21 de febrero de 2016

Adolescentes haciendo homeschooling

Desde que me convertí en madre, temía la llegada de la adolescencia de mis hijos y no porque yo hubiese tenido una adolescencia especialmente difícil, pero me parecía una época sin ningún encanto y demasiado complicada. Siempre digo que "de momento" estoy encantada de la vida y ya tengo un adolescente y medio ja, ja...No se si se me llegaran a juntar cuatro a la vez (no me he puesto a hacer cálculos)
A lo que yo me quería remitir es al homeschooling. Siempre pensé que la etapa bonita es cuando son pequeños, pero ahora estoy descubriendo que la mas "guay" es cuando son jovencitos.
Vamos a ver, con la edad de Yago (14  meses) es ideal, pero eso ni es homeschooling ni nada de nada, eso es crianza. Le das teta, le coges, le llevas de paseo y le vas mostrando el mundo, le lees un cuento, le vuelves a dar teta....Me hace mucha gracia cuando me escriben mamás  y papás diciendo que educan en casa a sus hijos de tres meses y dos años. Pero eso ¡¡¡¡no es educación en casa!!!! eso es lo que se ha hecho toda la vida con los bebés. Tenerlos todo el día junto a ti ¿dónde mejor?
Cuando tienen tres, cuatro, cinco años para mi, es un grado más de crianza. Y todavía es preciosa, pues le sigues leyendo cuentos, continúas jugando con ellos en el suelo, de vez en cuando haces porque "te apetece" algo más intelectual o didáctico. Aprenden, aprenden y aprenden sin esfuerzo por tu parte...
Luego llega la etapa que podría ser la que abarca la primaria, que ahora me parece la "más exigente". Si te propones hacer con ellos trabajo (aunque sea mínimo), puede llegar a ser desesperante sobre todo si es como en mi casa, en la que hasta ahora, todos han aprendido tardísimo a leer y escribir por su cuenta. Siempre me ha dado miedo el "unschooling" por si de repente un día me veía obligada a escolarizar. Si no fuera por ello creo que me decantaría por esa opción y viviríamos todos más felices. 
Luego llega la edad como de doce en adelante y como por arte de magia (en mi casa) trabajan un montón, ellos mismos se responsabilizan de prácticamente todo su aprendizaje...O sea es como si fuesen al instituto, solo que no van ja,ja...Tienes que estar pendiente, organizarles un poco el trabajo y llegado el momento también exigirles.
Como ventajas del homeschooling en estas edades (para mi todas o casi todas). La mayor es que aunque son autónomos y no tengo que estar encima de ellos para que hagan esto o lo otro, se lo que hacen. Es decir los libros, las películas, los documentales etc... son elegidas por nosotros los padres o se eligen con ellos. Lo mismo "las asignaturas", si hay algo que yo considero que es importante que lo aprendan lo hablamos, por supuesto, pues ya son mayores y lo estudian, independientemente de que esté o no en el currículo oficial. Y de la misma manera hay cantidad de cosas que se aprenden en los institutos que yo no les voy a enseñar "por que no". 
Socializar, socializan un montón pero sabes con quién. Son amigos de la familia o de ambientes que conoces.
Otra cosa que me encanta, es que aunque "están adolescentes", tenemos con ellos buena relación. O sea ellos quedan con sus amigos, pero también salen con nosotros sin ningún problema. Yo recuerdo que con esas edades, ir con mis padres me parecía un castigo ja,ja...Sobre todo nos escuchan, se dejan aconsejar etc...En realidad se aprecia que algo ha cambiado, igual que se nota cuando un bebé está dejando de ser un bebé y se está convirtiendo en un niño pequeño, pero la convivencia no se convierte en un infierno ni nada parecido. Es otra etapa más y desde luego la prefiero a la de las rabietas ja,ja...
Estrés mínimo, aunque estudien bastante (que lo hacen). Cuando digo lo de estrés mínimo me refiero a ellos, ya que yo si estoy estresada pues son cinco, la casa, uf!!! mejor no sigo...
Tiempo libre tienen, aunque desgraciadamente no todo el que quisieran, pero bueno yo tampoco tengo tiempo para hacer todo lo que me gustaría.
Yo creo que tienen "poco pavo", cierto que están en las nubes, que el baño está siempre ocupado (rodeada de hombres y soy con diferencia la que menos tardo en arreglarme), pero al estar siempre con personas "no adolescentes" pienso que tienen un comportamiento más "normal".
Me gusta especialmente compartir con ellos lecturas, porque sigo leyendo en voz alta para los mayores. Se complica más que nada por las interrupciones de los pequeños...pero sigo leyendo. Hace unas semanas empezamos por fin, La Iliada. La verdad es que a mi me cuesta seguirla y necesitaría volver atrás. Pero me encanta que cuando corto me digan....¡¡¡Nooooo, sigue que te has quedado en lo más interesante!!! Es una delicia de libro. Empecé con la intención de leer unos diez minutos diarios para poder asimilarla bien y generalmente leemos el doble.
Lo mejor del homeschooling para mi, siempre ha sido la lectura en voz alta y últimamente es el único momento del día en el que hablo yo. Viene uno y me cuenta sus cosas, cuando ya ha terminado, viene el segundo y luego el tercero y así hasta que viene el padre...Y solo oigo durante todooooo el día: mamá, ma, mami....Ya se que alguna vez lo echaré de menos pero ahora mismo agradecería que se olvidaran de mi un tiempo.
Por eso cuando leo en voz alta, al menos durante esos ratitos todos están callados, menos Yago claro, que ya empieza a hacer sus pinitos balbuceando.
Otra ventaja es que al estar en casa, ayudan más porque están inmersos en el día a día. No les es algo ajeno o distante.
Y hay algo más que es una ventaja a nivel de los padres y es que no pierdes las ganas de seguir aprendiendo. Buscando libros que les puedan interesar, terminas leyéndolos tú.

