24 de enero de 2012

Problemas prácticos del homeschooling I

Después de llevar unos cuantos añitos metida en este "lío" del homeschooling, me atrevo a asegurar que esto no es lo que parece y que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia ja,ja...
Lo que quiero decir, es que empezar a educar en casa es relativamente sencillo, pero lo complicado es perseverar en ello, por lo menos de una manera digna, es decir con la alegría, entusiasmo e ilusión de los principios.
Es como todo....como la familia, la pareja, los amigos, la naturaleza, lo espiritual.... hay que mimarlo mucho: los detalles, el día a día, evitando la rutina, el aburrimiento.No hemos de permitir que el homeschooling nos axfisie o nos desborde, que se convierta en una cruz demasiado pesada, pues entonces tal vez no merezca la pena seguir y por ello hay que estar muy pendientes, para no llegar al agotamiento y al desencantamiento total, que terminarían por hacernos abandonar la empresa.
Cuando los niños son pequeños, yo siempre digo que tendría que ser OBLIGATORIO educar en casa...y con esto me refiero a niños no sólo de infantil, sino también de primaria. Sobre todo si tienen hermanos, hasta los 10 o 12 años aproximadamente, es maravilloso y bastante más fácil de lo que pueda parecer.
Se puede y se deben, respetar los ritmos de aprendizaje, pero esto es más sencillo cuanto más pequeños son. Personalmente puedo tener un analfabeto de seis años en casa y estar tan tranquila, pero ¡¡no uno de doce!!.
Yo necesito cubrir unos "mínimos". Si el de seis años, hace unas sumas, garabatea unas letras y ya se empieza a poner malito y sólo se le cura jugando el resto del día....bueno...pues puede pasar. Pero el de once tiene que cumplir con esos "mínimos", que en ocasiones le pueden llevar demasiadas horas y ¡ya tenemos el problema!.
El homeschooling no puede ser una cadena, porque para eso están las escuelas que mantienen a los niños todo el día bien ocupados en las clases y por la tarde en casa con los deberes. El homeschooling, bajo mi punto de vista, debería permitir a los niños tener cantidad de tiempo de calidad, o sea muchísimoooo tiempo libre: para el juego, para el silencio, la oración o la meditación,  para desarrollar sus hobbies y aficiones, para compartir en familia, para hablar, para estar en contacto con la naturaleza, con los buenos libros, con los quehaceres domésticos, con la libre investigación etc...
Lo ideal es que la persona que pasa más tiempo con los niños, permaneciese la mayor parte del tiempo relajada ¿pero es esto realmente así?
Si la casa llega a convertirse en una escuela, hay un serio problema que solucionar.
Puede ser que el trabajo intelectual, se esté volviendo una obligación tediosa, aburrida, monótona. Que hay que trabajar de otra manera, con otro horario, otro ritmo, involucrar más al niño en su propio aprendizaje o por el contrario tomar nosotros las riendas una temporada, imponer más "disciplina" o menos todavía, tomarnos algún respiro, pedir ayuda...
Tiempo libreHace tiempo leí en el libro de Harvey y Laurie Bluedorn,  (que han  educado a sus cinco hijos en casa)  algo así como que  "El mejor colégio es el más parecido a un hogar y la peor educación en casa, es la que más se asemeja a la de una escuela."
Yo creo que con esta idea nos tenemos que quedar, aunque no es nada facil....
Continuará....

15 comentarios:

Sylvia dijo...

Cuanta razón tienes, cuando van creciendo y tú como mamá crees que deberían tener unos "mínimos" hay que desplegar a veces mucha imaginación e ingenio para que esto no se acabe convirtiendo en una escuela en toda regla. Yo pienso que en muchas menos horas que en la escuela deberían de cumplir con sus aprendizajes y así pooder tener el resto del tiempo libre, pero a veces eso resulta complicado de cumplir así que...paciencia, imaginación y buen humor !!

Besos

Zinnia Muñoz dijo...

Qué buena frase Paloma! Estar en equilibrio, hallar un punto medio (que para cada cual será diferente ;) en el HS es una tarea de todos los días. No conozco ninguna familia que crea que tiene el método perfecto e inalterable, porque la EeF cambia constantemente al ritmo de cada chico y familia, nos induce a reinventarnos todo el tiempo, a deconstruirnos, a dudar, a crear.

Bella reflexión (como siempre ;). Un abrazo.

Zinnia Muñoz dijo...

Y el de suscribirme!

