13 de septiembre de 2012

¿Es estresante el homeschooling?

Hace años, poco antes de que naciera mi primer hijo, recuerdo que fui a una charla en la que algunas mamás contaban sus historias de parto. Siempre me acuerdo de una chica, a la que cuando le preguntaron si el parto dolía, respondió: ¡Si duele, duele mucho, pero no es un dolor agresivo!.
Aquellas palabras se me quedaron grabadas y doy fe de que es cierto. Doce años después y tras cinco partos, mi experiencia es que el parto duele (hay quien dice que no), pero yo nunca he sentido dolor más fuerte ni más intenso, aunque como decía aquella mamá no es agresivo.
Siempre pienso que se puede comparar con el homeschooling, pues cierto que educar en casa a los niños produce estrés, a veces mucho estrés, muchísimoooooo, pero no es ese estrés agresivo de:

Levantarte a las seis, ducharte, arreglarte, preparar desayunos, vestir a toda carrera a niños dormidos y malhumorados, meterlos en el coche ( llueva, nieve o granice), llevarlos al colegio, salir pitando para la oficina, sufrir el atasco por haber salido cinco minutos más tarde de lo debido, aguantar al jefe y los clientes después de quizá una mala noche, comer cualquier cosa, salir, recoger a los niños, llevarles a clases extraescolares, aprovechar mientras para comprar algo para cenar o cuadernos para el cole, hacer con ellos los deberes (con la presión de que los tienen que hacer si o si), preparar meriendas, cenas, bañarlos (que no es cuestión de llevarlos hechos un "cerditos" al cole), meterlos en la cama, meterte tú echa un trapo pensando en lo poco que vas a dormir y deseando que llegue el fin de semana para hacer todo lo que no ha dado tiempo a hacer durante la semana descansar y en un plis llega el lunes y volvemos a empezar soñando con esas vacaciones.
Educar en casa es estresante porque los niños hablan, manchan, son ruidosos, no paran de preguntar, eres la máxima responsable de todo lo relacionado con su formación académica y humana, pero todo ello es natural, es como la vida misma, es como dar a luz....

27 comentarios:

Silvia dijo...

Cierto, muy cierto, ja ja ja.

Yo me quedo con lo que leí en un libro de parto natural... duele? Pues claro, pero qué prefieres, que duela durante el parto unas horas, o después? Porque un parto duele lo que dura, pero te levantas y caminas por tu propio pie vamos, después de dar a luz, mientras que una recuperación de cesarea no sé lo que es, pero me parece que son muy dolorosas, doloroso subirte al bebe a darle el pecho, doloroso caminar, doloroso moverte... en fin.

Como dices, es un estrés normal y vital, no agresivo.

♥ meninheira ♥ dijo...

Ay Paloma, doy gracias de que volvieras al blog, tus entradas son siempre tan inspiradoras (es una pena que no escribas en H.Spain hehehe) y doy gracias de que te pueda comentar (no como otras brujas que nos cierran los comentarios y no quiero señalar a ninguna hihihi -risa malvada-). Me lo voy a imprimir y meter en mi agenda, mira lo que te digo!!!


Bruja mía... errrr.... quería decir Silvia, ehem.... hahahaha
Eso digo yo siempre, que el parto duele mucho pero una vez se acaba, se acabo y con la cesarea estás para parir meses y meses!! porque todo lo que haces repercuete ahí, la risa, la tos, el barrer,... por no hablar de incorporarte en la cama o que el bebé te dé una patadita. En fins.

Muchos besiños a las dos
muas!

Silvia dijo...

Yo también doy gracias de que Paloma nos comparta más frecuentemente, ja ja ja, aún me estoy riendo a carcajadas, Meni, jo, precisamente ayer pensaba en esto. A mí me ha ayudado cerrar comentarios, si bien os echo de menos, pero doy gracias a que Paloma y María, y tú y las otras no los habéis cerrado, o estaríamos como tontas sin poder dejar nuestros desahogos, verdad?

Tú has tenido que experimentar los dos, verdad, alma mía? Meni! Yo al principio me pasaba de juzgona y criticona con toda mami que no da pecho o no busca parto natural... hoy por hoy respeto y valoro mucho a toda mamá, sin importar ni criticar, ahí por si me preguntan, o por si una palabra cae bien recibida con cariño y discrección.

