13/3/10

VACUNAR O NO VACUNAR

Este post es para Zinnia:
después de comer...La primera vez que oí hablar sobre la conveniencia o no de vacunar a los niños, fue en el curso de preparación a la maternidad, de mi primogénito. ¿Sabéis lo que pensé? Que sin duda esas personas, aparentemente tan razonables, pero que osaban cuestionarse algo tan vital, debían pertenecer a una secta o sencillamente estaban un poco mal de la cabeza. Por eso fue una cuestión, que no me quitó el sueño y no volví a pensar en ello en todo el embarazo, era un absurdo, un disparate. Lógicamente hay muchos aspectos de la realidad, que no nos podemos cuestionar, y hemos de aprender a delegar, a confiar en otros, ya que si no nos sería imposible vivir, pero también es verdad que hay demasiados dogmas seculares e intocables en nuestro mundo, uno de los cuáles son las vacunas y en general todo lo relacionado con la ciencia.
Tenemos grabadas a fuego, ideas como que en la Edad Media, la gente moría de cualquier enfermedad, y que estas se fueron erradicando gracias a las vacunas.
Pero esto no es absolutamente cierto, al menos cien por cien, ya que han cambiado, las condiciones de vida, la alimentación, la higiene, y todo esto ha contribuido a alargar la esperanza de vida y la salud de los niños y los adultos. Nunca podremos saber que habría sucedido, si jamás se hubiese vacunado de manera masiva, a amplios sectores de la población, tan solo tenemos hipótesis.
Sucede como con el parto, antiguamente morían muchas mujeres en los partos, pero eso no tiene nada que ver con una mujer que en el siglo XXI decide tener a sus hijos en casa, que se ha controlado el embarazo, que está sana, que tiene un profesional a su lado, con un coche en la puerta de casa por si acaso.De esta manera un parto domiciliario, es bastante mas seguro que un parto hospitalario y nadie razonable afirmará lo contrario. Y por eso nos van poco a poco, devolviendo a las mujeres, el derecho que nunca debimos perder de parir, como nuestro “instinto” nos indica y de la manera más natural posible.
Los nueve meses pasan volando y de repente te encuentras en tu propia cama, en penumbra, con un bebé sonrosado, húmedo y caliente encima de tu pecho. Ni que decir tiene que en un momento así, cuando ni siquiera reparas en el sexo del bebé (hasta que no pasó por lo menos media hora y, dijo la matrona: ¡Pero si no sabemos si es niño o niña!) menos vas a pensar en vacunas.
Pero al cabo de unos días, cuando vino a visitarnos una médica, que había estado en el parto,me acordé de las vacunas y le pregunté si ella se las podía poner aunque antes deseaba conocer su opinión. Al fin y al cabo el parto había sido muy bueno, mi recuperación, el estado del bebé, la lactancia... y empezaba a tener razones para seguir confiando en ella.
Entonces me enteré de que a los recién nacidos en España, les vacunan sistemáticamente, de la Hepatitis B y según ella no tenía ningún sentido el vacunar a un bebé, que ha nacido en su casa y solo está en contacto con los gérmenes del hogar, que va a estar con su madre durante un tiempo (por aquellos entonces yo pensaba incorporarme al trabajo a los cuatro meses), que va a recibir lactancia materna en exclusiva. ¿Para qué? No tenía el más mínimo riesgo de contraer la Hepatitis B....¿dentro de quince años? Tal vez....por ello había tiempo, no era necesario ponérsela hoy ni mañana. Era tan obvio que no entendí la razón por la cuál vacunaban a los bebés en nuestro país, ya que en otros lugares ya no era así....Y dejé las cosas como estaban...
lactancia
El bebé sin vacunar seguía feliz como una perdiz, con lactancia a demanda, engordando, creciendo y sin visitar al pediatra....hasta que llegaron los dos meses en los que de nuevo había que vacunar obligatoriamente. ¡¡¡¡MENTIRA!!! en España no es obligatoria ninguna vacuna, tan solo recomendadas, pero a mi muchas veces me han dicho de manera rutinaria algunos pediatras, sin levantar la vista del papel:

-¿Le han puesto todas las vacunas obligatorias?

-No, ninguna, respondo...ninguna vacuna recomendada...(entonces si me miran!!!)

En esos dos meses comprendí que era posible vacunar en cualquier momento, no era preciso seguir el calendario de vacunación y es más, si se decidía vacunar, no tenía porque ser de todo el lote, sino que era más lógico ir viendo las vacunas, analizar cuál si y cuál no. Muchas veces tendemos a pensar en términos absolutos, o todas, o ninguna pero también puede estar muy bien el termino medio, tan estimado por los griegos.
A los dos meses tocaba de nuevo la hepatitis B..... esa ya nada, ya teníamos claro que ahorita el niño que no vivía en un ambiente marginal, ni estaba hospitalizado, tenía un riesgo improbable de contagiarse. Pero la “poliomielitis” solo de pensar en la enfermedad se le ponen a cualquiera los pelos de punta y sobre todo la gente mayor que ha conocido tantos casos....¿Y la meningitis? ¿Y qué me dices del tétanos? No sigo que me da algo....
...vuelvo a preguntar a la médica que me recomienda un libro de Xavier Uriarte titulado “Inmunidad o vacunas”
Yo que soy una pobre puerpera, una nueva madre viajando en busca de su propia sombra, como diría Laura Gutman, que me paso los días y las noches dando de mamar, llorando, sin saber que me pasa....leyendo sobre vacunas, sin tener ni idea de medicina...dudo que pueda existir un tema más tedioso para un no-profesional. Y a todo esto ya se me habían pasado los dos meses, pero para entonces ya tenía claro que la lactancia materna producía inmunidad natural, por lo que me relajaba “un poco”pensar que hasta los seis meses estaba salvada.
Pero cuando menos te lo esperas te has plantado con un bebé, que se come su buen plato de lentejas, aunque siga mamando a todas horas, y "aún" sin vacunar....Claro que como al final su madre ha decidido dejar de trabajar una temporada más y no va a ir a guardería...parece que el riesgo sigue siendo mínimo, pero está con otros niños en el parque...horror.....y el paso inexorable del tiempo!
El bebé tiene nueve años (si, si años), su mamá todavía no se ha incorporado al trabajo (seguro que ya no la esperan), el niño sigue sin vacunar. Y ya le siguen tres hermanos que tampoco están vacunados y tampoco necesitan visitar al médico (salvo en algún momento muy ocasional para que le diagnostiquen, esas toses pesadas, una fiebre más larga de lo normal etc..).
La conclusión a la que he llegado en estos años es que vacunar o no vacunar es ante todo un acto de fe. El que cree en Dios cree y punto, puede leer las Escrituras, orar, estar en grupos y todo ello le robustecerá la fe que ya tiene...El que no tiene esa fe, no la tiene...¡¡¡qué gran misterio!!! Pero no se puede intelectualizar, ¿se puede demostrar la existencia de Dios? ¿algún ateo puede afirmar que Dios no existe?
Pues con esto de las vacunas es algo parecido. Tendemos a pensar en la ciencia como algo absoluto, incuestionable, pero eso es solo lo que nos han hecho pensar que es...En cuanto empiezas a investigar en cualquier aspecto, encuentras muchas lagunas, muchos eslabones perdidos...
Cuando lees sobre el tema de las vacunas yo solo fui capaz de llegar al convencimiento, de que ninguna de las posibles opciones que tomes, estará exenta de riesgos. Vacunar tiene riesgos, muchos riesgos, muchísimos riesgos ( hay tantos intereses económicos y de otros tipos por medio...) no hay más que leer los prospecto de los medicamentos, pero por supuesto que no vacunar también conlleva lo suyo .
Por lo que solo te queda confiar en el propio cuerpo, en llevar una vida lo más saludable posible, una buena alimentación, aire libre, intentar no medicar si no es imprescindible etc..ya que todo ello contribuirá a criar niños sanos y fuertes. No voy a ser como aquél , que decía que si Dios hubiese querido que nos pusiesen inyecciones, habría hecho el agujerito...pero casi.
“Creyó hasta su último día en remedios anticuados como las hojas de ruibarbo, y soltaba gruñidos de desprecio ante toda esa moderna charla de los gérmenes y cosas así” (Peter Pan y Wendi de J.M. Barrie.)
Y por otro lado confiar en la ciencia, en la medicina. Y por supuesto no se pueden ignorar las circunstancias, el lugar en el que vives y como te sientes emocionalmente al vacunar o al no hacerlo.
El problema es que es inevitable verte como un pequeñísimo e insignificante David delante del gigantesco Goliat. En nuestra sociedad son los especialistas los que tienen la última palabra. ¿Cómo yo, puedo atreverme a opinar sobre un dogma científico? Yo no soy nadie y de hecho en muchas ocasiones me preguntaron sobre las vacunas y jamás pensé en escribir un post, pero ya han pasado casi diez años, tengo cuatro niños y muchos otros conocidos sin vacunar...Al menos puedo aportar mi experiencia y mi punto de vista. Al fin y al cabo siempre soñaré con la vuelta al sabio renacentista, que sabía de medicina, filosofía, astronomía...y hago mías las palabras de Martín Descalzo: “Al sabio universal de ayer le ha sustituido el especialista de hoy, que es un señor que sabe cada vez más cosas sobre menos cosas; que se acerca a la perfección cuando consigue saber casi todo sobre casi nada, y que la alcanza cuando ya sabe absolutamente todo sobre absolutamente nada. ¡Glorioso mundo éste en el que a lo más que podemos aspirar es a ser genios en una cosa y analfabetos en diez mil!"
Recomiendo el artículo muy extenso de “El dedo en la llaga” acerca de las vacunas y los comentarios, entre los cuales podemos encontrar, por ejemplo la postura de Carlos González que es un pediatra muy querido, por todas las personas partidarias de la crianza natural, pero que en este caso se muestra claramente partidario de la vacunación...en fín no hay nadie perfecto (ja,ja...es una broma)
Es muy frecuente que si no vacunas, se te tache de irresponsable en el peor de los casos, o de muy valiente en el mejor. Y ni una ni la otra. No eres irresponsable, ni muchísimo menos, ya que no creo que nadie haya sopesado la cuestión como una persona que no vacuna, se puede equivocar pero desde luego no ha sido una decisión tomada a tontas y a locas. Os puedo asegurar que más de una noche de insomnio me costó,aunque lógicamente con el tiempo consigues relajarte y solo piensas en ello cuando alguien te pregunta. Pero no es una decisión sencilla, estamos hablando de la salud e incluso de la vida de las personitas que mas queremos y por las que daríamos todo. Por otro lado la valentía, tampoco se trata de eso, ya que en este caso al estudiar los pros y los contras la balanza se inclina por la no vacunación y punto. A mi me daría miedo vacunar a un hijo mío, como me daría miedo ir a un hospital a dar a luz, luego soy una cobarde ¿no? Es simplificar demasiado. Y otra cuestión que no podemos ignorar, es la osadía que lleva implícita la ignorancia, desde luego que hay médicos, enfermeros no partidarios de las vacunas, pero son los menos...
Esta es mi postura hoy por hoy, pero no se lo que haría, si las circunstancias cambiasen, si tuviese que viajar a algún país con unas condiciones diferentes al nuestro.
Lo peor de este asunto, es que te quita la paz, en el sentido de que ¡eras tan feliz cuándo no sabías que las cosas pueden no ser tan sencillas!, cuándo no habías reparado en la amplia gama de grises que hay entre el blanco y el negro...por ello quiero terminar estas palabras con un texto de Kant, en el que habla de la auto culpable minoría de edad, que nunca me canso de leer y de releer:
"La ilustración es la salida del hombre de su autoculpable minoría de edad. La minoría de edad significa la incapacidad de servirse de su propio entendimiento sin la guía de otro. Uno mismo es culpable de esta minoría de edad cuando la causa de ella no reside en la carencia de entendimiento, sino en la falta de decisión y valor para servirse por sí mismo de él sin la guía de otro.
Sapere aude!
¡Ten valor de servirte de tu propio entendimiento!, he aquí el lema de la Ilustración.
La pereza y la cobardía son las causas de que una gran parte de los hombres permanezca, gustosamente, en minoría de edad a lo largo de la vida, a pesar de que hace ya tiempo la naturaleza los liberó de dirección ajena; y por eso es tan fácil para otros el erigirse en sus tutores.
¡Es tan cómodo ser menor de edad!
Si tengo un libro que piensa por mí, un director espiritual que reemplaza mi conciencia moral, un médico que me prescribe la dieta, etc., entonces no necesito esforzarme. Si puedo pagar, no tengo necesidad de pensar; otros asumirán por mí tan fastidiosa tarea."

