7 de septiembre de 2014

Embarazo después de una o más pérdidas


La vida siempre es sorprendente, pero en ocasiones te deja simplemente perplejo y anonadado ante lo in esperado. Así es como estamos nosotros, yo al menos que todavía no termino de creerme lo que nos está ocurriendo.
Cuando ya mirábamos hacia otro lado y no esperábamos más bebes en nuestra casa, se nos ha colado otra vidita que parece que viene pegando fuerte. Dejamos de buscar y de esperar, porque tras las últimas experiencias sentimos que esa etapa de nuestras vidas se había terminado. Teníamos cuatro hijos maravillosos con nosotros, que nos necesitarían todavía un montón de años y la verdad que la labor de educar a cuatro hombrecitos tampoco es  pequeña. 
Un día que podría haber sido un día cualquiera, un día de tantos...empecé a notar, a parte de un retraso, náuseas y síntomas inequívocos de un embarazo, pero la mente tiene un poder increíble y razonablemente no era razonable (valga la redundancia).Yo pensaba: es prácticamente imposible embarazarte sin buscar a estas alturas de la vida, por lo que era fácil que fuese un desarreglo. Le comentaba a mi marido que me decía sin dudarlo ni un momento: Se ha acabado y ya está...Mi madre: Claro hija así me pasó a mí, un día se me fue y se me fue. Mi mejor amiga: Relájate, no te obsesiones, es imposible quedarnos embarazadas a nuestra edad y menos sin buscarlo.
O sea que  vida normal, yo seguía corriendo, pero con la diferencia de que hacía apenas un mes iba al ritmo de mi hijo de trece años hablando con él y sintiéndome la reina de la pista y ahora corría exhausta, sin poder ni hablar y a punto de que me diese un paro cardiaco. Mi hijo ya con la "tontería adolescente" se reía de que lógicamente no podía seguir su ritmo, que quizá tendría que dejar de correr y mejor dedicarme a dar paseitos etc...
¿Las náuseas? ¡Anda pero si eso también puede ser un síntoma de la peri menopausia! Ya hasta empecé a pensar en que tenía alguna enfermedad y por eso me encontraba tan cansada y se me había retirado el periodo de un día para otro. Un día trasteando por amazon encontré unos test de embarazo baratísimos (porque mi marido es tan relajado y práctico que siempre ha considerado una tontería lo de gastarse dinero en los test, ya que es de la opinión de que en unos meses terminas saliendo de dudas)
Pensé que por fin sabría qué estaba pasando, aunque seguía negándome racionalmente a que pudiera ser un embarazo....Llegan los test a casa y se me ocurre leerme las instrucciones y ¡será porque no se como se utilizan! pero obediente que es una. Ponía leer atentamente las instrucciones y  atentamente me pongo a leerlas. ¡¡Sorpresa!! Los test son fiables peroooooooooo, vaya por Dios, justo en la etapa crítica de la peri menopausia o menopausia pueden dar falsos positivos por el desarreglo hormonal.
O sea que a no ser que diese negativo, el positivo era dudoso. Y dio POSITIVO, pero positivo, positivo de estos claros que no dejan lugar a dudas. Según mis cálculos de estar embarazada, sería de casi de doce semanas y justo esa noche después del positivo, tuve unos fuertes dolores abdominales que me mantuvieron encogida en la cama en posición fetal toda la noche. A la madrugada le dije a mi marido: Nada, si estaba embarazada lo he perdido, ahora empezaré a sangrar y se acabó. Pero después de la última experiencia no deseaba permanecer con la duda, por lo que me fui de urgencias.
Y llegué al hospital, la chica de admisión me decía que los test caseros no eran fiables, por lo que en seguida me hicieron una eco para ver si había o no embarazo. La ginecóloga majísima me confirmó que efectivamente estaba embarazada, de la fecha exacta que yo calculaba y que todo se veía muy bien. Me dio cita para empezar con los controles. No me lo podía creer.  Le decía a la ginecóloga: ¿Pero está vivo? y ella: Claro, ¿no oyes el latido? Como si fuera la cosa más normal y yo como si fuera primeriza, pero primeriza.
