9 de noviembre de 2011

La casa sobre la roca

Hace mucho tiempo que no actualizo este blog por diversas razones: durante este año han sido otros mis quehaceres, he necesitado tiempo principalmente para vivir mi duelo, para leer, pensar, escribir en otros lugares, reorganizar mi existencia.

"La otra cara de la  muerte es la vida, y siempre que se sale de una encrucijada vital se sale crecido, más maduro y fuerte. Proponemos celebrar la vida desde la vivencia consciente de la pérdida, para no retrasar los duelos, ni posponer la sanación, ni retrasar el momento de enfrentarse a la verdad personal" La cuna vacía.
Por otro lado está la cuestión del tiempo, no se que me sucede pero ya no llego a todo....creo que cada vez llego a menos ja,ja....¿será la edad?, ¿que los chicos cada vez demandan más atención?, no se....La cuestión es que todavía no he decidido que va a pasar con este blog, aunque soy consciente de que esta opción educativa sigue siendo desconocida para la mayoría de los mortales y que los que estamos inmersos en ello, debemos dar testimonio y estar presentes en los medios, si queremos que las cosas realmente cambien algún día y se nos reconozcan nuestros derechos.
De vez en cuando recibo e mails de familias que educan en casa, muchas están empezando y para la mayoría de ellas es importante saber de otras familias homeschoolers que llevan más tiempo inmersas en esta aventura.
Recuerdo cuando nosotros nos lanzamos de lleno hace ya unos años,¡¡¡qué nostalgia!!!!  y cómo necesitaba beber de la experiencia  de otras familias con niños mayores que los míos, convencerme de que esto no era una utopía y que podía funcionar.
El tiempo ha ido pasando y aunque nuestros hijos son relativamente pequeños, ya llevamos un rodaje y la mayoría de los miedos han ido desapareciendo, que no las dificultades, ni el cansancio, ni la odiosa rutina que a veces se instala entre nosotros, ni las ganas de tirar la toalla en ciertas ocasiones. Recuerdo los principios que eran algo así como el "enamoramiento", que te comes el mundo, todo es fantástico, te quedas hasta altas horas de la madrugada buscando ideas, preparando materiales novedosos para los niños, cada día era una sorpresa, mucho trabajo, mucha ilusión, cientos de libros para leer, pedagogías que aparecían por doquier, teoría y más teoría....estanterías llenas de cachivaches que los niños no utilizaban etc...
Luego te vas relajando algo, al tiempo que vas adquiriendo confianza en tu propia manera de hacer las cosas, de enseñar, de transmitir experiencias, menos rígida, con tu propia personalidad, tu sello único,tu intuición...
Pero la prueba de fuego de la educación en familia es cuando surgen los problemas que no tienen nada que ver con las multiplicaciones, la lectura o las faltas de ortografía.
Hace ya un año que  perdimos a nuestro hijo pequeño... Los largos meses anteriores a su nacimiento, fueron un auténtico y constante reto por "sobrevivir". A veces se junta todo: no sabes como sobrellevar tu dolor y tienes una casa que necesita seguir adelante, más cuatro niños que precisan de tu atención, la educación académica de los mayores y desearías que el mundo se parase para bajarte, pero no se para.... Por lo que a todo lo anterior, se añade que tienes remordimientos constantes pues no logras hacer nada a derechas...He de confesar que en aquellos momentos, habría deseado con toda mi alma no tener que estar con los niños todo el día. El fruto de la educación de varias generaciones, es que en demasiados momentos los niños se convierten en una molestia, en una carga, aunque la verdad auténtica es que el mundo real es así.... maravilloso pero a veces complejo, con luces y sombras y nosotros no debemos mantener a nuestros hijos en una burbuja, sino inmersos en la realidad. Así ha sido siempre, hasta que alguien decidió mantener alejados de la vida a los niños y a los ancianos principalmente, haciendo una tremenda apología a la juventud.
Cuando va poco a poco instaurándose la "normalidad", te das cuenta de que el no hacer nada con los críos intelectualmente hablando (matemáticas, idiomas, lengua, lectura...) no importa demasiado, pues aprenden a pesar de tu "no acción" o precisamente gracias a ello. Están relajados y cuando retoman sus actividades lo hacen todo rapidísimo y no importa el "tiempo perdido". También el dolor ayuda a crecer, y las lágrimas que no  les hemos podido evitar. ¡¡Y vaya si han crecido!!, compartiendo momentos tan duros con sus padres....y además descubres que lo único verdaderamente importante que les puedes transmitir a tus hijos, es el modo de construir sus casas con cimientos sólidos.
El inglés probablemente lo van a necesitar de adultos, pero pueden sobrevivir sin él, ¿las matemáticas? son necesarias pero casi con toda seguridad puedan llegar a viejecitos, sin haber utilizado en su vida una integral fuera del papel, ¿el latín o el griego? sin duda enriquecerán de alguna manera sus vidas pero.....también podemos vivir muy ricamente sin conocimiento de esas lenguas.
Pero ¿las dificultades? ¿la enfermedad? ¿la muerte? En sus vidas van a aparecer más pronto o más temprano, pues forman parte de la realidad, aunque nuestra sociedad se empeñe en camuflarlas y en negarlas....Y entonces ¿qué ocurre? Si la casa estaba construida sobre roca aguantará, pero si los cimientos eran enclenques se desmoronará como una torre de naipes al menor altibajo.
Ya sabemos que la felicidad tiene poco que ver con la "suerte" que tengamos en la vida, todos conocemos personas "grises", constantemente malhumoradas, desencantadas etc...que tampoco parecen tener razones para ello. Y por el contrario otras ejemplarmente felices, equilibradas y maravillosas que tendrían motivos para vivir amargados.
Y es que aunque  queramos a nuestros pequeños, más incluso que a nuestra propia vida, no vamos a poder evitarles el dolor, tan solo está en nuestras manos proveerlos de un buen bagaje de razones y recursos para seguir siempre adelante sus caminos, creciendo, aprendiendo de toda circunstancia y poder seguir sintiéndonos felices y profundamente agradecidos con la Vida, con el Universo, con Dios...

