3 de mayo de 2009

una historia

Aunque nuestros cuatro hijos han nacido en casa, los embarazos han sido controlados en el hospital y me he hecho todas las pruebas habituales, al menos las que he considerado adecuadas y oportunas en cada momento como son las analíticas y casi todas las ecografías (hay otras como el Triple Screening, el test de O'Sullivan o la amniocentesis, que no me hago por diferentes motivos que no vienen al caso). En mi tercer embarazo y pocos días antes de salir de cuentas, me dieron el resultado "positivo" del estreptococo B. Se trata de una bacteria que habita en en la vagina y/o el intestino de aproximadamente un 20-30% de mujeres y hombres sanos sin causarles problemas. El problema es cuando lo tiene una mujer embarazada ya que el bebé puede contagiarse al nacer, y ese microbio es el principal responsable de la septicemias y meningitis del recién nacido, capaces de acabar con su vida o de dejarle gravísimas secuelas.

Habitualmente y como profilaxis, se le administra a la madre durante el trabajo de parto antibiótico en vena (o al menos así era hace tres años). Luego se mantiene al recién nacido en observación para cercionarse de que no se ha contagiado.

!!!No sabíamos si mi bebé podría nacer en casa!!!!. Las matronas que me iban a acompañar en el parto, no me ponían el antibiótico pues era un riesgo, es un tratamiento que debe efectuarse en un centro médico, ya que podrían producirse efectos secundarios. Además no tenía mucho sentido un parto natural, tan poco natural...En casa y con un goteo, como que no armoniza excesivamente.

Fueron días muy difíciles y dolorosos. Después de que mis dos hijos mayores hubiesen nacido libremente en su hogar y haber gustado algo tan hermoso y sublime...verme en un hospital, dónde otros llevarían las riendas, imaginarme tal vez con una episiotomía (teniendo un periné intacto, sin un solo punto...) .Todo esto sumado al hecho de que tendría que estar en el hospital desde las primeras contracciones, no podrían acompañarme en el parto mis mayores y para colmo al nacer el bebé, sería separado de mi lado...suponía mucha presión en un momento como ese, que solo quieres ya relajarte y esperar el tranquilamente.
Consulté a muchos médicos, matronas, enfermeros, internet...y había unanimidad: "No puedes poner en peligro la vida de tu hijo por tu "cabezonería", por un capricho, para algo está la ciencia, los hospitales, el bebé se puede morir......." En el otro lado de la balanza tan solo estaban: la fragilidad de mis dudas, mis miedos, mi fe, mi confianza, mi amiga incondicional, algunas voces que me decían que sólo yo tenía la ultima palabra......Resonaban en mí el :"Sapere aude! de Kant cuando decía: !Ten valor de servirte de tu propio entendimiento!..La pereza y la cobardía son las causas de que una gran parte de los hombres permanezca, gustosamente, en minoría de edad a lo largo de la vida....Si tengo un libro que piensa por mí, un director espiritual que reemplaza mi conciencia moral, un médico que me prescribe la dieta..entonces no necesito esforzarme. Si puedo pagar, no tengo necesidad de pensar; otros asumirán por mí tan fastidiosa tarea.

No quiero extenderme en todo este proceso, la cuestión es que pasaban los días y el bebé no se decidía a nacer...y estábamos casi en la semana 42, entonces me pongo en contacto con un médico, que avala científicamente todas mis intuiciones, es posible tener a mi hijo en casa y es más este loco, tan locamente fantástico, me aconseja un parto natural. Ya está todo en su lugar...intentaré que mi hijo nazca en su hogar, rodeado de los suyos...Y me pongo de parto y nace el niño (después de 19 horas....mis miedos no me habían abandonado) !Y nace con las membranas integras! que él mismo rompió con su dedito, envuelto en la bolsa protectora, sin remota posibilidad de haberse contagiado de nada...Hay quien le llama "nacer con velo", también mi hijo mayor nació así.

Quedé como decía Becquer: muda, absorta y de rodillas.......me parecía el milagro más milagroso que jamás había presenciado.

