17 de abril de 2009

Otro cuento de Pascua


Había una vez una familia de liebres de Pascua, el padre, la madre y los siete hijos. El padre y la madre liebre no sabían quién de sus hijos iba a ser ese año la liebre de Pascua. Entonces la madre liebre de Pascua cogió una cesta con siete huevos, y el padre liebre de Pascua llamó a sus siete hijos y dijo al mayor:
-Coge un huevo de la cesta y llévalo al jardín de la casa donde viven muchos niños.
El mayor cogió el huevo dorado y se fue con él a través del bosque, cruzó el riachuelo, atravesó la pradera y llegó al jardín de la casa de los niños. Entonces quiso saltar por encima de la verja, dio un salto demasiado grande y el huevo se cayó y se rompió. Ésta no era la verdadera liebre de Pascua.
Le llegó el turno al segundo. Éste cogió el huevo plateado, corrió con él a través del bosque, cruzó el riachuelo y llegó a la pradera. Entonces le llamó la urraca:
-Dame tu huevo, dame tu huevo y te regalaré una moneda.
Y sin que la liebre se diera cuenta, ya se había llevado la urraca el huevo a su nido. Ésta tampoco era la verdadera liebre de Pascua.
Le tocó el turno al tercero. Éste escogió el huevo de chocolate, corrió con él a través del bosque, cruzó el riachuelo, llegó a la pradera y justo entonces, llegó saltando de un pino alto una ardilla, puso grandes ojos y preguntó:
-¿Está rico?
-No lo sé, lo quiero llevar a los niños.
-¿Me dejas probar un poco?
La ardilla chupó un poco y, como le gustó tanto, siguió lamiendo, y la liebre lamió con ella hasta que todo el huevo había desaparecido. Cuando la tercera liebre llegó a casa, la madre liebre de Pascua le tiró de los pelos de su morrito que aún estaban llenos de chocolate y dijo:
-Tú tampoco eres la verdadera liebre de Pascua.
Ahora le llegó el turno al cuarto. El cuarto cogió el huevo con muchas manchitas. Con este huevo corrió a través del bosque. Cuando estaba cruzando el riachuelo se paró en medio y se vio en el riachuelo como en un espejo. Cuando se estaba mirando, ¡plaf!, se cayó el huevo al agua. Ésta tampoco era la liebre de Pascua.
Le llegó el turno al quinto. El quinto cogió el huevo amarillo. Con él corrió a través del bosque y antes de llegar al riachuelo se encontró con el zorro.
-Oye, vente conmigo a mi madriguera y enseña a mis hijos el huevo bonito.
Los zorritos empezaron a jugar con el huevo, se cayó encima de una piedra y se rompió. Rápidamente corrió la liebre a casa con las orejas gachas. Ella tampoco era la verdadera liebre de Pascua.
Le llegó el turno al sexto. El sexto escogió el huevo rojo y con él corrió a través del bosque. Entonces se encontró en el camino con otra liebre. Puso su huevo en el camino y empezó a pelearse con la otra. Por fin, la otra liebre huyó y cuando la sexta liebre buscó su huevo, lo encontró hecho migas. Ésta tampoco era la verdadera liebre de Pascua.
Le tocó ya el turno a la séptima, la liebre más joven y pequeña. Ella cogió el huevo azul. Con el huevo azul atravesó el bosque. En el camino se encontró con otra liebre. La dejó pasar y siguió adelante. Entonces vino el zorro. La liebre dio un rodeo y llegó al riachuelo. Con unos saltos ligeros cruzó por encima del tronco. Vino la ardilla pero la liebrecita siguió adelante y llegó a la pradera. Cuando la urraca gritó, simplemente le contestó:
-¡Tengo que seguir!, ¡tengo que seguir!
Por fin, llegó al jardín de la casa. La puerta estaba cerrada. Ella dio un salto, ni demasiado grande, ni demasiado pequeño, y puso el huevo en el nido que le habían construido los niños. Ésta era la verdadera liebre de Pascua.



Ed. Rudolf Steiner

4 comentarios:

Mónica Alvarez dijo...

Que bonito cuento... Llevo tiempo sabiendo de la existencia de este blog. A partir de ahora voy a ser asidua, pues mi hija Dunia, cumple 2 años en junio y nos están bombardeando con que si no le vamos a llevar al cole (lo de la guardería, como no es obligatorio, lo hemos salvado con bastante dignidad). Sé que cada vez va a haber más presión, y no tenemos claro que llevarla a un colegio sea lo que queremos. Nos toca estudiar mucho y bien cómo lo vamos a hacer. Vendré por aquí a menudo. Un abrazo!

paloma dijo...

Mónica bienvenida. Si Dunia cumple dos años...todavía no tendría que empezar el "cole". Y además hasta los seis "no es obligatorio", pero me imagino que ya sabrás que aún a partir de los seis no es obligatorio escolarizar, sino tan solo "educar" y eso es lo que hacemos las familias homeschoolers, educar a nuestros hijos sin escuela. Si te metes en la página de ALE puedes leer todo lo relacionado con la parte legal. Tranquiliza bastante, tener conciencia que no estamos haciendo nada ilegal, ni tan siquiera alegal. ¿Es acaso respirar alegal? Estamos ejerciendo nuestro derecho como padres a elegir la que creemos es la mejor educación para nuestros hijos.
Claro la presión familiar es tremenda, sobre todo al principio, cuándo mi hijo mayor cumplió seis años y vieron que seguíamos sin escolarizarlo, se fueron disipando las objeciones y las críticas. Creeme llega un momento en el que te dejan por imposible, un caso perdido, ja,ja...
Un beso.

tatavaga dijo...

Hola, siento irrumpir en este mensaje pero no he encontrado otra forma de contactar con vosotros. Soy Cristina, vivo en Cuenca y conozco vuestro blog porque Mayte y Angel me lo han recomendado (ellos van normalmente a los encuentros de ALE...)Voy leyendo en vuestro blog cosas que me gustan, me inspiran y hace unos meses leí algo que me removió especialmente (supongo por el momento en el que estoy) era un post en el que explicabas que al poco de llegar tu primer hijo una amiga te preguntó "¿quien era el mas importante?" tu respondiste que tu hijo y ella te explico que la más importante eras tu, si tu no estabas bien nada le podías dar a tu hijo. Hace poco he recibido un premio simbólico a mi blog, se llama SOMOS MAMAS y si lo aceptas has de premiar a otros 5 blogs, yo os he premiado a vosotros porque como te he dicho me trasmitís muchísimo, a pesar de la pantalla! Un abrazo.
Podeis ver el premio en http://tatavagaporelmundo.blogspot.com/
Espero que os guste.

paloma dijo...

Cristina muchas gracias por el premio, ya te he contestado en tu blog. Siento lo de romper las cadenas...pero mi tiempo no da para más e intento que este sea un blog sobre homeschooling, y si me lio con los premios y tal...se me va la vida, ja,ja..Pero por supuesto que lo agradezco de todo corazón.
Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...