17 de diciembre de 2008

NIÑOS LIBRES III


En la educación autoritaria los límites están muy claros, así como en la educación anti autoritaria de los años cincuenta a sesenta en la que toda prohibición era prohibida. Pero dar libertad y poner límites no es tan sencillo, resultando una aventura bastante nueva e interesante.


Releyendo los boletines 58 y 59 de la Fundación Educativa Pestalozzi de Mauricio y Rebeca Wild he sacado algunas notas:


- El hombre moderno en lugar de utilizar su inteligencia para crear mejores ambientes para sus crías, ha desarrollado técnicas para adaptar a las crías a una sociedad que prioritariamente persigue valores materiales.


- Lo primero que habría que hacer es diferenciar entre poner límites en ambientes adecuados para los niños y en ambientes no adecuados. ¿Cuáles son las necesidades auténticas del ser humano en cada etapa de su vida?


- Hemos de poner límites hacia el mundo que nos rodea, como lo hacen animales superiores que defienden con ferocidad su nido o camada contra cualquier perturbación. (Mientras más tierno el organismo, más requiere de esta protección, pues mientras mas seguro ha vivido un niño pequeño, con más fuerza podrá afrontar luego el "mundo ancho y ajeno")


- El mundo de los niños, está invadido por sinnúmero de estímulos que están muy por encima de su estado de desarrollo. Los organismos jóvenes necesitan un equilibrio razonable entre componentes no-estructurados y estructurados, naturales y culturales.


- Los límites en un ambiente relajado, tienen la función de garantizar que se mantenga así para todos los que lo comparten. Estos límites son muy diferentes a los que nos han sido aplicados a nosotros mismos en nuestra niñez, que eran límites puestos en circunstancias que no correspondían a nuestras necesidades auténticas y justificados con razones de "educarnos" a temprana edad.


- En nuestra definición la "libertad" se refiere sólo a las necesidades auténticas, de manera que podemos sin pena poner límites frente a necesidades sustitutivas. Yo aquí pondría como ejemplos clásicos, el consumo de chucherias, el uso de la televisión, de películas, de juegos de ordenador o juegos electrónicos etc...O sea no se trata de complacer a los niños en todos sus deseos, sino aprender a diferenciar entre necesidades reales de desarrollo y sustitutos.


- Y luego habría que diferenciar entre dos clases de límites, entre los comportamientos que definitivamente no son permitidos (yo mencionaría la agresión física o verbal) y otros que dependen del sitio donde uno esté (mis hijos pueden saltar en el sofá o en las camas de mi casa, pero no en otra casa cualquiera)


- Así la cuestión es procurar para nuestros hijos en la medida de lo posible ambientes que ellos necesitan y que además ellos sientan esa disposición nuestra para lograrlo. De este modo será mas fácil conseguir una armonía y que acepten los límites. De todos modos, es inevitable que pasen por experiencias que no son adecuadas, en cuyo caso hemos de permitirles que expresen su frustración, que protesten o lloren. Así evitaremos que las tensiones se acumulen y se conviertan en estados crónicos de sufrimiento inexplicables.






¿Fácil no? Pues manos a la obra...se admiten ideas, sugerencias para crear en nuestros hogares, estos ambientes relajados, tal vez podríamos hacer una lista que nos sirviese a todos como recordatorio. No olvidemos que todas estas ideas de Rebeca Wild, tienen como telón de fondo una escuela, en la que hay bastantes adultos atentos a los niños, con suficiente espacio físico, muchos materiales etc...Llevar esto a una casa no es exactamente igual, pienso que es mucho mas complicado, generalmente hay "una" persona que no está solo con los niños sino también con la comida, la lavadora, tal vez un bebé, sus asuntos propios...Además se trata de tener en cuenta las necesidades auténticas no solo de los niños de diferentes edades sino también de los adultos que viven con ellos...Parece misión imposible, pero es lo que tenemos entre manos, practicamente todos los que hemos elegido esta opción educativa.




NOTA: Si os apetece podéis enviar las sugerencias a mi correo electrónico: nazcaurpi@terra.es o dejar un comentario en el post y mas adelante publico una entrada con la recopilación.




Continuará...

15 comentarios:

marcela dijo...

creo que te voy a contestar desde alla...explicando lo que te pongo a continuación: actuar con el corazón y ser conscientes del momento presente, no vivir con el reloj pegado al tuje...
hablar, con los nenes, hablar mucho, contarles nuestros sentimientos...
estar organizada ( para tener ratos para mí que me hagan bien, pero luego estar bien con ellos)
no puedo seguir, me tengo que ir, besotes

MartaSada dijo...

Entre Rebeca y tu, me endulzais por dentro, gracias! me lo imprimo, me lo leo despacio, y te colaboro, no lo dudes!! guapa!!

amigos homeschoolers dijo...

