14 de febrero de 2009

LECTURA EN VOZ ALTA

Tanto en la Antigüedad, como en la Edad Media o en Siglo de Oro, la mayor parte de las lecturas se hacían en voz alta, frente a grupos de personas de cualquier clase social. No tenían que ser analfabetos, es sólo que la gente estaba acostumbrada a que lo escrito le entrara por el oído, más que por la vista. Con frecuencia la lectura era un acontecimiento social que involucraba al oído, a la vista, a la percepción de los demás oyentes y a quién leía. Las cosas no cambiaron repentinamente, con la invención de la imprenta, pues la lectura oral de obras literarias, continuó siendo muy común en toda Europa, hasta los siglos XVIII y XIX.
Durante los siglos XVI y XVII la mayoría de la población española no sabía leer, pero en todas partes y en todos los niveles sociales habían algunos que si leían y que solían leer en voz alta para una persona o para un grupo de oyentes:

"cuando es tiempo de la siega, se recogen aquí las fiestas
muchos segadores, y siempre hay algunos que saben leer....(y un segador) coge
uno de estos libros en las manos, y rodeámonos de él más de treinta y estámosle
escuchando con tanto gusto, que nos quita mil canas" D.Quijote de la Mancha cap. XXXII

En casa leemos en voz alta a diario. Ello es una constante desde que nuestro primer hijo, tenía pocos meses. Lo que surgió como una actividad espontánea y natural ("Dios sabe cuántas horas he perdido alimentando con magos, monstruos, piratas y hadas a unos pequeños que gritaban: !Más! a su padre agotado"),se ha ido convirtiendo en el pilar de nuestro concepto de educación en familia. Son muchas las razones que me mueven a leerles cada día aproximadamente durante dos horas:

  • Es un tiempo de encuentro, de compartir emociones, intrigas, de "relativa" tranquilidad, de cercanía física, tiempo de estar juntos, vibrando, emocionándonos, ante los mismos acontecimientos, lugares, seres fantásticos.

  • Lo disfrutamos todos, es un stop, un alto en el camino, un salir de la rutina, sobre todo ahora que los mayores ya no demandan que les lea el mismo cuento doce veces seguidas, aunque "releer no es repetirse, es ofrecer una prueba siempre nueva de un amor infatigable. Así que releemos",un viajar a diario, un detenerse el tiempo.

  • Los niños tienen acceso a unas lecturas que por su corta edad ellos no podrían leer, asimilar. "Leer, leer, y confiar en los ojos que se abren, en las caras que se alegran, en la pregunta que nacerá, y que arrastrará otra pregunta."

  • Sus conocimientos acerca de historia, mitología, religión, naturaleza, etc... aumentan sin mucho esfuerzo y de una manera agradable y relajada. "No se contentaba con leer. !Nos contaba! !Nos contaba Don Quijote! !Madame Bovary! Enormes fragmentos de inteligencia crítica, pero que nos presentaba de entrada como simples historias."

  • Es una manera de convertir a nuestros hijos en futuros lectores. "Teníamos ganas de leer y punto..." "Es en un principio, el buen lector que seguiría siendo si los adultos que lo rodean alimentaran su entusiasmo en lugar de poner a prueba su competencia..."

  • Es un modo de ponerles en contacto con la mejor literatura, con libros de calidad, con lo mejor. "Sólo que con él ya no teníamos miedo de mojarnos. Nos sumergíamos en los libros, sin perder el tiempo en fríos chapoteos..."

  • Es una actividad en la cual pueden participar todos los niños de una familia de una u otra manera...."lo que un niño comienza por aprender no es la acción, sino el gesto de la acción.."

  • Es un modo de que le pierdan el miedo, o mejor dicho que no se lo tengan nunca...a los libros gordos, a los clásicos..."La Fontaine, Moliere...En una hora, perdieron su estatuto de divinidades escolares para hacérsenos íntimos y misteriosos...es decir, indispensables."

