29 de noviembre de 2008

A DEMANDA

Hace algo mas de ocho años que me convertí en madre y madre lactante. Durante aquel primer embarazo, tuve tiempo de estudiar la teoría, que me resultó tremendamente sencilla, ya que tan solo había un secreto para que la lactancia fuera un éxito: "El pecho se da a demanda". Parece lo mas fácil del mundo, pero solo en apariencia, ya que la realidad es que la lactancia materna ,suele fracasar en nuestra sociedad occidental ya que precisamente lo "único" que hay que hacer, es confiar en un pequeño ser recién nacido...que sabe lo que necesita (los brazos, el calor y la leche de su madre básicamente)y cuándo y con que frecuencia. Por lo tanto la dificultad debe residir en el confiar ¿no?
Yo aplicaba esa teoría aprendida mediante los libros, (ya que como la mayoría de las mujeres de mi generación jamás había visto amamantar en vivo y en directo y además nuestras madres vivieron tiempos difíciles, mucha cuna, mucho biberón, poco contacto..) y le daba a mi pequeño Salvador el pecho a demanda, pero....!había un pero!....miraba constantemente el reloj y medía el tiempo que el niño permanecía en cada pecho y contaba las veces que se despertaba cada noche y consultaba de nuevo en los libros(para saber si era normal o no) y le pesaba religiosamente y me influían los comentarios de la pediatra, de la vecina o de la suegra. La mía era una actitud controladora, ciertamente tenía fe...pero era tan débil que necesitaba constantemente pruebas para sustentarse.
Que distinto es ahora....,que ni se me pasa por la cabeza pesar o medir a Samuel ¿para qué? Ni pierdo mi precioso tiempo en llevarle al pediatra para una revisión rutinaria porque "le toca". No me dice nada una cifra escrita o el juicio de un desconocido, solo le miro a él. No cuento las veces que se despierta por la noche, (aunque me sigue irritando que no me dejen dormir... las cosas como son), pero ahora se que hay noches mejores, otras peores, y también estoy segura de que algún día dormirá como un lirón. No me preocupa que haya días que solo quiera mamar, él sabrá...si soy sincera ni reparo en la frecuencia de las tomas. Ahora la presión exterior sencillamente ha desaparecido, se ha esfumado, pues no hay ninguna rendija por la que pueda colarse.
Una madre...un bebé....juntos...ella solo tiene que escucharle y tiene la seguridad de que todo va a ir bien y todo va bien.
Con el aprendizaje intelectual sucede lo mismo: lo ideal es que sea a demanda. Generalmente no es así (pensemos en la escuela), y a pesar de ello muchos sobreviven y siguen teniendo amor por el conocimiento toda la vida, de la misma manera que en algunas ocasiones la lactancia materna con horarios, funciona. Siento sinceramente que esto es verdadero, que de este modo, limitándote a servir a las necesidades de los niños es imposible equivocarse, adelantarse o no llegar, desapareciendo la presión y las expectativas.Pero en la praxis, todavía tengo una actitud controladora y me acuesto muchísimo mas contenta el día que se ha aprovechado según mis expectativas, que he podido examinar y constatar que hay un progreso, algo a lo que aferrarme, una prueba de que esto funciona o mas bien de que esto puede funcionar. Y digo que no me preocupa lo que sepan, sino su felicidad, su equilibrio, su inteligencia emocional...y se me llena la boca..pero en cuánto se descuidan ya estoy: ¿Habéis visto que cartelito tan mono?¿y que pondrá? A ver..a ver...Y claro que me preocupa el peso de conocimientos que tienen, y no puedo evitar las comparaciones (vamos como me entere de que el vecinito, que tiene dos años menos que mi hijo y ni le dieron teta ni na, ya lee!! y "mi niño" con lo listo que es, todavía anda peleándose con las letras...ya me han amargado el día), de la misma manera que cuando Salvador era un bebé no podía evitar comparar disimuladamente (pues se suponía que no me importaba) si el vecino de marras (el del biberón) estaba mas gordito o ya sabía gatear y decir papá.
!! Es lo mismo!!! y soy consciente, pero como soy una alumna tan lentaaaa... necesitaré tiempo (espero que no demasiado) para dejar de mirar el reloj y al vecino, para no ser tan directiva, para tener la absoluta seguridad de que todo va bien, de que los niños aprenden siempre y a cada momento...cuándo juegan, cuando no hacen nada, cuando miran un libro y cuando miran al cielo. Que hay días en los que demandarán aprender mucho y días en los que no. Que son ellos los únicos que saben lo que necesitan, el modo, el cuánto, el cuándo, la intensidad, la manera. Y por supuesto que la presión externa me sigue afectando, el juicio de los "expertos", los artículos que salen en los periódicos o la opinión de cualquiera, que se cruza en nuestro camino, un lunes en horario escolar, pero es mi actitud interna y a veces inconsciente de inseguridad, de miedo, de duda, la que lo permite.
Una familia....unos niños, un ambiente adecuado y poco mas, son necesarios para que todo vaya bien...y por supuesto la fe en que todo va a ir bien...

