

Mar dijo...

Yo uso azúcar moreno del húmedo, miel de la buena buena y melaza de arroz. Os la recomiendo: endulza y es bien rica.
Terrible lo de la tele. A mi me pasa igual: el otro día en casa de sus primos le pusieron "la ruleta de la suerte o de la fortuna" que se yo, un programa de adivinar frases. Cuando entré y mi sobrino (que tiene 14 años )me vió la cara me dijo: "no pasa nada Mar, así aprende las letras". Me dio la risa. Aix nos vamos por las ramas...Un beso

XaManZ¨ dijo...

Nosotros como azucar usamos miel de ágave y Stevia, el ágave es un cactus que tiene fructosa natural, endulza con muy poco, no deja sabor. La stevia es un arbolito, se puede encontrar por internet también se vende de forma líquida y en polvo, tiene muchisimas buenas propiedades, la hoja molida deja un sabor especial, a hierba, a mi me encanta en los yogures.
Ays lo de la tele. Es un atrapa niños, nosotros veíamos ´DVDs solamente, y una cada mucho tiempo, hace años que no vemos tele en sí. Pero aún así, el día que ZoË veía una con nosotros no había manera de sacarla de delante y se acordaba de ella durante días así que la hemos sacado del todo.
Lo de ser raros... (que risa tu com. Mar :)) Siempre nos han tachado de raros así que nos resbala bastante y hasta nos lo tomamos un alago ;). Siempre vamos a 'contra corriente' así que para Zoë no creo que le afecte. Es su vida, son sus padres, cada familia tiene lo suyo y es diferente, ella tiene la suerte de poder hablar, opinar, elegir, decidir, ...

Turca dijo...

Mi pequeño aporte en cuanto a los azúcares es que por lo que sé el azúcar moreno es lo mismo que el blanco pero con colorantes. Yo particularmente, uso miel casera y si puedo orgánica que es más difícil de conseguir y azúcar integral, que no tiene absolutamente ningún componente químico. También stevia, sólo que para algunos paladares es muy difícil de asimilar porque modifica bastante el sabor de lo que endulza.
Con estas opciones más 'naturales', por lo menos acá en Argentina, tenemos el inconveniente de que a veces resulta innaccesible por la diferencia de precios. Hace mucho que no compro azúcar blanca, pero para que tengan una idea, la relación con el azúcar integral es de 1 a 3 más o menos... una barbaridad... Con la miel pasa diferente. Yo vivo en una zona semirural por lo que conseguir ciertos productos 'naturales' es más accesible. Por ejemplo un pollo que acá llamamos 'de campo' porque es alimentado a maíz y se lo deja andar naturalmente como la vida de cualquier animal lo requiere (a diferencia de los de criadero que los tienen encerrados con luz y alimento permanente para que crezcan rápido y así matarlos y venderlos cuanto antes), cuesta lo mismo que un pollo congelado y de dudoso origen en el supermercado. Lo mismo pasa con la miel. Por acá se puede conseguir un kg. de miel casera (sin conservantes ni aditivos agregados), al mismo precio que un cuarto de kilo en el supermercado de esa miel que está siempre líquida porque tiene un alto porcentaje de aditivos y conservantes agregados.
Este blog es un lujo!
Besossssssss.

Desde mi cordillera de los andes dijo...

Mi querida paloma , yo y mi marido estudiamos quimicas , sabemos en general los venenoso del azucar y colorantes .El tema que me molesta , son las abuelas , le explico que no quiero habituar a mis niños a los dulces , y me dicen : si mijita . pero me doy vuelta y tienen la caja de caramelos comprados , se lo muestran a mis hijos y ellos se vuelven locos , imaginate la mayor solo tiene 3 años , y me da pavor que a esa edad le salgan caries .
ahora , que le explique que no voy a enviar mis hijos a la escuela , le preguntan a mi niña ¿ y cuando va a ir a la escuela??...la verdad cuando leo a laura gutman y me dice que es importante apoyarse en las abuelas porque son mas sabias ...por lo menos mi circulo deja harto que desear , sumale lo fans de novela brasileña o mexicana la TV es crucial en sus vidas. Yo cada vez evito prender la tv en casa , pero cada vez que van donde la abuela se la prenden . me siento muy a fin contigo , pero mi circulo es bastante mediocre y no me apoya . aunque argumente , lo peor no puedo cortar lazos, pero los malos habitos son más fuertes que la cordura
abrazos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...