64 comentarios:

Ipe dijo...

Hola Paloma, me acerco por aquí después de un largo viaje (físico, mental y emocional)... y disfruto de leerte como siempre, y me haces reír... cosa que es muy de agradecer.

Yo soy de las imperfectas, jajajaja... mis hijos tienen todas las vacunas, y algunas más... es que nos fuimos a Senegal hace 4 años y me daba un yuyu terrible. Yo podría contar algo similar a lo tuyo, pero en mi caso la balanza se inclino por la vacunación... y nos ha ido bien. De hecho hemos vivido en lugares donde los médicos no han visto el rostro de nuestros hijos, es que son super sanos ¿serán las vacunas? ¿será la genética? ¿la lactancia? ¿la alimentación?... creo que nunca lo sabremos.

La cita de Kant, hacia el final, me ha recordado el comentario de un niño andaluz durante la semana pasada... el niño dijo aproximadamente: "Antes cuando Dios existía creo a las personas, ahora como ya no existe nos las arreglamos solos"

Y si me permites citar a mis propios muchachos, tras una ardua conversación llegaron a esta conclusión que Emmanuel plasmo en su blog de historia...

"La gente dice que la anarquía no es posible, dice:

"Sin gobiernos, sin leyes, sin policías, sin jueces, sin cárceles, habría desorden; la única ley sería la ley de la selva. Las personas son egoístas y débiles y no pueden gobernarse a sí mismas."

Yo creo que eso es verdad, y por lo mismo digo: si no pueden gobernarse a sí mismos ¿como van a gobernarnos a nosotros?

No te entretengo más, un millón de gracias por el post.

Romiyin dijo...

Que blog más estupendo tienes, cómo te lo montas con 4 criaturas? eres mi heroina!!Me ha encantado este post, he pensado también que sería genial dedicárselo a Carlos González. Yo, personalmente, estoy un poco indignada con él. No sólo va a publicar un libro pro vacunas sino que también se dedica a publicitarlas (desacreditando a otros en sus conferencias, confundiendo, en resumen).Y, como tú bien dices, es muy importante que todas podamos informarnos y tengamos libertad de elección.Te sigo leyendo, mucha suerte con tu proyectazo de vida, eres un ejemplo.
un abrazo

Silvia dijo...

Muy bien visto, explicado y argumentado. Me recuerda a algo leido recientemente que dice que en EEUU estamos cambiando libertad por seguridad. Esa seguridad 'falsa' que pensamos conlleva la minoria de edad...Ay, si yo te contara. Otro de mis caminos, el de la medicina convencional a la de 'rechazo de vacunas'. Si, yo soy de las raritas. Mis hijas las tienen a medias porque me empecé a informar cuando ya tenían varias. Y este año y desde hace tres, vadeamos el mar de los virus sin vacunas de gripe ni la nueva. Y en mi familia mi cuñada nos critica por retrógrados (es pro vacunas), mi suegra no dijo nada, se vacunó, se puso muy mal, y ahora se ha unido a nuestro 'bando', ja ja ja. En nuestro grupo de homeschoolers muchas muchas muchas madres son de esas 'raritas' que los pediatras nos miran como diciendo que de donde hemos salido, porque exponen a sus hijos al sarampión como antaño. Pero siempre hay controversia y casos horribles en los dos lados.
Yo le dije a mis padres y a mi suegra que lo que hay que hacer es no desanimar a los que 'desean ponerse vacunas', al fin y al cabo si todo el bloque o vecindario está vacunado, ¿para qué vacunarte tú? Osea que el que viene en son de paz buscando información, se la das, el que defiende las vacunas, pues ale, vacúnate y por mi no te preocupes, que el jefe de mi tribu ya me dará una hierbecita.
Saludos,
silvia

Marvan dijo...

uf Paloma!!! Vaya tema has sacado!

Me encanta tu escrito y entiendo perfectamente tu planteamiento. Entiendo a las personas que no vacunan o al menos intento entenderlos, pero obligado por mis propias experiencias no lo comparto. No soy pro-vacunas ni anti-vacunas, simplemente no tuve el tiempo ni de plantearmelo.

Tienes razón en que tanto el vacunar o no vacunar siempre es un riesgo. Esto estaría genial si este riesgo fuera solamente para tus propios hijos, entonces tú como madre tienes todo el derecho creo de tomar el riesgo que más te convenga porque solamente implica a tus propios hijos. Pero en el caso de las vacunas no es así, el riesgo no es solamente para tus propios hijos sino también para hijos de otros madres que pueden no compartir tus ideas y de repente se lo encuentran sin haberlo pedido. Supongo que por esto viene la acusación de "irresponsable" de algunos. Ojo, yo no acuso a nadie, insisto que intento entender las razones y no sé si quizás si las cosas hubieran ido diferente hubiera pensado igual. Todas las personas fundamos la mayoría de nuestras creencias e ideas en base de nuestras propias vivencias.

Explico: mi hijo mayor se contagió de la tos ferina cuando tenía dos meses de vida. La vacuna de la tos ferina se pone a los 3 meses. Así que él no estaba vacunado aún. Además la tos ferina es una enfermedad casi ya inexistente en españa justamente por las vacunas. Pero mi hijo se contagió por un niño holandés, en holanda también hay una corriente muy fuerte a la no vacunación. La tos ferina en un niño de 6 años (como fué el caso) es inofensiva, es simplemente una tos fuerte. Pero la tos ferina en un bebé de dos meses puede ser mortal. Cuando entró mi bebé en el hospital con unos ataques de tos impresionantes nadie supo ver lo que tenía, todas las pruebas le salían bien y estuvo dos dias en una habitación normal hasta que le dió un ataque que casi se moría allí mismo. Nunca olvidaré esta escena: las enfermeras chillando, el médico apartandome "quita esta madre", el niño todo morado, yo gritando también, un coro de batas blancas corriendo alrededor de mi hijo y yo no veía nada.... fué horrible. Después se dieron cuenta de que tenía la tos ferina. Se ve que como es ya tan poco común aquí en españa ni se les había pasado por la cabeza. Lo pusieron en una habitación aislada y tuvieron que vacunar a todos los bebés de su habitación. Ya le dieron a él el tratamiento correcto y recuperó dentro de una semana larga.

(sigo en otro comentario porque al final me enrollé tanto que el comentarista no lo acepta jajaja)

Marvan dijo...

A partir de allí nunca me planteé el no vacunar. ¿qué hubiera pasado si mi hijo se hubiera muerto? ¿qué hubiera pasado si la otra madre de aquel niño holandés sí se hubiera vacunado? ¿qué pasa cuando por no vacunar implicas a otro niño? Son preguntas para los que no hay respuestas directas, por esto tampoco acuso a nadie, pero si mi hijo se hubiera muerto es muy probable que me hubiera hecho la más fuerte defensora de las vacunas que hubieras conocido jamás.

A veces no conocemos las razones que hay detras de las ideas que tienen las personas. Seguramente hay por allí una persona con una historia similar a la mia pero con causa justamente contraria, que ha tenido una desgracia personal justamente por causa de una vacunación. Entonces creo que es lo más humano que esta persona se pone completamente en contra de la vacunación.

Quizás ni siquiera el vacunar o no vacunar es lo más difícil, sino que lo más difícil en temas como estas es respetar e intentar a entender aquella persona que piensa y defiende lo contrario a lo que tú piensas. A mi me cuesta e incluso ahora años después a veces pienso ¿qué haría si me encontrara con esta madre que su hijo contagió al mio? Dudo que podríamos ser amigas, no lo sé, creo que sería mejor no encontrarmela.