Educamos en familia

             Anthony de Mello La oración de la rana

"Uno de los pocos hombres que han caminado por la luna cuenta cómo tuvo que reprimir sus instintos artísticos cuando llegó al satélite.
Recuerda que, cuando se hallaba mirando embelesado a la Tierra, estaba como paralizado por el asombro y diciéndose para si: "¡Dios mío, qué preciosidad!"
Pero en seguida, volviendo en sí, se dijo: "Deja de perder el tiempo y dedícate a recoger piedras"
Hay dos tipos de educación: la que te enseña a ganarte la vida y la que te enseña a vivir"

17 comentarios:

Silvia dijo...

Qué bello y esperanzador lo que has escrito. Tienes tanta facilidad porque escribes con el corazón. No dejes de escribir, siquiera de vez en cuando... y cómo me perdí el blog de Kai? En fin, ahora lo tengo e iré leyendo como pueda.
Lo que has escrito nos ayuda a todos. Nos das ánimos y perspectiva, en nuestras realidades y vidas creo que todos lo hemos comprobado en mayor o menor medida. Me alegro de que hayáis tomado la adversidad y el dolor y la hayáis convertido en crecimiento, en unión familiar, y cimientos para que los hijos afronten sus vidas de manera realista y optimista también.

Besos,

silvia

Mónica dijo...

Hola Paloma! Justo hoy vi que había actualización y vine corriendo a leerte. Me ha encantado. La casa sobre la roca... Había una canción que cantábamos con los niños de la catequesis, con gestos... Me ha gustado mucho la entrada. ¡Qué razón tienes! ¡Un abrazo muy fuerte!

PrissGonzalez dijo...

Qué hermosa entrada... justo lo que necesitaba leer. Admiro tu fortaleza y claridad para atravesar por la vida y entresacar lo verdaderamente valioso y duradero. Recibe un fuerte abrazo desde México.

Catalina dijo...

Hola Paloma
Por favor no dejes de escribir, tu blog (éste y el de tiempo para la familia) me/nos ha ayudado tanto! Son una familia admirable.

Un abrazo fortisimo
Catalina

Marvan dijo...

Paloma, solo puedo decirte: Gracias por volver a escribir y dejarnos leer joyas como esta.

Alana dijo...

Paloma, que bonito post. No sabía que existía el blog de Kai! Lo leí ayer, justo el día que se cumplía un mes de mi tercera pérdida... cuánto amor y cuánta paz que transmite, a pesar del dolor...
Me encantaría seguir leyéndote en este blog, y por supuesto que voy a seguirte en el de Kai, me emocionó mucho ver su manita!

Un abrazo

paloma dijo...

Gracias Silvia no se si hemos logrado todo lo que dices, pero estamos en ello. Un fuerte abrazo.

Hola Mónica, hay también un grupo que se llama Valivan( http://www.valivan.com/) que hacen parábolas para los niños y se llaman "La casita sobre la roca" Se trata de una familia, los padres y sus cuatro hijos que hacen los títeres, los dibujos, la música, las letras de las canciones todo...En internet están colgados algunos de sus vídeos, merecen la pena. Besitos.

