10 de noviembre de 2008

UN DÍA EN FAMILIA

Estamos en Otoño, bien entrado el otoño, pero el sol se cuela por las rendijas de las persianas desde muy temprano, al menos para mí...que siempre me parece que es demasiado pronto para levantarse. Los nenes ya hace un ratito que juegan tranquilamente en el salón. Está bien.... salgo de la cama...hay tanto que hacer!!!!. Desayunamos rápidamente pues hay que preparar unos farolitos de cartón, para la noche. Los niños tienen amigos que van a una escuela Waldorf cercana y por estas fechas siempre van al bosque con faroles cuando cae la tarde, cantan canciones, toman chocolate caliente etc...Esta noche se van a ir todos mis hombres y me dejarán tranquila en casa un rato...que lujoooo!!!! podré leer sin interrupciones o escuchar música o dibujar...Cuando me quedo sola, se me pasan por la cabeza tantas opciones que al final me quedo petrificada pensando que será lo mejor...je,je, debe ser por la falta de costumbre y también por ese afán de aprovechar el tiempo. En cuanto confeccionamos un farolito para cada uno, y tenemos la comida mas o menos encarrilada, caemos en la cuenta de que el día es demasiado bonito para seguir en el salón y nos vamos al jardín.
De hoy no pasa, que no transplante los "Aloe Vera", que me apasionan!!!. En nuestra familia utilizamos estas plantas milagrosas para todo, en realidad es lo único que hay en el botiquín. Aquí en Madrid durante el invierno aunque no se mueren, se quedan un poco chuchurrías por lo que les he buscado una zona resguardada para hacerles una especie de invernadero. Sacamos algunos "hijitos" que los niños plantan en macetas pequeñas, que meteremos en el interior de la casa y así a la próxima primavera estarán grandotes y fuertes.
Paramos el trabajo para comer algo.... mis hijos siempre comen, a todas horas, en todo lugar uf!!! yo lo achaco a que en su día les di (bueno mas de uno aún sigue),el pecho a demanda y siguen en la misma dinámica, de comer cuando realmente tienen hambre y no a horas preestablecidas. No me preocupa, la única condición es que sean alimentos sanos, por lo que siempre tienen a su disposición, fruta, zanahorias, pepinos, frutos secos o pan.
De repente llama papá y nos dice que le esperemos para comer...que bien. Siempre es una buena noticia que papá venga a la hora de la comida y encima un viernes...guauuuu.
Así que en cuanto llega, comemos y mientras yo recojo, Carlos da una pequeña vuelta con el coche, para que Micael se quede dormido. Lo hacemos a veces, luego no es mas que meter el coche dentro de casa y así podemos seguir trabajando fuera tan ricamente, mientras el niño duerme su siesta.
Al final se van todos...recojo, escribo una entrada para el blog y me siento en el sofá a descansar, pero enseguida están de vuelta. Emocionados por la fiesta de los farolitos, buscando velas, preguntando a cada minuto... cuánto tiempo queda. Siento chafarles la ilusión pero comienzo a sentir algo, tengo un presentimiento y le pido a Carlos que no vaya esta noche con ellos y se quede a mi lado...Llamamos a una amiga y sin problema vendrá dentro de un rato para llevarse a los que quieran ir con ella y su hijo. Al final el único que quiere ir es Salvador...
Ya todo está bien, cada cosa en su lugar, y solo queda esperar. Serán las cinco, las seis de la tarde, no lo se... en esos momentos siempre me ocurre lo mismo, pierdo la noción del tiempo, del espacio, entro en otra dimensión. Oigo sonrisas, carreras, alguna que otra caída, suena el teléfono, la puerta (debe ser nuestra amiga), Salvador se despide un poco dubitativo...
En pocos minutos ya está Carlos conmigo, me coge la mano y como en otras ocasiones, nos miramos, me da ánimos, yo siento miedo, quiero que todo pase y por otro lado que se alargue, pasan minutos, tal vez media hora, una hora no se....y ya.........
Un grito salvaje, una puerta que se abre, las caras de mis dos niños con los ojos como platos, dos matronas que sonríen, un bebé recién nacido en las manos de su padre, una mujer que acaba de parir a su cuarto hijo, libremente, en la mayor de las intimidades, en su ambiente, en su hogar.
Salvador llega en seguida, ya es de noche, se emociona profundamente al ver a su hermano y no para de decir que es precisoso. Nunca ha visto nacer a ninguno de sus hermanos ¿por qué será? aún estando en la casa....Gabriel en cambio no se pierde uno....
En nuestro dormitorio "familiar" estamos el bebé y yo , en contacto, en silencio, conociéndonos, con unas velas encendidas para que haya una luz ligera y agradable que no le pueda molestar...En el salón las personas que mas quiero, mi madre, Gema y Jesús con su hijo, mi marido con mis tres niños mayores, de repente todas juntas, riendo, brindando,celebrando.....de vez en cuando se pasan, me traen una copita de vino, una tapita, los niños huelen a su hermano, le besan, le admiran, me besan, me acompañan...hasta bien entrada la noche. Al final todos duermen...solo yo permanezco despierta, jamás he logrado dormir hasta el segundo o tercer día de nacer cada uno de mis hijos.
Así son las cosas mas importantes que nos suceden en la vida, tan naturales,tan aparentemente sencillas. Mi bebé cumple un año y sigue con su maravillosa sonrisa desdentada. Este post es mi regalo de cumpleaños para él y también de alguna manera quiero que sea un homenaje para Paris, que nos acaba de dejar. Cuando me llegue mi hora, quisiera irme así, como él....rodeada de los míos, de mis cosas, con un tiempo prudencial para preparar bien el viaje y sobre todo en mi casa.

