20 de junio de 2009

reflexiones

Hace unos años tuve la ocasión de conocer a unas familias europeas, que trabajaban como voluntarios en Perú. Vivían en comunidad, casi todas eran familias muy numerosas, con siete u ocho hijos biológicos y uno o dos adoptados. Pude pasar un tiempo con ellos, vivían excepcionalmente felices y con mucha, mucha austeridad. Me llamó tanto la atención su testimonio de vida, que un día hablaba de ello con un compañero de trabajo (lo del trabajo fuera de casa, me parece que sucedió hace miles de millones de años) y él me decía que le parecía imposible vivir con tan pocas cosas materiales.
-¿Y qué comen?
-Pues lo que comen todos los muy "afortunados" allí. Un poquito de arroz, papas, pan, a veces fruta, casi nunca lácteos, muy ocasionalemente carne o pescado.
-¿Y la ropa?
-Pues cogen la que necesitan de lo que se envía desde España u otros países del primer mundo.
-¿Y juguetes?
-No, eso no tienen pero no los necesitan, tienen hermanos y están rodeados de cientos de niños constantemente. Ellos mismos se hacen los juguetes, pelotas con trapos, cometas con bolsas de basura que vuelan tan alto que se pierden en el cielo y a veces llega algún juguete....que nuestros niños ya no quieren.
-Pues sabes lo que te digo: "Que yo para tener hijos en esas condiciones no los tengo"

Nunca he olvidado esa sentencia, el convencimiento al hacer tal afirmación, pero es que lo curioso del asunto es que es el pensamiento dominante en nuestra sociedad. Tener hijos es un lujo, los niños cuestan muchísimo dinero, si yo tengo un hijo es para darle todo lo mejor (es decir cosas que se compran con dinero), las personas que tienen más de un hijo sin tener mucho tiempo (léase tiempo como sinónimo de dinero) son unas irresponsables. El otro día leía con tristeza en el blog de Ipe, como es imposible adoptar un niño definitivamente o temporalmente, si no demuestras solvencia económica..."no pueden medir el amor por lo que miden la declaración de la renta", decía Carmen.
Pero es mentira, otra gran mentira y por favor que no se me mal interprete, esta afirmación no es universalizable, ya se que hay niños que mueren de hambre en nuestro planeta y sus madres no tienen que darles para acallar su llanto. Hablo de la realidad que conozco, de un país del primer mundo, de una clase media que puede permitirse tener buenos coches, casas calentitas en invierno y frescas en verano, que viajan de vez en cuando, que llevan a sus hijos a todas las actividades extra escolares que les permite su agenda, que celebran los cumples de sus hijos en los burguer, que tienen tv y ordenadores y tecnología en general, de última generación etc.....Porque son esos los que "se creen" que un bebé cuesta muchísimo, muchísimo dinero. Yo lo achaco a que están "informados", los que no vemos la tv no nos enteramos de lo caro que está todo. Muchas veces cuándo te ven con "tantos" niños, está el graciosillo que te pregunta: ¿Qué pasa que no tenéis tele? Y es entonces cuando le respondes: "pues no, no tenemos" ...ahí se quedan cortados y calladitos pues no saben si sigues con la broma o qué...