Pasado un mes aproximadamente y como hago siempre, llevé a Micael al pediatra para que le conociese y me confirmase que todo estaba bien. Le conté maravillada como había transcurrido el final de la historia, pero ella dijo que "no podía ser", "nunca había oído algo así"......"después de tantas horas las membranas integras".....No me creyó y es más... en su fuero interno seguro que pensaría que, a pesar de mi insensatez e irresponsabilidad tuve suerte, lo de siempre y es que cuando no comprenden, cuando no pueden controlar, cuando el misterio es demasiado grande lo achacan a la suerte, la maldita suerte...
He contado esta historia porque me pasó a mí, porque me encanta, porque es un milagro, porque siempre me da que pensar...Porque es una sencilla demostración de que en la vida siempre hay que elegir y que tomemos la opción que tomemos ninguna está exenta de riesgo, que no tiene que asustarnos el estar en el grupo minoritario, que todos tenemos miedos aunque logicamente sean diferentes, que en ocasiones podemos sentirnos solos, muy solos, que no existe la casualidad, ni la suerte ni el azar, que muchas veces basta con relajarse y dejar que la vida actúe...Que podemos y debemos aprender a escucharnos ya que la Verdad habita en nuestro interior.

NOTA: He leído en internet que en TVE hay un anuncio de colchones en el cual se ve un parto natural y creo que está provocando cierto escándalo, en ciertos sectores, que temen que las mujeres puedan llegar a pensar que tener un hijo es la cosa más natural del mundo......

31 comentarios:

Sandra y Javi dijo...

Una historia preciosa. Ariam nació en el hospital, una experiencia estresante y como has mencionado, mi periné no está precisamente intacto, me está dando muchos problemas. Tengo un dilema en este sentido para cuando llegue el momento de tener al segundo. Antes de tener a Ariam tube 3 abortos y elembarazo de Ariam me dió algún problemilla, lo consideraron de riesgo. En el hospital me provocaron el parto con oxitocina despues de 24 horas esperando en una sala horrible y al nacer se lo llevaron para comprovar el tema de las infecciones porque rompi aguas y el nació muchas horas despues. A pesar de todo no se si me atrevería a tener un parto natural e casa y me encantaría, pero tengo la sensación de que podrían pasar tantas cosas!!!
Cuando me quede embarazada y empiece con las dudas te haré unnmillón de consultas.
La imagen que has puesto es peciosa.
Besos.

paloma dijo...

Parece que más de una trabajamos de noche, je,je..Bueno Sandra ya ves...muchas veces(no siempre por supuesto) tener un hijo en casa es mucho mas seguro que tenerlo en el hospital. Yo creo que es cuestión de informarte y poco a poco tus miedos se irán disipando. Un beso.

Sandra y Javi dijo...

Sii, a mi siempre me dan las 2 por aquí. Supongo que si, que es cuestión de informarse. Has debido vivir unas exeperiencias preciosas.Besos.

paloma dijo...

Y a mi también me dan las tantas, pero es que de día no me gusta mucho que me vean liada con el ordenador pero lo peor de todo es que mis chicos madrugan y el pequeño toda la noche de juerga...ya sabes...
Si han sido experiencias maravillosas, todas y cada una de ellas. Diferentes totalmente como son mis hijos y como somos todos: únicos...pero a cada cual mejor.
Creo que merece la pena, si se puede intentarlo. Un besito que ya si que me voy a dormir.

Jime... dijo...

Ay Paloma, que lindo regalo esta historia...
Como, cuando las cosas no deben pasar... SIMPLEMENTE no pasan. O si deben pasar, pasan tambien... Maravilloso, un milagro realmente, de esas cosas que fortalecen la Fe de una (q a veces viste que una tambalea... je).
Me guardo: La Verdad habita en nuestro interior... Y me encantó el final jejejeje En algun lugar pude leer q lo comparaban con el comercial de la gaseosa q usó una filmacion de parto hospitalario y nadie hizo escandalo! En fin, como bien decis, Temen... tendran que superar el temor nomás :)

Sandra, por estas latitudes los partos en casa se dan muchas veces (al menos hace un par de años atras, y me incluyo en esta 'estadistica') porque las mujeres HUIAMOS del sist hospitalario... me hubiese encantado tener la confianza y la compañia que tuvo Paloma desde el primero, pero en fin... llegado el momento sabras que hacer, donde informarte y de quien rodearte :)

Besos a las dos!