Como desventajas del homeschooling con jovencitos, yo destacaría una y se trata de las carencias educativas que pueden llegar a tener. En el instituto también, de hecho yo he estudiado toda mi vida, colegio, instituto, universidad y tengo muchísimas lagunas y cantidad de cosas que nunca entendí muchas de las cuales he aprendido por fin con mis hijos, pero cuando educas en casa eso no pasa o no debería pasar. Sigues el ritmo de los niños y no avanzas hasta que los conocimientos están asentados. Eso es muy fácil cuando son pequeños, pero cuando son mayores la cosa se complica.
Yo siempre decía que no, que puedes seguir acompañándolos en su aprendizaje y es cierto en parte, pero depende de las circunstancias. En mi caso y con tanta familia yo no podría haber acompañado a mi hijo mayor ni con las matemáticas, ni con la física, ni con la química,  ni con el dibujo técnico, ni con prácticamente nada ja,ja...porque me supondría un esfuerzo demasiado grande, en realidad casi imposible, teniendo en cuenta que las cosas han cambiado, que tendría que volver a estudiar todo, que tengo cuatro hijos más, entre ellos un bebé...Si no hubiese delegado todo ello en un buen profesor, nunca habría sabido que mi hijo está especialmente dotado para las ciencias y habría sido una pena. Y si pudiese económicamente, tendría para él mas profesores o le ofrecería extraescolares de todo tipo desde equitación, hasta clases de magia o de Capoeira pero....no puede ser. Con el latín pasaba lo mismo, yo lo hacía con ellos y bueno...pero cuando empezó con un profesor a través de Skipe aprende y disfruta que es lo importante. Porque se trata de personas que aman su profesión y transmiten además de sus conocimientos su entusiasmo. Al no tener ningún tipo de presión externa tipo exámenes, avanzan muchísimo. Es increíble pero lo estoy viendo con mis propios ojos.
Esta es la desventaja que le veo, que tienes que contratar algún profesor, pues si no el chico se puede estar perdiendo muchas cosas. Los idiomas pasa lo mismo...Hay que buscarse la vida, cursos, viajes etc...porque además estos chicos como "no están quemados" por el exceso de deberes, de lecturas obligatorias etc...suelen ser muy curiosos, todo les interesa, tienen hambre de saber.

Y haciendo balance, mientras escribía esta entrada me he dado cuenta de que en esta época estoy centrada en los dos extremos, en el adolescente y en el bebé y los demás están sobreviviendo como pueden ja,ja...