  • Es gratuito o mejor dicho debería ser gratuito, para ser auténtico "...sustentar este deber en la gratuidad de cualquier aprendizaje cultural, y recuperar el placer de esa gratuidad"
El otro día hablando con una profesora de secundaria y amiga de la familia sobre este tema, ella me decía que lo estaba haciendo "muy mal", o sea no es que lo considerase regular, no,no...era algo nocivo bajo su punto de vista ya que estaba creando vagos. Ah!!! la mamá, la pobre mamá (o sea yo misma) leyendo y ellos sin hacer ningún esfuerzo, ja,ja...Algunas otras personas me han insinuado en ciertas ocasiones lo mismo. ¿leerles yo? !!!que lean ellos!!! y a los pequeñitos un cuento antes de dormir y se acabó. Pienso que son los miedos de siempre, nunca van a comer si no les quitas el pecho, nunca van a dormir solos si practicas el colecho, nunca van a aprender a dar las gracias si no les obligas, van a ser bárbaros si no les enseñas modales desde la "cuna"...afortunadamente ninguno de estos fatales augurios se están cumpliendo por lo que con la lectura sucederá lo mismo ...llegará un día en el que ya no querrán que yo les lea....seguro, seguro. Y cuando llegue ese momento también es seguro que sentiré una nostalgia y una pena grande...pero eso es otra historia....
Mientras tanto, va pasando el tiempo, nuestras circunstancias personales, las necesidades de los niños, las mías, todo cambia, las lecturas, los tiempos, las maneras. Hasta hace bien poco, la lectura en voz alta era casi siempre a demanda de ellos, que elegían. Esto ha cambiado ligeramente y el tiempo dedicado diariamente a esta actividad lo he organizado un poco. Si funciona seguiremos así, si no nos vale lo desechamos y aquí no ha pasado nada. He introducido una serie de libros que leemos todos los días, durante poco tiempo...cuándo yo veo, en algún momento de tranquilidad, en la que están haciendo alguna actividad relajada y que no necesita excesiva concentración, incluso mientras desayunan o meriendan, pues les leo. En el día de hoy esas lecturas son La Biblia y Don Quijote de la Mancha. (De momento lo siguen perfectamente, preguntan incansablemente y están surgiendo muchas iniciativas, proyectos...) Y luego según el día voy alternando poesía (quiero estar un tiempo con un poeta),historia, naturaleza, estoy buscando biografías de personajes que les puedan interesar, etc.... El resto del tiempo lo dedico a leer lo que ellos me piden, generalmente el "libro gordo" que tenemos entre manos y luego los libros que cogen en la biblioteca, cuentos, comics, y curiosamente las versiones infantiles e ilustradas de los libros que leemos de adultos.
Aprovechando que nunca me dicen que me calle, les puedo poner en contacto con esas obras que de otra manera tal vez nunca leerían o tal vez si, pero que les quiten lo bailaó!!!!! Por supuesto, esto es lo que se intenta hacer, hay días en los que no fluye y no se lee tanto o se lee mucho más. Ya sabemos que el invierno,el otoño invitan mas al recogimiento, a estar en casa calentitos, leyendo, interiorizando...y en primavera y verano el exterior te llama y tampoco es cuestión de hacer oídos sordos...además la gran ventaja es que un libro te puede acompañar allá donde vayas.
"Aquel profesor no inculcaba un saber, ofrecía lo que sabía. No era tanto un profesor como un trovador, uno de esos juglares de palabras que frecuentaban las posadas del camino de Compostela y recitaban los cantares de gesta a los peregrinos iletrados.
Como todo necesita un comienzo, congregaba todos los años su pequeño rebaño en torno a los orígenes orales de su novela. Su voz, al igual que la de los trovadores, se dirigía a un público que no sabía leer. Abría los ojos. Encendía lámparas. Encaminaba a su mundo por la ruta de los libros, peregrinación sin final ni certidumbre, marcha del hombre hacia el hombre.
-!Lo más importante era que nos leyera todo en voz alta! La confianza que ponía de entrada en nuestro deseo de aprender...El hombre que lee en voz alta nos eleva a la altura del libro. !Da realmente de leer!"
NOTA: Todo lo que está en cursiva son fragmentos del libro de Pennac "Como una novela"


Continuará...

