14 de noviembre de 2008

NUESTRO DÍA A DÍA

Antes de que los relojes ordenaran a la gente cuándo trabajar, cuándo descansar e incluso cuándo jugar, las personas miraban el sol y las sombras, los signos naturales y cíclicos (el sol, la luna, las estrellas, las estaciones)
Durante muchos siglos la visión del mundo era orgánica. Las gentes vivían en comunidades pequeñas y estaban muy ligadas a la tierra. Veían la luna llena, sabían cuándo la yegua estaba por parir...
No puedo decir que nosotros vivamos de ese modo, ojala!!!!! pero si es verdad, que el hecho de estar en el campo, el no tener apenas ninguna obligación fuera de casa, el que los peques no estén escolarizados y que yo "no trabaje", ayuda bastante a vivir de una manera un poco mas natural, que la mayoría de los mortales de nuestra época (a eso se deben referir los que nos clasifican a los homeschoolers como élites)
Apenas tenemos necesidad de utilizar el reloj y vivimos las jornadas, de maneras muy diferentes según las estaciones, el tiempo y el estado anímico de los integrantes de la familia. Hasta ahora, cada dos años ha llegado un bebé a nuestro hogar y entonces todo ha tenido que ir re organizándose, de acuerdo a las necesidades del recién nacido.
Por ello voy a contaros lo que suele ser un día en casa, de los que estamos viviendo ahora mismo, en otoño, con un bebé de un año y cuándo me encuentro yo sola, con los cuatro benjamines, sin ningún tipo de ayuda.
Ni los niños ni yo usamos despertador, el papá de momento si. Mis dos hijos mayores suelen despertarse mas bien pronto y los dos pequeños a veces aguantan un rato mas en la super-cama familiar. Cuándo Salvador y Gabriel se despiertan van rápidamente al salón y suelen ocupar sus primeros momentos del día, mirando libros arropaditos en el sofá y en otras ocasiones jugando relajadamente. En seguida salgo de la cama y aprovecho ese paréntesis de silencio, para leerles en voz alta, todavía con legañas en los ojos y en pijama los tres...
Pero ya sabemos que "la alegría en la casa del pobre dura poco" por lo que, enseguida sale Micael y mientras sigue adormilado podemos continuar la lectura, pero en cosa de minutos se activa y ya no para de hablar y preguntar hasta que nos acostamos. Por lo que preparamos el desayuno, desayunan ellos en la mesa "tranquis", se visten y si tengo la suerte de que el bebé sigue en brazos de Morfeo, a la velocidad del rayo y como si me persiguiese un toro engullo un vaso de leche y aprovecho para hacer todas esas cosas que no me gustan demasiado, pero que son necesarias para que la casa siga en pie y no sea demasiado caótica. Barro, preparo la comida, hago el pan, pongo una lavadora, repaso un baño, destrasteo un poco, enciendo o mantengo la chimenea, respondo al bombardeo de preguntas que me seguira todo el día ...Si mi Samuel está entre nosotros, pues lo mismo pero con él encima, lo cual le divierte muchísimo, pero mis riñones y mi espalda echan chispas.
Los mayores recogen el desayuno y hacen las camas, siempre con una sonrisa de oreja a oreja y sin protestar ¿alguien se lo cree? mientras yo amamanto al bebé o a Micael, les visto etc, etc. Y es entonces cuando solemos ponernos con el trabajo mas intelectual, alrededor de la mesa o encima de ella o en el suelo o donde podemos. Solo Salvador tiene "obligaciones" los demás se pueden unir (frecuentemente lo hacen) y si no, tienen que jugar a algo tranquilo que no altere el clima de "estudio". En otra entrada expuse cuál era nuestro currículo por lo que no voy a dar mas detalles sobre ello. Esta actividad dura mas o menos (generalmente la duración es escandalosamente breve), según el tiempo que haga fuera, o el ánimo que tengamos, la actitud, las ganas de trabajar etc.... Si llueve o hace excesivo frío para salir , tal vez nos ponemos a colorear mandalas, a trabajar en diferentes proyectos que tenemos entre manos, algo de lectura en voz alta, hacemos un taller de barro, sacamos pinturas y pinceles, y estoy deseando retomar nuestras maquetas, nuestra casita de muñecas que empezamos hace casi tres años..uf!!!
Si el día es bueno, en seguida preparamos todo para irnos al campo, y si tenemos alguna obligación casera,nos quedamos en el jardín, en el huerto, damos de comer a las gallinas (las pobres cualquier día morirán por falta de cuidados), trasplantamos, podamos o simplemente barremos las hojas.