Marcela, no estar pendiente del reloj es muy fácil si todos los hijos que tienes son pequeños, peor en cuanto llevas a alguno a alguna acitvidad fuera de caa, con un horario concreto se acabó... Yo me desesperaba porque Tristany nunca quería vestirse, tenía que llevar a Yvain a sus actividades, ya que él quería ir, y me angustiaba ver que se ahcía tarde, que el otro no se quería poner la ropa, que Yvain ya estaba con la chaqueta esperando... No siempre resulta fácil, yo había días que lo llevaba como una campeona, y otros en que he llegado a salir llorando de casa, de impotencia y de agobio, con Tristany con el pantalón de pijama y las zapatillas, sin haber logrado cambiarle la ropa, sin peinar... pero no una vez, no, muchas... Y no me gustaba mucho que lo viera todo el mundo con el pantalón del pijama, que se notaba mucho que lo era... Por suerte fue crecienndo, y ya hace años que acepta vestirse para salir de casa ;-)

Meninheira dijo...

Hoy voy mal de tiempo (qué raro hahaha) pero en plan muy resumido, nuestra base es relativizar, después todo viene más fácil.



(Esto para el antiblog:
No siempre se consigue relativizar hahahaha

Y a veces restamos importancia a cosas "importantes" y se la damos a insignificancias. Peeeero, así es la vida, un aprender constante, ellos también aprenden de nuestros errores y de nuestras disculpas.)

Besiñossss

Airenita dijo...

Buena propuesta, Paloma. Hace falta tanta ayuda para empezar.
Una escuela libre y una familia no es lo mismo, incluso recuerdo que Rebeca Wild decía en uno de los libros que no estaba de acuerdo que la familia funcionara como una de estas escuelas, ni recomendaba las constituciones ni tampoco las asambleas. Y la mayoría necesitamos unas buenas herramientas e ideas para funcionar en familia, buscar cuales son las necesidades reales de los niños, como podemos hacer que se cumplan con todos y no que siempre el mayor "que es más maduro" sea el perdedor (por ejemplo).

En mi caso que solo estoy pendiente de un hijo y a veces me resulta difícil hacer cuadrar sus necesidades con las mías (adivina quien cede :( )solo puedo estar de acuerdo con Azu y creo que es necesario buscar respuestas satisfactorias, para que los niños puedan seguir siendo libres, pero los padres puedan seguir viviendo, atendiendo a todos: no por igual, sino según las necesidades de cada uno. Es difícil. Voy a pensar en las cosas que mejor nos han funcionado y te cuento. besos.

XaManZ¨ dijo...

Que buena propuesta, me acabo de leer libertades y límites y es una buena manera para seguir reflexionando. Yo también me lo imprimo y me lo llevo, a la vuelta te mando un correo!

Mariana dijo...

Hola, mi comentario es para pedir ayuda... Necesito dibujos, publicidades, o campañas del gobierno destinada a los adolescentes... imágenes que los ayuden a hablar durante 10 minutos. Soy profesora y pensé que Paloma o alguna de las lectoras del blog me podrían ayudar!
bueno... agradezco vuestra ayuda! Mariana
marianach arroba free punto fr

malvina dijo...

Buena idea Paloma,hay tantas cosas que han ido cambiando a lo largo de las necesidades de los niños y ahora con un bebè que gatea no te peudes imaginar lo patas arriba que se ha puesto todo,pero vamos saliendo.En cuanto pueda pensar un poco te mando algo.
un beso

marcela dijo...

que tenga hijos pequeños no significa que no tenga que cumplir horarios...mis hijos van a actividades y yo tengo que hacer muchas cosas para el trabajo de mi marido.
y sí tengo que luchar tambien para que se vistan.( los tengo que vestir yo porque son pequeños)
por eso puse lo de estar organizada,para no estar con la hora pegada al culo.
siempre fui demasiado organizada y me va bien....a veces no se puede seguir el esquema que tenes en mente y por eso es bueno relativizar y dar prioridades.

Jime... dijo...

esta seleccion de niños libres (los tres posts) son para atesorar, gracias!

Aca cedemos todos un poquito... los mas grandes, los papás, porque sabemos que es parte del juego este de ser padres, en un par de años crecen y se van... tampoco es que no tengamos nada de tiempo para nosotros, pero la prioridad son ellos por ahora... la hija mas grande (7años) hay veces que tiene que ceder y mientras buscar que hacer con ciertas limitaciones de por ejemplo no hacer tanto barullo que el hermanito duerme, lo hace de buena gana porque desde q el hermanito nació le explicamos que con ELLA teniamos los mismos cuidados, y asi hay que cuidar a los bebes, a ella ya le tocó, ahora hace cosas de nena mas grande, cosas q el chiquito no puede hacer... y lo entiende.