20 comentarios:

Jime... dijo...

wow, me encantó!
como vos, creo que no van a tener 'problema'con la lectura cuando sean grandes.... si vamos al caso, la mayoria va a la escuela, es obligado a leer y aca estamos! no hay un amor verdadero por la lectura... una pena, digo, con lo lindo, emocionante y atrapante q es transportarse a esos otros mundos q nos llevan las palabras por otros escritas... en fin, sigan disfrutando nomas, eso es lo q importa, lo q les quedará grabado... digo, calculo q de grandes quisieran generear quizas las mismas sensaciones en sus hijos u otras personas queridas, para ello seguro aprenderan a leer (para eso y mucho mas)... como yo añoro hacer un barrilete para compartir la alegria q sentia cuando mi mamá me los hacia y nos llevaba a hacerlos volar... :)

me extendí un poco... besos a todos!!! preciosa la foto de la cabecera del blog!

Silvia dijo...

Que lindas notas has puesto! Gracias por compartir la inspiracion. Que tristeza se siente cuando no podemos abrir los ojos de los demas a nuestos tesoros. Simplemente no lo ven... como dices, los miedos los ciegan...

El ultimo libro de Maureen Wittman "for the love of literature" tiene muchisimas fuentes de live books para leer de cada materia, te lo recomiendo mucho y el primero de abril dara una conferencia online "how to teach math and science with live books" va a estar buena. Checa el site de homeschool connections. Si no la puedes ver en vivo la puedes comprar despues para verla a 4 dolaritos... bien que valen la pena.
https://homeschoolconnections.webex.com/

Un abrazo!

Ipe dijo...

Felicidades, espero que continúen disfrutando... porque efectivamente este tiempo se va muy rápido. Aunque luego llegan otros mejores.
A nosotros también nos amenazaban mucho, pero ayer en la tarde caí en la cuenta de un curiosa casualidad... somos cuatro, y todos estamos escribiendo un libro, cada cual el suyo ¿qué curioso verdad? Mis chicos que no podían aprender ni a leer, ni a escribir, ahora no dejan de hacer ninguna de las dos cosas.
Lastima que la discalculia no hemos podido superarla... pero seguimos en ello.
Excelente entrada

Sandra y Javi dijo...

Si lees a tus hijos igual que escribes estaran encantadisimos con tus lecturas. Todo lo que escribes me transmite una gran ternura, el modo en que lo haces hace sentir paz y tarnquilidad. Imagino que eso, entre muchas otras cosas, es lo que sentiran tus hijos en esos momentos de lectura tan maravillosos. Me gustaria ver lo "poco vagos" que son los hijos de esa maestra de secundaria por tener que leerselo todo solitos. Ayyyy lo qe hay que oír, dentro de poco cuando nazcan se tendran que cambiar los pañales ellos solos, contra mas independientes y antes sea mejor 8que triste). No dejes de leer a tus hijos mientras puedas, estoy segura que esos momentos del día son increibles.
Besos.

amigos homeschoolers dijo...

Yo siempre he leido mucho en voz alta a mis hijos y no se han convertido ni en vagos ni en nada parecido.Creo que este es el mejor recurso para que se conviertan en lectores, que se les lea, que disfruten con historias, y cada uno en su momento se engancha a leer por su cuenta, es muy fácil y natural en realidad. Yo creo Paloma que lo haces, no bien, fenomenal.
Besos

Sylvia dijo...

Precioso, simplemente precioso y verdadero.