Comemos mas bien tarde y después de recoger como puedo (a veces no lo logro) un buen rato de lectura. Una o dos veces por semana les pongo algún documental o dibujos animados, sobre todo en invierno y otoño. De momento considero que son demasiado pequeños para pasar mas tiempo delante de pantallas.
Por la tarde y ahora que los días son tan cortos...pues depende... de si tenemos algún cumpleaños, quedamos con alguien, viene a casa algún niño o vamos nosotros a la suya. La verdad es que en invierno no ven tantos niños como en verano, pero tampoco me lo demandan, al fin y al cabo tienen con quien jugar. Un día a la semana, Salvador va a catequesis, y luego pasamos el resto de la tarde en la biblioteca, les dejo elegir los cuentos que quieren cada uno y salimos con dos bolsas llenas de libros que llevo yo colgadas de las orejas, en la cadera Samuelillo y con la mano que me queda libre cojo a Micael. Y todavía me preguntan que cómo hago para estar tan delgada, ja,ja...
Otra tarde en semana viene una vecina, amiga de todos, que se acaba de jubilar y se ha ofrecido para darles clase de música a los chicos...y además es licenciada en químicas, con lo cual aprovechamos para hacer un experimento científico cada día que viene (que en realidad es lo que interesa a los niños, lo del solfeo no se yo cuánto futuro tiene...pero me temo que poquito).
En cuanto llega papá del trabajo, me toma el relevo y juega con ellos o les lee mientras yo me "escondo" en la cocina, me doy una ducha, organizo la comida del día siguiente, o hago todo aquello que no he podido hacer durante el día.
Cenamos y nos vamos en "tromba" a descansar, pero raro es el día en el que no saltan un rato en las camas...y ya por fín cuándo todos estamos en posición horizontal intento sacar unos minutos para repasar en voz alta lo que hemos hecho durante el día, unos instantes de oración y de dar gracias.....A veces Carlos les cuenta un cuento, lo cual les gusta muchísimo pues se inventa unas historias alucinantes sobre sus temas preferidos y si está muy cansado les pone un audio cuento que también cuela. Cuando todos duermen, si no he sucumbido yo también y en un acto heroico, salgo sigilosamente y por fin puedo tener un ratito de silencio, que a veces se prolonga mas de lo debido y busco información, leo los blogs, escribo en el mío, organizo mi perjudicada cabeza...frecuentemente Carlos también me acompaña y podemos estar un rato juntos y hablar de......niños y de educación en casa....ja,ja..
Los fines de semana los chicos tienen alguna actividad más (de momento lo único que ha cuajado es la capoeira y montar a caballo), salimos fuera, compramos, leemos, hacemos limpieza...lo normal en estos casos.
Como mi marido no trabaja todos los días con un horario fijo, a menudo pasa en casa unos días o unas semanas, y entonces lo dedicamos a salir mucho, a hacer visitas culturales, a ir a Madrid de compras, a la sierra, a hacer mas vida social, a viajar. Por lo cual nos equilibramos, él es mucho mas extrovertido, y yo mas ratita de biblioteca. Creo que formamos un buen equipo, pues con nuestros mas y nuestros menos estamos haciendo realidad, poco a poco nuestros sueños, lo cual no quiere decir que nos resulte fácil ni sencillo, pero aquí estamos, que no es poco.
"Paideia en familia" lleva un año y medio y casi todas las entradas publicadas son un fiel reflejo de nuestro día a día. Hay bastantes veces en los que realmente siento que el Universo conspira para que todo lo que deseamos se vaya haciendo realidad y se producen auténticos milagros en casa y los nenes son ángeles y yo me siento realizada, pletórica, feliz, segura,dichosa y además lo irradio a mi alrededor.
Hay también bastantes días en los que atravieso el desierto, en los que he perdido el norte y mi única compañía (aparte de los niños que ya no siento como ángeles), son la soledad, el miedo, la incomprensión y me siento un tanto triste y derrotada.
Pero en la inmensa mayoría de los días, tienen cabida las sonrisas y las lágrimas, la sorpresa y la rutina, las rabietas y el perdón, el juego y la obligación, los reproches y la generosidad...Pero tanto en los días gloriosos, como en los nefastos y en los sencillos, durante estos ocho años que llevamos recorridos, siempre, siempre, ha estado como telón de fondo el Amor y la certeza de que estamos haciendo, con nuestros tropiezos y nuestros errores lo que consideramos mejor para todos nosotros.
FIN.