Por esto yo tengo mis hijos vacunados de todos los recomendados, nunca me he planteado hacerlo de otra manera. Además yo tuve la tos ferina de pequeña cuando tenía unos 3 años y yo le daba el pecho o sea que no es garantía absoluta tampoco que la madre pasa los anticuerpos a través de la leche materna.

Bueno, me he enrollado, pero las vacunas es un tema que siempre me recuerda una época horrible de mi vida y la simple idea de pensar que podía haber perdido a mi hijo condiciona por completo mis ideas y pensamientos. Es un tema en el que yo siempre iré a favor de las vacunas.

paloma dijo...

Hola Ipe, mujer imperfecta, je,je..bienvenida al club...Me alegra mucho tenerte por aquí, ya que de un tiempo a una parte se te extraña por la blogosfera, espero que tus viajes estén siendo fructíferos.
Bueno yo también conozco niños vacunados muy sanos. Yo creo que para ello influye todo lo que tu mencionas un poco. La verdad es que criar hijos sanos es una bendición para todos. Pero hoy día es como una especie en vías de extinción, siempre relacionamos niño pequeño, con pediatras, revisiones, enfermedades de todo tipo. Yo compré un libro que se llama: "Como criar un hijo sano a pesar de su médico" (escrito por un médico) y siempre he hecho caso del mismo (en realidad casi nunca hay que hacer nada)y hasta ahora me ha ido bien.
Aunque a veces me preocupa que mis hijos no han pasado todavía ninguna enfermedad de esas típicas como sarampión, rubeola...y creo que conviene pasarlas cuando eres niño, pues de adulto es peor...
Muchos besos y me alegra mucho hacerte reir, aunque se que esta es una cuestión muy "delicada".

Bueno me encanta el razonamiento de tus retoños, claro que con los padres que tienen no me extraña nada. Ah!!! ya se que Juan Carlos ha estado en Madrid, espero que haya disfrutado mucho entre colegas, aunque lamento no haberle conocido, en fin en otra ocasión será.

paloma dijo...

Romiyin gracias por tus palabras, la verdad es que cada vez escribo menos en el blog. Saco tiempo por las noches principalmente, cuando todos duermen.
Carlos González es para mi una persona muy querida, por toda la labor que hace a favor de los niños y de las mujeres. ¿Lo de las vacunas? uf!!! No se que decirte, cuando me enteré de que iba a sacar un libro sobre las vacunas, pensé que sería en contra...Me sorprendió muchísimo saber que es partidario de las mismas y estoy segura de que muchísimas personas seguirán sus consejos, por muchas razones: Es médico, tiene un gran poder de convicción y de argumentación y además muchísima gente confia plenamente en él.
Yo no se que habría hecho si hubiese leído sus argumentos hace unos años, pues él es bien ameno y no hay mucha bibliografía así de interesante que se cuestione la vacunación.
Es lo mismo del post ¿dónde está la verdad? Yo sinceramente no se nada, solo se que él es un médico prestigioso y siempre va a tener más credibilidad que una servidora o cualquier otra persona que hable desde fuera de la "esfera científica"
Gracias una vez más y un abrazo.

paloma dijo...

Silvia tienes razón con lo de la controversia y casos horribles en ambos lados, fíjate sin ir más lejos en lo que cuenta Marvan. No podemos tener certezas absolutas, en este tipo de cuestiones, ni una seguridad absoluta. Por supuesto hemos de intentar hacer lo mejor por nuestros hijos, asegurarnos de que hacemos todo lo que está en nuestras manos para que se crien bien y luego solo nos queda confiar. Los que somos creyentes confiamos en que Dios cuidará de ellos y los que no sean creyentes habrán de confiar en la vida....
Un beso Silvia.

paloma dijo...

Marvan lo que cuentas es tremendo, es cierto que las tos ferina es una enfermedad que para un bebé tan pequeñito puede ser mortal. Siento haber sacado este tema a relucir, era consciente de lo delicado que es y por eso nunca había hablado de ello. Me imagino que la mamá de áquel niño no sabría que su hijo tenía la tos ferina, ¿no? Pues desde luego si lo sabía y no tuvo inconveniencia en ir a visitaros se trataba de una persona muy pero que muy insensata.
A pesar de lo que cuentas y por supuesto de entender perfectamente a las personas que vacunan, sigo pensando que se trata de la vida misma...¿Quién puede garantizar que si vacunas tu hijo no va a morir de una meningitis o una tos ferina? y viceversa.
Cerca de mi casa, hay una escuela Waldorf en la cual practicamente no hay ningún niño vacunado. Si algún padre decide vacunar a su pequeño, tiene obligación de avisar al centro y el niño no puede ir al colegio en unos quince días por no "poner en peligro al resto de los niños"
Yo conozco muchos niños sin vacunar además de los míos y en general tienen una salud muy buena. Tengo una amiga que estuvo con su hijo en India, cuando aún vivía Vicente Ferrer, visitando sus centros y el niño estaba sin vacunar de nada y tenía como cuatro añitos..uf!!! Y no le pasó nada..
Lo de irresponsable yo creo que la gente más bien lo dice porque de entrada se les viene a la cabeza una persona que no se preocupa, que le da igual, que se olvida de las fechas....Por eso decía medio en broma, que los médicos levantan rápidamente la vista del papel cuando les dices que tienes a los niños sin vacunar, debe ser para ver que aspecto tienes, si tienes pinta de "sectario", de indigente...
Es la misma diferncia que hay entre el homeschooling y el absentismo escolar. Hay colectivos que no vacunan por descuido, no por convicción.
Marvan muchas gracias por tu testimonio, a lo mejor escribir sobre ello te ha ayudado un poquito ¿no?
En ocasiones al escribir un post, de estos que me removían especialmente o me recordaban cosas muy tristes, he llorado un montón y luego me he sentido un poco mejor.
Te mando un fuerte abrazo.

Marvan dijo...

Paloma, no te tienes que excusar por sacar el tema, faltaría más. Es tu blog y como mucho si no me gusta un post pues no lo leo y ya está jejeje.

La mama en cuestión probablemente en aquel momento no sabía que tenía la tos ferina, no lo sé, lo que seguro no sabía es que yo iba a estar por allí con mi hijo. No fué culpa suya, también yo me enteré luego que le habían diagnosticado también tos ferina a aquel niño y de seguida até cables. Se contagió en la fiesta de navidad del colegio donde trabajaba entonces. Yo fui como mamá orgullosa con mi bebé a visitar a los niños de mi clase, nadie podía pensar de que se contagiaría de tos ferina. Dos semanas después estaba en el hospital. No le echo la culpa a ella, simplemente fué algo que pasó, y por suerte no pasó nada más grave que un susto de muerte (literalmente) pero que para mi fué determinante para mi manera de ver las vacunas. Nunca sabes con quien te puedes encontrar y en qué situación.

Pero desde luego ni una cosa ni la otra es garantia de nada.
Gracias!

El Mundo de Ariadna dijo...

Me ha encantado, gracias! Me siento tan identificada...gracias

Silvia dijo...

Maravan, me impresionó mucho lo que contaste. El pasado otoño cuando varias madres hablaban de que en sus casas estaban pasando por la varicela, o sarampion, que si alguna queria exponer a sus hijos que hiciera una visita, hubo varios posts en mi grupo de madres en ambos lados. Una madre comenta como casi perdio a su hijo por un sarampion contraido despues de la vacunacion, otra comentaba un caso en su familia de reaccion casi fatal a una bateria de vacunas, otra como tu que habia sufrido junto a su hijo por exponerlo a uno de estos virus sin estar vacunado.
Yo tengo una experiencia que no es exactamente de vacunas pero que entra en la polemica medicina tradicional/sentido comun o medicina 'natural'. Cuando mi hija mayor nacio, los tests geneticos salieron negativos. A los dos meses que le daba pecho y habia engordado bastante bien respecto a lo esperado, fuimos a la visita normal donde les sacan sangre del talon y repiten los tests geneticos. Del laboratorio salio positivo como si tuviera algo llamado GALACTOSIMIA, o falta de la enzima que procesa la lactosa de POR VIDA y si tomaba cualquier lacteo era como envenenarse. Podia quedar infertil y afectarle el desarrollo cerebral, la vision...me llamaron que la llevara al hospital a hacerle un analisis de sangre y la pediatra no quiso ni vernos ni ponerse al telefono. Por telefono una ENFERMERA me llamo de Austin, TX y me dijo que dejara inmediatamente de darle el pecho. Yo lloraba y me parecia que vomitaba mas de la cuenta...la tuve un dia con 'formula de soya' leche en polvo para bebes, y a mi me parecia que no estaba bien dejar de darle el pecho. Me meti en internet, y vi que en casos mas benignos, puede que acepten la leche materna y de hecho la recomendaban, yo pense que dos o tres semanas mas antes de tener los resultados no la iban a perjudicar mas ni menos que esos dos meses. Llego el resultado negativo. Lo que nos indigno es que en el hospital le sacaron sangre y NADIE nos dijo nada de nada, ni que hay falsos positivos, ni que hay ayuda para los que tienen de verdad enfermedades de ese tipo. Unos GALLINAS porque con las demandas que existen se esconden.
Por supuesto que cambie de pediatra, a una que fuera mas humana y que me iba a recibir en persona, si no para darme esperanzas (que son prohibidas, claro), pues al menos para darme un clinex no?
Al pasar unos dias deje de ver cosas en Internet, deje de preguntarme el porque, recé y segui amando a mi hija, con o sin Galactosimia. NADIE con sentido comun hubiera visto que tenia esa enfermedad o que la tenia en un grado preocupante. Los niños afectados por galactosimia pierden peso en las primeras semanas y se ponen al borde de la muerte porque de veras rechazan la leche.

Me gusto mucho leer tu experiencia Marvan, no que pasaras por ello, sino como lo cuentas. Y te admiro por no ser 'anti-no vacunacion' sino dejarlo como lo dejas.

Vacunas o no, lo importante es que estamos educandonos, leyendo, informandonos, y responsablemente decidiendo, si todos hicieramos esto seria una gran ganancia para la humanidad.

