2 de septiembre de 2008

CLASES EXTRA ESCOLARES

Si no lo cuento reviento....
Los niños mayores, el año pasado ya me pidieron ir a clases extra escolares. Pensé que iba a ser demasiado lío con el bebé recién nacido y decidimos posponer todo para este nuevo curso escolar, excepto clases de equitación para Salvador.
En estos días empezamos a mirar toda la oferta que hay en nuestro pueblo...hay gran variedad de actividades, los niños se sienten interesados por casi todo....Pensamos que la natación puede estar bien. Ellos han aprendido a nadar, totalmente solos a la edad de cuatro años. Nadan como peces, se tiran de cabeza, disfrutan en el agua, van perfeccionando el estilo fijándose en los demás niños, en nosotros, el socorrista etc..sin problemas.
Hoy voy a la piscina cubierta a informarme sobre las clases de natación para niños. Ellos irían en el grupo de 6 a 16, aunque Gabriel solo tiene 5, pero como sabe nadar bien, no han puesto pegas.
Hablo con el profesor y le digo que voy a llevar a dos niños y deseo saber como son las clases. Le pregunto si son lúdicas y me responde severamente que NO, y con una cara como si le hubiese insultado. "No, no, lúdico no, esto es algo serio"
Le digo que para mi lo lúdico es muy serio. Que lo que yo busco es que conozcan niños, jueguen y lo pasen bien.
Me responde que para eso está el colegio. Yo le digo que en el colegio no tienen mucho tiempo de jugar ni de socializar, exceptuando la media hora de recreo.
Y me responde: Pues claro, eso está bien para los niños pequeños pero !!!!!a estas edades!!!!!
Le recuerdo que solo tienen cinco y siete y me abstengo de comentarle que pasan todo el día jugando pues entonces entraríamos en otro debate.
Al final me reconoce que los pobres están tan cansados, después de toda la jornada que a él también le da pena y le gustaría poderle dedicar un ratito al juego, pero que los padres no están dispuestos a perder de ese modo su tiempo y su dinero. Que lo que quieren es que sus hijos aprendan, puedan competir, perfeccionen sus estilos, etc...
Termino inscribiendo a los niños para no perder la plaza, pero le advierto que les voy a comentar a mis hijos que opinan.
El cree que es algo que debo decidir yo, ya que los niños ya se sabe....
Yo le vuelvo a responder que es "su actividad" por lo que la decisión la deberán tomar ellos.
Absorto, retoma su serio trabajo y se despide de mí, como si acabase de conocer a una "alienigena" que por otra parte es como me suelo sentir cada vez que me sumerjo en el mundanal ruido......
Al llegar a casa les comento a mis niños el plan y "se lo van a pensar"

12 comentarios:

Lau dijo...

Lo más triste es que ésa es la actitud habitual :(((

Jime... dijo...

ay, ay, ay... como ya sabes, Eli va a la escuela (su escuela es doble escolaridad, pero ella solo va medio turno a la mañana)... me resulta ya demasiado tener el compromiso y el horario de ir toooodos los dias a la escuela, y por eso, decidi que no iria a clases extraescolares hasta que fuese mas grande y pudiese decidir ella o que quizas ella misma lo pidiera (este junio cumplio 7años). Hasta ahora no pidió nada de eso... Conversando con Alejandro, le planteba que si la sacamos de la escuela, una buena opcion, quizas seria que hiciera, como decis vos, clases extraescolares... que por lo general son una o dos veces a la semana y duran dos horas mas o menos. Pero, como contas vos acá así son las cosas, estos lugares que podrian ser Mas libres, mas ludicos, mas relajados y etc... no, al final son los mas estructurados :( Yo me plantee natación: le enseñan a nadar, no pueden hacer lo que quieran, deben seguir consignas, etc. Osea, pudiendo estar en contacto con el agua, no: no la pueden disfrutar como ellos quisieran... para mi no vale la pena, así no vale la pena.
otras opciones: idiomas... no, para nosotros no gracias: lo mismo, va por el lado de imponer y no de dejarlos descubrir y menos a la edad de Eli o Salvador que YA tienen 7 años: no hay lugar para niñerias!
Danzas... les imponen que escuchar, que hacer, como moverse: lo importante es que a la niña le salga perfectito el baile, si lo disfruta o no, no importa!
Y en fin, otras cosas mas libres o artisticas: teatro, pintura, ceramica, etc...... NO HAY :( por acá cerca no hay...

Así que en fin, la plaza es la mejor opcion para cuando quieren conocer otros chicos o salir a visitar a familias amigas... por ahora es lo que creo.

Me encantó el final del post: 'lo van a pensar', que bueno!

maite dijo...

es que somos como robots, o como los borricos esos que llevan los trastos (que no me acuerdo del nombre) a los lados de los ojos, para que sólo vean hacía adelante.

Todo lo que salga de lo que hace la mayoría de gente, sorprende, y a algunos, pues les enfurece, porque les quitas el camino marcado y como van a seguir entonces.

Con lo facil que sería estar abierto a todo y a todos...

cristina dijo...

mi experiencia con el tema de la piscina es que NO LES GUSTA, al menos a Ananda. Ha estado yendo desde cuatro meses este año antes del verano, y le reservé la plaza para septiembre, pero ahora no quiere ir. Dice que es aburrido, y que se cansa, y la verdad es que lo único que hacen es ir de arriba abajo de la piscina, nadar 100m. diarios y no pasárselo nada bien. Que se lo piensen, que experimenten y que decidan (que será lo que seguramente hagan). Ananda ha decidido que no quiere más, aunque irá el mes de ocutbre porque ya lo hemos pagado...(o eso pensamos).
Un beso.