¿Qué necesita en realidad un bebé? Leche, calor, brazos, amor, tiempo, dedicación.........Todo gratis. Ah se me olvidaban los pañales...pero los hay de tela, si, si de los de lavar de toda la vida, que además se heredan, je,je..y también he oído hablar de bebés que se crían sin pañales, pero de eso no puedo hablar pues lo desconozco.
Además si nos paramos a reflexionar un poco en todo lo que compramos a nuestros pequeños de más, todo eso que hace que tener un hijo hoy en día sea tan difícil y costoso para tantas familias, comprobamos que no contribuye más que a alejarnos de ellos, creando distancia entre el bebé y la mamá o el papá, separándolos, aunque sea de una manera muy sutil e incluso artificialmente bella (esos bordados, esas cunitas de príncipito y más adelante esos juegos electrónicos o esos portátiles).Pensemos en la lactancia artificial con todo lo que inevitablemente conlleva: biberones, chupetes, montones de accesorios...Los carros para llevar al bebé, los coches de paseo, las hamaquitas para tenerle en casa, la cuna, el moisés, los artilugios para ver y escuchar al bebé mientras duerme alejado de los padres....Todos estos artefactos son absolutamente prescindibles y es que la crianza natural y con apego es además de económica muy ecológica.
Bueno, de acuerdo.... el bebé crece...y ya no es todo gratis, pero si te buscas la vida....te pueden salir algunas cosas a muy buen precio. Existen tiendas de segunda mano en las que además se puede ir con niños pequeños sin estar sufriendo y donde se pueden adquirir ropa, calzado, libros buenísimos, muebles, juegos didácticos, juguetes, etc...Existen alternativas a la escolarización convencional, muchísimo más económicas, como por ejemplo el homeschooling. (Con todo el dinero que ahorras de matrículas, mensualidades, excursiones, libros de texto no elegidos por los padres, uniformes, gasolina, comedores etc....se pueden comprar libros y música de calidad, que sirven para todos los hermanos y materiales de los que se beneficia toda la familia)
Llenamos nuestras vidas de tantas cosas que al final no hay espacio para las personas, para lo verdaderamente importante, se pierde el norte.
El otro día paseaba con mi hijo mayor y al ver los niños y las niñas vestidas de marineros y princesas, me preguntó: "¿mamá qué tienen que ver los marineros con la Primera Comunión? Y le respondí que eso mismo me preguntaba yo hace años y nadie me ha sabido responder. El año que viene, si Dios quiere, él recibirá el sacramento de la comunión y no habrá fiesta con payasos, ni traje de marinero, ni regalos espectaculares, ni reportajes fotográficos, ni gastos de ningún tipo. Bueno, invitaremos a los familiares intimos a comer en casa, no es plan de despedirlos a esas horas sin un refrigerio, !que una cosa es ser austero y otra grosero!...Pero hay quién se endeuda para celebrar la boda, los bautizos, las comuniones como Dios manda, ¿qué dios será?, se endeudan para darles a sus hijos lo "mejor" y claro las cuentas no salen (ya lo decían las estadísticas).