Besos,
silvia

Zinnia Muñoz dijo...

Gracias por la dedicatoria... me sonrojé, jajaja.

Cuando leí en tu blog que no habías puesto las vacunas a tus hijos realmente fue una grata sorpresa porque reafirmaba algunas cosas que he pensado.

Vivo en Bogotá, Colombia, tengo 4 hijos de 13, 11, 4 y 1 1/2, y aquí,como buen país tercermundista los medicos son ley (o mejor debemos decir los laboratorios farmacéuticos?). Así que en los que respecta a vacunas es un proceso automático... en los colegios exigen el carné de vacunación para poder matricular los chicos. Así que con los dos mayores nunca lo dudé y tienen todas sus vacunas y un par de más. Nos fue bien excepto una vez en que al de 11 se le inflamó espantósamente una pierna donde se le aplicó la vacuna y nunca supimos qué pasó realmente.

Pero con los dos pequeños las cosas fueron diferentes; nacieron en agua, en la casa y fue un proceso tan doloroso para mí pensar que luego de haberles podido ofrecer un ambiente tan amoroso y confortable, debía someterlos a un pinchazo que siempre será horrible y los hace sufrir. Pero al final con poca información, el sistema y los cercanos fueron más fuertes y vacuné a los pequeños pero con ciertas condiciones, en especial con el pequeñín porque hace poco tiempo están metiéndole en la cabeza a la gente la vacuna de la influenza y el rotavirus, con las cuales siento que nos están cogiendo de conejillos de indias... Así que tuve que hacer carta cada vez que me negaba a ponerle una vacuna de éstas al gordo para que el sistema de salud le pusiera las otras. Caso excepcional el de la vacuna de la malaria, la cual le aplicaron al nene al año (como rutina) pero para mí si era importante porque viajábamos de vacaciones a un sitio donde había un brote de la enfermedad.

Es difícil pensar en la no vacunación radical en Colombia porque todo el mundo vacuna, conozco escasos casos donde por circustancias de enfermedad o reacciones alergicas (como las de mi sobrino que cada vez que le ponían una vacuna terminaba hospitalizado por una alergia tenaz que tenía al huevo)no vacunan o dejan a medias el proceso de vacunación. Las campañas de vacunación que hace el gobierno son super grandes y fuertes y llegan a casí toda la población (al menos en Bogotá).

Pero ya no más, estoy decidida a que no voy a ponerles más, porque a los pequeños les faltan un par de dosis según la rutina de vacunación... y como están educándose en casa no tengo necesidad de presentar ningún carné de vacunación al colegio.

Anónimo dijo...

Hola, la verdad hace rato que te leo, y la verdad que admiro todo lo que haces por la educación de tus hijos! un trabajo admirable de verdad...pero hoy estoy muy en desacuerdo y me deja una sensación amrga tu post.
Te lo digo como profesional, pero mas como mamá...uno no puede por más natural que quiera que sea la criana de los hijos, no aprovechar todas las ventajas del siglo en el que vivimos...no puedes basarte en que una buena calidad de vida garantize que tus hijos no se enfermen! por favor, me parece muy irresponsable de tu parte, no solo para con tus hijos sino tambien para todos los otros niños...
Una Mamá Microbiologa (argentina)

paloma dijo...

Bueno anonimo me alegra que después de tiempo leyéndome al final te decidas a dejar un comentario, aunque sea para mostrar tu desacuerdo.
Irresponsable sería alguien que adopta decisiones importantes sin la debida meditación. Efectivamente esta es una decisión muy importante pero también muy meditada. Equivocada puedo estar por supuesto, en ningún momento he dicho que tenga la razón, ni tan siquiera me atrevo a hacer proselitismo anti-vacunas, pero no me considero irresponsable.
Tal vez te apetecería como profesional y como madre leer libros, artículos etc...acerca de las vacunas escritos por médicos, científicos etc...Muchas veces en los ámbitos académicos se tiende a ofrecer solo la versión oficial, descalificando a priori la más alternativa o natural. Por ejemplo todos los pediatras reconocen que en su carrera apenas aprendieron nada de lactancia materna...¿un pediatra? ¿No te parece increible y sospechoso a la vez...?
No he pretendido descubrir la vida inteligente sobre la tierra, tan solo contar mi experiencia porque algunas personas me lo han pedido.
Un cordial saludo.

Dara dijo...

Si que es el gran tema si. Hola a todos. Yo soy, como Paloma, otra cobare. Me da miedo vacunar a mis hijo y me da miedo parirlos en un hospital.
Como Marvan he pasado por un durísimo trago también con la tosferina que se pegó a mi pequeña con tres meses, al igual que ella con ahogo de muerte, moradita, ojos de vidrio fuera de las orbitas uffff que miedo. El proceso durço tres largos e interminables meses. Sin embargo en ningún momento pensamos que hubiese sido mejor vacunarla, ni se nos pasó por la mente... y de echo no tiene ninguna vacuna. Luego he leido mucho sobre el tema y la gran inmunidad que aporta el pasar por estas enfermedades.

Ojalá siempre podamos elegir lo que realmente creemos que es lo mejor para nueestros hijos, eso si que me parece crucial. En algunos paises ya sabeis que no hay opción.

Un abrazo.

paloma dijo...

Silvia parece que todas tenemos alguna historia tremenda eh!!!! La verdad es que yo he ido perdiendo la fe en la medicina occidental poco a poco...A mi también me han pasado cosillas con los niños, no tan graves pero indignantes. Recuerdo una vez con mi primogénito que tenía una tremenda diarrea, le llevé al pediatra y me dijo que le dejase de dar inmediatamente el pecho, pues la leche tenía lactosa y por eso no se le quitaba la diarrea. Menos mal que una llamada a la Liga de la Leche puso todo en su lugar. Siempre pienso que debería haber vuelto al médico, para mostrarle con documentos de la O.M.S. que su consejo era totalmente equivocado y perjudicial para la salud del niño.
Por eso es importante informarse siempre bien, pedir más opiniones etc...De haber hecho caso al pediatra, habría destetado a mi hijo precozmente y no sabemos que más podría haber pasado. De esta manera, a las pocas horas todo volvió a la normalidad y solo quedó un pequeño sustillo de madre primeriza.
Muchos besos.

paloma dijo...

María, mamá de Ariadna un besito para las dos...Muak.

paloma dijo...

Zinnia no conozco la situación en tu país...pero es verdad que cuando los niños nacen en casa es todo tan diferente ¿verdad? y encima tu puedes comparar.
Bueno pues bienvenida a esta casa y mucha suerte con tu proyecto de vida.
Besos.

Dara parece que hay bastante tos ferina en España y realmente con bebés tan pequeños es muy peligrosa.
Yo no he seguido leyendo sobre vacunas es tan pesadooooo, me guio por la experiencia, por lo bien que se crían los niños y de verdad que conozco a un montón de ellos y sin ningún problema.
Y también conozco a un "niño" que debe tener cuarenta y tantos años, que en su día no fue vacunado de nada y jamás de los jamases ha tenido nada más grave que un resfriado, es muy sano y fuerte.
No se si tendrá algo que ver...
Muchos besos.

Anónimo dijo...

hola sigo tu blog me encanta...compartimos muchas vivencias(parto en casa, lactancia prolongada, colecho,educacion en casa)....y tambien de vacunas,dices exactamente lo mismo que yo cuando me preguntan...y soy mas rara que tú pues además soy enfermera...realmente pienso que ninguna opcion esta libre de riesgos y es cuestion de balancear y sentir que es lo que mas vibra contigo....y yo tambien soy cobarde me da mucho más miedo vacunar...siempre lo sentí así incluso cuando vacunaba (en mi trabajo) a otros niños.
solo añadir que yo sí que me he leído muchos libros sobre vacunas y que realmente aunque estes vacunado puedes contraer la enfermedad que existen exactamente 0 vacunas 100% efectivas. lo digo por marvan que no piense en ese niño como foco de contagio irresponsable pues a lo mejor si hubiera estado vacunado habría tenido tambien la enfermedad...y entonces ¿a quien le echamos la culpa? ¿al empedrado?como dicen en mi tierra...
bueno un abrazo

Desdemicordilleradelosandes dijo...

las vacunas en Chile son gratis , pero tienen excipiente de mercurio.
creo que ya hice un post sobre eso.
a mi bebe la vacune , pero le colocamos la que no tiene excipiente de mercurio y esa hay que pagarla , vales mas menos 29.0302 pesetas ( 125 mil pesos chilenos) se da 3 dosis , 2 , a los 4 y a los 6 si sumas es harto dinero , porque se paga la suma cada vez que se vacuna .
Pero no me arriesgo a que mi hija le de un autismo por la vacuna .
y si es un negociado todo esto , pero al vivir en departamento mis hijos estan en contacto con otros niños y no me arriesgo . Aqui ahora estan todos con rotavirus y adenovirus ....y es tan dificil aislar a mis niños ,a ellos les encanta jugar con sus vecinos pero el costo es que se me enferman.
un abrazo paloma!!!

Anónimo dijo...

