18 de marzo de 2014

Practicar running con niños


Aquí, obviamente no están practicando running ja,ja...
Durante mi último embarazo, yo no se que pasó pero engordé un montón, quizá porque cambiaron mis antojos. En los anteriores, me daba por comer pepinillos en vinagre a todas horas, incluso para desayunar y mira tú por donde que en este (a la vejez viruelas) me apetecía beber cantidades industriales de leche fresca. Encontré una tienda en el pueblo que la vendían riquísima, parecía recién ordeñada y después de cada comida iba a la nevera y me tomaba "el bibe", total que caía después de cada comida y cada cena una botellita de litro bien fresquita. Eso sumado a la inactividad porque estaba bien cansada, a que no tenemos báscula en casa y ni se me ocurrió ir a pesarme a la farmacia (hippie que es una) y a mi creencia totalmente infundada de que esperaba dos y por tanto era natural estar engordando tanto, los kilos se fueron acumulando. 
Por desgracia fueron sólo tres meses de embarazo, pero los suficientes para ponerme poco más o menos que como el muñeco de michelín de antaño. Claro después de todo, tenía que recuperarme y venga a comer y a descansar y es cuando nos planteamos que nos íbamos a ir de vacaciones y al probarme el bañador vinieron los lamentos...Pregunté a mis hombres cómo no me habían advertido de mi estado y los niños decían que les encantaba así, blandita y redondita....
Total que me propuse empezar a dar largos paseos enérgicos y los chicos venga a protestar, me decían que andar era un rollo y que a ellos lo que les gustaba era correr, como cuando iban con el tío...Y yo les decía que si querían correr me parecía fenomenal que corriesen y yo iba detrás andando. Pero me insistían tanto que un buen día pensé: Tengo piernas, ¿por qué no puedo yo también correr? Directa a internet donde tecleé algo así como..."plan para empezar a correr" y aluciné porque parecía posible.
Se trataba de empezar a correr la primera semana un minuto, andabas seis, corrias otro minuto, andabas seis, corrias otro minuto. Total que tres minutillos y no seguidos era algo que hasta yo podía intentar. La siguiente semana aumentabas a dos minutos y así sucesivamente y según aseguraban en un par de meses estabas corriendo media hora seguida.
Se lo comenté a los niños y daban palmas con las orejas, aunque me decían que seguramente yo no podría seguir su ritmo, que me cansaría bla, bla, bla...Mi marido se reía de mi (ahora dirá que no, pero miente), mis padres que si me había vuelto loca, ya sabemos que la gente siempre habla que para eso tiene boca. Pero yo que soy tenaz, tenaz, empecé a correr casi a lo Forrest Gump ja,ja...
El primer día cuando llegué a casa sana y salva después de mis tres minutos y la caminata ya tenía un subidón que no te digo nada, claro a los niños les parecia muy poco tiempo corriendo y estaban deseando que llegase la siguiente semana.
Ellos iban sobrados, saltando, haciendo piruetas, hablando por los codos y yo colorada como un tomate, y resoplando que parecía que de un momento a otro me iba a dar un paro cardiaco.
Por cierto recomiendan antes de empezar a correr hacerte una revisión médica, que pasé olimpicamente de hacerme. Pues pensé justo ahora que me ha dado por empezar a correr, que me encuentren lo que sea y no pueda ser...
Y poquito a poco y casi sin darme cuenta llegamos a la media hora seguida. Ya todos equipados, nos compramos unas zapatillas de running y salíamos día si, día no....pero enseguida los pequeños se empezaron a cansar. Correr no es muy llamativo para los niños, o sea que el pequeño empezó a quedarse con su padre, luego le siguió el tercero que ya lo de salir a correr por correr dejó de llamarle la atención y me quedé con los dos mayores que hasta el día de hoy perseveran...al menos la mayor parte de los días ja,ja...
Durante toda mi vida consideré que las personas que salían a correr, estaban poco más o menos que chifladas, no podía entenderlas...curiosamente soy yo ahora la que no comprende como he podido sobrevivir tantos años sin correr.
Es adictivo pues te hace sentir tan bien que ya no puedes dejar de correr, da igual que haga calor, haga frío, llueva e incluso granice, sales a correr.
Mi hijo mayor que es el incondicional y casi siempre viene conmigo, dice que lo mejor del running es cuando has terminado y sabes que ya no tienes que correr hasta pasado mañana, la ducha de agua caliente, sentarte en el sofá  a leer, o sea esos pequeños placeres del después de....
Yo lo único que se es que te sientes muy bien animicamente, tienes muchísima más energia, antes recuerdo que después de comer me daba un bajón, ahora es lo contrario me entran ganas de hacer un montón de cosas por lo que me cunde más. Además duermes mejor, vamos que es genial.
La cuestión es que hemos tenido que encontrar una solución para los días en los que los pequeños no se pueden quedar con su padre y es que  los que queremos vamos corriendo y los que no, eligen y van patinando, en bicicleta o en patinete y así estamos todos contentos.
Y colorín, colorado....