...no se quién escribió esto pero me encanta:


Con dinero se compra el placer, pero no el
amor,
Con dinero se compra el espectáculo, pero no la
alegría,
Con dinero se compra un esclavo, pero no un
amigo,
Con dinero se compra una mujer o un hombre, pero no una
esposa o un esposo,
Con dinero se compra una casa, pero no un
hogar,
Con dinero se compran alimentos, pero no el
apetito,
Con dinero se compran medicinas , pero no la salud,
Con dinero se compran diplomas, pero no la cultura,
Con dinero se compran libros, pero no la
inteligencia,
Con dinero se compran escuelas, pero no la
educación,
Con dinero se compran tranquilizantes, pero no la paz,
Con dinero se compra la indulgencia, pero no el
perdón,
Con dinero se compra la tierra, pero no el
cielo.

30 comentarios:

Sandra y Javi dijo...

Esta si que es una reflexión de las buenas. Sobre ese tema he pensado yo miles de veces. Me gustaría tando adoptar un niño! que triste es que se de por sentado socialmente que sin dinero no se peden tener niños.
Gracias por escribirlo. Me ha hecho gracia la pregunta del marinero, mi marido siempre lo dice cuando ve a los niños vestidos de comunión, jeje.

soulwoman dijo...

Preciosa reflexión, Paloma. Tocas un tema en el que pienso a menudo y me remueve.
¿Por qué algunas personas tienen hijos si luego no pueden disfrutar de estar con ellos? Y los llenan de actividades extraescolares, comen en los comedores del cole y se tienen que quedar la 'hora extra'... ¿Qué sentido tiene todo esto? (además de saturarlos con los diversos aparatitos y juguetes que mencionas).
Ah, porque los papás tienen que trabajar para poder darles 'lo mejor'... (?)
¿Qué mejor regalo que CARIÑO y PRESENCIA puede desear un niño?
En cuanto a lo del tema de la adopción también me entristece que tenga que ser tan importante la nómina, pues es una opción que habíamos contemplado y al irnos informando llegó la decepción...
Un abrazo Paloma y felicidades por saber transcribir tan acertadamente los sentimientos de much@s :)

Estherqp dijo...

Qué razon tienes Paloma!! Cuántas cosas compramos que son totalmente inútiles y que nuestros niños no llegan nunca a usar... los niños en realidad necesitan tan poco....Bueno, en cuanto a dosis de carinño, a capazos, en dosis industrilaes, pero en todas esas chorradas... casi nada. Yo cada vez que miro un escaparate de una tienda de bebé me quedo alucinada con la cantidad de cosas absurdas y carísimas que se venden... y encima hacer creer a la gente que son indispensables... en fin...muy buena reflexión.

Desde mi cordillera de los andes dijo...

ay Paloma ! tocaste una fibra en mi . Estoy esperando mi 3er bebe , tengo una de 2 años y uno de 1 año . Con los blog siento personas como tu tan fin a mi, que me alegra , que ganas de invitarte a mi casa tomar once ,
( claro mi casa queda en chile jajaj un poco lejos ). No sabes los comentarios que hemos recibido con mi marido , y claro todos nos dicen :
¿ supongo que te operas para no tener mas hijos? ¿ no tienes tv?
¿!! como no los lleva a la sala cuna !!?? ¿¿ y porque no les da cocacola, papasfritas, chocolates''
¿¿ porque no te agrada santa claus , vas a traumatizar a tus hijos??¿¿homeschool?? .....
Me agobian ,
son tantos comentarios preguntas que trato de ser fuerte y dar respuestas claras y amables , se que mi camino es el correcto pero es dificil estar siempre dando explicaciones .
Fuiste tan clara al escribir , lo que actualmente me esta pasando y dando cuenta.
Gracias por compartir lo que escribes .
Greisi

Marvan dijo...

Preciosa reflexión.

Mar dijo...

Preciosa reflexión.....
Hace bastante que sigo tu blog que me encanta. Estos artículos describen exactamente lo que yo siento, nos gusta esta forma de vivir, lejos de esta vida en la que impera el materialismo como un dios, aunque se nos vea como bichos raros... Llenar a nuestros hijos de amor, de presencia, de besos de abrazos... recibo muchas críticas de la gente, miradas de reojo cuando me dicen ahh pero no trabajas????pues claro que trabajo, a tiempo completo...soy ama de casa y madre feliz... ayyy hija pues yo no se como puedes...
Estamos planteandonos tener nuestro tercer hijo, pero he preferido no comentar nada por el momento pues no me apetece escuchar eso de:estais locos...
Por eso me encnata tu blog es agradable encontrar gente tan afín.
Gracias por esta entrada.
Un saludo, Mar.

paloma dijo...

Sandra y compañia...yo lo de adoptar un niño hace tiempo que lo olvidé ya que como tu dices sin "dinero" es casi imposible...pero luego me planteé la "acogida" y eso ya es impensable, teniendo en cuenta que no escolarizamos. Por otro lado está la posibilidad de adoptar a un niño con alguna discapacidad, seguro que en ese caso no te ponen ninguna pega o a lo mejor si...Es algo que siempre he tenido en mente, pero no he llegado a informarme...debe ser ¿miedo?
Lo de los marineros no se..tal vez tenga algún motivo que desconocemos. Salvador quiere hacer la comunión con una túnica sencilla, dice que como Jesús, lo tiene clarísimo. Hace poco se lo comentaba a María me encanta que no le importe ser "distinto", al revés se enorgullece...y para mí es una alegría ver que su autoestima es alta y le gusta ser "él mismo", empiezo a recoger frutos...que aunque no se trate de eso, siempre gusta...
Vaya rollo que te he metido, pero es por dar ánimos a las que los tenéis mas pequeñitos. Da gusto cuándo empiezan a salir del nido un poco, ver como se relacionan y lo bien que se desenvuelven a pesar de su "no socialización temprana" aunque nosotras sabemos que es gracias a eso, ja,ja..
Un beso y en otro rato sigo con el resto de los comentarios.