REspeto desde la mami primeriza inocente que no sabe lo que viene y anda feliz con su ginecólogo, sin saber que lo más importante no es el pre parto (que lo es, en cuestión de prepararse y comer bien, no tanto en cuestión de ginecólogo), o la habitación del bebé, sino leer, orar, y quizá eso, contratar a alguien que SEPA y ESTÉ con la madre, como una doula o partera, porque el ginecólogo te ve en las visitas, si tienes suerte te asiste en el hospital, y qué?... las contracciones, el trato en el hospital, todo esos rollos no tienes ni idea de cómo serán, salvo que te informes.

Es frecuente el ninguneo e intervencionismo a la mamá de parto. Punto. No quiero entrar en rollos ni polémicas (aunque es posible que ya esté hasta el cuello en ellas, ja ja ja), pero el aspirar y buscar un parto natural no es de hippies, locos, ni radicales... si bien tampoco hay que tirar tomates a las mamis de hospital o a todo ginecólogo y equipo hospitalario. Sólo las cosas claras, los partos no pertenecen a priori a los hospitales. Los hospitales debieran ser la excepción, no la norma, porque hay casos que los requieren, eso es innegable también.

El parto, como la educación, lo que me dá lástima es quien está donde está por inercia o hace lo que hace porque es la mayoría, porque así lo hicieron sus madres o vecina, porque siente que no PUEDE aspirar o hacer otra cosa y sin haberlo meditado y consultado con un poco de educación e información.

Eso, eso es lo triste.

Marvan dijo...

qué entrada más bonita Paloma. Y mucha verdad lleva.

Meni, a mi también me ha pasado esto de los comentarios. El otro día quería comentar en el blog de Silvia y me frustré jajajajaja.
Un abrazo Silvia!!!

Maryam Rosello dijo...

Hola Paloma, primero de todo gracias por tus palabras respondiendo a mi comentario de un post pasado...Sobre este darte la razón sobre el estres mantutino, yo me lo he preguntado muchas veces para que tanto correr, y crisparse? en nombre de que? si aun fuera en nombre de Dios!!
Mis dos mayores ya han empezado el cole...la mayor me dijo que vana tener dos patios al dia de 15 minutos cada uno, en esos 15 minutos aprovechar para ir al baño , comerse el bocata y supongo que poco mas...cada dia entra a las 8 y dos dias sale a las 15,00...no me gusta y me recrimino no poder o no ser capaz de hacer nada, ni tan solo de hablar o expresarlo, ya que no serviria de nada...la verdad me siento cobarde...ya se que no deberia tratarme a mi misma asi, pero ese es el sentimiento, cobarde y atrapada. luego pienso en que ya es demasiado tarde para cambiar, en que no sabria manejar la situación...perdonad por el toston es que es uno de los pocos lugares donde me puedo expresar...gracias y disculpas.

Marvan dijo...

se me olvidó para comentarios creo ;)

paloma dijo...

Silvia la cosa que yo he conocido mujeres que dicen que el parto (las contracciones)no les dolieron. Sin ir más lejos mi madre es una de ellas, yo siempre le preguntaba de "jovencita" si dolia parir y me decía: Noooo, dolor, dolor no es, es una sensación intensa......
Durante el parto de mi primogénito (que ella estuvo presente todo el tiempo) yo la miraba y pensaba: Vaya con la sensación ja,ja...
Pero si, la cesárea debe ser fuerte y eso que este post no era sobre partos....sólo era una introducción pero es que a las mujeres nos encanta hablar de partos ja,ja...Bueno al menos a algunas, pues también están esas versiones de: Casi me muero, qué horror....
El estrés del homeschooling efectivamente no suele ser agresivo, aunque hay días y días, "pa" que nos vamos a engañar ni vamos a engañar a nadie. Muakkkk.

paloma dijo...

Meni no me olvido de mis deudas, de verdad que algún día escribiré sobre lo que me pediste ja,ja...Es que he estado en otras cosas y ahora voy volviendo poco a poco.
Y te doy la razón con que la Señora Silvia es una bruja, siempre que voy a comentar en su blog me pasa, pero eso si, luego la atormento en su correo privado ¿qué se pensaba? ¿que se iba a librar así de facil de nosotras? ja,ja...Lo que pasa que viendo todo el trabajazo que está haciendo creo que ha sido una excelente idea lo de quitar los comentarios, tanto que pensé en hacer yo lo mismo, a ver si me cundía como a ella ja,ja...
Espero que no esté por ahí. Besiños y a ver si a la vuelta de mis vacas vengo como una moto, recuperada y eso y te puedo aportar algo.

paloma dijo...