20 comentarios:

MartaSada dijo...

Ay....Paloma, siempre consigues poner voz a tantos sentimientos que me andan por ahí!! gracias, sobre todo por el esfuerzo que tiene que suponerte en esas noches ingratas, jeje!
Yo tampoco había visto nunca amamantar a un niño, antes de ser madre, es increíble, verdad? lo que nos hemos adulterado!! (y sí, es cierto que a nuestras madres ya no solo las anularon como tales, es que encima les vendieron la moto de la modernidad arrancándoles de cuajo el instinto, y de paso, el norte... todo en aras de la modernidad, y la independencia de la mujer, ffff).
Otra confesión, jejeje, jamás he sabido lo que miden ni pesan mi hijos, jajaja, es más, lo de comprarles calzado es un esfuerzo mental, porque cuándo me preguntan el número que calzan, tengo que quitarles el zapato que lleven puesto y mirar porque nunca me acuerdo, jajaja, para estupefacción de la dependienta, jejeje.
Y en cuestión de dudas...fff, que te voy a contar!!! a veces estoy tan perdida, y la peña en general se empeña tanto en hacérmelo ver (ya sabes la obsesión de la gente es el método, cuántas horas, qué saben, que no.... como flaquees, enseguida te hacen tambalear)... y sí, menos mal que están ellos para llenarnos la vida de "dinosaurios" jejeje. Un abrazo fuerte!!

cristina dijo...

Paloma, lo estás haciendo muy bien. Tienes 4 hijos preciosos, felices, tranquilos y sabios. Ellos son los que pautan que y cuando tienen que aprender, y nosotros solo tenemos que estar ahi para cuando lo demanden. No mires al hijo del vecino ¡que tienes mucho valor y mucha fuerza! Sigue teniendo fé. Un beso fuerte

Mariana dijo...

Pues... me encanta tu blog!
Cuánto al gusto de aprender, cuento una anécdota: cuando yo era niña, mis padres, cuando no querían que los niños comprendieran lo que decían, hablaban inglés. Por supuesto, cuando tuve oportunidad de aprender inglés me puse a estudiar con muchísimas ganas!

vilmati dijo...

El hecho de que los chicos vayan a la escuela, les da a los padres una falsa seguridad de la que se aferran, y les sirve como una justificación socialmente aceptada que los hace desentenderse de el proceso de aprendizaje y los conocimientos que sus hijos van adquiriendo. Esa seguridad falsa les llega a los chicos también, cuando creen que por haber sacado una nota alta realmente saben los temas, que facilmente olvidan al poco tiempo.
Se aprende solo aquello que interesa. La motivación es personal, única y muchas veces inalcanzable desde el afuera.
Debemos propiciar el juego, la escucha el amor...Y SI O SI CONFIAR!

vilmati dijo...

Hola Paloma, este en realidad no es un comentario sinó una invitación al nuevo blog que abrimos con Jime (de unamasunotres.blogspot) que se llama
educoymehagocargo.blogspot en el que vamos a escribir sobre temas relacionados con la educación de nuestros hijos de una manera alternativa a la tradicional.
Quería mandarte un correo pero no encontre tu dirección.
Te esperamos! :)

natalia dijo...