Es una lástima que muchas personas desconozcan que la mejor manera de hacer de un niño un buen lector es leyendole.

Con mis peques también disfrutamos cada día de nuestros ratos de lectura, sino como leerían ellos "Platero y yo"?

Un abrazo

Lo que hacemos juntos dijo...

la verdad es que , como pones el la "etiqueta", es uno de los placeres de educar en familia.
yo , a pesar de su corta edad, también les leo de todo.
Creo que son unos buenos cimientos...

1 beso, Mar

Begonya dijo...

Hola Paloma. Es importantísimo leer en voz alta. Y la pena es que en muchos casos se pierde cuando crecen los niños. Cuando son más mayores puede ser muy interesante la lectura en voz alta compartida y así se puede establecer un club de lectura familiar.
Por cierto, si te gusta Pennac, te recomiendo Mal de escuela.

paloma dijo...

Begonya no conozco el libro que me recomiendas, pero lo voy a buscar ya que el título es muy sugerente. Si que sería bonito seguir con la costumbre de leer en voz alta, aún cuándo los niños sean mayores. Me recuerda a esas épocas de hace añoooooos en las que no había tv y la familia se reunía alrededor de la chimenea y un libro. En las que se conversaba durante largo tiempo.
Un beso y gracias por la recomendación.

Mar es un placer...el tener tiempo para leerles. Una vez leía a una mamá homeschooler de cinco niños, que decía que lo que más añoraba, ahora que habían crecido, eran esos tiempos en los que se colocaban uno a cada lado de ella, otro por detrás del sofá, el bebé en su regazo y el otro donde buenamente podía...Afirmaba que daría cualquier cosa por poder revivir esos momentos. Un beso.

Sylvia yo estoy convencida de que todos estos pequeñines van a ser unos grandes lectores, bueno de hecho ya lo son...aunque no lean por si mismos todavía. "Platero y yo" se lo he empezado a leer varias veces y no ha cuajado...Lo voy a intentar de nuevo...es tan bonitooo. Un beso.

Azu gracias por el "piropo", fenomenal no se, pero "lo hago lo mejor que puedo" y espero mejorar con el tiempo eh!!
Claro, ya se que no van a ser vagos, son los prejuicios de siempre...Mira tu tienes la experiencia con tu hijo mayor. Ipe que tiene dos hijos adolescentes y les ha leído muchísimo en voz alta....y tantos y tantos..
Besos.

Hola chicos (Sandra y Javi) imaginaos con cuatro niños... los momentos de lectura a veces son maravillosos y otras un caos, llenos de interrupciones, ahora tengo sed, ahora quiero que alguien me acompañe al servicio, el bebé que se ha pillado los dedos con un cajón (justo en lo más emocionanteeeeee), ahora que llaman a la puerta....Pero si en general son maravillos.
Gracias por los ánimos.

Ipe tu experiencia como mamá de adolescentes es muy valiosa para todos nosotros, creo que te lo he dicho ya mil veces...pero es que es verdad. Es la prueba de que esto puede funcionar, que funciona.
Muchísimas gracias y vaya familia de intelectuales que estáis hechos, que fenomenal...así me gustaría verme yo dentro de unos añitos...Ya que es verdad que el tiempo pasa volandoooooo. Un beso.


Silvia lo que me recomiendas tiene una pinta estupendísima, pero no leo inglés, tal vez si pudieses traducir algo en tu blog...estaría fenomenal para todos. Me interesan mucho las recomendaciones de libros. Por cierto estoy buscando buenas biografías, tal vez sabes de alguna para los peques.
Un beso.

Jime ¿cómo va tu experiencia de educar en casa? Nos tienes que contar mas en tu espacio.
Un beso.

Gracias a todas por vuestros comentarios y por acompañarnos en nuestro diario caminar.