Silvia yo siempre lo cuento por ahí, pero no me canso de insistir. Como sabéis y por desgracia, mi último parto tuvo que ser en un hospital. Tampoco me puedo quejar y de hecho no lo hago, porque al final, gracias a Dios, se hizo todo lo que nosotros deseábamos (y ojo que no se trataba de cabezonería, sino de sensatez)
Pero es que yo iba con las ideas muy claritas y había tenido cuatro hijos antes, de no ser así yo ahora mismo tendría una cesárea. Y claro que una cesárea para salvar una vida es una bendición, una maravilla de la ciencia, pero hay tantas innecesareas como habría sido la mía.. Añadir un dolor a otro dolor gratuitamente, es un absurdo ¿no?

Al final ¿dónde nos llevará esta deriva personal?

Besitos guapa.

paloma dijo...

Gracias Marvan y besitos para toda la familia.

paloma dijo...

Maryam ¿leíste los post de Marvan sobre desescolarización?
De todas las maneras ¿tus hijos están bien? Ellos son lo primero y quizá tú te estás agobiando al ver otras opciones que no conocías como el homeschooling y te estás sintiendo culpable (nos pasa a todas las mamás hagas lo que hagas ja,ja..)Pero pregúntales a ellos, pues seguro que están encantados con su cole, sus amigos y si no es así....siempre se puede cambiar. Tal vez la alternativa tampoco sea el homeschooling. En la vida además del blanco y del negro hay una amplia gama de grises.
Yo por ejemplo, llegué al homeschooling por pobre, de no ser por eso mis hijos estarían en algún colegio privado (tipo waldorf). Ahora me alegro un montón, pues no hay ningún colegio al que llevaría ahora mismo a los nenes.
Frecuentemente las circunstancias de la vida, te van marcando suavemente el camino, se trata de estar atenta y saber discernir...
Tranquila y pásate por el blog de Marvan que además tiene niños mayorcitos y tal vez te inspire.
Un fuerte abrazo y ánimo que aquí estamos para lo que necesites.

Zinnia Muñoz dijo...

Si! Yo también me alegro de leer a Paloma! La Silvia, pues, sniff, no se deja comentar y me tiene abandonada hace meses... Buaaaaa!!!

Pues yo si tuve una cesaria, con Cedric, y no sé si sería la edad (20 años) o la forma en que asumí, sin más ni más, que para mí no fue un complique. Me cuidé mucho los primeros 15 días y a la tercera semana tenía que caminar 3 kms diarios de ida y venida a la universidad y nunca tuve problemas), pero mira que prefiero una cesarea a una episiotomía, que es una total M... y duele lo indecible (esa me tocó con Iryna). Lo que si tiene la cesarea es que han pasado 13 años y aun a veces se siente, pica... es raro, como si fuera una herida muy profunda que aun no ha sanado del todo.
Parir en casa es WAW. Y sí, duele pero nada que no se pueda sobrellevar.

Y pues sí, vaya que se estresa uno, pero ha sido poe elección, no por obligación, que mira que hacer tareas estúpidas a las 12 de la noche Grrrrrr!

Estresadas pero contentas :) jejeje

Un abrazo a todas, mujeres lindas!

Ivett dijo...

Siii, todo esa rutina suele ser muy estresante y más si le añades que trabajas en un laboratorio y hay que trabajar contra reloj con tus experimentos para alcanzar a llegar antes de que te cobren el recargo por llegar tarde a recoger a tu niño. Yo desde que estamos en casa me he estresado si pero nunca a ese nivel que solía vivir antes.

Y la analogía es muy acertada, los partos duelen pero son algo que ineludiblemente tenemos que vivir porque forman parte de nuestra vida y de su ciclo. Y aún con su intensidad es un dolor que yo recuerdo no con pesar sino con un sentimiento de regocijo por lo que representa.

Saludos y que buena tu entrada. Felices vaciones por cierto.

paloma dijo...

Zinnia querida, ¡¡¡cuanto tiempo y qué alegría leerte!!!
Un fuerte abrazo para toda la familia, anda que pobre Silvia ¡¡cómo la estamos poniendo!! ja,ja...pero para mí que no se ha debido ni enterar, porque no se ha manifestado ja,ja..

paloma dijo...

