5 de noviembre de 2012

2 años

Siempre me ocurre, cuando se acerca el cumpleaños de cada uno de mis hijos, que me pongo a recordar el momento en que empezaron las contracciones, el trabajo de parto, las ilusiones que teníamos, los que estábamos presentes en esos momentos.
A Salvador le gusta cuando le contamos que el expulsivo duró una hora y que él asomaba su cabecita y volvía a su refugio. Doce años después sigue siendo prudente, reflexivo y tranquilo.
A Gabriel le encanta recordar que nació como un torpedo y que cuando llegaron las matronas ya estaba mamando. Es un torbellino...
¿Y Micael? que siendo el tercero, ¡tardó 19 horassssssssssss en decidirse a nacer y en la semana 42!. Con siete añitos afirma rotundamente que es muy pequeño para aprender a leer, que ya aprenderá...
¡¡Y lo que se rie Samuel!! que es el único que nació en la bañera y también al que menos le gusta el agua. Todos sus hermanos a su edad nadaban como peces y él no mete en el agua más que los piececillos y si no está muy fría.
5 noviembre 10Hoy hace dos años que nació Kai, su corta vida fue un milagro sin lugar a dudas, aunque también es cierto que no es el tipo de milagro que esperas te acontezca. Recuerdo muy frecuentemente el parto y el tiempo que estuvo con nosotros, ya que si obviamos por un momento, el ambiente horroroso de un hospital, el nacimiento es el nacimiento, el coger en brazos a tu hijo por primera vez, el olor del recién nacido, el calor, eso no cambia acontezca donde acontezca. No es lo mismo pero...es un poco como cuando te enamoras, no hay nadie más en el mundo que tú y tu enamorado. En aquella noche sólo estabamos Kai, su padre y yo.
Es una extraña mezcla, el nacimiento y la muerte dándose de la mano. Es la historia de cada vida, pero al ser tan sumamente fugaz te desborda, te descoloca, te desgarra, pues no es natural que los padres entierren a un hijo. Pero poco a poco todo se va asentando, va llegando la paz aunque sea impregnada de nostalgia y de lágrimas descaradas que asoman sin pedir permiso en cualquier momento, circunstancia o lugar. Pero ya no son esas lágrimas de angustia, de tristeza infinita, van transformándose, se van dulcificando.
Dos años después reflexiono muy a menudo, de qué manera ha cambiado mi existencia cada uno de mis hijos. No lo se, a los cuatro mayores los tengo conmigo y no puedo intuir quién sería sin alguno de ellos, pero si se que hubo una Paloma antes de Kai y otra después. Si se que mi familia ha cambiado radicalmente, desde que nuestro hijo marchó y por eso se que nunca ha dejado de estar entre nosotros. Por eso se que después de esta vida empieza realmente la Vida, la vida con mayúsculas. La puerta de la muerte es fea muy fea, pero lo que hay traspasando el umbral debe ser bello, muy bello......


"Ni ojo vio, ni oído oyó las cosas que Yo preparé para ti"

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Kai: tus papás no me conocen, ni tus hermanos, pero he pasado tantos ratos con todos vosotros leyendo este blog......!!

Quiero que sepas, Kai (aunque seguro que ya lo sabes.. ;-) que tú también me has cambiado en muchos sentidos y que me decidí a bautizar a mi hijo Mateo gracias a ti.

Me aseguraré de que conozca tu historia porque, podría decirse, tú eres su padrino de bautizo..! Te mando besitos de mi parte y de la de Mateo..

♥ meninheira ♥ dijo...

Pues a mi me has vuelto a arrancar las lágrimas Paloma mía, creo que Kai nos ha tocado a todos.

Un besiño inmenso para los seis y nuestro angelito que está en el cielo

m*

paloma dijo...

Anónimo gracias por tu comentario, ha sido un gran regalo para mi en este día. Me gustaría saber quien eres, si te apetece puedes escribirme a mi correo y si no no pasa nada:
nazcaurpi@hotmail.com
Un abrazo para ti y tu niño de esta familia.

Meniiii, otro besiño para ti. Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Bonita paloma, bonita familia.
Zahira.

Silvia dijo...

Como Meni, tus palabras me conmueven, y a la vez me dan paz y gozo. Que lindo lo de tus hijos y sus personalidades!

paloma dijo...

Zahira siglos sin vernos, ni saber de ti, espero que todo vaya bien. Besitos.


Silvia es verdad que cada uno tiene la misma personalidad que demostró tener para nacer. ¡¡Todos hermanos pero tan diferentes!!...
Gracias por comentar.
Un besote.

Dara Doula dijo...

Felicidades Kai.
En tan poco tiempo has colmado muchas almas...

paloma dijo...

ohhh Dara muchas gracias. Besos.

vilmati dijo...

Paloma, he pensado en ti, en Kai y en tu familia muchas veces. Me alegra saber de las lágrimas que se dulcifican. El nacimiento y la muerte tan cerca es algo que recuerdo también cada cumpleaños de Siro.
Te mando un beso grande a ti y a los tuyos.

paloma dijo...