Alegría, subidón, anonadamiento, se lo decimos a los niños, a la familia y poco más. Pero la euforia duró nada y menos porque en seguida todos los miedos imaginables e inimaginables empezaron a aflorar. Miedo a estar nuevamente embarazada, miedo a perderlo (que se convirtió en una auténtica obsesión), cada vez que iba al baño esperaba encontrar sangre, por las mañanas me daba pánico levantarme ir al baño y comprobar que todo había terminado. Miedo a que tirase para adelante, pero estuviera gravemente enfermo como su hermano Kai. Miedo a que estuviese sano pero en cualquier momento a lo largo de la gestación falleciese. Llegó un momento en el que pensé que me iba a volver loca o que ya lo estaba. Menos mal que leyendo estudios sobre embarazos después de pérdidas y experiencias de otras madres fui consciente de que era normal todo lo que me sucedía.
E incluso ahora que han pasado 26 semanas, me doy cuenta de que he sido bastante fuerte, pues muchas veces deseaba plantarme en urgencias argumentando cualquier dolor para que me hiciesen una eco y me confirmasen si seguía vivo o no. Pero ¡no llegué a hacerlo ninguna vez! Pensaba que meterme en esa dinámica no me iba a ayudar, tenía que aprender de nuevo a confiar.
Me costó horrores vincularme con el bebé pues tenía miedo de sufrir, por lo que al principio lo ignoraba, no quería apegarme. Por otro lado y por mucho que intentes disimular los niños no son tontos y ellos también han sufrido en dos ocasiones lo que es ilusionarse y finalmente perder a dos hermanos. Y mi marido lo mismo. Además se nota mucho en que en casa hasta hace muy poquito nadie decía: ¡Cuando nazca el bebé! sino algo así como: Si todo va bien y al final el bebé naciera....El "si todo va bien" nunca se nos olvida a ninguno decirlo. De hecho para mis hijos es más normal que un embarazo vaya mal a que vaya bien, porque durante los primeros cuatro embarazos todo fue maravilloso pero ellos eran pequeñitos y justo cuando han tenido uso de razón es cuando empezaron a surgir los problemas.
En esta ocasión mi intuición me decía que la única manera de sobrevivir, sería acudiendo a los controles ordinarios de cualquier embarazo y no se porqué me hice a la idea de que lo considerarían  de alto riesgo por los antecedentes y por la edad. Pero todo lo contrario, creo que en ningún embarazo me han citado menos que en este.  En la primera consulta me preguntaron si me iba a hacer la amniocentesis y debí de ser tan rotunda con el NO, que ya no han vuelto ni a mencionarlo
¿Las ecografías? Pues un sin vivir hasta que terminan, sobre todo la de las doce semanas, que es en la que empezaron a detectar en mi embarazo de Kai que había problemas. Recuerdo que me advirtieron que desayunase fuerte y yo con los nervios y las náuseas no fui capaz de probar bocado. Cuando me tumbo y dice el médico: ¡Oh, que pena no le vamos a poder ver pues está dormido! Estuve en un tris de sufrir un ataque de nervios y empezar a llorar pensando que ya  lo habíamos perdido. Vi que todos estaban muy tranquilos por lo que me reprimí y finalmente tras una eco vaginal me dijeron que todo estaba bien. Fue una inmensa alegría que nuevamente duró poco, pues la que más temía era la eco de las veinte semanas que para colmo me tenían que hacer en el mismo hospital que nació y murió Kai, en el que me llevaron todo aquél embarazo etc. Fue una prueba durísima, no se el tiempo que duró pero lo pasé francamente mal, hasta que la ginecóloga nos dijo que todo parecía estar bien y que podíamos estar tranquilos. Al no haberme hecho amniocentesis  miraron al pequeñín con más detalle.
Por aquellos momentos el bebé ya se movía mucho, todos los días y sentir sus movimientos unido a que todo parecía ir sobre ruedas me dieron bastante confianza y pude empezar a "disfrutar" del embarazo.
Está claro que no es como si nunca hubiese pasado nada, pero dentro de mis circunstancias no está mal. He tenido miedo y es algo terrible pues te bloquea, te hace mucho daño, pero un día leí unas palabras que Jose Luis Garayoa misionero español en Kamabai, escribió en su blog pues no estaba dispuesto a que el Ébola le venciera y empecé a afrontar las cosas de otra manera:

“Tengo miedo, mucho miedo, pero de una entrevista que leí hace tiempo se me grabaron a fuego estas palabras: El miedo es el asesino del corazón humano, porque con miedo es imposible ser feliz y hacer felices a los otros. Solo se puede afrontar el miedo con la aceptación, porque el miedo es resistencia a lo desconocido”

Como yo iba tan nerviosa a todas las ecografías en lo que menos pensaba era en advertirles que no queríamos saber el sexo del bebé por lo que "inevitablemente" en la semana 18 un médico metió la pata y nos dijo el sexo, que luego ha sido confirmado en las siguientes ecos.... ¿Y es? Tachán, tachán.....pues es....otro niño ja,ja....¡Hay cosas que nunca cambian!

La gran novedad de este embarazo, es que aunque desde el primer momento deseé que si todo iba bien el bebé pudiera nacer en casa como sus hermanos, nos estamos planteando un parto en el hospital pues la economía no da para tantos gastos. He comprobado que los protocolos de la mayoría de los hospitales han cambiado mucho en los últimos años, por ejemplo en Madrid tenemos el hospital de Torrejón que atiende partos naturales y cuentan incluso con una bañera para la dilatación (un tipo a Acuario, pero mucho más económico). Pero suele suceder que tienes a  tu lado lo que buscas lejos y así hablando con las chicas del Parto es nuestro, me comentaron que me podían atender un parto así al ladito de donde vivimos.Se trata del hospital del Escorial, un hospital pequeñito y familiar (lo más parecido que se puede encontrar a un hogar) que está ubicado en plena sierra y en el que prácticamente nadie va a dar a luz pues la mayoría de las mujeres prefieren macro hospitales como el de Puerta de Hierro, con más medios, más médicos. Claro que a mi me sobra todo, después de haber tenido cuatro hijos en casa y dos de ellos antes de que llegasen las matronas... Lo máximo sería que me dejasen a solas con mi marido y ya les avisaríamos si necesitábamos algo pero no se si van a poder soportarlo.
La cuestión es que tienen un protocolo de mínima intervención (si todo es normal claro, como sucede en casa) en el que me respetan absolutamente todo lo que yo deseo. Libertad de movimientos durante la dilatación, no te obligan a cogerte vía (aunque lo recomiendan por el tema de las hemorragias), posibilidad de ducharte (bañera no tienen), comer y beber (comer nunca he comido durante ningún parto, pero beber es una necesidad imperiosa), te dejan tranquila (tampoco se exactamente que entenderán por dejarte tranquila), no rasurado ni enema (aunque eso creo que ya es así en la mayoría de los hospitales), durante el parto adoptar la postura que quieras, no se hace episiotomía a no ser que sea imprescindible (estaría bueno que me llevase una de recuerdo después de cinco partos sin tener ni un desgarrito). Una vez que nace el bebé, contacto piel con piel con la madre, no se corta el cordón hasta que no deja de latir, todo lo que le tengan que hacer al niño es contigo encima (en mi caso el test de Apgar y me estoy pensando lo de la vitamina K) Me llegaron a decir que si los niños querían estar era algo que se podía negociar (aunque hay algunos que ya han dicho que prefieren "no estar" .Parece que son del prototipo de "machos" que no desean estar presentes en un parto, lo cual ha sido una constante a lo largo de la historia de la humanidad. El parto siempre ha sido cosa de mujeres)
Total que aunque al final ya se sabe que el bebé será el que decida donde nacer, por hacer planes que no quede. Es muy difícil para mi planificar un parto hospitalario después de haber tenido la experiencia de dar a luz en casa, pero también es verdad que en la vida las circunstancias van cambiando y hay que aprender a amoldarse. Lo verdaderamente importante es que sea un parto respetado y que al final tengamos un bebé en brazos sano y salvo. Y ¿quién sabe? ¡Todavía nos puede tocar la lotería!

Eco de la semana 21 ¡¡En ningún embarazo había conseguido una imagen tan bonita!!





El cielo había enviado un varoncito a aquel matrimonio, cuando ya ambos cónyuges llegaban a la edad madura. El suceso se consideraba de buen augurio…………los labradores felicitaron a los padres con especial calor. Era una suerte, decían, tener un hijo cuando ya los padres no eran mozos
"El hombre que cambió a China" Pearl S. Buck








25 comentarios:

Zinnia Muñoz dijo...

Felicitaciones!!! Qué alegría Paloma! Todo en la vida se compensa. Todo estará bien. Un abrazo

Jordi&Maria dijo...

Muchas felicidades!!! qué alegría, a disfrutarlo!

vilmati dijo...

Que emoción leerte Paloma! Cuanta alegría!!! No me alcanza este medio... te daría un graaan abrazo. Confía.

Marvan dijo...

Ay Paloma!! Qué alegría leer esta entrada!! Disfrutalo, disfrutalo mucho!!

paloma dijo...

Muchas gracias chicas, la verdad es que ahora estoy empezando a disfrutar del embarazo y haciéndome a la idea de que en unos meses quizás tengamos a un bebé en brazos pero...¡hasta que no lo vea!
Un abrazo a todas.

Maria Calderón dijo...

Muuuchas felicidades. Lo bueno de ser niño es que no necesitará ropa nueva. 1beso.

Ivett dijo...

Paloma muchas felicitaciones!! Qué tremenda sorpresa, mis mejores vibras para que el parto pueda ser lo más respetuoso posible.