17 comentarios:

Educando en Familia dijo...

Oh Paloma, otro de esos viajes en que nos llevas. Gracias por compartir.
Y felicidades al Bebo, ya un año! wow

Lola dijo...

Tu angel de noviembre es precioso, y tiene una sonrisa muy bonita.
Leer el nacimiento de tu hijo en casa me ha emocionado. Rodeada de los tuyos y compartiéndolo con tus hijos.
Un lujo leer uno de tus días en familia.
Saludos,
lola

Pilar Marquez dijo...

Ay Paloma, no sé qué decir. Me estaba emocionando tanto con el nacimiento de tu peque. Me estaba pareciendo tan genial y maravilloso... Pero al final se me han saltado las lágrimas al leer sobre Paris. Es curioso cómo de leer en los blogs de algunas personas sus vivencias, parece que los conociésemos de hace tiempo y les apreciemos y sintamos su partida. Espero que Ananda y su madre estén bien (dentro de lo que cabe, claro). Abrazo para ti, tus chicos y la familia de Paris. Pilar Márquez

Airenita dijo...

Aquí sentada leyendote, sin saber como darte las gracias intentando que las palabras no se repitan, que puedan transmitir aunque sea una sombra de o que siento, pensando en la vida y en la muerte, en el amor, en la felicidad, en nuestro día a día .... así empieza para mí otro día de educar en casa.
Un beso también para Samuel que llegó un 9 de noviembre, un día muy especial.

marcela dijo...

feliz cumple gordo precioso y simpatiquísimo!

muy bonito lo que escribiste, me hizo llorar

besos

Jime... dijo...

Ay Paloma, tan hermoso relato, tan hermoso recuerdo, tan hermoso el día a día... me emocioné muhco con este post, muy tierno y con tantos detalles, Gracias!

Que emotivo homenaje a Pais, me pareció muy sincero y además muy acertado, así es la cosa... llegamos y partimos, que bueno que ambas cosas que nos mostras en este post fueron rodeadas de respeto y tan profundo amor, admirable y es de alguna manero lo que espero para nuestras vidas.

Un beso y gracias de corazón.

Meninheira dijo...

Qué bonito relato!!
Feliz cumpleparto :)

Un besito

natalia dijo...

Paloma, gracias por compartir vivencias tan bonitas, Todos hemos sentido muchísimo la perdida de Paris.
Besos Natalia.

Epysteme dijo...

Muchas felicidades a toda la familia.
Besos

MartaSada dijo...

No sé que tiene tu forma de escribir, Paloma, que nos tocas el corazón de una manera...!!!
Gracias...sobre todo por ese tiempo que no tienes, y que sin embargo nos lo dedicas!!

(este post, sí lo incluyo en el carnaval? ya me dices, me parecería espectacular hacerlo). Un beso y qué belleza de noviembrero, jeje, yo tengo dos noviembreras también, jeje)

Estherqp dijo...

Hola Paloma, me has emocionado con tu precioso relato.... escribes de marvilla y consigues que veamos las escenas claramente... me has hecho llorar. Enhorabuena por ese peque de una año. Yo tengo uno de tres y todavía recuerdo como ayer su nacimiento como uno de los momentos más especiales de mi vida....sniff!! Un besito y sigue escribiendo así de bien. Tus hijos son preciosos.
ESther

paloma dijo...

Yenia, Lola, Pilar, Airenita, Marcela, Jime, Meninheira, Natalia, Azu, Marta, Esther...
A algunas de vosotras he tenido ocasión de conoceros en persona, a otras os conozco solo a través de Internet pero me siento tan cerca...ya que es mucho tiempo compartiendo experiencias, alegrias, dudas...Así no puedo por menos de mandaros un doble o triple beso a Yenia,Jime y Airenita ya que el año pasado por estas fechas me acompañásteis en mi alegria.
Una vez mas me quedo sin palabras ante todos vuestros amabilísimos comentarios y solo puedo daros las gracias.
A las que visitáis nuestra casa por primera vez, pues daros mi mas sincera bienvenida.
Espero que algún día mi bebé pueda leer todo esto, seguro que le emocionará tanto o mas que a mi.
Gracias chicas.

Mar dijo...

Felicidades! La mejor manera de llegar a este mundo y sin duda la mejor manera de abandonarlo. Gracias Paloma por este bello relato que me ha hecho sentir tantas cosas. Un petó

malvina dijo...

Ultimamente llego casi de ultima a todo ajja!!! es que la tetaaaaa...pues eso Paloma,que tambien te doy las gracias por tantas cosas bonitas,mira que hoy empecè un mandala pensando en ti,a ver si te lo mando por correo cuando lo termine.
Besos al Samuel desde Galicia.

Anónimo dijo...

Hola Paloma, soy Emilia; después de leer esta entrada en tu blog, he decir que me he emocionado, admiro la forma en que relatas esa vivencia tan animal y maravillosa. ¡Qué valiente eres!

paloma dijo...

Emilia no me considero nada valiente, hoy día con los controles que existen durante el embarazo, tener un hijo en casa es bastante mas seguro que en un hospital. No hay mas que dejar actuar a la naturaleza...Respecto a aquello que me comentabas hace tiempo de Goya he pensado que tal vez te podía ser útil esta entrada:
http://paideiaenfamilia.blogspot.com/2008/11/nuestro-viaje-taca.html
No es lo mismo pues partimos de la curiosidad natural del niño, pero yo lo enfocaría mas o menos así. Dime si necesitas algo mas. Un beso.

Malvina tranquila, se que estás ahí. Un beso.

Anónimo dijo...

Gracias Paloma, voy a ver esa etrada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...