18 comentarios:

Airenita dijo...

Yo te pondría un monumento, ¿Que tal?
El año pasado te preguntaba como podías hacer cosas con tres y ahora con cuatro chiquillos de los cuales el mayor es solo un poquito mayor que el mío, que me tiene agotada a final del día. Creo que es ahora y no en la escuela cuando estoy aprendiendo a tope y sobre cosas nunca imaginables. Creo que cuando delegas todo eso es más fácil pero cuantas cosas se pierden. Mira yo ahora aún aquí con mil cosas por hacer y escuchando de fondo risas locas que suelta Axel cada vez que ojea la Aventuras de Asterix. Hoy se pasó la mañana "estudiando" los menhires.
Siempre me quedo maravillada leyendo de vuestra familia. Enhorabuena. Besos.

MartaSada dijo...

Y además de todo eso, escribes con una pasión, Paloma, que nos arrastras a todas detrás de tu escoba...jejeje. Precioso!! gracias por compartir!!!

Ketty dijo...

Me ha encantado leer tu día a día Paloma. Vaya plan más bueno para vivir. Me da "envidia sana" ya que yo tadavía tengo que salir a trabajar unas horas aunque no muchas, a pesar de que creo que eso me ha ayudado a seguir con mi "sanidad mental" debido a que yo soy lo opuesto a tí, muy extrovertida.
Sigue así, disfrutando de la vida y de esos preciosos hijos que Dios te ha enviado para que les cuides y seas la mejor mamá que ellos podían tener.
Un abrazo. ketty

Meninheira dijo...

Y es que además cuentas las cosas tan bonito... :)

Coincidimos en muchos puntos, fíjate que yo no sé ni en que día vivo, me da igual que sea lunes que sábado y mi marido trabaja de manera parecida al tuyo así que sí, nosotros también nos sentimos muy afortunados y quizás de ahí venga lo de la élite (hahahaha anda que menudo cachondeíto tenemos con el sambenito que nos han colgado eh? si es que no ofende quien quiere!).
También ando con un pequerrecho a cuestas y amamantando cada ratito y también tengo unos necesitados de saltar en las camas antes de acostarse :) Es curioso porque los otros padres nos cuentan que sus hijos llegan derrotados a la hora de acostarse, que así que se ponen el pijama y se sientan en la cama ya se duermen, nosotros no sabemos qué es eso!! hahahaha y también se preguntan por mi cuerpo serrano, aunque en casa somos todos de "tipo fino" y si no fuera por lo que comen hasta yo me preocuparía :DDD

En cuanto obligaciones en casa no hay ninguna (con 4 años ya me dirás!) pero sí demandan cosa que a mi me resulta muy curiosa y después como digo siempre, yo propongo y ellos disponen ;)

Me has dado una idea con los audiolibros, gracias :)

Un besito *

natalia dijo...