Muchas gracias, yo también me acuerdo de vuestra familia, el otro día pasé por tu blog y vi que no había movimiento...eso es señal de que estás bien ocupada.
Es cierto lo de Siro, lo recuerdo...y todavía se me ponen los pelos de punta. Menos mal que todo quedó en un tremendo susto. Dale un beso a Jime si la ves y un fuerte abrazo para todos vosotros.

Ketty dijo...

Paloma, creo que Kai además de ser parte de vuestra familia, fue un poco parte de todas nosotras durante el tiempo que estuvo dentro de tí, y el poco tiempo que estuvo en presencia. Y aunque han pasado ya dos años pocas de nosotras nos vamos a olvidar de todo el proceso que se vivió durante tu embarazo. Gracias por compartir tus sentimientos y hacernos sentir una vez más con tus palabras. Gracias por tu bondad, pero lo mejor de todo es saber que un día estaremos todos con Kai todos los que creemos en la vida eterna, y que como tú bien dices, aquello es mucho mejor.

vilmati dijo...

Paloma, tengo ganas de escribirte por mail. No tengo tu dirección. La mia es vilmati@hotmail.com si querés pasame la tuya por ahí ;)

vilmati dijo...

Uh! perdón ahí vi que en un comentario estab tu dirección! Que despiste! Besos. Te escribo .

paloma dijo...

Muchas gracias Ketty, por haber estado en aquellos momentos tan difíciles. Eso nunca se puede olvidar.
Un abrazo fuerteeeee para toda la familia.


Vilmati ¡¡te escribo!!

laura dijo...

Precioso lo que has escrito, Paloma. Estoy de acuerdo con Ketty, nunca vamos a olvidar a Kai. Y como dice meninheira, nos ha tocado a todos...para mi es muy importante, me da paz y esperanza. Un beso enorme.

NuBadi dijo...

Al cumple de Ana siempre pienso mucho en Kay y en Gamal el hijo de mi amiga. Ella crece y de alguna manera ellos están cerca.

Hace días pienso que decirte y no lo logro

Abrazos llenos del cariño grandote!

paloma dijo...

Cierto Nuria recuerdo perfectamente al niño de tu amiga también.
Muchas gracias y un fuerte abrazo.

SolMunoz Doula dijo...

¡PUES MUCHÍSIMAS FELICIDADES A KAI Y A TODA SU FAMILIA! Espero que lo hayáis celebrado por todo lo alto, con globos, tarta, piñata y lo que haga falta. Seguro que Kai está orgulloso del proceso que habeís vivido y no hay mejor recuerdo en un niño que ver a sus padres felices.

paloma dijo...

Bueno Sol, hubo un poco de todo. Los niños hicieron dibujos para su hermano, una amiga querida nos envió un precioso ramo de flores blancas, mi marido encendió velitas alrededor de su árbol. Los familiares íntimos "no se acordaron"....
Los días anteriores estuve muy triste, de repente cuando te crees que ya estás bien, que eres fuerte, que ya puedes hablar siempre de tu pequeño con una sonrisa en los labios te derrumbas y tus lágrimas afloran por doquier.
Tarta no hubo, porque no somos muy dulceros ja,ja...pero lo cierto es que los niños me dijeron que al año que viene teníamos que hacer una...Ya veremos...
Besitos para ti y tu Kai.

SolMunoz Doula dijo...

Bueno, fue una celebración bonita y emotiva igual. Las fiestas son de muchos tipos y colores. Yo intento no recordar la fecha en la que me partió mi bebé que, casualidades de la vida, fue en octubre, el mismo mes que se celebra el día internacional de las pérdidas gestacionales y perinatales. Mi fecha de parto prevista es el 30 de junio y yo sí que comeré tarta.

Anónimo dijo...

Hola Paloma, soy Nieves, del blog de Perla.
Entro a menudo a leerte, me encanta saber de tu bonita familia.
Mi hijo pequeño nació 3 días después de Kai, y no sabes cua´nto me acuerdo de él, aunque no le haya conocido, aunque no te conozca a tí ni a tu familia. No puedo remediar acordarme de él a menudo. No podremos saber nunca por qué pasan estas cosas, pero sí confiar en Dios, él sabe... A pesar de todo el dolor, siempre recordaré su historia como una historia de amor, porque cuando leí tu relato de parto no paraba de sentir amor en cada una de tus palabras. Me cuesta escribirte esto porque me siento una intrusa metiendome en tu historia y la de tu hijo, pero Kai ocupa parte de mis pensamientos, y también de mi corazón. Un abrazo enorme.

Nieves

paloma dijo...

Nieves pero ¿cómo se te ocurre sentirte intrusa? noooo, ni mucho menos. Además recuerdo perfectamente que durante el embarazo de ambas nos escribíamos...Lo que no sabía es que tu hijo nació justo tres días después que Kai.
Claro tú estabas embarazada de menos y como a mi se me adelantó....
Me ha dado mucha alegría saber de ti pues hace mucho que no paso por el foro de Perla.
Gracias por tu comentario y espero que pases una Feliz Navidad y gracias también por acordarte de mi Kai.
Muakkkkkkkkkkkkk.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...