Anónimo dijo...

La mayor riqueza que puede tener un niño es su familia, tanto la nuclear como la extendida.

Carolina

Y, por supuesto, de qué le sirve a un hombre ganar todo el mundo si pierde su alma?
La mayor riqueza es tener a Jesucristo en el corazón.

Anónimo dijo...

es una larga reflexion,con parte de realismo y sinceridad,pero tambien hay una parte de desconocimiento.
La frase de este compañero suena fria,de poca validez sin saber el amor que nos dan y damos a nuestros hijos y lo hermoso de la maternidad,pero si hubieras vivido en condiciones criticas y hubieras visto a tu madre sufrir porque no tenia ni aceite para hacerte unas letejas calentitas,ni para comprarte unos zapatos,sin luz,ni agua,ni nevera....las cosas cambian,desde esta perpectiva,desde la abundancia le damos mucha importancia a lo "no material",pero desde la pobreza y el sufrimiento a veces deseas tener una mejor manta que te de calor y por supuesto el abrazo de tu madre,que nunca me faltò,pero tambien recuerdo la cara de sufrimiento de mi madre(y eso que era una mujer muy positiva,te lo aseguro)cuando no tenia nada para darme de comer,mira a tu alrededor y dale gracias a Dios de que ves dormir calentitos a tus hijos.
mis hermanos fueron sacados de colegio con 11 años,pero no para educarlos en casa,sino para trabajar para poder comer,y años mas tarde estudiaron,una es psicologa,otro informatico....fruto de su esfuerzo y trabajo.
yo tengo dos hijos y quiero tener mas,pero desde mi experiencia tambien quiero tener cubiertas sus necesidades basicas,ademas del inmenso amor con el que su padre y yo llenamos sus almas,las nuestras estan a tope...su presencia es lo mejor que nos ha pasado.
Anna

paloma dijo...

Soulwoman pienso que es muy fácil caer en esa "trampa"...Cuando conocí la pedagogía Waldorf me enamoré de ella y supe que era lo que quería para mis hijos, bueno para mi hijo ya que solo tenía uno y recién nacido. De repente mi sueño casi se convierte en pesadilla, pues todo eran incovenientes, la distancia, el costo de las mensualidades....No hacía más que darle vueltas al asunto...buscar un trabajo mejor remunerado que el que acababa de dejar, trabajar muchas horas....pero aún así las cuentas no salían.
Años mas tarde todo resuelto, además puedo aplicar lo mejor de Waldorf, de Montessori, de educación clásica....
Y es que "cuando Dios cierra una puerta, al lado abre una ventana", pero a veces nos damos cabezazos contra la puerta sin contemplar otras opciones. Los árboles no nos dejan ver el bosque. Estoy segura de que la mayoría de los padres hacen eso por el bien de sus hijos, quieren lo mejor...como todos. ¿Acertados o no? eso ya es otra cuestión....

paloma dijo...

Esther cuándo estaba embarazada de mi primero me hicieron en una tienda de esas de bebés tan monas...un presupuesto de lo "imprescindible" para cuando naciese el niño y casi me caigo desmayada....Era una pasta, ahora me muero de la risa cuando me acuerdo. No cai en la tentación mas que nada por falta de dinero, que conste eh!!! al fin y al cabo era todo tan bonito y tan "necesario".

Silvia dijo...

Que afortunadas somos de haber ido descubriendo la riqueza que esta dentro de nosotras, de todo lo que tenemos para dar y que no se compra con dinero. Es increible, ¿o no? que hayamos llegado hasta aqui, todas nosotras, por caminos tan diferentes pero a fin de cuentas sedientas de la misma verdad.