Recibe un abrazo.

paloma dijo...

María ni ropa, ni pistolas, ni espadas ja,ja...Los niños estaban preocupadísimos pues decían qué que iban a hacer con una niña ja,ja...
Un besito.

Gracias Ivett, eso espero... todavía no sabemos donde va a nacer pero ojalá pueda ser un parto maravilloso como los de sus hermanos.

paloma dijo...

María ni ropa, ni pistolas, ni espadas ja,ja...Los niños estaban preocupadísimos pues decían qué que iban a hacer con una niña ja,ja...
Un besito.

Gracias Ivett, eso espero... todavía no sabemos donde va a nacer pero ojalá pueda ser un parto maravilloso como los de sus hermanos.

Maite dijo...

muchas felicidades Paloma, que alegría leer esa noticia. A disfrutarlo mucho. Un abrazo grande

Esther dijo...

Felicidades Paloma!! No sabes la alegria que me ha dado leer esta entrada....y si....despues de una experiencia asi... (Yo tambien perdi uno.... Y me lo dijeron en una ecografia) se te quitan las ganas de empezar a hacer planes y a afirmar cuando nacera.... Siempre te sale....si llega a nacer.... Porque hasta que no te tropiezas con algo asi.... Nadie se da cuenta que la vida es un milagro....y que cuando se tiene que venir abajo se viene...y cuando decide nacer nace...
Ya veras que ayuda mucho a "sanar" esa herida de la perdida... Y aunque nunca se borrara... Te aseguro que es mucho mas llevadero.
Mi enhorabuena!! Mil besos.
PD. Tendras que ser una super suegra....con tanta nuera!! Jjajajajajajj

paloma dijo...

Muchas gracias Maite.

Esther los que se fueron tan prontito siempre tendrán su hueco en la familia y por supuesto que no se olvidarán jamás, pero indudablemente después de tanto dolor, es una nueva bendición y una gran alegría. Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo.

Laura dijo...

Paloma soy Laura de Argentina, cuando dejaste el blog te extrañe tanto tanto, que cada semana leía alguna entrada "vieja", hasta que finalmente volviste, se me estrujo el corazón con el motivo pero me pareció hermoso todo tu proceso y elaboración....ahora venía visitándote y siempre "no pensé que llegaría tan lejos educando en casa..." qué escriba algo!!!decía yo. Y hoy me llevo esta enorme sorpresa y no sabes cuánto te comprendo, yo perdí a mi primer bebé y es cierto en el siguiente embarazo ir al baño una tortura, caminar lo mas liviana posible, bajar el cordón de la vereda con sumo cuidado y así hasta que vas tomando confianza y llega con gran alegría...mi segundo embarazo maravilloso, fuimos a tenerlo con mucha tranquilidad y la gran sorpresa de que estaba todo mal...que tal vez no viviría, todas esas cosas nos van haciendo perder la inocencia y nos ponen los pies sobre la tierra, pero eso no nos debe quitar la esperanza y la confianza, serán padres mas fuertes, seguros, prudentes y eso también tiene su aventura y sobre todo si somos creyentes vamos en manos del Buen Dios que nos cuida, eso si con nuestra humanidad a cuestas todavía no estamos en el cielo,pero cumpliendo Su Voluntad lo hacemos de a poquito y con amor en este valle de lagrimas...deseo de todo corazón que ese peque llegue a sus brazos y a su casa y se quede por muchísimo tiempo, que puedas disfrutar esta etapa y las que venga con mucho cariño y admiración te deseo lo mejor. FELICITACIONES!!!!!! Y qué gran gran bendición rezo por tu familia.

paloma dijo...

Laura muchas gracias por tu comentario tan amable. Es verdad que no puedes comprender si no has pasado por una situación parecida. Me da pena de los niños pues están muy ilusionados pero a la vez "tienen miedo", me preguntan: ¿pero no le pasará nada al bebé? ¿se mueve?
Yo les hablo de que la vida es efímera, solo dura un instante, la del bebé, la de ellos, la nuestra...nuestro paso por la tierra es "nada". Que no podemos estar seguros de que el bebé vaya a nacer, ni de que nosotros vayamos a vivir un día, una semana o cincuenta años más....pero que de momento todo parece ir bien y lo más normal es que nazca cuando le llegue su momento, como nacieron ellos en su día.
Por otro lado es cierto que la fe te sostiene, así como la oración de los demás, pero somos "humanos demasiado humanos" y eso pesa ja,ja...
Ahora estoy fenomenal, lo de sentir sus pataditas en todo momento te tranquiliza mucho y sobre todo que las semanas van pasando.
Un fuerte abrazo a toda la familia.