7 comentarios:

Marvan dijo...

Qué entrada más bonita Paloma. Escribes tan bien y tan divertido!!
Yo debería de hacer algo así también (lo de running, no lo de escribir jajaja, que me saldría antes lo del running que no escribir como tú ;)).
Pero es que no encuentro el tiempo. Ya sé que es una excusa... pero no lo encuentro. Además donde vivo yo, o corro en subida o en bajada... y da una pereza......
Por cierto, la foto también precioso!!!

paloma dijo...

Pues es verdad que se va un tiempecito pues ya no es la media hora, sino lo que tardas en cambiarte y equiparte, calentamiento, luego estirar un poquito, la ducha, se te va bastante más de una hora.
La cosa que si te lo planteas en plan familiar, pues es un tiempo que no les robas ja,ja...y lo bueno es la disponibilidad de horarios, que puedes correr a primera hora, por la noche, etc...A tus hijos que son mayores seguro que ya les atrae un poquito más por eso de estar en forma...
Me alegro que te haya hecho reir un poquito ja,ja,ja...
Besitos y gracias por tu comentario.

natalia_paperblog dijo...

Estimado blogger,

Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

Recibe un cordial y afectuoso saludo,
Natalia

Jasmin Bunzendahl dijo...

Qué bien que hayas comenzado a hacer ejercicio Paloma. A mi me hace falta retomar mis buenos hábitos pues hemos tenido un invierno muy sedentario que, unido al picoteo, me ha echado 5 kilos encima. Asi es que ahora con el buen tiempo nosotros nos vamos a animar también a mover el esqueleto.
Besos y a disfrutar

Anónimo dijo...

Uau! Paloma! Quanta fuerza de voluntad! Yo tengo máquina de correr en casa, y con niños pequeños la verdad es que me va bien, porque me pongo a caminar, y mientras ellos estan conmigo, sin "moverme" del sitio, yo pudeo hacer algo de deporte ni que solo sea caminar, que es lo que más me gusta.
Ahora estoy descubriendo los abdominales hipopresivos, que te recomiendo que investigues, para reforzar la musculatura abdominal y no sufrir dolor de espalda.
Resulta que cuando mas mayores nos hacemos, mas sanas nos volvemos, jeje!!

Un Saludo!

paloma dijo...

Claro Jasmin encima en el Rincón, con ese clima de lujoooo. No tienes excusa para no moverte ja,ja...
Al final estuve allí pero fueron sólo dos días y aproveché para estar con mis padres todo el tiempo. A ver si alguna vez voy más días y nos podemos ver aunque sea un ratito.
Un abrazo.

paloma dijo...

Anónimo no se quién eres....pero está bien lo de la cinta para correr, no será tan gratificante como salir al aire libre, pero si los niños son pequeños es estupendo para poder mantenerte en forma y que ellos estén controladitos ja,ja...
Ya investigaré eso que comentas de los abdominales hipopresivos, sobre todo por lo del dolor de espalda porque aunque ya no me duele apenas, a veces todavía se resiente. Aunque lo peor ya ha pasado, que es cuando son los niños pequeñitos y los cargas a todas horas....
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...