Besos.

paloma dijo...

Greisi ya se que estás esperando un bebé, lo leí en tu blog. Te deseo mucha suerte y ciertamente es mucho trabajo al principio pero luego da tanto gusto verles jugar y tan seguiditos tienen mucho que compartir. A nosotros con el primero nos felicitaba todo el mundo, la familia encantada, pero luego ya....si yo te contara lo que he tenido que oír...
Queda un poco lejos tu casa, pero nunca se sabe. Un beso.

Marvan un saludito de esta familia.

Anónimo dijo...

De verdad que os intento comprender y no lo logro. Respeto profundamente lo que decís pero creo que un niño tiene unas necesidades básicas que hay que cubrir y lo mas importante para mi es poder dárselas. Para eso tengo que trabajar lo que acarrea que tenga que llevar a mi ñiña a la guarderia y sabe dios que se me parte el alma cada vez que la dejo llorando. A mi de pequeño me lo dieron todo, creo que mucho mas de lo que nesecite pero viendo lo que trabajaban mis padres aprendi a valorar lo que cuesta ganarlo y decidi que mi ninño tendria todo lo que el me pidiera dentro de una logica claro. En cuanto a lo de la educacion en casa, no he visto ningun premio Nobel que se educara en su casa con sus padres, sin contar lo lazos de amistad que se crean con algunos compañeros de clase. Bueno espero que no solo exista una forma correcta de criar a un niño porque sino o mi forma o la que ustedes proponeis esta equivocada. Espero que no nos equivoquemos ninguno.

Madalen Goiria dijo...

Un buen texto, que estoy leyendo con deleite, sin embargo a mi me encanta ir a trabajar. Hay una especie de corriente políticamente correcta según la cual si trabajas fuera de casa o no amamantas a tus hijos eres una mala madre. Yo no les amamanté porque antes tuve un cancer de mamas y voy a trabajar porque no podría dejar de hacerlo y seguir siendo feliz. Yo no veo tantos gastos en nuestra vida, y bajo ningún concepto se me puede considerar una mala madre. Creo que el hecho de haber realizado una opción,como lo es la de dejar de trabajar fuera de casa para estar más tiempo con los hijos no significa que todos los demás modos de vida sean objetables.Es simplemente eso, una opción, como lo son otras.Un saludo con cariño.

paloma dijo...

Mar encantada de conocerte...nosotros tampoco decíamos nada hasta que no estábamos embarazados. Parece que si no eres como Julio Iglesias no tienes derecho a tener hijos ¿verdad? A partir del segundo siempre hemos recibido reproches e incomprensión...y no entiendo por qué motivo ya que nosotros criamos a nuestros hijos, nunca nunca les dejamos en casa de abuelos para irnos a cenar o de vacaciones..Por otra parte a los niños no les falta de nada, en fin...la verdad es que frecuentemente me siento un poco "marciana"...
...ánimo y ya nos contaréis que tal con la familia numerosa. Besos.

paloma dijo...

Silvia, Marvan gracias por vuestra visita y vuestros comentarios.

paloma dijo...

Carolina totalmente de acuerdo...nosotros no tenemos cerca la familia: abuelos, tíos etc...Pero para compensar, Dios nos ha bendecido con una gran familia. Un beso guapa.

paloma dijo...

Anna comprendo perfectamente lo que dices y que duro lo que cuentas. Ahora que soy madre, imaginarme que mis hijos me pidiesen algo para comer y no tener nada que darles... se me parte el alma. Cuándo veo esas mujeres de Africa con sus niños en brazos desnutridos....
Pero al escribir el post, para nada pensaba en ese tipo de realidades y además creo que lo explico. Hablo de estas personas que consideran que los niños necesitan tener "muchas cosas" y para comprar tantas cosas tienen que trabajar mucho.
Por supuesto que además del amor, los niños tienen unas necesidades básicas que cubrir y somos nosotros, los que les hemos traido a este mundo, los que hemos de proporcionarselas. Es solo que hay quién considera una necesidad básica que los niños tengan todos los juguetes que salen al mercado, ropa de marca etc...y otros consideramos que muchas de esas cosas son totalmente prescindibles.
Siento no haberme explicado con suficiente claridad.
Un abrazo.

paloma dijo...