Yo sólo trabajé fuera de casa durante el embarazo del mayor y recuerdo que era un estrés horrible, siempre atascos, llegaba tarde...Luego me arrepentí mucho de no haber disfrutado esos meses del embarazo, ¡encima el primero!...Pero claro, entonces yo era "moderna" y pensaba que me volvería a incorporar al trabajo cuando el bebé cumpliera cuatro meses y ayer cumplió 12 añazos y seguimos en casa los dos ja,ja..

Besos Ivett y me alegro que estés mucho mejor.

Marvan dijo...

¡qué divertido esto de ser "moderna"! jajaja.
Yo también era moderna. Tardé un poco más en darme cuenta de que yo no quería ser moderna jajaja, qué pena. Pero bueno, mejor tarde que nunca me digo yo jejeje.

Silvia dijo...

Amigas, aquí me tenéis, contenta de que penséis en mí.

Zinnia, yo nunca te abandono, te tengo presente y tenía una novela comentario en tu post de las vacunas que lo cambié por otro más aséptico, ja ja ja. Con Marina hablaba hace unos días de tu post de la amistad tan bonito, para que sepas, eh.

En fin, como Paloma, ya no soy moderna, soy muy conservadora y a la vez muy radical, a ver cómo se entiende eso, ja! Soy quien soy, sin etiquetas pero con valores y principios.

Los comentarios me da pena haberlos cerrado por vosotras, las amigas, pero eso me dá más fuerza para escribir lo que pienso y siento que tengo que escribir, y me deja más tiempo como dice Paloma para otros propósitos como veréis este lunes anunciado.

Claro que todas nosotras sabemos hacer tertulia aquí, o donde María, o Zinni, o Marvan... ayer soñaba con si estará en nuestro futuro el que algún día nos veamos en persona.

Mientras recibid un gran abrazo de mi parte. Os quiero mucho a todas.

paloma dijo...

Marvan, hace un tiempo hablaba con una mujer, ya con niños mayores y se lamentaba de que siempre había sido moderna y trabajado durante embarazos, incorporándose de nuevo a los cuatro meses...en fin...lo típico. Nunca se había planteado otra cosa y además siempre escuchaba de su madre, sus amigas: Tú no vales para quedarte en casa, te morirías...
Resulta que ya con los chicos grandes, un buen día la despiden del trabajo y descubre con horror que estar en casa, hacer comidas ricas, hablar con sus hijos cuando llegan del cole etc...es lo más maravilloso del mundo. Pero se da cuenta muy tarde, porque no ha criado a sus hijos y ahora son dos desconocidos para ella, se han hecho mayores de repente y ella se ha perdido todo el proceso por inercia, por costumbre, cultura y porque todo el mundo le decía que tenía que trabajar fuera de casa.
Menos mal que nosotras nos hemos dado cuenta a tiempo je,je..Oye y somos pero que muy modernas y alternativas ¿no os parece? ja,ja...yo diría que somos revolucionarias.
Siempre pienso que nuestro papel es realmente una revolución, pues antes la mujer (al menos muchas) no podían elegir, no tenían otra opción, pero ahora hay muchas mujeres en casa que han dejado su trabajo, su carrera, su vida en el mundo, para dedicarse a lo invisible, a cuidar de sus hijos, de su hogar y contribuyendo sin duda a hacer un mundo algo más habitable.

Marvan dijo...

Silvia UN BESO!!!!

Paloma, acabas de escribir otro post maravilloso jajaja.
La verdad que es para dedicarle uno a este tema: Mujer universitaria en casa sin cobrar el paro pero muy ocupada y encantada jejeje (Mira como somos hé de llevar los temas por otro sitio jejeje).

Siempre me acordaré también de una discusión que tuve con otras madres en un foro cuando decidí de dejar mi trabajo y quedarme en casa. Lo encontraban horrible, dejar "mi carrera"...... y decían que ellas querían la mejor educación para sus hijas para que en un futuro pudieran elegir. Y yo les preguntaba ¿qué haréis si vuestras hijas "eligen" quedarse en casa con sus hijos? ¿O es que está opción no está entre las para elegir? ¿Hay una elección limitada?? Entonces no es una elección libre.

Y si, quizás somos revolucionarias jajaja.

paloma dijo...