Paloma, nos empeñamos en que aprendan todo o todo lo que nos parece importante, ¿existe alguien dotado para tal fin? Yo creo que cada ser desarrollará con genialidad aquella parte de su ser que tenga que desarrollar, la que su alma le pida a gritos y no otra, de lo contrario tendremos seres infelices, profundamente insatisfechos. Si estamos atentos a la actividad que desarrollan a diario, a sus gustos, sus preferencias, podemos ver claramente cuáles son sus verdaderos impulsos o necesidades, otra cosa es que nos guste o no lo que vemos. A veces nos empeñamos tanto en cómo hacer para que estudien o hagan lo que queremos que nos alejamos de nuestro deseo de acompañar, nuestros ojos están mirando para otro lado, y no podemos estar en dos sitios a la vez, ¿no? El tiempo apacigua nuestras almas, no te juzgues duramente, tienes una familia fantástica.

Carolina dijo...

Completamente de acuerdo en lo de la lactancia a demanda.
Yo sí llevo a mis hijos al pediatra, pero en seguida se me olvida lo que pesan y miden. La gente me pregunta, y no tengo ni idea.
Con respecto a lo de que los niños siempre saben qué, cuánto y cómo necesitan aprender... no sé, no sé.
Si yo les dejara a mis hijos a sus anchas, se alimentarían de galletas, pizza y caramelos.
Yo creo que al igual que necesitan instrucción, directrices y organización en el campo de la alimentación, lo necesitan en todo lo demás. Ellos saben más que nosotros sobre algunas cosas, y nosotros sabemos más que ellos en muchas otras.
Hay que tratar de averiguar de qué manera aprenden mejor, pero creo que nosotros somos quienes hemos de llevar la pauta.
Cuanto le agradezo a mi madre que me enseñara a leer a los 4 años. Cuando tenía 6 -el verano de primero a segundo- me pasé 4 meses en la cama, con una hepatitis gordísima. Era 1971, y no teníamos tele, ni -obviamente- nintendos, juegos de vídeo y demás. Gracias a que yo ya sabía leer sola -porque mi madre se había empeñado 2 años antes- pude sobrevivir ese verano. Leyendo y dibujando en la cama.

Un abrazo muy fuerte. Eres toda una madraza.

ivana dijo...

hola familia, hola paloma, qué genial tus comentarios, pones mis sentimientos en blanco...lo de la lactancia es tremendo...yo siento ese sentimento de perdida y aun estoy en "conflicto" con mi madre por eso! lo de la escuela en casa, ellos son muy inteligentes...creo que hay q fomentar la curiosidad y el amor por la investigación, los profesionales sabemos de sobra que solo te enseñan maneras...maneras de estudiar, maneras de buscar que debemos perfeccionar y encontrar nuestra receta para ser felices!! ánimo y adelante siempre con una sonrisa, que se contagia.

Lola dijo...

Paloma, eres un ejemplo a seguir para todas las que criamos a nuestros hijos y tus entradas son siempre muy inspiradoras.
Una muestra del gran respeto que sientes hacia tus hijos es lo que estás haciendo.
Un saludo,
lola

amigos homeschoolers dijo...

¿Qué añadir?
Un beso

Mar dijo...

Me dejas sin palabras. Como siempre. Un beso

paloma dijo...

Hola Marta: es normal que tengamos dudas, estamos tan solas en esto...y eso que parece que la cosa se va animando. Pero fíjate que diferente es en las familias que tienen niños mas mayores, como Azu, empiezan a recoger frutos, se relajan y también los amigos y familiares al ver que bien están los chavales.
Yo desde muy pequeña había oído decir a mi madre que ella no había tenido leche para amamantarnos y eso le resultaba doloroso. Yo siempre me preguntaba el porqué las mujeres no podían amamantar a sus hijos..y cada vez que tenía oportunidad se lo preguntaba a los "expertos" y nadie me sabía responder...Es curioso, pero me sentía como el niño de "El principito" cuando enseñaba sus dibujos y ningún adulto era capaz de ver que su obra de arte representaba una serpiente boa que digería un elefante...Hasta que un día alguién me explicó y comprendí que todas las mujeres, podíamos criar a nuestros hijos. Afortunadamente ese "encuentro casual" sucedió antes de estar embarazada...
Mi madre me ha acompañado en la lactancia de todos mis niños y soy consciente del dolor que ha supuesto para ella el ver que era tan sencillo.....además y para colmo un hermano mío, su primer hijo murió siendo un bebé de cuatro meses y siempre dice que si le hubiese estado amamantando no habría sucedido, no sabemos.... pero me muero de pena por ella...
Un beso.

paloma dijo...