Priss muchas gracias, la vida es una gran maestra...Un abrazo también para ti.

Catalina escribir seguro que seguiré escribiendo, ja,ja...lo único es que el trabajo es mucho y no siempre se puede antender a todo. Gracias por los ánimos, es muy gratificante sentirse útil. Besos.

Marvan para joyas las tuyas, que me tienes "loca" con tus entradas sobre la dislexia, intentando asimiliar información tan valiosa ja,ja...Muchos besos para ti y todos tus chicos.

Alana siento mucho que hayas perdido tres bebés, no se si conoces el libro de "La cuna vacía" Yo lo estoy leyendo y es muy bueno, tal vez te pueda ayudar.
Un fuerte abrazo amiga.

Ketty dijo...

Wow Paloma, cómo me gusta leerte, siempre tienes algo positivo a pesar de lo que pueda rondara tu alrededor, suscribo todo lo que dices, y lo académico se puede aprender a cualquier altura. Me acordé de ti este mes, recordando el día de la la partida de tu hijo. Pero somo dices, tienes esas cuatro preciosidades, y creo que les estás guiando en la vida de una manera envidiable.
un abrazo y a seguir así.

Alana dijo...

Gracias Paloma, lo buscaré. Hace tiempo que oigo hablar de él pero no me decidía.

besos

paloma dijo...

Alana a mi me lo acaba de regalar una amiga y me está dando muchas pistas y eso que trata de las pérdidas durante el embarazo y apenas comenta sobre las pérdidas perinatales.
Yo creo que te puede servir, ya me contarás. Un fuerte abrazo.

Xhonane Olivas dijo...

Wow!! Ya vi el sarape que les llevé en una de las fotos!!! Te ha quedado padre el nuevo "look" que le has dado al blog Paloma!! No sabes cómo me alegra que hayas vuelto a escribir. Creo que con tantos comentarios tan positivos, se nota que habemos varias mamás que nos gusta lo que escribes y que nos ayuda leer tus reflexiones, tienes don para esto!! A mí ya me has dado tarea: "La casa sobre la roca"... eso es lo más importante!! Te mando un fuerte abrazo amiga!!

paloma dijo...

Xhonané ¡¡¡qué gracia no me había dado cuenta del sarape!!!. Ja,ja...pero es muy práctico y nos gusta mucho a todos. Cuando nos lo regalaste lo colocamos en el sofá y siempre lo usamos cuando nos ponemos a leer...En vacaciones nos lo llevamos y algunos días hacía algo de fresco cuando íbamos a la playa, entonces le dije a Carlos que me lo iba a llevar para abrigarme con él y no me dejaba ja,ja...¡¡¡No, no que se puede estropear!!!
Toda la familia te recordamos siempre con mucho cariño, fue un placer conocerte personalmente.
Muchos besos para todos.

paloma dijo...

Ketty yo también me acuerdo de ti, siempre...pues estás muy ligada a la vida de Kai, al fin y al cabo fuiste de las pocas personas que estuvo al tanto de todo desde el principio. Me sentí muy querida por todas vosotras (el foro de Perla) y muy apoyada con vuestras palabras, vuestras oraciones. Muy cerca a pesar de la distancia física. Nunca lo podré olvidar y te estaré eternamente agradecida. Aunque gracias a Dios y sin duda por intercesión de Kai, he conseguido perdonar y disculpar a todas las personas que no estuvieron cerca de mi, pues no quisieron, no supieron, no se.....Pero ya no importa pues al fin y al cabo la vida es así:Somos libres y cada uno elige acompañar o mirar para otro lado.
Pero claro a vosotras ¿cómo lo voy a olvidar? Recuerdo vuestras palabras ¡¡¡siempre oportunas!!! después de cada revisión y tu fe ja,ja...Nunca perdiste la esperanza ¿eh?
Muchas gracias.

Karla Dariella dijo...

Hola paloma, espero te acuerdes de mi,hoy estaba acordandome de ti y veo que tenias entradas nuevas, como me ayudaste los primeros años de EeF, que bueno que hayas vuelto a escribir siempre me haces llorar, tienes tanta razon en todo lo que escribes,ya pase por toda esa transicion ,me ha encantado leerte Dios te Bendiga

paloma dijo...

Gracias Karla, claro que me acuerdo de tí, además paso frecuentemente por tu blog, para ver como vas con los chicos. Un abrazo.

MartaSada dijo...

Genial que hayas vuelto a tomar el teclado, señora de las Paideias!! un abrazo!!

paloma dijo...

Bueno Marta vamos a impulsos ja,ja...ya veremos lo que dura este último. Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...