Yoli (mitasmum) dijo...

Paloma!!! pero que alegría tan grande!!!!!!! te mando todos mis mayores buenos deseos para ti y tu maravillosa familia...
Aunque has comentado en una respuesta que quien no haya pasado por una perdida así no lo puede entender yo te digo que sí... entiendo perfectamente tus miedos, tus angustias, tus dudas... soy madre y comprendo todo el doloroso proceso que has tenido que pasar.... pero ya pasó... tu bebé se va a criar hermoso y vosotros lo vais a disfrutar muchísimo..que felicidad... me alegro de corazón... ¿para cuándo lo esperáis?.. un abrazo enorme bonita... MUACKS!!

paloma dijo...

Yoli lo esperamos para diciembre, ¡¡¡qué emoción!!!Muchas gracias por tus buenos deseos, tienes razón en que cualquiera que es madre puede hacerse a la idea de lo que es perder un hijo. Pero yo siempre había vivido mis embarazos tan confiada, feliz y ajena a cualquier preocupación que me ha tenido que pasar algo como lo que me ha pasado para volverme más empática con los demás y a la vez más prudente conmigo misma. Hija, "burra" que es una ja,ja...
Un beso y mil gracias.

♥ meninheira ♥ dijo...

Ay!! llevo semanas pensando en que tenía que escribirte a ver cómo ibas pero esto del cole me debió de borrar las pocas neuronas que me quedan salvas.

Seguro que tendrás un parto precioso, estoy convencida.

Lo que tenga entre las piernas es irrelevante, otro porronchiño, ay! qué morriña!!

Un besiño enorrrrrrrrrrrrme
m*

paloma dijo...

Meni, brujiña, ¡¡tanto como irrelevante!! ja,ja...lo dices tú que tienes variadiñoooooo.
Mis hijos opinaban que una niña iba a ser muy desgraciada, se iba a sentir muy sola...Están felices con que sea otro niño. Pero bueno lo que dice mi maridiño..¡¡ya vendrá!! ¡¡ya vendrá!! ja,ja..
Besiños.

♥ meninheira ♥ dijo...

hahahahaha tengo una amiga que tiene un método para elegir el sexo de los niños basado en qué momento se tienen relaciones y la alimentación o nosequé, a ella le funcionó, le pregunto para el siguiente? hihihihi

muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuas!!!

Marvan dijo...

Pues tus hijiños tienen razón. Yo tengo 3 hermanOs mayores y hay 5 años entre yo y mi otro hermano más joven. Así que degraciadiña yo ;).

paloma dijo...

Meni dicen que si tienes relaciones antes de la ovulación es niña y después de la ovulación niño. Está basado en el método de planificación natural Billings y dicen que funciona de maravilla. La alimentación también se que influye. Pero ¿qué mas da?
Me temo que me voy a quedar con las ganas de críar una nena ja,ja...

paloma dijo...

Ya Marvan, a mi me gusta que sean seguiditos porque los míos siguen jugando juntos, es una gozada lo bien que se entienden. Este pequeñito no va a disfrutar de tanto juego como sus hermanos, pero va a tener un montón de gente para malcriarle ja,ja..
Un besito.

♥ meninheira ♥ dijo...

Pues era lo que te decía yo Palomiñaa. Además imagínate que te sale ahora niña, las habladurías serían "fíjate, hasta que no tuvieron la niña no pararon" hahahaha

En verano fuimos varias veces con mis sobrinas al parque, imagínate las miradas!! llevábamos 5 niñas que pasan por hermanas seguiditas y después el peque!! te puedes imaginar lo que oíamos!! hahahahaha

Sylvia O. dijo...

Ayyyy Paloma que aquí estoy con lágrimas en los ojos! Me alegro tanto por vosotros, por ti!!

La vida da muchas sorpresas y muchas son tan buenas como esta.

Disfruta de tu barriguita, de notar las pataditas y di NO a las preocupaciones. Sé de lo que hablo, tengo un regalito de Dios hecho princesita de un mes durmiendo plácidamente en su cuna, después de dos pérdidas en los últimos años también me pasé los primeros meses preocupada hasta que respiré hondo y me atreví a disfrutar de mi embarazo.
Pasa volando asi que saborea cada segundo.

Un abrazo

paloma dijo...

Gracias Sylvia ya llevo unos meses respirando hondo, al menos la mayor parte del tiempo, pero es difícil ¡¡eh!! Todavía asoman "fantasmitas" de vez en cuando.
Un fuerte abrazo y enhorabuena por tu princesa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...