Gracias por tus palabras Cristina, por supuesto que tengo fe...aunque a veces las fuerzas flaqueen, es normal, pero soy una persona muy tenaz...mi marido dice que soy cabezota..que es bien distinto, ja,ja..Un beso.

Mariana que buenísimo lo del inglés...En una ocasión leí que lo mejor para que tus hijos se convirtieran en lectores voraces era..que crecieran rodeados de libros, pero que no viesen que teníamos interés en que los leyesen, que más bien fuese "algo prohibido" Nunca lo he intentado, pero estoy segura de que funcionaría, je,je. Un beso.

Vilmati muy ciertas tus palabras. En cuanto pueda miraré tu blog...además creo que Jime está educando en casa ¿no? Un beso y gracias por la visita y tu comentario.

Natalia que razón tienes, como se nota la experiencia de las veteranas eh!!! Hoy mis niños han hecho un taller con Carlos inspirados en lo que hace Rafa con los animales..ya colgaré fotos para que veas que chulos han quedado. Gracias, no me juzgo duramente, solo trato de reflejar en el estado que me encuentro, es la verdad, siento que me queda tanto por aprender...Algún día espero releer estos post, con la sabiduría que seguro he alcanzado,je,je...aunque seguirán quedando cosillas que tendré que trabajarme. El hombre es el eterno estudiante ¿no? Un beso para tí y los tuyos.

paloma dijo...

Carolina voy contigo, tu comentario me ha dado mucho, mucho que pensar.
Hay un experimento que se hizo con niños muy chiquitos, con la alimentación. Durante unos días se les permitió autorregularse, podían comer lo que quisieran y las veces que deseasen, pero claro solo había alimentos sanos y naturales, frutas, verduras, cereales, frutos secos y no se si carne, pescados o lacteos...pero lo que si es seguro es que no tenían acceso ni a golosinas, ni galletas, ni patatas fritas...El resultado es que su alimentación después de ese tiempo era "perfecta" aunque aparentemente podía resultar caótica ya que un día solo se habían alimentado de arroz, al siguiente de tomates etc.. Yo estoy totalmente segura de que si les dejamos ellos comen lo que mejor va a su organismo y lo hacen mejor que ningún nutricionista. Pero igual que con la alimentación no podríamos dejarles "cualquier comida" con lo intelectual tampoco "vale todo". Si tienen acceso a pantallas de tv u ordenador, juguetes electrónicos etc..me imagino que no harían otra cosa. Pienso que nuestra obligación es protegerles de todo ello el mayor tiempo posible, pero si tienen un ambiente adecuado, posibilidad de estar al aire libre , de experimentar y además tienen adultos disponibles que están atentos a sus intereses y dispuestos a ayudarles cuándo lo necesitan y lo solicitan, NO ANTES, sobran las guías...Eso es lo que creo, aunque yo sigo adelantando acontecimientos eh!!
Lo que cuentas de cuando eras pequeña, pienso que tú ya estabas madura para aprender a leer y tal vez lo hubieses hecho sola...pues por mucho que tu madre se empeñase...nada habría logrado si tú no hubieses estado preparada, eso te lo digo por experiencia.
Cuándo mi hijo mayor tenía también cuatro años, no leía ni la A...pero yo si le leía a él, cuentos y cuentos y cuentos...hasta que un día, no se porqué razón se me ocurrió empezar a leerle "El clan del oso cavernario" empecé timidamente por la complejidad del libro, pero él se quedó entusiasmado y me pedía más y más...hasta que lo terminamos. Desde entonces su pasión por la prehistoria, las tribus y demás no ha cesado. Se me ocurre que si él hubiese sabido leer, quizás, no lo se...pero tal vez yo no le hubiese leído tantísimo y no habría tenido acceso a libros de ese calibre hasta la adolescencia o la juventud o quizá nunca. ¿Qué puede leer un niño de cuatro, cinco o seis años?
Nunca sabemos..y con eso no quiero decir que esté mal aprender a leer pronto...que va!!! Pero fíjate en la cantidad de niños que no alcanzan el nivel que exige la escuela de lecto escritura y se van quedando atrás, pues es la pescadilla que se muerde la cola. Simplemente porque alguién se empeñó cuándo no era su momento, que tenía que ser su momento porque ha cumplido cierta edad.
Es muy peligroso y luego cuesta mucho arreglar esos errores.
No quería enrrollarme y lo he hecho y no se si he conseguido explicarme con claridad.
Un beso y gracias por tu comentario.