Laura Silvina dijo...

hola Paloma!!aquí Laura.Me animaste tanto con lo de la lectura en voz alta(que yo lo tenía sólo para antes de ir a dormir y en algún que otro momento)que desde hoy empezamos.Libe tiene 5 recién cumplidos, Gala 2 para 3 en mayo y hace 8 meses nació en casa Iris.la única que me prestò atención es Libe.Empecé con EÑ PRINCIPITO...dice que es aburrido...con qué me recomendas???tengo pensado NARNIA.bueno Paloma.GRACIAS por estar ahí.un abrazo.Lau

Xia dijo...

Pues a mi ya me conocen las bibliotecarias por traerme la biblioteca entera a la casa y dejar sin mas libros a la otra gente :) Lo triste es que no me alcanza el tiempo para leer todos los libros que traemos a la casa y terminamos devolviendo muchos que no leimos. Ya podras imaginar mis cuentas de multas por devolver los libros tarde. Creo que mis multas mantienen mi amistad con las bibliotecarias!

Me encanta leerle a mis hijos y hacer algo como discurso socratico, para mantener vivo el momento, las novelas, etc. A veces mi marido les lee a los ninos y yo me siento a escuchar y participar en las preguntas y comentarios. Es tan rico el momento de la lectura en familia.

Un beso

Jime... dijo...

Si, Paloma... es verdad, tengo q actualizar! :)
Tengo bastante, o me parece bastante ahora q lo tengo en la cabeza, para escribir... pero no se por donde empezar... voy a ver que sale :)
Un beso!

Marvan dijo...

Son de los momentos más bonitos en familia: juntos en el sofa, uno a cada lado (al menos yo tengo suerte jeje) y leyendo leyendo.

paloma dijo...

Laura:
Yo siempre les he leído “a demanda”, es decir lo que ellos querían y cuántas veces querían, lo cual a veces puede ser exasperante. Todo depende del niño, de su nivel de comprensión, de sus intereses y de lo que les guste que les lean. Yo pensé siempre que a todos los niños les gustaba que les leyesen, pero no es verdad, por ejemplo mi tercero, que tiene tres años y medio me ha pedido que le lea un cuento en ¿cuatro, cinco ocasiones? Y en cuánto digo: “Érase una vez…..” me dice: “Ya vale mamá” y se va a jugar….Pues nada no le leo, a veces se sienta encima de mí cuándo les leo a los mayores, está un rato, mira las ilustraciones (si las hay), pregunta, voltea las páginas y se va….Mi consejo con tus niñas es que les dejes que ellas elijan sus lecturas, tu puedes también proponer como “El principito” pero en cuánto veas caras raras, lo dejas, no es el momento, ya llegará si llega…Si te sirve de consuelo “El principito” junto a “Juan Salvador Gaviota” son dos de mis libros preferidos, y por ello he intentado leérselos a mis hijos en diferentes ocasiones, pues nunca han querido. Yo creo que esos libros te llegan cuándo eres por lo menos “adolescente”.
Respecto a “Las Crónicas de Narnia” a mí me parece un libro alucinante para leerles a los niños, escribí una entrada sobre ello, pero no te lo aconsejo para tus niñas todavía:
Yo se lo he leído a mis hijos siendo más mayores y les ha gustado mucho, pero les ha dado miedo. Claro que depende de la sensibilidad del crío pero ¿para qué adelantar acontecimientos? Puedes esperar tranquilamente cuatro años o más. Además es un libro con una extensión considerable…
Yo no soy partidaria de leerles a los niños versiones infantiles de los libros, pero tampoco soy excesivamente radical, siempre y cuándo sea una versión “decente”, no de esas que te resumen un libro en tres páginas. Mis hijos tienen versiones infantiles de la Biblia, del Quijote, del Mio Cid y las han disfrutado mucho y todavía hay veces que las miran mientras les leo la versión original.
Te digo algunos libros que les han gustado mucho, mucho: Cuentos de Beatrix Potter (en la columna de la derecha está el libro), Winnie de Pooh (les compré el original pero si querían que les leyese los de Disney, sin problema), y todos los cuentos de Andersen, de los Hermanos Grimm etc.…Los que nunca les han gustado, por ejemplo son los de Rodari que tienen mucha fama. En Internet hay muchas páginas donde te puedes descargar cuentos e incluso audio cuentos, para momentos de esos en que no les puedes leer. Aquí hay una página de cuentos de Andersen:
http://www.andersenstories.com/es/andersen_cuentos/index
Por otra parte y con esto ya termino, si hay un libro que a ti te gusta mucho, por ejemplo de poesía se lo lees, o si te gusta el arte, lo que sea, si no les gusta pues borrón y cuenta nueva. Me he extendido mucho pero espero haber respondido a tu pregunta, es que el tema me apasiona…
Un beso para tus niñas tan bonitas.