Ipe dijo...

Gracias Paloma por compartir la experiencia... las palabras de Kant, y tus palabras. Escribes muy, muy bien. Yo agradezco mucho que trasnoches.

Ciertamente la vida esta llena de milagros... , aunque no debemos olvidar que las desgracias son reales... y ni todo esta en nuestras manos, ni en manos de la ciencia.

Tengo una amiga que perdió un riñón en un accidente por lo que cuando quedo embarazada (sin recomendación medica) estuvo super controlada en el hospital, lo que no evito una septicemia y un parto provocado a los 6 meses... su bebe, ahora un niño, tiene problemas de crecimiento, sordera y visión.

Me hubiera encantado tener partos como los tuyos... pero ya no tiene remedio.

Marcela dijo...

qué bonito milagro Paloma!
es verdad que tus hijos tienen su ángel cuidándolos!
el anuncio ( yo puse una entrada en "nacer en casa") es muy bonito, la gente de mi entorno dice que se acuerda de mi cuando lo ve ( porque yo quisiera parir en casa, ya lo sabes) pero de momento parece ser positivo :-)

besote

paloma dijo...

Jime tu siempre tan sabia...y POSITIVA... Espero que me de tiempo a terminarte el mandala, es un honor para mí..estar presente de ese modo en tu parto,ya que creo que de otra manera no va a poder ser, ja,ja..Un besito.

Claro Ipe, por supuesto que no todo está en nuestras manos y que hay milagros y desgracias...Nosotras sabemos en manos de Quién está ¿no? Siento lo de tu amiga, tiene que ser tan duro...uf!!! Tu tuviste tus hijos hace mucho tiempo, je,je..muy jovencita y eran tiempos muy difíciles para todo esto del parto natural, la lactancia..En los últimos ocho años ha cambiado mucho todo. La ventaja es que tus bebés ya duermen toda la noche y encima tienen una mamá superjovennnnn...no se puede tener todo en la vida, ja,ja..
El texto de Kant lo repito mucho pues no tiene desperdicio ¿verdad? Me imagino que lo sabrás pero por si acaso no y quieres leerlo entero es de: Respuesta a la pregunta: ¿Que es la ilustración?

Bueno Mar yo creo que todos tenemos ángeles que cuidan de nosotros...mis hijos son como todos los niños del mundo. Un besote.

Anónimo dijo...

Hola Paloma, soy Mara. Qué historia más bonita.
Últimamente estoy leyendo muchas cosas de partos, y en casa... La verdad, me gustaría tener un 2º en casa... sería mi sueño... pero debe ser todo tan complicado, caro, miedo... Pero ya me informaré.
Por lo que dices tu hijo nació con la bolsa intacta, pero si hubieras roto aguas, y luego hubiera salido tu hijo, no se hubiera infectado por el estreptococo? perdona mi ignorancia, es que los miedos siempre se apoderan de una.

Felicidades por esos 4 partos en casa.

paloma dijo...

Mara, veamos.. yo no puedo saber que habría pasado, claro ni yo ni nadie, pero según me he informado luego mas tarde te cuento:

En primer lugar es una prueba, como muchas otras que dan muchos falsos positivos. (En ninguna otra ocasión me ha dado positivo, tal vez fue un error)
En el supuesto de que efectivamente yo tuviese el estreptococo, al nacer el bebé en casa y no haber episiotomía, tiene muchas menos posibilidades de contagiarse.
Yo nunca había roto aguas en los otros partos, por lo que era previsible que esta vez sucediese lo mismo y la bolsa permaneciese integra durante bastante tiempo..
En el momento de nacer te pones al bebé al pecho y empieza a mamar el calostro, o sea defensas a mogollón. Además está constantemente a tu lado, le observas y al menor síntoma le llevas de urgencias.
En casa están los germenes y bacterias de tu hogar que son mucho mas inofensivos que los de un hospital.
No conozco ni un solo caso de algún bebé que haya nacido en casa y se haya contagiado y en cambio en los hospitales hay muchos, según me aseguraron en su momento, tocólogo, pediatra, matronas...
Es lo que se me ocurre así de repente...y si, imagino que aunque improbable existe la posibilidad de que el bebé se contagie y no se le pueda salvar....Pero por eso decía que todas las opciones tienen riesgos, entonces toca valorar, sopesar y actuar en consecuencia y en este caso en concreto parece que el parto domiciliario es mas seguro. Un besito.

Anónimo dijo...

Hola Paloma, soy Mara otra vez: OLE, OLE y OLE. Creo que ya me has convencido...je je La verdad que tienes razón, el peligro está donde menos te lo esperes... Y sí, el hogar es el sitio más seguro.
El problema más grande que tendré será el informar a la familia, o, mejor dicho, convencerles, y gracias a tus respuestas tan bien explicadas podré argumentar mis motivos de mi "futura" elección, que aún no...

Muchas gracias por aclarar, siempre tienes las palabras adecuadas... y ciertas!!!

paloma dijo...

Mara es lo primero que me ha venido a la mente, pues hace casi cuatro años de esto y ya no recuerdo bien...pero seguro que si te informas llegado el caso, existan muchos mas argumentos y explicados de una manera menos "tosca" ja,ja..pero nos entendemos que es lo que importa.

amigos homeschoolers dijo...

Una hitoria preciosa.
He visto el anuncio de camas Flex, y es un anuncio muy bonito :-)

Mar dijo...

Vaya Paloma, me quedo muda. Un milagro maravilloso.
Miles de besos

Pilar Marquez dijo...

Ay Paloma, me encantan las historias de tus partos. Para mí el parto en casa es una asignatura pendiente, ya sin solución. Yo sí estoy "rajada y cosida", después del segundo parto empecé a decir a mi marido que si teníamos más quería parir en casa, pero le entró el pánico. Después me quedé embarazada y tuve un aborto espontáneo y entonces el miedo me entró a mí. Pero bueno, no se ha vuelto a dar la ocasión y ya no se dará. Es algo que tiene marcha atrás.
Yo sí he visto el anuncio de los colchones con parto casero incluído. Me encanta y la verdad es que cada vez que lo veo pienso en ti. Habla del olor tan especial, las buenas vibraciones y sentimientos que se quedan en esa estancia, se ve como ella saca a su hijo,... es muy bonito. Sólo lo estropea el que al final hablan de los colchones.
No sé si ese anuncio está generando malestar, pero sí que cuando hablan alguna vez del tema en la tele, los médicos en general se ponen mucho a la defensiva, y tratan a las matronas y madres "caseras" de ignorantes,... y me da una rabia. Igual que cuando se habla de la educación en casa.
En fin, espero que todo esto vaya cambiando poco a poco, y eso será gracias a valientes como tú.
Un besote y un abrazo fuerte y emocionado con tus historias.
Pilar Márquez

Silvia dijo...

Gracias por compartir esta historia tan personal, tu milagro de Dios. Hay quien pudiera creer que por estar en los EU todo esta mas abierto y reconocido en cuanto a los derechos de la madre, pero mi experiencia con la primera fue dificil, muy invasiva y yo sin nada de control. El segundo parto fue hermoso, tambien en el hospital pero totalmente respetado. Fue un regalo de Dios. Cada detalle de mi volutad fue cumplido...pero siempre pienso en lo hemoso que hubieran sido ambos de haber sucedido en mi propia cama.
Vaya que cumples la cita anterior de E Stein. Una mujer fuerte y firme en sus convicciones.
Un abrazo fuerte!

Mundo de Ariadna dijo...

que historia mas maravillosa!!!!gracias
y si, el anuncio esta, y es precioso! ojala haga un gran revuelo!!

MediaBaldosa dijo...