8 comentarios:

Maribel dijo...

Hola Paloma.
Me encanta tu entrada de hoy porque, igual que me pasa con Marvan, me gusta saber hacia dónde evolucionan los chicos más mayores que se educan en familia. Es algo que aporta más allá de las actividades que compartimos desde nuestros blogs.
Pero pones como una desventaja el hecho de tener que recurrir a profesores para algunas materias. Sin embargo, yo creo que esa es una de las ventajas del homeschooling, el poder ofrecer recursos personales a cada niño según lo vayan necesitando.
Besos

paloma dijo...

Si Maribel, es que no lo dejé claro.
Desventaja por el desembolso económico que supone, ¡¡¡tan sólo por eso!!! A mi me encantaría que pudiesen tener profesores particulares de mil cosas...cómo decía Marvan en una ocasión: Un profesor para que hiciese experimentos con los chicos, profesores de dibujo, yo que se...se me ocurren un montón de ideas. Y además que es enriquecedor para ellos, no siempre con su mamá...y un descanso en este caso para mi. O sea, si me lo pudiera permitir económicamente no dudaría en buscar más personas (no necesariamente profesores) amantes del arte, de la economía, del deporte etc...para que pudieran satisfacer todas sus necesidades intelectuales, pero...hoy por hoy lo imprescindible.

Un beso.

Maribel dijo...

Ah, vale, ahora lo entiendo mejor.
Estoy de acueredo contigo.
Donde nosotros vivimos no hay muchas ofertas en este sentido, la verdad, y cuando alguien ofrece algo diferente, interesante... no veas los precios, algo exagerado.

Marvan dijo...

¡Qué post más bonito Paloma!
Yo también estoy disfrutando de otra manera de esta etapa asolescente, que ya casi se me está acabandoooooo!!! sí, también tiene fin.
Yo disfruté mucho de la parte primaria que yo creo que también es la más intensa como dices tú respecto al homeschooling porque puedes hacer todo con ellos, todo juntos todos aprendiendo a todas horas...
Luego como dices cambia. Como yo tengo solamente dos, aguanté un poco más con las mates, física y química pero desde este año mi hijo mayor también tiene profesora para esto. Una no da para más. Y ojalá pudieramos tener un experto para todo.
Ya no lo disfrutes tanto todo junto con ellos, pero hay otras cosas, las charlas, las confidencialidades, los consejos que te piden o que quieres dar a toda costa jajaja, la ayuda que les pides a ellos. Esto último me encanta, cuando les puedo decir: ay, explicame esto que no me sale, o qué era esto o lo otro.......
y te lo explican!!! Yo no les enseñé porque ni lo sé yo, pero ellos me lo pueden enseñar A MI!!!

Qué bonito debe de ser Paloma poder disfrutar de adolescentes y bebé al mismo tiempo!!! Disfrutalo mucho!!!!

Marvan dijo...

se me olvidó dar para seguir comentarios ups

paloma dijo...

Maribel a lo mejor puedes probar por Skype. Nosotros lo descubrimos con el latín y la verdad es que está fenomenal. Una vez que te haces apenas notas "la distancia".
Un beso.

paloma dijo...

Si Marvan eso de que me expliquen ellos cosas a mi es "el pan nuestro de cada día" ja,ja...

Y la combinación adolescente y bebé es bien curiosa. Me imagino que es lo natural, en aquellas familias de antaño tan grandes...se juntarían, adolescentes, jóvenes, bebés y hasta bebés pero de los propios hijos. Pero hoy día es más extraño. Tengo amigas que ya son abuelas o casi y yo criando ja,ja...Pero chica que gustooooooo, además lo disfrutas tanto, tanto...Me temo que va a ser un "super mal criado" porque recibe mimos constantes de tanta gente pero ¿qué le vamos a hacer?

Un besote.

Seoane Melliz dijo...

Hola Paloma:
Ese Bebe està para comerlo ,no me extraña Què lo mimeis por todos lados, està en edad de eso.
Suelo pasar, Es normal Què en familias numerosas te centres en el mayor y el bebè y Los del medio, van por inercia,jaja.
Cuídate mucho
Un beso!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...