Hola Paloma,

Soy Ana de Barcelona, Ya sabes que soy tan cobarde como tú. Por compartir mi experiencia, mis niños (no vacunados) se contagiaron la tos ferina de un niño vacunado. Yo estaba embarazadísima de mi tercer bebé y me asusté mucho porque la enfermedad en casa se nos hizo eterna.
Los chinos la llaman la enfermedad de los 100 días y es exactamente lo que duró.
Más allá del cansancio de que nadie dormía y había que levantarse a cambiar sábanas y niños cada noche por vómitos ocasionados por la tos, se sumó mi angustia de no saber si podría parir al bebé en casa por tener la bacteria instaurada en el hogar.
Finalmente dos semanas antes del parto los niños dejaron de toser y nuestro bebé nació con nosotros tal cuál queríamos recibirlo.
Durante los 100 días de enfermedad pensé mucho en la vacuna como tema de fe.
Yo, al revés que Marven, pensaba en si la madre del niño vacunado no sabía que estaba exponiéndome a un riesgo extremo siendo que yo estaba embarazada y a parte, mi hijito mayor tiene discapacidad que entre otras cosas origina crisis epilépticas cuando enferma.
Aún así, no podía quejarme porque mis niños no están vacunados...
Creo que la vida nos tira situaciones dispares, y de todo aprendemos. No hay garantías, por mucho que las busquemos, ni cada hijo viene con el manual de lo "correcto".
En cuanto a Carlos Gonzalez, a mi me desilusionó muchísimo. En Barcelona hace ya casi 4 años, habló muy mal de la lactancia compartida (una mamá que adoptó una nena africana recibía apoyo de otras madres para amamantar a su niña mientras esperaba que a ella le bajara la leche). González dijo que la bebé podía contagiar SIDA a los otros niños, que era irresponsable, y un largo etc. Fué horrible, alarmista y mentira.
Como siempre me encanta leer tus escritos. Una sóla cosa que en éste no me ha gustado tanto, es que noto que justificas la seguridad del parto en casa por los controles en el embarazo y por "el profesional" al lado. Para mí el parto en casa, es tan seguro como la vida misma. Lo más probable es que vaya bien aún sin médico ni comadrona. El cuerpo de una mujer está diseñado para poder parir. Que todo lo demás pueda o no ayudar es discutible (depende mucho que es lo que cada mujer necesita para sentirse a gusto mientras pare).
Me gustaría que cada mujer comience a creer primero que nada en su propia capacidad de hacerlo sin intervenciones, ni el "hierro" extra, el "obligatorio" examen de la glucosa, "las ecos que tocan", y un largo etc.
Con esto no quiero decir que no hay que hacer controles o que no hay que tener un profesional si se quiere, pero quiero aportar mi granito de arena para que reconozcamos de una vez las capacidades de nuestro cuerpo.

Un besote,

Ana

Romiyin dijo...

Ana, me ha encantado tu comentario, es conmovedor cómo lo has vivido y las conclusiones que sacas. Y estoy totalmente de acuerdo contigo respecto a lo que comentas de la capacidad de la mujer en el parto.

gracias Paloma por abrir este debate

paloma dijo...

Siento no poder dirigirme a ti por tu nombre, pero te agradezco el comentario. Yo también conozco enfermeras y médicos no partidarios de las vacunas y suelen ser los más radicales, pues como tu bien dices han leído mucho más sobre el tema y tienen más argumentos que los profanos. Un abrazo también para ti.

Greisi qué barbaridad el precio!!! No recuerdo haber leído el post que dices, pero me pasaré por tu blog para verlo. Gracias por tu comentario y no te preocupes porque los niños enfermen, es natural.. solo que con tres tan chiquitines uf!!!
Besos.

paloma dijo...

Ana tu comentario en este blog me ha llenado de alegría, que lujo mujer!!!!
Al leerte he recordado lo de la tos ferina, pues me lo contabas en un correo cuando iba a nacer tu niña.
Respecto a lo que dices de la capacidad de la mujer para parir, estoy totalmente de acuerdo. Mi segundo y mi cuarto hijo nacieron sin asistencia de ningún tipo. Sólo que no fue algo preparado, sino que al ser partos muy rápidos no llegaron las comadronas...Ni que decir tienen que fueron maravillosos, muy especiales. En ese tipo de partos está claro que la presencia de una comadrona no es necesaria, pero por ejemplo mi tercer parto duró 19 HORAS, no me imagino tantas horas yo sola...necesitaba saber que todo estaba bien, que el latido del bebé era correcto etc..etc...
Por otro lado respecto al seguimiento del parto. Yo solo me hago dos o tres ecos para saber el número de bebés (siempre he tenido el presentimiento de que podría haber más de uno, je,je..), para saber que está bien colocado etc...
Pero las pruebas de glucosa por ejemplo en mi caso no las considero necesarias y no me las hago, la amniocentesis y pruebas de ese tipo ni hablar...pues voy a seguir con el embarazo de todos modos...
No me gusta ir al hospital para hacerme las ecos ni monitorizarme...me quita la paz, siempre tienes que estar "discutiendo", pero no me arriesgaría a intentar un parto en casa y que el bebé estuviera de nalgas, por ejemplo o que fuese un embarazo gemelar o que hubiese una placenta previa etc...
A eso me refiero, la mujer tiene capacidad para parir como lo lleva haciendo desde los principios de la humanidad, pero también desde tiempos ancestrales llegado el parto, la mujer estaba rodeada de mujeres que la acompañaban.
Un fuerte abrazo y espero conocerte cuando vengas a Madrid.

Es muy interesante este punto, pues efectivamente muchas mujeres se hacen todas las pruebas "obligatorias" y no se sienten a gusto, sólo que piensan que no tienen otra opción. Por ejemplo cuando les dices a los médicos, que no hace falta que te hagan eco en cada revisión, se sorprenden pues a la mayoría de las mujeres les encanta que les hagan muchísimas e incluso repiten en la privada y se las hacen en tres dimensiones etc...Gracias por tu punto de vista.

Anónimo dijo...

Hola Paloma,

Seguro que estaré las primeras semanas de Julio por Madrid. Qué bueno si logramos vernos!
Yo me quedo con las ganas de un parto "lacomadronallegótarde" ;) aunque no tengo ninguna queja con las personas que me acompañaron en mis tres partos en casa (fueron super respetuosas, no me tocaron y respetaron mis decisiones de no chequear dilatación ni meter mano en ningún momento).
Igualmente siempre por dentro sentí el deseo de ponerme de parto cuando no hubiese nadie en casa y creo que la única razón por la que no lo hice es porque pesaban más las ganas de que el papá y los hermanos pudiesen compartir tan bonito y profundo acontecimiento.
Mi tercer hijo (del que estaba embarazada cuando los otros dos pasaban la tos ferina)es niño.
Espero con muchas ganas el encuentro. Y como Romiyin te agradezco el espacio para hablar de un tema tan difícil y polémico como es el de la vacunación.

Besote,

Ana

Anónimo dijo...

perdona, se me olvidó firmar, soy Rocío de Ibiza y soy madre de 2 niñas (de 3 y 1 año), ya ves, yo todo niñas...jejeje
estoy muy indignada con el tema de las vacunas pues a una amiga mía le hicieron vacunar a su bebe para operarlo "por lo menos del tetanos para entrar en quirófano" !!madre mía!!! con que lo van a operar con un bisturí esterilizado ó con un cuchillo de herrar caballos???? y tuvo que pasar por el aro despues de remover roma con santiago...
mi hija pequeña nació con una malformación y ha pasado 3 veces por quirófano y no está vacunada, claro que yo lo oculté porque sabía lo que pasaría si lo decía...no me gusta mentir pero en este caso no tuve otra opción...ó sí... pero fue nuestra decisión...
leyendo todos los comentarios te imaginas todos los cristales desde donde se puede mirar, vivencias intensas con sus conclusiones....más ó menos compartidas...
pero bueno tambien creo que es la VIDA la que te brinda estas experiencias duras y que no es cuestión de irresponsabilidad....no me gustan las acusaciones...
un abrazo
rocio

paloma dijo...

Ana estaba convencida de que era una niña!!! Ójala podamos vernos. Un beso.

Rocio qué bien dos nenas, ja,ja..Por lo que veo tú también te has especializado ¿no? Gracias por compartir tu experiencia. Un beso.

Amanda dijo...

"Yo le dije a mis padres y a mi suegra que lo que hay que hacer es no desanimar a los que 'desean ponerse vacunas', al fin y al cabo si todo el bloque o vecindario está vacunado, ¿para qué vacunarte tú?" Supongo Silvia qué irá en broma, no? Desgraciadamente es una realidad y la gente que no se vacuna se beneficia del calendario de vacunaciones que hace que tengamos controladas ciertas enfermedades. Si viajáis al tercer mundo y veis como las epidemias acaban con la vida de los niños (porque no hay vacunas) pensaríais distinto.

Zinnia Muñoz dijo...

Pues Amanda, yo vivo en el tercer mundo que reseñas y te puedo asegurar que aquí la epidemia se llama hambre y guerra. Con desnutrición no hay vacuna que sirva. Y los niños del tercer mundo son los más vacunados porque en ellos prueban los laboratorios sus "maravillosos" inventos, los cuales, si no mueren muchos, llevarán después al norte.

paloma dijo...

Amanda yo he estado en el tercer mundo y por aquellos entonces era todavía más ignorante de lo que soy ahora si cabe...Yo he llevado a madres con sus niños desnutridos para que les vacunasen y les pagaba yo las vacunas pues no eran gratuitas, y las convencia de que era lo mejor que podían hacer por sus hijos (ellas no querían vacunar a sus bebés pues luego enfermaban)
Ahora no se lo que haría solo se que en aquellos momentos mi comportamiento no era nada responsable, yo no sabía absolutamente nada de vacunas....y actuaba por inercia, pensaba que las vacunas eran la panacea, pero no dejaba de ser una "creencia" sin ningún fundamento.
Efectivamente la mortalidad infantil era tremenda, pero como muy bien dice Zinnia. Esos niños morían porque sus padres eran alcohólicos que al llegar a casa pegaban a sus madres y a ellos. Esas mujeres heróicas sacaban a los niños adelante como podían desnutridas como estaban, trabajando fuera de casa en trabajos durísimos. Esos niños vivian en viviendas sin luz, llenas de animales, sin agua potable...Muchas veces a las madres las convencian de que no tenían leche para alimentar a sus bebés y en esas condiciones higiénicas alimentar con lactancia artificial a un niño es condenarlo a muerte...y así puedo seguir.
Y los bebés recién nacidos morían porque sus padres borrachos los aplastaban por la noche y la gente decía que era culpa del colecho...El colecho es maravilloso para bebés y padres pero en unas condiciones adecuadas, claro!!!!
O sea que yo no me atrevería a afirmar tan facilmente que en el tercer mundo los niños mueren por no estar vacunados.
Y respecto al comentario de Silvia seguro que es en plan de broma....¿no?
Besos y gracias por tu comentario.

Violeta dijo...