Paloma nunca te lo he dicho, pero no te imaginas las carcajadas que me haces soltar, tienes una forma de contar vuestro día a día (que podría ser el nuestro cambiando los personajes)tan maravillosa. Conviertes lo "negativo" en cómico y es genial. Me haces sentir más "normal"(dentro de la elite, claro)
Gracias por estos ratitos.

Anónimo dijo...

Hola, Soy Sandra de Barcelona, tengo un hijo de 3 años y hace solo 2 meses que hemos tomado la decision de no escolarizarlo, asi que aun andamos perdidos. Llevo casi 5 dias leyendo tu blog y queria que supieras que me tienes encantada!!
Me encana tu manera de expresarte y todo lo que explicas, me pareces una persona encantadora. Me anima mucho leer todo esto y saber que todo lo que pienso no son locuras y que este camino que hemos emprendido no es de locos como se suele escuchar alrededor. Felicidades por mantener esa familia ten estupenda y por tu fuerza y gracias por escribir todo lo que escribes, a los "novatos" como nosotros nos sirve de mucho. Gracias.

Estherqp dijo...

Gracias por compartir tu día a día tan detalladamente. Me siento muy identificada en tantas cosas....y eso que sólo tengo dos, pero muy distanciados.Creo que es muy importante lo de colaborar en casa y lo niños lo asumen como algo natural y parte del día. Bueno, yo tengo dos casitas de muñecas por terminar!!!! nunca hay tiempo, pero todo llegará!!.Un beso
ESther

amigos homeschoolers dijo...

Estoy disfrutando mucho leyendo todos los días de todas, me parecen tan cercanos todos y cada uno de los que leo, por muy distintos que sean...
Gracias por compartir tu experiencia, transmite mucha fuerza.

Besos

Jime... dijo...

Paloma... por donde empiezo?... mucho ya lo dijeron, comparto casi todo: escribis precioso, da gusto leerte y ademas es enriquecedor y mucho.

A mi tambien me da 'envidia sana', me alegro muchisimo por ustedes, muchisimo.

Me encantó el final del post, podria escribir yo lo mismo y eso a una la deja con tranquilidad en el alma, verdad? que bueno, me alegro por ustedes de verdad.

De paso, mientras escribo, los mios saltan en el colchon que esta lleno de papel picado que juntaron de algun cumpleaños... entiendo lo que disfrutan ustedes con los niños, que sigan así ;)

Mar dijo...

Me encanta! que sigan así, es un gustazo. Un beso

marcela dijo...

o me haces reír o me haces llorar ( en plan bien eh?!)

escribis tan bonito...
muy lindo tu día a día!

gracias por compartir, por responder siempre a mis pesadas dudas de principiante...y nada más...que siga todo muy bien!!!

beso a los 6

paloma dijo...

Tengo un atraso impresionante con respecto a los comentarios, así que voy a ir respondiendo poquito a poquito.
Airenita me ha hecho reir muchísimo lo del monumento, desde fuera las cosas parecen mucho mas...y además ideales, perfectas...yo tengo que pelear mucho conmigo misma cada día, pues no logro dominar muchas veces mi nerviosismo, mi caracter, tengo tanto que limar. Pero claro así contado parece la "familia féliz" y la super-mamá...pero creeme: Muchos días me acuesto muy, muy enfadada conmigo, me miro para adentro y no me gusto nada y hasta me planteo el "hasta aquí hemos llegado, esto no es para mí".
A mis hijos también les encantan los cómics y con la ventaja que se mueren de risa como Axel, sin necesidad de leer. Yo de pequeña también devoraba cómics y luego de adolescente me convertí en una lectora voraz...están muy bien, lo que llevo peor es leerlos en voz alta, me cansa...
A veces envidio la disponibilidad que puedes permitirte respecto a tu hijo, a nosotros nos cuesta mucho encontrar un tiempo en exclusiva para cada uno de ellos y con mas frecuencia de la que nos gustaría hemos de decir "no puedo", las familias numerosas tienen innumerables ventajas pero también tienen sus "peros".
Un beso Airenita y gracias por estar siempre ahí, animando y dando fuerzas.