Bueno, bueno que al final no me voy de vacaciones, con lo divertido que se está poniendo esto. Es que somos incorregibles ja,ja...
Y si es revolucionario, estoy absolutamente convencida y además una revolución necesaria en estos momentos tan revueltos.Es como un retorno a los orígenes, pero transformada, yo creo que para mejor, pues no te quedas en casa para tenerla limpia (que tampoco estaría mal) sino para educarte educando. ¡¡¡Es precioso!!!
Y ojo,somos muy afortunadas y hemos de dar gracias, en primer lugar por poderlo llevar a cabo y en segundo porque somos felices haciendo lo que hacemos.
El sueño de cualquiera es llevar a cabo un trabajo que le realice y le haga feliz.
Lo peor: el salario ja,ja...

Silvia dijo...

Nos salió gracias a tí, Palomita, una tertulia improvisada con montones de temas en medio, como siempre.

Marvan. TE LEO, BESOS A TÍ TAMBIÉN! Vaya, este blog de Paloma parece el telégrafo del oeste, no?

Nos pasamos, de tan modernas que somos anticuadas, de tan conservadoras que somos radicales. Sí, esto es una revolución. Porque si antes el ama de casa en ocasiones llegó a estar en una medio jaula de oro, si tenía sirvientas en clase acomodada, hoy por hoy, como dice Paloma, estamos en casa activas, vivas, formándonos a la vez que FORMANDO. Con proyectos, ilusiones, mucho trabajo invisible y recomfortante... en fin, como dice Marvan, muchos piensan que es una pérdida para el mundo profesional que la mujer se retire al quedarse embarazada. Yo pienso por el contrario que es una fuerza tremenda la que damos a la sociedad. ¿Sabéis que el capital social verdadero radica en la familia? Aunque nuestro salario no sea material, nuestros aportes al mundo, y las que creemos en Dios, al alma de los hijos, son de un valor incalculable.

Aparte de todos los niños a quienes pregunté si querían ir al cole de nuevo y me dijeron NOOOO, ja ja ja, no hay mujer mayor que pregunte, que si ha trabajado fuera toda su vida a un ritmo especialmente trepidante, me diga que está feliz de haber dedicado todo ese tiempo a un trabajo, ni mujer que me diga que fue un error haberse quedado en casa con sus hijos. (Salvo que el quedarse en casa sea algo que se le impuso por falta de preparación o decisión, y porque supuestamente no era buena PARA NADA IMPORTANTE), que no es el caso de NINGUNA mujer que activamente eduque a sus hijos y se eduque ella misma.

♥ meninheira ♥ dijo...

Ay qué ver la que hemos montado eh? qué panda de cotorras!!

Paloma, sabes que María me hizo un estupendo artículo sobre educación Neoclásica? y qué terrible lo que cuentas de esa mujer!!. Yo también iba para moderna y estivilizadora!! pero cuando fuí mamá "no sé qué pasó" que el mundo se dió la vuelta. Pero sí, pienso que lo nuestro es una gran revolución silenciosa, estamos creando ciudadanos!!

Maryam yo te diría lo mismito que Paloma, que es sabia.

Un besiño enorme mujeres mías, muuuuuuuuuuuuuuas

Zinnia Muñoz dijo...

Ya se dio cuenta! Ya la Silvia me tiró las orejas en mi blog. Jajaja!

Somos posmodernas y posfeministas.

Si, no hay nada más revolucionario que abstenerse de llevar los chicos al cole.

Un abrazo Paloma. Y sí, yo insito en que nos tenemos que reunir y que es posible. Luego nos pondremos en ello. Por ahora por acá estamos muy atareadas. Ya les contaremos.

Anónimo dijo...

Paloma: creo que España es uno de los países donde más estresadas están las madres.
En Alemania, donde yo viví un tiempo, muchas mujeres dejan de trabajar durante por lo menos los 2 primeros años de vida de cada hijo -te guardan el trabajo-. Y en EE.UU. y América Latina muchas madres también dejan los trabajos cuando sus hijos son pequeñitos, o trabajan a medio tiempo, o no vuelven a trabajar nunca...
la gente vive con menos lujos pero más calidad de vida.
Y nadie te mira como un bicho raro si no tienes un trabajo fuera de casa.

Un abrazo

Carolina

Laura Mascaró dijo...