Me alegro muchísimo por tí. Ojalá yo hubiera tenido el valor suficiente para decidir quedarme en casa en lugar de ir al hospital. En mis dos partos, creo que ha sido el peor error de mi vida el acudir al hospital, sobre todo en el segundo. Lo recuerdo como una auténtica tortura. En fin, menos mal que para otras cosas he aprendido a ser más cabezota. Por ejemplo, mi niña, que está a punto de cumplir dos años, todavía me pide la teta (y yo se la doy, jeje). Ojo, que come otras cosas, pero su tetita le gusta mucho.
En España es rarísimo la que se decide a tener un niño en casa. Quitando a mi abuela, porque no había médicos en esa época como ahora, no conozco a nadie.
Yo soy de la opinión de que nos han metido en la cabeza a las mujeres que no podemos parir solas, que necesitamos la "ayuda" de un médico. No sé, me da por pensar que es un mecanismo masculino de "participación" en el parto. Eso sí, imponiendo sus reglas y sus tiempos..."si después de tal hora no has roto la bolsa, te la rompo yo". En fin, que así salimos todas: la que no sale con episiotomía, sale con cesárea. No respetan los ritmos naturales del parto, ni la intimidad de la parturienta, ni nada.

Noe dijo...

Paloma, yo llevo 11 años trabajando en paritorio de un par de hospitales. He tenido la suerte de atender tres partos con la bolsa amniótica (de las aguas) íntegras hasta el final y han sido partos especiales, mágicos, maravillosos... Cada vez es más difícil, porque no se hace más que intervenir, intervenir e intervenir. No se tiene nada de paciencia. En fin, yo vivo mi trabajo con muchas tensiones, porque no te dejan acompañar los partos normales, de una forma fisiológica. Por una parte, porque cada vez provocan más los partos, sin dejar la posibilidad de dejar que el parto empiece espontáneamente y segundo porque aunque el parto sea absolutamente normal, los médicos, y también algunas matronas, entienden que hay que intervenir. Yo en este sentido estoy triste, pero seguiré luchando para que las cosas sean de otra manera. Gracias por tu valentía Paloma. Un beso muy fuerte: Noe.

Anónimo dijo...

Soy Carolina. Yo también tengo grupo B. tampoco me hice la amniocentesis ni ese tipo de pruebas, ni supe el sexo, ni rompi aguas.
Una pregunta: si un niño nace en casa, ¿cuando le hacen esas pruebas geneticas con una gotita de su sangre? Son muy importantes porque hay enfermedades terribles que se pueden encauzar positivamente si hay un tratamiento inmediato tipo inyectarle al niño células del cordón umbilical de un niño nacido sano, y de otro tipo.

Un abrazo

Mónica Alvarez dijo...

Yo también preparé un parto en casa. Tuve a dos matronas pendientes de mí todo el rato, a mi marido, mis cosas, mis velas, una tranquilidad infinita. Era nuestro aniversario de boda y cada vez faltaba menos para verle la cara a nuestro retoño. No sabíamos si era niño o niña.Terminamos en el hospital con una cesárea porque la niña estaba mal colocada y después de muchas horas comenzó a haber síntomas de sufrimiento. Las matronas nos hicieron un informe y nos dejaron en la puerta del materno. Hubo tiempo para preparar una bolsa con cuatro cosas, para ir tranquilamente (tardamos 20 minutos en llegar). Todavía en el hospital el ginecólogo que nos trató tardó un rato en aceptar que no iba a poder sacarla vaginalmente. Nos libramos de un montón de intervenciones, de estar horas sufriendo inútilmente con la oxitocina, me hubieran abierto entera para sacarla (no hay que estropear las estadísticas tan buenas que tenemos por aquí de las pocas cesáreas que se hacen). No me arrepiento de nada. Si vuelvo a quedar embarazada volveré a intentar parir en casa, aunque tenga que volver a irme al hospital; al menos podré darle a mi hijo el regalo de una dilatación a su ritmo. Un abrazo a todas!

paloma dijo...