paloma dijo...

Ivana, que pena por lo del conflicto con tu madre, pienso que nos pasa a todas en algún momento...cuántas de nuestras neuras se podrían haber evitado...pero creo sinceramente, que ellas perdieron más que nosotras, si cabe. Un fuerte abrazo.

Lola de verdad que no soy ningún ejemplo..y no es falsa modestia. Solo tengo algo de experiencia, eso es todo...pero me faltaaaaa. No obstante, hay que pensar en lo que he conseguido, que no es poco, para no desanimarse y seguir siempre para adelante. Un beso y gracias.

Azu otro beso.

Mar...siento lo del libro, a ver si conseguimos otro que nos sirva para lo que buscamos. Un beso para tí y tu chico precioso.

Buenas noches a todas!!!!

Jime... dijo...

Como siempre me emocionan tus posts, tan bien redactados... logrando trasmitir tantas sensaciones...

Para aclarar el panorama un poco, aca en argentina las clases escolares van de marzo a diciembre, Eliana (7años, 2do grado) termina las clases el 12 de diciembre (falta tan poco!!!!)... hace unos meses que estamos con Alejandro con el tema de la desescolarizacion (una vez mas, yo creo que cedió para no tener que pasar por estas conversaciones toooodos los años jajajaja) y me dijo: Bueno, nosotros estamos de acuerdo, pero Eli que dice?. Así que le preguntamos a Eli si podia elegir entre ir o no ir que elegiria?, y dijo: prefiero no ir y ocupar el tiempo en otras cosas que me gusten mas... y así también, junto con ella, decidimos que terminara este ciclo lectivo... así que fotmalmente estará desescolarizada el 12 de diciembre, aunque ahora esté durmiendo porque estaba cansada y no quiso ir a la escuela ;)

Lo otro, me sirve muchisimo el post para ir viendo con lo que una se puede encontrar mas adelante en cuanto a sentimientos... pero debo decirte que yo me siento algunas veces así pero a la iversa: que cosas no aprendió que eran realmente importantes para ella por estar aprendiendo cosas impuestas por los demas (incluida las cosas que le mostré yo)?... y yo me siento 'realizada' los días como cuando hoy hacemos 'nada', o como los fines de semana que no nos imponenen horarios y ritmos y hacemos a nuestro gusto, ese es un dia que se aprovechó! jajaja Espero recordar estas sensaciones mas adelante, cuando quizas me parezca que llevamos mucho tiempo 'haciendo nada'... Un beso y gracias por compartir estas cosas!!!

Airenita dijo...

Paloma, gracias, una vez más has tocado el TEMA (o el TEMAZO). Lo seguí pero no se me ocurría nada que añadir. El caso de la lactancia está mejor comprendido en general pero necesitó decenas de años para ser "oficial". Tal vez le llegue turno a la instrucción un día. Quien sabe. En el tema de autorregulación estoy de acuerdo contigo. Tanto en la comida como en otras cosas. Mi hijo tiene a su disposición la comida todo el tiempo y no, no se alimenta de chocolate y aceitunas. (tampoco es que tenga caramelos ni papas fritas, pero algunas cosas "poco sanas" si que hay). Le gusta la fruta y los frutos secos por ejemplo. (Sus amigos cuando vienen devoran los platanos y otra fruta y dicen que les encanta. Pero parece que en sus casas es más fácil conseguir una galleta que una mandarina).