Meninheira dijo...

Desgraciadamente vivimos en un mundo tremendamente competitivo, así los niños tienen que ser los mejores: los que más pronto dejen los pañales, los que más pronto aprendan a leer, los que más sepan cualquier gilipollez... El mundo interior se acalla, se mata, pues no existe.

MartaSada dijo...

Ay, Paloma!! aquí andamos exactamente en lo mismo!! hemos estado mirando entre las posibilidades, lo que ellos quieren (aunque son muy pequeños y de momento serán, pruebas, claro), y lo que se nos ofrece, y buf... precisamente lo de "lúdico" es la condición, sobre todo por aquello de que no nos "deshilen" lo que "tejemos", no?. Es complicado, vaya que sí!
Por ahora solo hemos asegurado unas deliciosas clases de pintura con una señora que tiene una tienda-aula, y con la que se llevan de perlas desde hace un par de años, cada vez que salimos de casa, es visita obligada a su tallercito, y siempre les recibe de maravilla. Me asegura que les deja total libertad para hacer lo que quieran, que ella lo único que está es para resolverles "los conflictos a la hora de enfrentarse a la forma", jejeje, me ha hecho gracia esa idea... Besos. ya nos contarás en qué quedaron "esos pensamientos", jeje...

marcela dijo...

qué fuerte, pero como dice Lau, lo más triste es que es lo normal...
ahora queda en ellos la decisión.Yo competía en natación y en varios deportes, y la verdad es que me gustaba, cuando quise dejar tal o cual actividad extraescolar mis padres no me dijeron nada...
decisan lo que decisan tienen a sus padres apoyándolos y es lo importante, no?
un beso

XaManZ¨ dijo...

uff... Como te entiendo bonita... Parece mentira vivir rodeados de personas que no quieren ver, escuchar,... tan solo siguen lo que se les dicta, 'lo correcto', 'lo que hace todo el mundo', que triste...
besos y ánimos!

Mar dijo...

En fin...suerte que ellos deciden y prefieren pensarlo. Vivimos en un mundo de locos. Un beso

Marvan dijo...

Aquí pasa lo mismo, pero yo tengo unos hijos que se apuntan a TODO y no se piensan nada. Saltan a se meten a la primera propuesta. Y debo decir que luego no se quejan, les encanta. Van a boy Scouts, música, circo, plástica.... Este año el peque quiere hacer también piscina y atletismo y me pasa lo mismo que a tí. Para atletismo yo había pensado en correr un poco y hacer saltos los domingos por la mañana o los sábados. Pero qué va, "entrenan" 3 dias a la semana. Por dios, 3 dias, deben de estar ya preparandose para las olympiadas del 2020. No sé, miraré si encuentro algo más "light" y sino, pues a correr y saltar en el parque, ya les pondré una meta y me compraré un cronómetro.

Airenita dijo...

Paloma, nosotros estamos desde el año pasado con la misma historia. Nos hablaron de una chica que daba clases de natación a niños "bien" y fuimos a verlo... y Axel se asustó y nosotros no menos. Era como una gran guardería en el agua, metidos todos a la vez esperando agarraditos al borde hasta llamar atención de alguien quien se pudiera ocupar de ellos y hacerles algun caso. y cuando uno se divertía con el compañero se oía un silvido de atención que no veas. Tenían prohibido hasta hablar y reír.
Pero no vengo a desanimar, al contrario. He pensado que una buena forma de extraescolares sería buscar pequeño grupito de gente que esté en la misma linea y contratar un profesor particular. Recuerdo leer sobre experiencias de actividades para las familias en sus casas. Por ejemplo clases de yoga o pintura en tu casa con un grupo de amigos niños y adultos juntos una vez por semana por ejemplo.
Nosotros estamos ahora buscando a alguien para venir a casa a jugar con nosotros usando los instrumentos ("clases de música" sin clases y musicalidad a ritmo y deseo del alumno)y es muy difícil. Nadie entiende cual es exactamente el trabajo y como debe "rendir cuantas". Nuestro objetivo es simplemente darle oportunidades a Axel a desarrollar su oído y talento musical (no tengo duda alguna de tener un talento musical en casa ;-))) de forma libre y sobre todo sin presión de ninguna clase. Buscamos a alguien quien ama la música y quiere compartirlo. Nuestros conocimientos musicales pronto se quedarán cortos. Seguimos buscando, esperanzados aunque cada día menos:(
Los deportes se podría enfocar con más facilidad para hacerlo en grupo. Creo que el enfoque tradicional (como lo describes) más que beneficios puede traer problemas. Si yo me siento marciana con mi edad como se va a sentir un chiquillo entre tanto "normalizado".

amigos homeschoolers dijo...

Yop os puedo contar mi experiencia personal con las clases de natación: UN COÑAZO...
Es aburridísimo, te obligan a estar en fila, opelándote de frío (estás mojado) sin armar mucho lío y te dicen "dos piscinas de braza" y ala, a hacer dos pi9scinas de braza, sales del agua, tiritando, y cuando por fín estás sequita y bien, ala, ahora dos de mariposa, y así todo el rato, y solo te dejan jugar libremente lso 5 últimos minutos. Para mí era un rollo, y recuerdo haberme escondido con una amiga en los vestuarios para no ir...
Parece que hay gente a quien si le gusta, pero a mí no me aportó mucho. Se nadar en 4 estilos, sí, pero no se, hubiera preferido hacer otra cosas esos tres años en que mi madre me obligó a ir. Es una decisión muy personal, y la tendrán que tomar los niños. En algunos centros de extraescolares permiten que los niños vayan un par de días para que vean si les gusta o no antes de inscribirse y empezar a pagar, eso estaría bien.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...