Y el chiquito, creo q al final es que mas cede, sobre todo cundo Eliana iba a la escuela y yo lo vestia dormido y lo metia en el auto y claro, a veces eso le cambiaba el humor... por lo general es un nene muy comprensivo tambien, que uno le explica las cosas y lo entiende... Creo que entienden porque uno les va explicando que va haciendo 'las mejores elecciones' en el camino, que a veces acertamos y a veces no tanto y nos sirve para la proxima... y cuando empiezan a hablar uno ya no habla tanto sino que mas bien escucha y comprende, y respeta lo que ellos dicen, hacen y deciden (siempre con esto de que hay cosas que no se pueden prque son perjudiciales, lo otro son caprichos de los grandes)...

Me resulta muy bien esto de que en casa 'hacen lo que quieren' sabiendo que eso es solo en casa, en la casa de los demas hay otras reglas que hay que cumplir y pedir permiso... lo entienden y sera por eso que les gusta estar en casa e invitar amigos, porque hay muchas cosas para hacer, desde tirarse a hacer nada, mirar una peli o jugar con barro, arena, piedras o agua, pintar las paredes, cocinar... ademas de las mascotas, que son una interesante compañia... cuando ellos se sienten satisfechos y comprendidos, segun lo que yo veo, pueden acompañarnos y ceder, comprender que una ahora esta cansada, o que no tengo ganas de hacer tal o cual cosa... y logran ver que hay muchas veces que una acompaña lo que ellos elijen si es q lo piden...

No todo es color de rosa, hay momentos que una se cansa, que ellos se pelean, que una reniega... pero en fin, me di cuenta tambien que eso es 'normal', vayan a la escuela o no vayan, es mas una actitud ante la vida que una manera de hacer las cosas (sera?)... lo que a mi me da la sensacion de que nada esta escrito y que podemos diseñar nuestra propia manera día a día... a ver como nos sale :)

amigos homeschoolers dijo...

Marcela,
no te lo tomes como algo personal, cuando dijiste que vivieramos sin estar pendientes del reloj me dió la impresión de que era lo que tú hacías, y me parece un lujo, pero yo no lo puedo hacer, y ya he visto que tú tampoco... A mí me encantaría poder prescindir del reloj, me parece la monda cachonda ;-)
Me alegra mucho que tú te organices bien y logres vivir sin la hora pegada al culo, a mí a veces aún me cuesta despegármela, y eso que considero que en los últimos 4 años ha mejorado bastante :-)pero aspiro a lograrlo definitivamente ;-)

Yo tengo la sensación de que la organización ayuda, pero a veces no es suficiente.

Noejm dijo...

hola, soy nueva en esto del blog..me encantaria seguir tu blog y que participes en la mia, con lindas sugerencias, con discuciones..con consejos.Muchos besos desde argentina

MartaSada dijo...

El tema límites y libertad, es bien cierto, es complicado. No queremos que los peques sufran la autoridad implacable, los horarios rígidos, y el sí porque yo lo digo, pero tampoco queremos que sean irrespetuosos, que les guste intimidar a los demás con sus demandas impostergables, o que lleven su libertad a machacar la del otro.
Yo creo que hablar mucho con ell@s (depende de las edades, claro) está muy bien, intentar siempre la negociación, enseñar a ceder, intentar contener y acompañar, es fundamental. Pero también creo eso solo lo podemos conseguir con un fuerte proceso personal y una implicación profunda y comprometida, primero con nosotr@s mism@s.
Como bien decís, diseñar el día a día es muy difícil, pero a la vez muy rico en matices.
La relativización, como también decís, fundamental para no pasarnos el día diciendo que no a todo.
Y al final, lo que me parece más productivo, o por lo menos lo que mejor me funciona a mí, es nuestro propio ritmo vital, y nuestro ejemplo. Los límites que vamos a pactar, exigir, y cumplir, son los de nuestra propia forma de vida, y ahí si que con paciencia, muuucha paciencia, repito, jeje, toneladas de paciencia... terminan por comprenderlos, cumplirlos, y realmente vivirlos como propios (algunos los habéis nombrado aquí... que si hay un bebé, y deben respetar que duerma, o la preferencia en sus demandas, que si hay un papá que trabaja de noche y necesita descansar, que si hay una mamá que les atenderá más tarde que está ocupada, que si se puede saltar en la cama grande, no en las pequeñas, que si solo se ve tele al mediodía y cada uno elige por turnos, que si no se puede dar golpes a las puertas de cristal, y tan largos etcéteras).
Ánimos en general, la paciencia es lo que perdemos con mucha facilidad, y nos duele cuándo ocurre, pero o yo me empeño en ser "laurainguelsbajandoporlapradera" jejeje, o poco a poco se van consiguiendo convivencias cada vez mejores, que en realidad, es el mejor caldo de cultivo de la educación en casa!!! un abrazo Paloma!!

Estherqp dijo...

Intersante propuesta... a ver si encuentro un huequecito estos días para reflexionar sobre el tema e intento aportar algo. Gracias por el artículo. Besitos y feliz año nuevo.
ESther

COACH Paco Bailac dijo...

Un escrito interesante que debería llevarse a la práctica.El coaching para jóvenes trata un poco estos asuntos..

pacobailacoach.blogspot.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...