Madalen de eso hablaba hace poco el pediatra Carlos González, decía que ahora muchas mujeres que por la razón que sea deciden no amamantar a sus hijos, son juzgadas como "peores madres"...Hay que tener mucho cuidado, pues a veces estás tan entusiasmada con esta manera de críar y vivir la vida que sin querer puedes herir los sentimientos de otras madres, que sencillamente han elegido otra manera de hacer las cosas.
Yo la verdad es que dejé de trabajar pues el trabajo que yo tenía no aportaba absolutamente nada a mi vida, a ningún nivel...pero durante un tiempo estuve preparando oposiciones...vamos que pensaba en trabajar. Al final la vida me ha llevado a apasionarme con lo que hago y además no he necesitado trabajar (que esa es otra) Pero comprendo perfectamente a las que dedicáis una parte de vuestras vidas a trabajar fuera de casa, no lo encuentro censurable para nada y no creo que tenga nada que ver con ser mejor o peor madre... al revés puede ser muy enriquecedor para la familia. Gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

queda claro Paloma,yo de vez en cuando me paso por tu blog,porque entre otras cosas saco ideas para hacer con mis hijos,que aun son pequeños pero que ya empezamos a descubrir cositas y cada dia mas,yo lo que si que noto es que estais constantemente a la defensiva,supongo que sera porque vuestro entorno teneis ese ataque "diario" sobre vuestra decision,la cual yo respeto aunque mi decision no es la misma,pero en un blog donde todos compartiis la misma ideologia de vida,que la compartes con mas familias que educan en casa la verdad es que no veo necesario el ataque a personas que toman otra opcion como llevarlos al cole,eso provoca que algun anonimo digamos algo¡¡y eso no quiere decir que no compartimos cosas con nuestros hijos,yo misma me haria un blog para compartirlo con vosotras...jejeje,lo que pasa es que pienso que me quitaria tiempo para estar con ellos,por eso me paso de vez en cuando a echar un vistazo¡yo respeto tu decision y me pareces una persona de mucha sabiduria,pero creo que atacando al "enemigo" lo unico que haces es compararte con ellos,yo no me siento tu enemiga,soy tan madre como tu(bueno,con dos hijos menos..jeje)y tengo las mismas ganas de crecer con ellos y compartir.un saludo.
Anna

paloma dijo...

Ja,ja...Anna, enemigos es lo último que quiero...La verdad es que mi intención está muy lejos del ataque, pero además de tí alguna otra vez me lo han comentado personas muy queridas ...Eso me hace pensar que lleváis razón y que aunque no haya sido conscientemente...hay quién se ha sentido atacado o herido uf!!! son temas estos que remueven mucho y además es imposible contentar a todo el mundo. Al expresar tus opiniones es lógico que no todo el mundo esté de acuerdo. A menudo no da tiempo a reflexionar convenientemente todo lo que se escribe.No sabes como te agradezco estos comentarios, pues son estos los que más ayudan....muchas veces parece todo demasiado bonito e ideal. Tendré en cuenta tus observaciones.
Y si, el blog quita tiempo, si no tiempo de estar con ellos, sobre todo tiempo para dormir, descansar, leer...pero hasta el momento he sentido que tenía que estar aquí, aunque todo se acaba y cualquier día llegará el momento de dejar espacio a las nuevas generaciones...No se si has visto la cantidad de blog que hay nuevos, sobre familias que hacen homeschooling y otras que no, pero que comparten lo que hacen con sus peques.

paloma dijo...