Hola, me encanta tu blog, lo descubrí hace poco buscando información y experiencias sobre escolarización en casa, ya que estamos planteandonos las posibilidad y obvio andamos llenos de preguntas y dudas. Sobre la vacunación les cuento un poco sobre nuestra experiencia, soy colombiana, Guido argentino y Kyara nació en colombia (todo tercer mundo). En nuestro caso Kyara es la 3ª generación sin vacunas, su bisabuelo paterno, anarquista tomó la decidió conciente de no vacunar a sus hijos; mi suegra, médica naturista y mi suegro médico psiquiatra optaron por la misma elección, así mi suegra y Guido no tienen una sola vacuna y cuando nos llegó el momento de dedicir elegimos no vacunar. Suelo contar esto porque en general la experiencia que se tiene con la no vacunación es de los padres que ahora no vacunan a sus hijos, pero son raros lo adultos no vacunados. Tengo que decir que para mi fue una sorpresa que Guido no estuviera vacunado, ni siquiera sabía que esa opción existía, para mi la vacunación era algo que estaba dado por sentado, como comer o dormir, asi que fue muy interesante poder romper el paradigma, leer, informarme, construir mi propio critero a partir de lo que leí y por supuesto a partir de lo que ví, la salud de mi suegra y Guido son inquebrantables, se que el de chico tuvo Sarampión y tal vez alguna otra, la verdad en la familia se lo recuerda como una enfermedad molesta, como cualquier otra, pero nada que pusiera en riesgo su vida o que fuera trágico. Tuvimos la suerte además de encontrar un pediatra antivacunas sin buscarlo y recuerdo que durante el proceso de la toma de decisión el solía decirnos que más allá de ciertas recomendaciones médicas y afectivas lo más importante era estar tranquilos y confiados de la decisión, que donde sintieramos miedos ahí estaba la decisión equivocda, así que si, me confieso una madre cobarde, me da miedo vacunar.

María dijo...

Paloma, acabo de aterrizar aquí desde el blog de Ileana, je,je. Ya veo que hay algo en lo que no coincidimos!!!!!

Yo soy pro-vacunas y creo que vacunar es una responsabilidad que tenemos para mantener algunos microorganismos a raya (pero ojo!! no te estoy llamando irresponsable eh?????). POr supuesto que las vacunas solas no son las únicas que han llevado a una sociedad libre de muchas enfermedades, pero son un factor importante que no se puede ignorar.
Por otro lado, creo que no se trata de endiosar al experto, pero sí en confiar en él, ya que no todos podemos ser expertos en todo. Lo cierto es que cada vez se sabe más y cada vez es más difícil abarcar el conocimiento que lleva a los expertos a recomendar esto o aquello en diferentes campos.... pero si todos cuestionamos todo ¿Que hacemos? ¿Volver una y otra vez al mismo punto de antes de "saber"? Bueno, escribí un post sobre esto en mi recien nacido blog... si te apetece le hechas un vistazo http://reeducandoamama.blogspot.com/2011/01/desconfianza.html

La confianza en el criterio de expertos en temas que no son nuestra especialidad yo no lo veo como "infantilismo", sino como la aceptación de nuestro papel en la comunidad en la que vivimos, y a la cual nosotros también aportamos nuestras especialidades personales en las que otros tendrán que confiar.... no se si me explico :o)

Mariela dijo...

Hola Paloma, lei con mucho gusto el post que escribiste sobre las vacunas. Estoy mas o menos en las mismas, no vacunando a mis hijos por miedo a los riesgos pero pensando siempre en los riesgos de no vacunarlos. ufff!

lei también el post de marvan respecto a la tos ferina, y averigüé sobre la enfermedad y mer sorprendí mucho cuando comparé los síntomas de la tos ferina con los síntomas que tuvieron mis hijos los ultimos tres meses. Tos convulsiva con vomitos en la noche por largas y angustiosas semanas, donde no sabíamos que pasaba. Quizás fuimos negligentes al no llevarlos a un médico, pero preferimos observar sus reacciones a ver que tal llevaban esta tos extraña. Y resultó como esperabamos (tal como habían pasado otras enfermedades: sin fármacos), la tos pasó, las noches se volvieron tranquilas y todo volvió a la normalidad. Y sin vacunas.

Me alegra bastante encontrar este blog. Con mi pareja tambien educamos a nuestros hijos en casa, aunque aun por la edad no "deben" ir al colegio, pero tu bien sabras que educar en casa es cosa de todos los dias y sin vacaciones.

Espero que todo vaya bien con tus hijos!
Saludos desde Chile

Moni dijo...

Hola Paloma y hola a todas y todos:-)
Yo ahora es cuando despierto y abro los ojos a muchas cosas. Antes sentía a veces un...malestar pero rápidamente me lo callaban otras voces. Y hemos vacunado a nuestra hija de ahora 5,5 años desde que nació. Pero ahora hemos dicho: basta. Y de ahí la duda. No sé si ahora servirá de algo que pare, pues ya me metió miedo la pediatra, cuando le dijimos que lleva las vacunas pero que la de 6 años si era obligatoria porque no queremos dársela. Nos dijo que no son obligatorias pero sí necesarias (según ella) y que sería una tontería dejar de vacunarla ahora, ya teniendo las primeras dosis y la de 6 años es un refuerzo etc.. A mí me de miedo...estoy perdida, es duro despertarse y pasar a todo lo natural, haciendo el esfuerzo, pero más duro que te hagan dudar entonces. Solamente pediría consejo, no si vacunar o no, entiendo que eso está en nuestras manos, pero si hago algo bueno dejando de vacunarla, aunque tenga las primeras dosis de lo que toque o no...pues me siento bastante perdida. Soy yo la que busca todo sobre el tema, mi marido también se siente perdido y la pediatra nueva que tenemos pues...lo tiene claro. Nos dio un sermón sobre lo bueno y maravilloso que es vacunar y ya está. Aparte de mirarnos mal, jajaja. Socorro....

paloma dijo...

Moni siento mucho no poder ayudarte pero quizá alguién por aquí entienda más del tema y te pueda dar una opinión sensata. Lo suyo sería que te pusieses en contacto con la "liga por la libertad de vacunación" a ver si algún médico de la liga te pueda asesorar.
Yo sinceramente pienso que si ya la has vacunado de todo....tal vez tenga razón tu pediatra, le pones la dosis de recuerdo y ya está ¿no crees?
Tendrás que ver que pesa más en la balanza, si el miedo a vacunar o el miedo a no vacunar.
Yo que se....yo en su día lo pasé fatal, ahora ni lo pienso pues hay otras cosas que me preocupan mas...pero fíjate que Carlos González acaba de sacar un libro pro-vacunas.
A ver si alguién lee este comentario y te puede ayudar...Lo siento. Besos.

Anónimo dijo...

Hola,
lo siento pero desde mi postura de sanitario no estoy de acuerdo con los comentarios.
En España es voluntaria la vacunacion o el nacimiento donde uno le plazca, a no ser que por un tema de salud pública te pueden obligar a vacunarte.Por ahora no se han dado muchos casos.

Las vacunas, como todos los medicamentos, pasan unos controles y estan en constante revision del balance beneficio/riesgo.

Es cierto que el uso del jabon, la alimentacion variada,... han hecho que aumente la esperanza de vida, pero no debes despreciar a las vacunas, porque todo suma.

Opino como otros que no solo son tus hijos, que tambien son los demas. Como leeras en ciertos libros, el control de una enfermedad se consigue sin necesidad de vacunar al 100%, e incluso que no todos los vacunados obtendran la inmunidad, puesto que no son efectivos 100%.

Por lo que si una enfermedad llega y no tiene mucha poblacion a la que pasar, termina desapareciendo, pero si empieza a encontrar gente sensible, poquito a poco se hara un reservorio.

Yo no pido un acto de fe, son cosas cientificamente probadas. Cada vez se hacen mejores vacunas, aumentan los controles y gracias a esto se descubren fallos como que cierto lote no es puro...

Vacunar es voluntario, pero me parece algo civico el decir:aunque mis hijos no sufran la enfermedad, o no les haga nada grave, pueden contagiar a otros a los que si les haga daño.

Se que hay intereses economicos tras las vacunas, pero sepan que hay unos profesionales que no participan de estos que velan porque sean seguros y eficaces, con datos cientificos, no religiosos.

Espero ser un punto de vista mas respetando las decisiones que cada uno tome

Claudia dijo...

Hola Paloma, buscando sobre vacunación llegué a tu blog y la verdad me sentí aliviada leyendote y leyendo también todos los comentarios,aunque sean diferentes en opiniones...Soy mamá de 5 hijos, 3 mujeres,todas ellas vacunadas "religiosamente",jejeej pero con mis 2 hijos varones mas pequeños, no fue así, sólo le dí las primeras vacunas y dije basta, estaba yendo contra mis propios principios y creencias a cerca de porque tengo que vacunarlos,si mis hijos son todos sanos???? yo reconozco que no soy de seguir a la manada...como quien dice, no acepto que se me imponga tener que vacunar a mis hijos sólo porque es ley...(en mi país es obligatorio,argentina) Con mis hijas mujeres,sólo 2 tuvieron varicela,mi hija mayor que en ese tenía 4 años contagio a su hermanita de 2 meses, claro,yo tranquila porque estaban vacunadas,jeje pero también eran otras epocas mías donde no me cuestionaba el tema de las vacunas....Pero después ninguna de mis hijas tuvo otra enfermedad, mas que un resfrío, gripe(de las de antes...) no como las que existen ahora... o fiebre por tener mocos, pero nada más! Ya al pasar los años, estar mas consciente de lo que eran las vacunas, con un segundo matrimonio que acompañaba mis puntos de vista,al tener a estos dos varoncitos, optamos por colocarles solo las vacunas típicas,pero mi genio no pudo más y con el segundo varón que tiene 2 años y medio, no quise vacunarlo más...sé que es un tema muuuuyyy controvertido,me siento muy sola con este tema,porque si bien hay madres que piensan como yo, de todas maneras van y vacunan a sus hijos,es más les ponen mas vacunas de lo que sea,no sé...creo que el estar a favor o en contra de las vacnas requiere de mucha valentía, responsabilidad y coraje para enfrentarse a una sociedad, al menos en mi país, en donde las personas se animen a cuestionar lo que uno crea o sienta que no vaya junto con los principios y creencias de cada uno...Asi que tus palabras fueron como un bálsamo,ejejeje No quiero que me cataloguen como irresponsable,porque no lo soy, en todo caso para mí, ser irresponsable es no saber de que hablo,vacunar porque me lo dicen,no cuestionar nada y cuando a un niño le pase algo, aceptar las consecuencias....eso para mí es ser irresponsable...Me gustaría que la sociedad no "sentencié" tanto,cuando hay personas con pensamientos diferentes,o que cuestione porque tal o cual medicina no es del todo satisfactoria para nuestras vidas.Tampoco soy de fanatizarme,pero este tema puntual,y mis averiguaciones a cerca de las vacunas me hizo penar y meditar muy responsablemente lo que significa cuidar la salud de mis hijos...y aunque es para mi, un tema delicado,no por mis convicciones sino por el resto que piensa diferente,es que me atrevía dejar mi humilde opinión, se que no tengo la verdad absoluta, pero es MI verdad,y tiene tanto valor como las de otras personas que sí, piensan que vacunar es lo mejor que pueden hacer...Respeto a las mamás que vacunan y respeto a las mamás que se atreven a hacer un giro en la crianza de sus hijos...
Bueno Paloma, gracias por este espacio que has hecho para compartir vivencias,me gustó mucho conocerte,un abrazo desde mi ciudad,en la Patagonia.