Carolina creo que te refieres a la prueba del talón. Yo si se la hago a mis hijos, pues aunque te da penita...como tú bien dices se pueden evitar males mayores.
Cuando un bebé nace en casa, se le hace el test de Apgar para lo cual no es necesario separarlo de la madre y ya está. Casi nunca es preciso aspirarles la naricita ni protocolos de ese tipo. Tampoco se le suele bañar....Si los padres lo desean se le daría la vitamina K y se le vacunaría. (Nosotros no les vacunamos ni les damos la vitamina). Al día siguiente de nacer vuelve la matrona a casa, para ver al bebé y a la mamá. A los tres días hay una nueva visita y por último a la semana y es entonces cuándo se le pincha en el talón(la matrona o médico que atendió el parto). Las pruebas de sangre se mandan al hospital correspondiente y ya está. Luego recibes en tu domicilio el resultado.

Prometo responder el resto de los comentarios en cuanto pueda. Un beso.

paloma dijo...

Mar, Azu gracias por la visita y el comentario. Muchos besos a las dos.

Pilar no se que decir...la verdad es que a veces se nos ponen las cosas difíciles en la vida. Yo creo que todos tenemos asignaturas pendientes y también es cierto que no a todas las mujeres que intentan un parto natural les va tan bien...Lo importante es que somos madres y tenemos unos hijos maravillosos y ya está...Por cierto si no te importa me podrías mandar un correo privado pues tengo unas cosillas que tal vez te puedan interesar. (Es que no me aclaro con mi correo de Terra y no encuentro tu email)
Besos.

paloma dijo...

Silvia que bien que te tratasen con respeto en el hospital. En los últimos años todo está cambiando mucho, incluso en España, parece que hay otra conciencia.

Hola Ariadna: Yo he visto el anuncio o mejor dicho el reportaje en internet y es precioso...una maravilla.

Noe que maravilla!!! La matrona que me ha asistido en casi todos mis partos lleva muchísimos años trabajando en hospitales y me dijo que jamás lo había visto y en cambio en casa es relativamente frecuente. Yo una vez se lo contaba a una amiga y me dijo: !Anda como los terneros! O sea que naturalmente debe ser natural.
Tengo entendido que están cambiando mucho las cosas, pero claro me imagino que despacito. Por cierto ¿estás embarazada? me pareció leerlo en tu blog, pero ahora mismo no se si me equivoco. Un beso y enhorabuena.

Mónica eso mismo le ha sucedido a alguna conocida mía y dicen lo mismo que tu...que lo volverían a intentar!!!! Además que sepas que tu próximo parto puede ser vaginal perfectamente. Si, aunque solo sea la dilatación, que pueda ser en tu casa relajadamente eso no tiene precio...


Mediabaldosa pues ya conoces a otra aparte de tu abuela, ja,ja..Mi abuela tuvo siete hijos en casa y cuándo nació el último le dio miedo y se fue al hospital. Avisó a las matronas cuándo notó que su hijo nacia y al llegar estas el bebé ya estaba mamando...
Siento que tus experiencias hayan sido malas, pero es lo mas frecuente, solo que muchas mujeres no son siquiera conscientes de ello. Respecto a lo que indicas hay mucho escrito al respecto, puedes visitar por ejemplo la página de Casilda Rodrigañez, cuyos libros te puedes descargar gratuitamente. Yo no soy tan "feminista", bueno en realidad no soy feminista pero sus planteamientos encierran mucha verdad. Por cierto mi tercer bebé de casi cuatro añitos sigue mamando...

Muchísimas gracias a todas por compartir vuestras experiencias.

Jime... dijo...

Ah, pero q enriquecedor este post con sus comentarios todos :)
Paloma, sigo esperando el mandala con mucha alegria, es un honor para mi, ya te lo dije, pero sin presiones eh! :)

Solo pase a comentar sobre tu comentario de Casilda Rodrigañez, donde decis que no sos tan feminista... Con 5 Hombres en la casa quien podria!!?? jajaja chiste :)
Un beso grande :)

paloma dijo...