Anónimo siento que no me he expresado con el suficiente rigor. No niego que es necesario dinero para críar a los niños, ¿cómo iba a sostener semejante absurdo?
Pero tendríamos que definir que entendemos por necesidades básicas. Los niños necesitan ropa pero esta puede ser de marca o puede ser ropa heredada de un primo, ropa confeccionada en casa, ropa de segunda mano etc....
Los niños necesitan comida, pero puede ser una comida sencilla elaborada con cariño basada en cereales, legumbres, frutas de temporada etc...o puede ser comida basada en lácteos o carnes mucho más cara y menos sana. Y así con todo.
Yo no intento ser un modelo a seguir...Dios me libre!!!! solo pretendo comunicar que educar en familia es una opción válida en la cual los niños están recibiendo atención y educación. Una opción como mínimo tan válida como la escolarización convencional.
Respecto a los premio nobel...pues sinceramente no lo se. Gandhi educó en casa a sus hijos, pero claro nunca recibió el premio nobel de la paz....No obstante se calcula que Abraham Lincoln fue poco más de 100 días a la escuela. Tampoco la pisaron mucho Thomas Alva Edison, el inventor de la luz eléctrica, ni Pascal, ni Moebious, ni un largo número de escritores, y sobre todo las escritoras, desde las hermanas Brönte a Jane Austen.
No todos los escolarizados en casa pertenecen a épocas pasadas, cuando la no-escolarización era más forzada por las circunstancias que optativa. Las hermanas rusas Zsuzsa, Judit y Sofía Polgar, que se destaparon como fenómenos mundiales del ajedrez a principios de los 90, nunca fueron al colegio. Sus padres, ambos pedagogos, las educaron en casa.
Tampoco la última sensación literaria de la ciencia ficción, Christopher Paolini, ha ido nunca a la escuela. Este norteamericano de 20 años ha vendido millones de su saga fantástica, Eragon. La Fox le ha comprado los derechos para llevarla al cine.
No se si he sido capaz de aclarar tus dudas o sigues sin entenderme. No creo que mi manera de críar sea mejor que otras, es "mi manera" con sus cosas positivas y negativas. Me equivoco mucho, mucho.... e intento hacerlo cada día un poco mejor....El blog y vuestros comentarios me ayudan a ello. Un afectuoso saludo.

Mar dijo...

Hola Paloma, sólo quería darte nuevamente las gracias no sólo por esta entrada sino por el blog en general de verdad no sabes cuanto me estimula y sobre todo cuanto aprendo.
Sé que cuando uno lee algo cada uno llega a una conclusión diferente, por las cosas que entiende o lo que le hace sentir lo que el que escribe quiere expresar (no sé si me estoy explicando bien, espero que sí.)pero de verdad que en pocos sitios he visto exponer sus puntos de vista, su manera de hacer las cosas con tanto respeto como en este blog.
Un saludo, Mar.

paloma dijo...

Gracias Mar, me tranquiliza un poco tu comentario pues siempre intento transmitir, respeto y paz. Bastantes complicaciones tiene ya la vida, el día a día. A mi este blog siempre me ha traído cosas buenas, he conocido a un montón de gente maravillosa incluso bis a bis, otros están muy lejos...pero también con ellos se crea un vinculo especial.
No me molesta que haya comentarios que no "comulgan" con todas mis ideas...nada de lo que yo pongo es dogma de fe, ni muchísimo menos pretende ser una verdad absoluta, tan solo mi experiencia como madre y sobre todo como madre que educa a sus hijos en casa 100%. Este trabajo yo lo haría igualmente para mi, pero dado que tenemos internet, es un lujo poder sentirte parte de una red de amigas y amigos. Ya que no vivimos en comunidad, al menos nos sentimos parte de una comunidad virtual. Mientras sienta que lo que hago es bueno seguiré con ello.
Y pido disculpas publicamente por esas palabras que han podido hacer sentir mal a alguién.
Gracias de nuevo.

Gloria dijo...

Con esta preciosa luna creciente, te felicito, Paloma. Os felicito a los seis: a Carlos, al primogénito, al segundo, a mi angelito y al bebé bebito de ricitos de seda.

