18 de noviembre de 2014

EL DÍA A DÍA

Arquímedes
Pienso que para perseverar a lo largo de los años en el homeschooling y que no termine convirtiéndose en una cruz, hay que saber cuando pedir ayuda o delegar en otros, ciertas parcelas de la enseñanza de nuestros hijos. A no ser que seas unschooling, pero aún así con ciertas edades y si el niño demanda saber, tiene derecho a recibir esa enseñanza.
Marvan hablaba de ello hace unos días en una de sus entradas y tiene toda la razón. A veces no es sencillo porque generalmente eso implica un desembolso económico y se puede o no se puede. 
El año pasado ya empecé a sufrir "dolores de cabeza" cuando me ponía con las matemáticas de mi hijo mayor. Este año se supone que debería empezar con el aprendizaje de la física y la química de una manera más formal. Además le gustan especialmente las asignaturas de ciencias y ya me empezaba a sentir fatal porque la opción de aprender con él a esos niveles me superaba. Con tres hermanos más y uno en la panza...¡como que no! Intentaba animarme, convencerme de que podía hacerlo, de que lo estudié en su día y tan solo se trataba de recordar....pero no era capaz de ponerme con ello.
Finalmente me lancé a buscar un profesor particular, que le enseñe física, química y le solucione las dudas de matemáticas. Un tutor que le ayude a organizar el trabajo de ciencias. Sólo ha tenido dos clases con él pero cuando terminan y veo un montón de hojas llenas de fórmulas, que han avanzado un montón y Salvador más contento que unas castañuelas diciendo que lo ha entendido todo y que es muy "chulo"...¡Siento que me he quitado un gran peso de encima! Si llega un momento en el que no se puede pues ya veremos, pero de momento estoy encantada.
Por otro lado estamos muy ocupados en casa, ya he comenzado con el instinto de nido y me paso el día limpiando telarañas (de esas que ya formaban parte de la familia), vaciando armarios, poniendo lavadoras y lavadoras, organizando la ropa de todos, cocinando de manera compulsiva, en fin...Lo bueno es que cuento con mucha ayuda, pues tanto mi marido como los niños están al cien por cien. Me encuentro cada vez mejor, como me ha pasado en todos los embarazos. Al final me crezco , me siento ligera como una pluma y llena de vitalidad y de energía. Los miedos están ahí de telón de fondo, pero se van disipando y ya la esperanza y la alegre espera ocupan su espacio. Todavía no sabemos dónde va a nacer el bebé, eso nadie lo puede saber ¡claro! pero cada vez me importa menos, siempre que pueda ser un parto natural y respetado. Tampoco tengo ni idea de como vamos a sobrevivir con un recién nacido, pero con los chicos tan mayores tengo la impresión de que va a ser coser y cantar. Sobre todo por la flexibilidad que permite el homeschooling, el hecho de no estar sujetos a horarios, que los dos  mayores trabajan prácticamente de manera autónoma y los pequeños podríamos decir que son unschoolers y se pueden atender sus necesidades cómodamente desde el sofá con las piernas en alto.
¡¡¡Y además me tranquiliza que  tenemos por medio las vacaciones de  Navidad!!!

6 comentarios:

Marvan dijo...

Nosotros ahora también hemos contratado un profesor para dibujo técnico de mi hijo menor. Porque yo podía con las mates porque tenía libro y muchas de las ciencias los aprendió mi hijo mayor solo. Pero dibujo técnicooooooo. Mi hijo mayor nunca mostró mucho interés, pero el pequeño le encanta e igual como el tuyo está encantado con la clase. Da gusto pagar así jajaja.
Y qué alegría el bebe. Disfrutalo hasta el último momento jejeje.

paloma dijo...

Este año mi marido se ocupa del dibujo técnico, lo malo es la disponibilidad, pero bueno...cuando está en casa más tiempo aprovecho ja,ja,ja...Es que a estos chicos homeschoolers les gusta todo ¿no?
Estoy disfrutando mucho de la pancita, las super patadas, impaciente y a la vez deseando se quede más tiempo en la barriguita pues hay tantas cosas que hacer...y sobre todo por él, que es mejor nazca bien gordito para aguantar estos fríos...
Un besito.

Gisela Arcando dijo...

Cómo me gusta leerte Paloma!!! :)

paloma dijo...

Un besito.

vilmati dijo...

Hola Paloma! Cómo estás? Llevo un tiempo entrando al blog para saber de ti y tu familia. te mando cariño y un fuerte abrazo.

paloma dijo...

Hola Vilma. Estamos muyyyyyyyyyyyy felices pero sin tiempo pues el bebé tan soñado y deseado llegó. Por eso no te dije nada. Ayer publiqué una entrada contando el parto. Un abrazo muy fuerte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...