Samotracia dijo...

Hola, esto buscando informacion en relacion a este tema tan polemico. Pueden recomendarme bibliografia medica en favor de no vacunar, para poder tomar una desicion informada?
Jeru

Samotracia dijo...

Hola, me gusto mucho poder saber de experiencias personales de otras mamas. Quiero informarme mas, podrian recomendarme biblografia medica a favor de no vacunar para poder tomar una desicion informada?. bendiciones a todas y todos.

paloma dijo...

Samotracia mira en este link de la "Liga por la libertad de vacunación" donde hay bastante bibliografía. Un abrazo.

http://www.vacunacionlibre.org/docu.htm

Para cualquier otra cosa acá nos tienes.

Anónimo dijo...

muchas gracias, me gusto mucho lo que escribiste y queria conocer un caso de personas que no hayan vacunado a sus hijos. Me alegra mucho que esten sanos ya que tengo la duda sobre la efectividad de las vacunas en especial luego de conocer de que estan hechas. Me gustaria que todas las personas se informaran para asi dejar de seguir como borregos lo que se les dice. Por ejemplo, me resulto contradictorio que una de mis hermanas evitaba comer pescado en el embarazo porque segun le dijo el medico podia tener mercurio y afectar al bebe, lo curioso es que luego se vacunan los niños aunque contengan mercurio dentro de su composicion como conservante, ademas del aluminio, tejidos animales o de fetos humanos abortados que pueden contener virus y todo eso se inyecta directamente a la sangre.

paloma dijo...

Anónimo muchas gracias por tu comentario.

Emilia dijo...

Hola paloma, te felicito por tu blog y por hacerte el tiempo para informar y compartir tus experiencias. Pasé por tu mismo proceso, mi cabeza llegó a estallar de tanta info pero lo que si tenía seguro es que no tenía porque vacunar a mi hija que estaba por nacer (ahora tiene 4 meses) y me sentí muy mal de haber vacunado a mi hija de ahora 6 años a la cual no le coloque los refuerzos ya que veo que algunas cuestiones como déficit atencional pueden devenir de la vacunación, estoy segura de eso. Vivo en Argentina "tercer mundo" y no es real lo de las epidemias tercer mundistas, ya que en su mayoría son falsas. Mi investigación acerca de las vacunas comenzó en mi último embarazo por los meses de mayo-junio, aquí es invierno y estaba la campaña contra la gripe A donde todas las embarazadas debían vacunarse, la verdad primeramente fue instinto, no concebía la idea de vacunarme teniendo un bebé en mi panza desarrollándose en un lugar tan puro y limpio como lo es el útero, el vientre materno, lo interesante es como cuando uno comienza a cuestionarse surgen los miedos y dogmas que uno cree que no tiene y después se da cuenta de cuan buen trabajo hacen con nuestra libertad de elección cegándonos y atemorizándonos inconcientemente, pero ya no podía volver atrás y aceptar ciegamente, la semilla del cuestionamiento estaba creciendo y definitivamente tenía y debía investigar, y descubrí los componentes (de terror)de tal vacuna y sus efectos secundarios, siendo el más leve enfermarse, cosa que yo no quería, pues pasar mis últimas semanas de embarazo enferma no estaba bueno, y enfermar al bebé menos!! De ahí comencé a investigar acerca de las aquí obligatorias y la verdad sentí que era verdad todo eso porque hay casos reales de sus efectos y después de lo ocurrido y vivido con mi primer hija no doy mucho crédito a la medicina, o más bien al hombre y su medicina alopática. Tuve mucho temor acerca de la polio y tuberculosis, pero la pediatra que no es partidaria de la no vacunación pero respeta mi decisión me comentó que para contagiarse tuberculosis hace falta estar en una habitación con mucha gente enferma encerrada y durante muchas horas quizás días, los casos de polio se han dado en bebés vacunados. Por otro lado está la de hepatitis B que no sabía que la colocaban en neo apenas nacen los bebés, fue lamentable porque a mi hija se la colocaron (me enteré a los 2 días cuando me entregaron la libreta de nacimiento) a pesar de que era la que menos me interesaba ya que en mi infancia no existía la vacuna y tenía compañeros de escuela que se enfermaban, ninguno moría" por eso ni tubo complicaciones, y yo nunca la tuve, el tema es que por sentido común no entendí porque le ponen a los bebés en un hospital en condiciones higiénicas normales, y de una familia con hábitos de vida sanos esa vacuna y a ellos que es sabido que no tienen desarrollado aún el hígado al nacer, este termina de desarrollarse o funcionar correctamente al mes más o menos, es por ello que se da esto de la bilirrubina, ahora en esas condiciones se lo vacuna para la hepatitis? con un hígado inmaduro? quizás los casos de bilirrubina se dan gracias a las vacunas no? es para pensarlo. Creo que el tema acá es que dejemos de creer en nuestro cuerpo, en la naturaleza y sus procesos biológicos, esto nos aleja de la esencia, creo que las enfermedades forman parte de esa naturaleza, que no son agentes externos al acecho esperando matarnos o atacarnos de forma aleatoria y por azar, todo es por algo y para algo, nuestro cuerpo es un equipo biológico con una capacidad mayor de la que conocemos y de la que nos muestran, es capaz de formar un cuerpo, completo y sano, de adaptarse hasta en las circunstancias más adversas, y de sobrevivir a infinidad de cosas,

Emilia dijo...

sobre todo enfermedades, genéticamente pienso que si fuésemos adquiriendo una inmunidad natural, estos se modificarían y las defensas que heredemos a nuestros hijos serían más fuertes y así sucesivamente y por eso la medicina lo único que hace es negarnos esa perfección y evolución natural a parte de resolver el conflicto que nos lleva a la enfermedad y el verdadero significado del dolor, si tu mente está sana tu cuerpo está sano, y si no, hay consecuencias y una búsqueda del equilibrio de parte de nuestra naturaleza biológica. La vida no es eterna, y el dolor tiene un fin así como la enfermedad". Con respecto a los que opinan que es irresponsable no vacunar, no entiendo el motivo, ya que el vacunado supuestamente no corre riesgo ante una enfermedad de hecho pone en mayor riesgo al no vacunado ya que por ej la polio se contagia vía aérea y como son virus atenuados pueden ser transmitidos de un vacunado a un no vacunado, de hecho muchos vacunados se han enfermado de polio y es más grave contraerla de ese modo ya que las vacunas debilitan la primer barrera de defensas que es la boca y nariz(por donde entraría normalmente el virus) para que el virus pueda entrar, si el niño no es vacunado tiene estas defensas intactas por lo que quizás no se enferme o se enferme levemente de hecho puede ser que hasta no se entere o padezca una fiebre pasajera, y así ya está inmunizado.
Por otro lado si en vez de inventar vacunas se dedicaran al saneamiento del medioambiente, a dejar de contaminar todo” a dar posibilidades a quienes no tienen ni para comer, a concientizar sobre el consumo de tabaco y alcohol (de más graves consecuencias ya que de un accidente no hay vacuna que te salve, ni de problemas cardíacos o renales, hepáticos y mentales) y a brindar alimentos de alto nivel biológico seguramente no sería necesario enfermarse tanto para desintoxicar nuestros cuerpos(pueden investigar sobre eso), también podrían investigar sobre el proceso de las enfermedades para que sean más llevaderas (sin químicos) y no mortales (si es que lo son- obvio que si tenés bronquitis y sos fumador tiempo completo y así todo no dejás de fumar y te dá neumonía e insistís y después gripe A ( si es que existe) es más probable que te mueras), todos buscan la cura perfecta sin cambiar sus hábitos de vida.
Esta es mi experiencia y mis conclusiones y estoy muy segura de que hay que despertar a muchas cosas.

Jhon Shepard dijo...

delia, yo les aconcejo a todos los usuarios de este blog, que busque en internet, especialmente en youtube. los videos de la dra ghis lancot y la periodista jane burguemestre, o el dr andrew mouolden, leanse el libro la mafia medica, y visitan estas paginas
wwww.pandemianohay.tk
www.quintacolumna2012.blogspot.com en la categoria de NO ala vacunas. POR FAVOR MUEJER abran bien sus sentidos. todas las vacunas son toxicas peligrosas y muy nocivas...gracias a Dios exite la medicinaa biologica, donde existen medicamentos que contrarrestan los efectos nocivos de esta mafia de vacunas, le ecomiendo sulfur y thuya en gotas o granulos....
nota:nunca podras demandar a un medico u clinica u hospital por la muerte de tu hijo si muere o queda lisiado por causa de la vacuna.... pero si te culparian si no lo vacunas y le da alguna enfermedad, por eso debes alimentarte de la gran cantidad de informacion sobre la peligrosidad de las vacunas...mi correo es skylug7@gmail.com tengo muchos pdf descargados que hablan sobre las vacunas.... todos escritos por medicos reconocidos mundialmente y que han sido silenciados por denunciar estos atropellos de la OMS

Luis dijo...