Soy Gloria (comopeces...), pero con la cuenta blogger me sale la imagen de mi pez.

Me he dado una vuelta rápida por este espacio mágico. Y en este post dices una muy verdad: en esta sociedad no sabemos lo "poco" que cuestan los niños y lo mucho que son, nuestro tesoro.

Besitos. Me voy a dormir. Muak muak.

Jime... dijo...

Que hermosas las fotos de la cabecera del blog!

Muy de acuerdo con tus reflexiones... nosotros nos hemos dado cuenta (quizas porq asi nos criaron tmb y lo supimos valorar) que lo importante es el cariño, la atención, el amor basicamente que los niños reciben. Claro q hacen falta algunas cosas, pero la verdad no tantas como el mercado nos quiere hacer creer. Nosotros, al menos, fuimos criados con ropa usada, la cuna heredada, los juguetes hechos por papá o por nosotros mismos, etc. Y no lo vivimos como una carencia, sino mas bien nos dejó una sensación de plenitud y de subida de autoestima, de decir: wow! miren lo que puedo hacer!!! :)
Y así es como criamos a los piojos estos... aunq siempre hay los tios o abuelos q les traen juguetes nuevos, y siempre ellos terminan jugando con las cajas! jajajaja

En fin, q eli tmb hace los mismos cuestionamientos del sentido de las cosas... y eso de alguna manera me tranquiliza, porque saben q es lo realmente importante y necesario :)
Un placer leer tus reflexiones :)

paloma dijo...

Gloria bienvenida a esta casa. Un beso.
Jime que bueno!!! A mi no me críaron así...sino con la mentalidad opuesta, de "lo mejor" para los niños. Por eso se preguntarán ¿qué han hecho ellos para merecer una hija así? Fíjate que en mi familia si se vive como un poco vergonzoso lo del reciclado que hacemos nosotros, ja,ja...Lo de que los niños usen ropa o libros de segunda mano.. lo llevan fatal.
Pero yo desde bien pequeña ya era así, además me educaron en un ambiente cristiano y en mi familia siempre han compartido lo que han podido y yo siempre pensé que no era muy coherente una vida abundante y el mensaje de Jesús de Nazaret. No obstante aún estoy muy lejos de una vida austera uf!!!
Me alegra siempre tanto, tanto que pases por aquí.... Qué pena lo del mandala, pregunté en correos y me dijeron que seguro se había extraviado, en fin...menos mal que lo escaneé. Te deseo todo lo mejor y que disfrutes lo poquito que te queda de panza. Besos.

Lali dijo...

Hola Paloma!!! tanto tiempo que no entraba a tu blog (ni al mío, ni a ninguno)es que la verdad estoy muy poquito tiempo frente a la compu y en general trato de usarlo para comunicarme con los amigos ya que el celular Iris (que ya tiene un año y dos meses!) lo rompió y noté que me libreraba...el telefono de linea casi no lo uso...me resulta cómodo comunicarme por escrito con mis amigos. Por otro lado mi hija mayor un día me dijo "¡mamá! estás todo el tiempo con la computadora y con nosotras nunca!"...TE IMAGINÁS que me movilizó muuucho...al punto de casi abandonar todo. Quería saludarte y contarte que dos por tres mi hija Libe planea que algún día va a ir a jugar a tu casa!! besos!

Iván Domingo dijo...

Muy bonito artículo.
Lo malo es que hay que tratar de alguna manera el problema tan grande que supone el que "se vive en sociedad"; así, es inevitable que los hijos se "contaminen" (hasta en experiencias alternativas, que conozco) con cosas que ponen de los nervios a sus padres o les minan lo más profundo de sus 'convicciones', siendo cosas que conllevan además dinero (además de ser las típicas sandeces y "programaciones culturales" que crea la sociedad de consumo, con sus consignas de la competición, egoísmo, etc., del "todo se puede lograr" y demás).

O sea, que para tratar esto "ético-políticamente" supongo que hay que hacer y hablar mucho.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...