Xhonane Olivas dijo...

El título de ese libro suena muy interesante. Nosotros estamos en un tiempo de transición interesante y un poco inesperado...mi hijo mayor ya está en 3o de secundaria y es impresionante la cantidad de cosas que tiene que hacer para que le puedan dar un certificado de preparatoria del Estado. He perdido cierta flexibilidad y todavía estpy tratando de adaptarme a su nueva rutina. Por supuesto que ahora tiene menos tiempo libre, pues apenas alcanza a sacar lo de la semana.Me pregunto si ese libro incluye sugerencias para los años avanzados. Un abrazo Paloma.

MaGiA dijo...

Gracias por la reflexión Paloma.
Estoy valorando diferentes opciones y el conocer la "parte oscura" me ayuda a tomar una decisión más coherente con nuestra realidad.
Abrazos rítmicos

♥ meninheira ♥ dijo...

Ay Paloma, ya te lo dije ayer, me encanta y me gustaría ponerlo en HS, ¿me dejas?

Besiñosssssssss

paloma dijo...

Sylvia recuerdo hace muchos años que leí un artículo de un papá que educaba en casa y comentaba que dedicaban unas dos horas diarias a lo intelectual...Aquello se me quedó grabado como un ideal...
Quizá la cuestión es que cuando son varios niños: atiendes a uno, atiendes a otro...y finalmente se te pasa el tiempo de una manera....
Y por supuesto hay días y días, épocas y épocas, edades y edades...Tal vez cuando tienen una edad intermedia sea lo más complicado pues ¡¡quiero suponer que más mayores trabajarán de manera bastante más autónoma!!
Aquí Ipe nos puede ayudar, que ya ha pasado por ello.
Besitos.

Es verdad Zinnia, cuando has encontrado algo que funciona bastante bien, surge algo. Cada niño es distinto y lo que le sirve a uno, al hermano nada de nada.
Y no va a ser esto tipo "fábrica", se supone que es educación personalizada. ¡¡¡Y las dudas!!!
Un abrazo.

Xhonané el libro es muy interesante, está en formato digital como el que tú has escrito.
Lo escribieron un matrimonio cristiano, deben ser evangélicos...y explican después de su experiencia de haber educado a cinco hijos, la manera de educar en casa siguiendo un currículo clásico y con un modelo bíblico.
Para ellos el método clásico da a la persona herramientas suficientes para llevar a cabo un trabajo autónomo.
Aquí puedes comprar el ebook "Cómo enseñar el Trivium" (lo tienes en inglés y en español) http://www.triviumpursuit.com/xcart/product.php?productid=16218&cat=248&page=1
Nosotros tenemos la "ventaja" de que al no estar regulado el homeschooling en España, los "mínimos" los marcamos las mamás ja,ja...
Besos.

Magia, el homeschooling es una maravilla y mucho tendrían que cambiar mis circunstancias para que escolarizara a los niños alguna vez, pero también tiene sus desventajas, sus problemillas, su lado oscuro. Aunque merece la pena, al menos intentarlo...la escuela siempre va a estar ahí.
Besos.

Meni es todo tuyo ja,ja..Besiños.

Ivett dijo...

Hay Paloma, que barbara eres para escribir y expresarte, es verdad que cuanto más pequeños son los niños mucho más fácil es relajarse y yo también tengo ese ideal de sólo dos horas que espero algún día alcanzar ;) pero como dices no es lo mismo un niño que más. Y en casa sucede que ese más es un bb así hasta la casa anda en "mínimos" últimamente :P

Besos

paloma dijo...

Ivett por si te sirve (lo saqué del blog de "Creciendo unidos") y enhorabuena por ese bebé uhmmmm:

"Una mañana habiendo salido a caminar, me preocupaba y sufría pensando en qué podría hacer con mi niño de un año durante las horas de escuela. Sentía algo de despesperación al pensar en el otro bebé que estaba en camino. No veía fin a las dificultades e interrupciones ocasionadas por pequeñitos por varios años. Oraba y hacía planes al mismo tiempo: Podría esperar a que se durmiera el bebé para enseñar los temas del día; podría rotar a los niños mayores para que cuidaran al bebé lejos del cuarto de trabajo; podría traer un corralito, etc... y ninguna de las soluciones me parecía correcta, los bebes necesitan a sus mamás!
Mientras caminaba y pensaba, de pronto el Señor puso una idea en mi mente que cambió el giro de mis pensamientos por completo. "¡El bebé es la lección!" Yo creí que había estado tratando de enseñar matemáticas, pero en realidad lo que había estado enseñando día con día era cómo un adulto valora el precioso regalo de un niño. Mis hijos, mientras veían como manejaba la frustración del llanto de un bebé o como mantenía a otro chiquito contento con "sus" propias piezas mientras jugabamos un juego de matemáticas, estaban absorbiendo "la lección". Desgraciadamente, también les estaba enseñando ocasionalmente que el bebé interrumpía nuestro aprendizaje.
¡Cómo asemejarnos a Cristo es la lección más valiosa que un niño pueda aprender! La lección es aprendida una vez y otra vez; observando a una madre siendo paciente, manejando la frustración del hermanito con dulzura, insistiendo en lograr la meta diaria a pesar de múltiples interrupciones, valorando las necesidades de cada niño sin importar la molestia. Esta valiosa idea - como mamá trata al bebé es la verdadera lección- ha cambiado dramáticamente la manera en que veo nuestra educación en casa."

Ivett dijo...

Oh si Paloma yo tmbién leí ese post cuando Silvia lo publico y no hace poco lo volví a leer y hasta me lo puse en el blog para tener justo en mente que en este momento la priorida es él y ya habrá tiempo después para acomodarnos mejor académicamente hablando, además como bien lo expresan las imagenes en el otro post en casa no queremos reproducir la escuela tal cual

Gracias por la felicitacón y por la sugerencia

Anónimo dijo...

Hola, Paloma:

El último post de Silvia coincide un poco con éste. Te aconsejo que te pases por su blog.
Por supuesto que los niños tienen que cumplir un mínimo en lo académico, y que a más edad hay que esperar más de ellos.
Y, por supuesto, el homeschooling no es un camino de rosas. Eso tiene que quedar claro desde el principio. Lo normal es empezar como en una etapa de luna de miel, luego darse de bruces con la realidad, y luego recuperarse.
Creo que hay 2 factores muy importantes también:
1) Si los niños no nos obedecen y respetan, el homeshcooling se puede convertir en una carga.
2) Los niños no pueden recibir nunca la impresión de que pueden pasarse todo el día haciendo lo que quieran (académicamente hablando) sin tenerle que rendir cuentas a nadie.

Un abrazo

Carolina

paloma dijo...

Carolina leí el post de Sylvia, efectivamente parece que estamos compenetradas...
No se si conoces este artículo que publicó mi amiga Arantza en su blog, ella es mamá de 10 y hace homeschooling desde hace muchos años.
http://homeschoolingcatolicohispano.blogspot.com/2011/02/el-precio-de-la-educacion-en-casa.html
Ya me dirás que te parece. Un abrazo.

Ketty dijo...

Tienes toda la razón Paloma. A veces se ofrece el hs comos si fuera la panacea de la educación y no es así. Nosotros empezamos a educar en casa a niños que iban desde los 3 hasta los 12 años. Los primeros años de los dos mayores fue bien, pero llegó un momento en que ellos exigían mas de lo que podíamos ofrecerles. Y eso hacemos empezamos a hacer, a cada uno de los mayores ya de casi 15 y casi 17 años su educación es diferente. uno ha empezado la escuela este año y la otra estudia a distancia a trav´rs del CIDEADya el primer año de bachiller. Con los dos mas pequeños seguimos mucho mas relejados porque es lo que necesitan ahora. Lo que quiero decir con esto es que depende de la edad que tienen nuestros hijos que ellos exigen mas o menos. Mis hijos pequeños de 10 y 12 años todavía son unos "happy flower" de la vida y llevan más bien su ritmo. Por eso, esperamos hasta llegar al puente para poder cruzar el río y usar los materiales que necesitemos para ellos. Espero que entendáis lo que quiero decir.
un abrazo

Anónimo dijo...

yo ya me rindo todo es un desastre mi pareja mi esposo la casa furron 2 anos q empeze con amor y buenaa intenciones pero ya me asfixie . y hago toxo de mala gana refunfunando asi k por el bien de todos decidi concluir y meter a mis 3 hijos a montessori y cuidar a.mi 4 beebe con calidad . tampoco se trata de sufrir saludos

paloma dijo...

Te entiendo anónimo....a veces es muy duro. Si tienes la opción de una escuela motessori y encima un bebé que cuidar, puede estar fenomenal para toda la familia.
Me alegro que hayas encontrado una solución.
Un fuerte abrazo y disfruta mucho de ese bebito.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...