Si Jime, ha dado mucho juego este post...que buenísimo, es que muchas veces lo mejor son los comentarios de la gente ¿verdad?

Anónimo dijo...

Yo he tenido a mis 4 hijos en el hospital. Los dos primeros nacieron en EEUU y la verdad la experiencia en el hospital fue estupenda. Tuve dos bebes alli con una matrona, nunca con un ginecologo, y en todo momento me guiaron dandome sugerencias de como llevar mejor los dolores.
Al volver aqui ya que los dos partos anteriores fueron tan bien, hable con la matrona para poder tenerlos en casa, pero no encontre a ninguna que quisiera ayudarme, nadie se atrevia. Asi que tuve a los dos tambien en el hospital, y de nuevo con matronas, quienes de nuevo me trataron de maravilla (uno de ellos era matrono durante unas horas). Asi que nunca he dado a luz con un ginecolo, y he tenido la gran suerte de ser atendida y respetada todo el tiempo durante el parto. Con mas experiencia he podido dirigir lo que hacia, (excepto casi al final cuando ya se me iba la olla) :-)
Nunca olvidare como a mi primera hija fue la matrona la que me dijo que fuera yo la que la sacara, y lo hice, siendo yo la primera en cogerla y ponerla encima de mi. Momentos maravillosos que nos da la vida.
saludos
ketty

Silvia dijo...

Palomita, acabo de poner una notita en mi blog hablando de estos temas de parto, embarazo y lactancia. He referenciado tu nota. Espero no te moleste. Es un testimonio hermoso como el de Maite.
Un abrazo mujer.

Martha dijo...

Hola!!

Paloma me emocione mucho leyendote, me parecio un parto realmente hermoso, cuantas verdades!!! Gracias por compartirlo con nosotros y así animar a otras madres a que confien en su poder interior!!!

Te envio un abrazote!!!

vilmati dijo...

Si, antes que nada GRACIAS PALOMA!

Es que es un testimonio hermoso y que da prueba, que los deseos se cumplen, que la fuerza del corazón y la intuición, pueden hacerse uno con el cuerpo.
Yo también enlacé este post, que me pareció tan enriquecedor, en la última de mis entradas.
Me puso la piel de gallina leerlo. Cuando lo comenté en el grupo de panzonas las explicaciones por parte del medico que nos acompaña, fueron las mismas que las que vos diste aquí. El calostro tiene defensas que al mamar el bebé adquiere.
Y lo mas importante de todo, me parece es asumir responsabilidades. Ser concientes de que no existe en ningún lado, cero riezgo. Ante cualquier elección que hagamos, aparecerán consecuencias.
Tal vez lo mas difícil de todo es esto, asumir que lo que pase será nuestra responsabilidad. Preferimos a veces, delegar, porque también de esta manera nos desligamos de asumir las consecuencias, que en partos hospitalarios o asistidos no son ni menos ni menores.
Besos!! Muy linda la entrada, y los comentarios que le siguieron :)

Jime... dijo...

Ando paseando y recordando, siempre es lindo pasar por los blogs amigos y releer :)

Y aquí me acordé y quisiera compartir y dejar aquí por si alguien pasa luego y sirve:
Una posibilidad es hacer un tratamiento preventivo natural en la semana 37-38, consiste en utilizar un diente de ajo como si fuera un tampon, osea, se introduce en la vagina a la noche antes de dormir y se retira a la mañana siguiente. Esto se realiza por 5 o 7 dias. Para mayor seguridad o comodidad, se puede atravezar con una aguja esterilizada un hilo de algodon limpio al que se le realiza un nudito para sujetar la cabeza de ajo, quedaria como un tampon del tipo OB, y ese hilo quedando fuera luego ayuda a retirar el ajo.
Yo no me hice la prueba del estereptococo B y Si hice este tratamiento preventivo, que de paso mata todos los bichitos que puedan andar dando vueltas y contagiar al bb. Está comprobado con analisis anteriores de estereptoco B q dio positivo y que se negativizó luego de este tratamiento.
Lamento no haberlo sabido cuando estabas embarazada :(
Un abrazote!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...