¡Hola! Estáis invitados a participar en el carnaval de blogs (y cualquiera que nos lea y no tenga blog, también) http://kunterbunt.lauramascaro.com/ Un abrazo,
Lau

karla dijo...

Cuantos comentarios que barbaridad ! Interminables , mas bien es un chat, como siempre bella entrada, no solemos animarnos a escribir los días obscuros ja, yo no quiero desanimar a las nuevas :) , ademas siempre h dicho que lo que mas vale la pena en la vida mas trabajo nos cuesta, y asi es educar en casa, cambias estrés y vida apresurada, por vivir con paz y sus necesarias turbulencias :) , chicas! Que cosas hablan de los partos, yo las envidio, envidio a cada madre que tuvo a sus hijos encasa como tu Paloma y a todas las que tuvieron partos naturales, em serio yo antes del homeschool vivía en otro mundo, nunca busque otras alternativas mas que los hospitales privados, no investigue otras opciones, tal cual era cuando mis hijos estaban en la escuela, afortunadamente oí hablar de homeschool!!! Pero ya habia tenido mis 4 cesáreas!! Y una quinta mas por mi recanalizacion gracias al homeschool, pero quiero decirles que solo me dolió la primera y una semana, no tuve dolor para amamantar , caminar, cargar nada!!! Era yo una chicuela :) nada me dolía :). , fui engañada por los doctores? Tal vez si, como fui engañada por el sistema educativo, pero, Dios siempre me cuido, me dio las fuerzas, fui humillada por los médicos del mundo pero El mas grande medico, me levanto y por algo Dios hace las cosas, yo he podido dar testimonio a muchas madres con cesáreas a que no se cierren a la vida! que son engañadas por los doctores de que solo pueden tener tres cereas o morirán desangradas, cosa que me dijeron a mi, miedo si tenia y mas porque mi mama tenia una amiga que había muerto en la cuarta cesárea je, pero resistí por Dios, pero la presión de mi cuarta cesárea a los 10 meses de la tercera fue horrible! Y no pude mas, fue mi arrepemtimiento tan
grande no pude vivir asi, y mi quinta abierta de mi pobre te estomago flácido y caído :) ,lo hice en el nombre de Dios, dolores nada en verdad, sufro en los hospitales eso si, pero cada aguja , suero inyección, raquea, la ofrezco a mi Señor, agradezco el sufrimiento que me ha dejado tener, y lo ofrezco por mi prójimo , tengo mucho de que hablar siempre, cuando digo : si se puede tener mas de tres y no morir, si se puede recanalizar y tener muchas abiertas de panza , y tener una vida bella y plena, esa vida me toco vivir pero se que todo sucede por voluntad de Dios, saludos a todas!! Un gran abrazo Paloma que atraviese el océano entero :) desde Guadalajara, Dios te Bendiga.

Silvia dijo...

Guau, Karla. Qué bello lo que has escrito. Qué fuerza y valor y qué ejemplo.

Dices que te engañaron posiblemente los doctores, y el sistema educativo... bueno, yo no fué hasta los 38 que tuve a mi segunda hija cuando supe digamos un pelín de qué iba todo esto y con mi marido buscamos a esta doula y nos fué mejor, pero vamos, hasta los 30 he sido ignorante, prepotente, atea... vamos, que cuando veo a mamás que pasan por cesáreas, partos en casa, que no dan pecho o que lo dan, hoy por hoy me enternezco y me trato de llenar de muchísimo amor, admiración, y le pido a Dios que me abra el entendimiento y corazón para ver si hay una oportunidad de ayudar, o si toca escuchar, callar, dar aliento o guiar un poco, o qué sea lo que Él tiene pensado para usarme en ese momento.

Yo hasta hoy que leí esto, tenía el mito de que no se podían tener más de tres cesáreas... ahora imagino que hay una razón médica, claro, pero de que Él está en control y no los doctores, está tu ejemplo clarísimo. Y lo que dices, yo creo que cuando se pare con menos de treinta, y generalizando, ja ja ja, lo cual no dice mucho, pero me dá que una se recupera rápido pues la juventud por lo general lleva consigo una energía y los úteros, cuerpos y todo son jóvenes, aunque muchas estemos a los cuarenta o finales de los treinta bien de salud y con energía, los años están en nuestros cuerpos de alguna manera.

Gracias Palomita por poner el botón de la biblio.

Un saludo a todas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...