Pienso que siempre seremos presos de nuestras exigencias porque nos educaron así y casi nunca hemos vivido "a demanda" en nada. Si los adultos nos diéramos el lujo de hacer caso a nuestros ¡pre!-sentimientos entonces tal vez comprendieramos porque es tan importante para nuestros hijos.

En cierto modo les envidio a estos chiquillos nuestros, me gusta que sientan tan profundamente que la intervención es agresión. Y se niegan a colaborar. Y creo que dentro de unos años veremos que teníamos razón en dejarles SER.

paloma dijo...

Que bien Jime...me alegro mucho de vuestra decisión..y me parece maravilloso que vuestra niña haya podido elegir. Me encantará seguir vuestro proceso de desescolarización, además que tu tienes las cosas muy claras, en cuanto a no directividad y relajarse y todo eso que a otras nos cuesta tanto. Por eso creo que podemos aprender mucho de tí. Me imagino que el blog que acabas de crear es en el que vas a tratar del homeschooling..bueno yo la lo he incluido en mi lista. Un beso y bienvenida al club, aunque lo vuestro se veía venir...

paloma dijo...

Airenita nosotros a demanda que poquito eh!! ni leche, ni brazos...de autorregulación menos. A veces me asombra que a pesar de todo sigamos mas o menos bien...Yo creo que, con muchísimo esfuerzo por nuestra parte, tal vez consigamos que esta generación de niños, se críe y crezca de una manera mas natural para el ser humano y los frutos se verán en los nietos. Sinceramente me gustaría no tener que esperar tanto y poder ver algún día a mis "niños" adultos felices, seguros, equilibrados, amorosos...pero los padres arrastramos tanto lastre que algo heredarán. Se me pasan tantas ideas por la cabeza, me desaliento frecuentemente por todo el trabajo personal que me supone lo que comento en el post, vivir el presente, liberarme de expectativas, aceptarme, aceptarles a ellos como son, respetarles, dejar de ser tan controladora, confiar.
No es lo mismo estar con niños cuatro horas al día, que las 24. Es necesario estar muy bien por dentro, a veces siento que es demasiado exigente...Deseo llegar al equilibrio, a que todos tengamos nuestro espacio...son tantas cosas por hacer y por deshacer!!! Y además costruyendo algo sólido sobre cimientos tan frágiles!!!A veces me parece que es de locos..
De verdad que esto es todo un reto, bueno en realidad la maternidad y la paternidad conscientes son ya, un reto.
Afortunadamente no estamos solos, hay algunos que yo siento que vais unos pasitos por delante, como tú y Jime, otros que vamos como podemos de la mano y sin olvidar todos los que abrieron brecha hace unos años, mucho mas solos de lo que estamos nosotros, ellos si que tenían valor!!!! Ahora podemos leer blogs de chicos y chicas homeschooler adolescentes, jóvenes y es una gozada y una prueba de que esto funciona.
No se si se me ha ido un poco la cabeza..
Un beso Airenita y gracias a tí por tu apoyo incondicional.

soulwoman dijo...

Qué preciosas reflexiones, Paloma. Me siento tan identificada... Como madre primeriza es increíble la cantidad de información y de distintas opiniones que te llegan sin parar, sin pedirlo... Ciertamente me hicieron dudar y mucho en las primeras etapas con mi bebé. Caí en el pecado de irle a pesar (la verdad nunca entendí muy bien para qué servía esto), de dejarme convencer que no se estaba alimentando 'correctamente' con el pecho ... Lo que aumentaba mi angustia...(tampoco nunca vi un amamantamiento humano 'ni en vivo ni en directo') Mi capacidad de poder disfrutar 100 % la lactancia se vio muy reducida...Afortunadamente he visto crecer mi tambaleante autoconfianza poco a poco, como bien dices, miras a tu hijo y ves que está feliz, que crece sano y de un plumazo se esfuman las dudas... Hacerle caso a nuestro perdido instinto y a nuestros hijos... Un aprendizaje contínuo.
Muchísimas felicidades y gracias por compartirnos estas vivencias tan especiales.
¡Ojalá tuviese más tiempo para ponerme al día con los blogs! :D
Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...