paloma dijo...

Xia a nosotros nos sucede lo mismo, además somos seis de familia...imagínate la bolsa de libros, pero muchas veces efectivamente no da tiempo...
Besitos.

Marvan leí tu post sobre la lectura en voz alta y me dije: Que compenetración...claro todas estamos en lo mismo, je,je..
Un beso.

Marvan dijo...

Yo he leido el principito hace poco a los mios (tienen 10 y 7 años) y les ha "costado". Al mayor todavía le costaba entender muchas cosas. Yo incluso creo que muchas veces tiene más importancia el hecho de sentarse juntos cerquita, la voz de mamá que suena como en sueños, imaginarte la historia que sea..... creo que quizás esto tiene más importancia que no el libro en sí. Aunque está claro que cuanto mejor el libro o el cuento, más disfrutarán.

Anónimo dijo...

No sé si has visto versiones cinematográficas de las novelas de Jane Austin. Una de las maneras que tenían de pasar las veladas después de la cena era escuchar a alguien que leía poesía en voz alta. Poemas de Shakespeare con frecuencia. Muchas veces eran hombres, mientras las mujeres cosían a la luz de la vela.
En "Mujercitas", la madre les leía en voz alta a sus hijas cuando estas hacían labor de aguja.

Un beso

Carolina

Anónimo dijo...

Paloma:

soy Carolina. Estoy publicando como anónima porque no soy capaz de otra manera.

un beso

elena dijo...

Hola Paloma,
cómo me gusta leerte, hija. Y eso que hacía tiempo que no me pasaba a saludarte. Pero aquí me tienes de nuevo disfrutando de tus pensamientos y vivencias.
Estos días, huyendo del stress que voy acumulando por diversas vías, he retomado el aprendizaje de algo tan sencillo como el crochet. Y en un momento dado, me sentía tan cómoda, creativa y relajada que estuve horas y horas seguidas entrelazando hilos de colores entre mis dedos.
Normalmente, tengo puesta la radio (nunca música), porque me encanrta disfrutar de las voces tan bonitas que tienen algunos locutores. Y pensaba, justamente, en que hasta hace bien poco, las mujeres se sentaban a pasar las tardes bordando el ajuar, mientras alguna de ellas leía en voz alta.
Pensaba en alguna escena de la película "Mujercitas", o en alguna otra más real, cuando visité una vez un convento de monjas de clausura y estaban todas cosiendo y rezando al compás que marcaba una de ellas.
Me parece precioso... y ya me gustaría a mí tener a alguien cerca que me leyera en voz alta.
un beso, preciosa

MartaSada dijo...

Ay...querida paloma, qué post tan interesante!!
llego tarde pero entro solo para decirte que a mí lo que me alucina es lo de las DOS HORAS!! jeje, es que estos cabritillos, bestezuelas, no me aguantan ni media hora!! supongo que será cuestión de hacer hábito y poco a poco...con gran variedad de textos a ver de qué tipo les van prendiendo, etc...
y sí, esos momentos son tan chulos!! Un abrazo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...