Gracias Marta, es verdad que le debo poner pasión pues siempre lo decís. Me suelo tomar todo muy en serio, y la educación en familia ha pasado a ser una manera de vivir, lo que da sentido a mi existencia en estos momentos...y claro al escribir se transmite, que equivocada o no, me creo lo que digo. Ha sido muy buena propuesta para el carnaval, creo que puede ayudar a los que empiezan y por supuesto a los que estamos en ello...pues siempre coges ideas, truquillos, te ayuda a relajarte y relativizar etc..Un beso.

Ketty yo todavía tengo unos niños muy pequeñitos, pero lo de salir fuera algunas horillas al día, no lo descarto en un futuro, precisamente por lo que comentas de la "salud mental", el desconectar, hblar con otras personas etc..
Un beso.

SIGO CON EL RESTO DE LOS COMENTARIOS EN OTRO RATITO....

paloma dijo...

Meninheira pues si que coincidimos en cosillas..y lo de los audiocuentos no está mal. Yo prefiero que Carlos les cuente cuentos, se le da mejor que a mi y yo ya me ocupo todo el día, pero como él "es la ley del mínimo esfuerzo" se ha inventado esto, ja,ja...He pensado utilizarlos también para los viajes, ya que lo de ponerles pelis no me gusta.
Un beso.

Natalia pues me alegro que te haga reir, es que a veces como no te lo tomes con un poco de humor....ya sabes. Gracias a ti por "aquel encuentro" que fue el principio de toda esta aventura fantástica. Un beso a tu tribu.

Sandra bienvenida a esta familia. Empiezas esta andadura en un buen momento, ya que hay muchísimos blog de familias que educan en casa. A mi me pasó lo mismo cuando comencé y me tope con el blog de Yenia "Educando en familia" te lo recomiendo pues es de los primeros, y tiene una fuente inagotable de recursos, es una maravilla....
Para cualquier cosa, duda, lo que sea ya sabes donde estamos. Tranquila que tienes mucho tiempo para empaparte y comprobar que hay muchos mas locos como tu.
Un abrazo.

paloma dijo...

Esther ¿dos casitas de muñecas? pues si te apetece podrías colgar fotos en el blog y a ver si nos animamos a terminarlas. Yo creo que de este año no pasa que lo retome...Un beso.

Azu es que ha sido una idea excelente lo del día a día, pues sobre todo para los que empiezan les puede ayudar mucho ver como sobrevivimos al intento, ja,ja...
Un besote.

Jime un fuerte abrazo, te siento tan cerca estando tan lejosssss.

Mar un petó. ¿Es así? Estoy perfeccionando el gallego, el catalán...Esto es un gusto.

Marcela que graciosa eres, vamos que no levantas cabeza conmigo ¿no?
O te lias a llorar o a reir...Bueno la verdad es que reir es una terapia maravillosa y llorar también. Yo a veces tengo unas ganas locas de llorar, luego te quedas tan a gusto..Estoy por cobrar y todo, ja,ja..Un beso.

Meninheira dijo...

Mis viajes transcurren cantando (creo que es la causa de la lluvia en Galicia), cantamos y hasta versionan las canciones y se las inventan. Ahora mismo causa furor una canción que se inventó una de las peques sobre los medios de transporte. DVD en el coche no tenemos, qué inventos!!

Un besiño *

Meninheira dijo...

Sandra se me olvidó darte la bienvenida a esta maravillosa locura, para lo que quieras ya ves que somos un puñadito ;)

Un petonet

Estherqp dijo...

Paloma, prometo poner fotos en cuanto empiece, a ver si para navidad me `pongo con ello... Elías me ha hecho algunas cosas de fimo para decorarla, ya os las enseñaré.

Airenita dijo...

Paloma, yo se lo que digo jajaja, claro yo solo tengo uno que atender pero soy de familia numerosa, eramos 7 hermanos, mis padres trabajando los dos, pero teníamos a la abuela en casa y tías abuelas cerca. No no si yo sé lo que son niños en casa.
Y tanto más os admiro y tanto más os comprendo. besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...