Hola pues yo buscando algo de información para las vacunas de mis hijos encontré este blog que ademas de interesante creo que sirve para dar el punto de vista de cada persona, en mi parecer no creo que las vacunas sean tan malas como algunos las hacen ver, y entiendo que cada padre se preocupe por la salud de sus hijos pero me preocuparía mas que uno de mis hijos se enfermara por no tener sus vacunas, yo tengo entendido que la vacuna es parte de la misma enfermedad y lo que hace es ser mas débil para que el cuerpo pueda combatirlo y tener anticuerpos para poder matarlo después mas fácil.

Yo lo veo de un punto de vista lógico, si a una ciudad donde estuvieran se propaga la influenza H1N1 (que es mortífera) y les dijeran que hay vacuna, no se arriesgarían a ponérsela, digo si es que por el miedo de la misma lo dudarían.

Anónimo dijo...

Gracias por compartir tu experiencia, es grato encontrar venta como vosotras y también un alivio.
Un padre primerizo que duda de todo y esta buscando el camino

Anónimo dijo...

pues les dire, que mi hijo tiene 2 anos y 7 meses y aun no lo he vacunado de nada, y realmente gracias a dios nunca se me ha enfermado de nada, a tenido su toz pero se le quita rapido, sin ninguna complicacion, sin embargo tengo 2 sobrinos que estan vacunados de todo y siempre estan enfermos, es mas una vez uno de mis sobrinos estaba con mucha toz y fiebre y fui con mi chiquitico a visitarlos sin saber que estaba enfermo mi sobrino, estuvimos 2 o 3 horas de visita y mi chiquitico no se enfermo.
padre primerizo

sema dijo...

Hola , te encontré buscando información sobre vacunar o no , tengo 3 hijos , 12 ,6 y 1 año. A los 2 primeros les puse casi todas las vacunas , me faltaron por olvido o distintas razones y al pequeño elegí no vacunarlo y a diferencia de sus hermanos jamás se hace enfermado , coincidencia no lo se . Pero no me importa ser una más de las irresponsables, siento lo mismo que tu escribes es una cuestión de fe .
Me dio mucho gusto leer tu artículo , gracias . Vivo en Chile. Cariños desde la distancia .

Anónimo dijo...

Aqui en Colombia se hacen campañas obligatorias masivas de vacunacion y han hecho oficial que si los padres no vacunan a sus hijos sera considerado como un tipo de maltrato:

http://teleantioquia.com.co/es/videos/a-primera-hora/20120426/icbf-declaro-que-vacunar-nino-maltrato-infantil-por-negligencia/3046.shtml

Alex dijo...

Alucinado me dejáis todos. Por un lado decís cosas que son totalmente falsas. Y no es que sean controvertidas, es que son mentiras. Me parece muy bien que queráis creen en ellas, pero es que en ciencia no se trata de creer. Eso forma parte de la religión, no de la ciencia.
Por otro lado es evidente que si alguien se plantea no vacunar es por la sencilla razón de que hoy en día las enfermedades están prácticamente erradicadas gracias a la vacunación, si todos tuvierais vecinos muertos por viruela nadie se plantearía no vacunar a sus hijos.
Se llama David. sus padres no lo vacunaron en los 70 por dejadez. Al menos no le pusieron todas las vacunas. Un tío de éxito, con su carrera, su mujer, su casa, su trabajo. Viajaba por el mundo tanto por placer como por trabajo, hasta que un día la poliomeritis llamó a su puerta. Resultado: silla de ruedas para siempre a demás de una pneumonía que lo ha dejado atado a una bombona de oxígeno. Tiene 38 años. Ya no tiene trabajo, ni mujer, ni casa, ni viaja. Sus padres se han hipotecado para adaptar el piso a la silla de ruedas, para poner una grúa en la bañera... Ustedes mismos, pero ya saben que los aprendices de brujo se acaban quemando.
las vacunas son un riesgo, si, efectivamente. Igual que todas las sustancias que entran en contacto con el ser humano. hay mas muertos, muchísimos mas, por los cacahuetes que por las vacunas. Si queréis hablamos de los accidentes de circulación.

Anónimo dijo...

hola en mi opinion las epidemias del tercer mundo son causa de la mala alimentacion. mala higiene y la contaminacion. las farmaceuticas uilizan a los adultos y niños como conejillos de indias para probar medicacion y vacunas con ellos. muchas veces con enfermedades creadas por las.propias farmaceuticas por eso no creo que se comparable lo que pasa en esos paises con la realidad que nosotroa vivimos.
saludoa cordialea

Cielo dijo...

Estoy próxima a dar a luz, y la vacunación es algo que también me ha tenido pensando mucho tiempo, vivo en Colombia y mi experiencia con el sistema de salud no es la mejor, confio muy poco en él y pienso tener a mi bebe en mi casa con un partero; el me recomienda no vacunar y me habla sobre diferentes cosas naturales que se hacen desde el nacimiento para inmunizar al bebe, empezando por permitirle al cordón umbilical que le pase todas las células madre al bebe antes de ser cortado (Cosa que no permiten en los hospitales, incluso he escuchado que se ha convertido en negocio vender este cordón) hay inmunizaciones contra el frio, como poner al bebe al amanecer desnudo encima de una planta en medio de la naturaleza, no usar cremas antipañalitis en vez de eso dejarle un ratito el "popo" en las primeras deposiciones para que la piel reconozca y fortalezca su ph; no cargarlos siempre de la cabeza si no por lo contrario dejar que ellos reconozcan que tienen cabeza, brazos tronco...etc. En fin muchas prácticas super sencillas y que pueden parecer locas para muchos, pero que en realidad son prácticas ancestrales que le permiten al bebe reconocerse, reconocer su cuerpo y hacerse fuerte; al mismo tiempo hay vacunas que se hacen con plantas y minerales para fortalecer aún más el sistema inmunológico (Además de la leche materna) ...En fin, creo que reconocernos como seres que hacemos parte de este universo que todo lo que hacemos tiene que ver con él y viceversa es una buena alternativa para dejar de tener miedo, de creer que somos débiles y que no podemos vivir sin la ayuda de doctores y médicamentos, nuestra salud es únicamente responsabilidad nuestra, confiando más en nosotros y llevando una vida más sana en armonía con la naturaleza puede ser el mejor comienzo de un nuevo mundo <3

paloma dijo...

Cielo qué bonito tu comentario, te deseo mucha suerte en tu parto y la crianza de tu bebé. Yo también he tenido la inmensa fortuna de poder parir a mis cuatro hijos mayores en casa y no hay palabras para describirlo. Efectivamente dejar que el cordón deje de latir antes de cortarlo proporciona muchos beneficios al bebé. Después la lactancia materna, la crianza con apego, el respeto por sus ritmos de alimentación, descanso etc...hacen el resto. Si te dejas llevar de la mano del amor todo va a ser estupendo. Un fuerte abrazo y ya nos contarás.

Anónimo dijo...

Hola ,sabeis si hay algun problema a la hora de inscribir al nino al cole sin vacunar?

paloma dijo...

Como nosotros al final hicimos homeschooling no te se decir, pero creo recordar que NO hay ningún problema, dado que las vacunas no son obligatorias.
Me parece que un médico naturista te puede hacer un certificado en el cual ponga que el niño está perfectamente vacunado, pues nosotros entendemos que la lactancia materna, buena alimentación etc...proporcionan al niño inmunidad natural.
Un abrazo y espero haberte sido de ayuda.

Anónimo dijo...

Tengo dos hijos (6 y 4). Vivo en República Dominicana. Acá las costumbres y tradiciones son fuertes. Cuando decidí seguir amamantando a mi hija, a pesar de estar embarazada, fue terrible; peor aún cuando nació el niño y los amamantaba a los dos. Luego de leer los pro y los contra, decidí NO vacunar a mis hijos. Hasta el momento son los dos muy saludables. Pero qué cosa.... en las escuelas nos piden record de vacunación entre los requisitos de inscripción y las demás madres pues te tachan de irresponsables por poner en riesgo a tus hijos.
Este año deseo viajar con los niños a Canada.... y al parecer tambien requieren record de vacunación! Es como sentirse castigada por hacer lo consideraste major.

Zinnia Muñoz dijo...

Miren la joya que me encontré hoy: http://libertadparalahumanidad.wordpress.com/2012/08/06/ninos-vacunados-padecen-un-500-mas-enfermedades-que-los-ninos-no-vacunados/

Olesya Uteva dijo...

Usted, escritora es una mujer muy intelejente. Ha dado a su bebe opcion a eligir, solo problemas la mayor parte de niños son vacunados y despues de vacuna estan enfermos, exsplico su imunidad dentro de cuerpo pelea con viruses q estaban en vacuna y para un niño limpio como suyo es peligroso estar con los niños recien vacunados. Y como podeis estar isolados? Buscais otros niños sin vacunas para q juegan? Donde juega con otrod niños? Y si de bebe a jugado con vacunados? Y si , todo bien no ha cojido nada?

Olesya Uteva dijo...

Hola, sabes sobre nacimiento de lotus?

bleu lavande dijo...

Hola,

nosotros vamos a vivir en Madrid en junio y estoy buscando un pediatro para mi tres barones que no tienen ningun vacuno. Siempre hemos encontrado medicos homeopaticos.
sialguien me pderia ayudar...
Muchas gracias

paloma dijo...

Te dejo mi correo y te mando el teléfono de una doctora que conozco en Madrid.
nazcaurpi@hotmail.com

paloma dijo...

Olesya he leído sobre el nacimiento en lotus en internet. En "el blog de una doula" de Dara creo que hay algún artículo sobre este tipo de nacimiento.
Respecto a lo que comentas de los niños, mis hijos siempre han jugado con cualquier niño y te puedo asegurar que apenas han enfermado (cuando eran lactantes nada)

"DESDE MUY NIÑO TUVE QUE INTERRUMPIR MI EDUCACIÓN PARA IR A LA ESCUELA"
G.García Márquez
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...