1 de marzo de 2016

De nuestras lecturas cotidianas

Los Reyes me regalaron el libro de 1001 Libros infantiles que hay que leer antes de crecer y voy sacando ideas. Le descargué uno a los mayores que de momento a Salvador le ha gustado muchísimo. Se titula La Isla de Coral de Robert Michael Ballantyne. Es  el típico libro de aventuras, en el que tres chicos naufragan en una isla deshabitada del océano Pacífico. Ahora lo está leyendo  Gabriel y se ha enganchado desde el principio y eso que este hijo mío es muy complicado para las lecturas. A todos los libros les pone pegas, me paso la vida pensando en libros para él, y este desde el primer momento me dijo:¡¡¡ No está mal!!!! y esas palabras en su boca significan algo así como: ¡¡¡Es sublime!!! ¡¡¡Me fascina!!!




El mayor acaba de terminar La isla de los delfines azules, pero no le ha gustado tanto como La Isla de Coral. Gabriel lo ha empezado y no creo que lo termine...Es también de aventuras, aunque de otro estilo, la protagonista es una chica.

De la biblioteca saqué Tistú el de los pulgares verdes de Maurice Druon. Es la historia de un niño que es feliz viviendo en casa con sus padres, hasta que un día decidieron que tenía que ir a la escuela y entonces todo se complicó. El niño se quedaba dormido en clase y lo terminaron mandando a casa, diciendo: "Este niño no es como los demás" Los padres preocupados por su educación decidieron que lo mejor sería que aprendiese las cosas directamente de la realidad. Sencillo, rápido y fácil de leer, nos ha dejado a todos un buen sabor de boca.

"Tistú no aprende nada en la escuela porque los libros le dan sueño. Suprimamos, pues, los libros. Ya que no es como las demás personas, ensayaremos con él un nuevo sistema educativo. 
Aprenderá las cosas que debe saber conociéndolas directamente. Se le enseñará sobre el terreno lo que son las piedras, el jardín, los campos; se le explicará cómo funciona la ciudad, la fábrica, y todo lo que pueda ayudarle a hacerse una persona mayor. Al fin  y al cabo, la vida es la mejor escuela que existe...
En cuanto a Tistú, se acabaron las tostadas ingeridas a toda prisa, se acabó el pupitre sobre el que la cabeza se cae sola y se acabaron los montones de ceros en el bolsillo. Iba a empezar una nueva vida. Y el sol volvió a brillar."

La Iliada. Siempre le tuve "miedo" a este libro, aunque por otro lado tenía ganas de "meterle mano". Tenía prejuicios, pensaba que sería demasiado para leerlo en voz alta. Al final me decidí por el original y de momento estoy encantada pues a ellos les gusta ( a los mayores), no tanto como otros libros pero lo siguen sin dificultad.




El viento en los sauces, que ya he perdido la cuenta de las veces que lo he leído. Pero es un libro que se puede releer y siempre aprecias matices nuevos. A los mayores les sigue gustando, a los pequeños no tanto. Es curioso pero aprecio una gran diferencia entre los dos mayores y los dos que les siguen. A los primeros les he leído muchísimo, a los segundos no les he podido leer tanto pues ya me junté con cuatro niños muy seguidos. Y ahora hay una diferencia increíble, es mucho más difícil conseguir que me hagan caso y sobre todo encontrar libros que despierten su interés. Además está la tecnología, pero de eso hablo en otra entrada.

Terminando con David Copperfiel, es que es un buen "tocho" pero les gusta mucho, nos partimos de risa. Empieza el libro que no ganas para pañuelos pues todo son desgracias, pero luego cuando David se enamora es de los más divertido.

Fábulas de Esopo, para toda la familia.

Micael que se acaba de incorporar a la lectura de manera formal está leyendo su primer libro. Ha empezado siguiendo la tradición familiar con la saga de Enid Blyton Los cinco. Y está muy contento porque es su primer libro (antes solo había leído cómics) y aunque todavía va despacio leyendo dice que lo entiende bien.

Y yo leyendo de nuevo (desde que nació Yago apenas había leído nada para mi). Me encantó Jane Eyre que conocí por los bits de inteligencia que les paso a los niños.Como ser culto (La educación clásica que nunca recibiste)  de Susan Wise Bauer que lo he empezado mil veces y nunca consigo avanzar....¡Nunca seré ni culta, ni sabia, ni ná de ná!

Y también leyendo, a parte de mis libros espirituales, sobre la vida de la reina María Antonieta. Muchas veces  vienen a ti libros que no has buscado. Así me pasó con La Nodriza de María Vallejo- Nájera que me enganchó desde la primera página y cuando lo termine quiero seguir investigando sobre la vida de esta mujer. Tengo ya lista una biografía María Antonieta, de Zweig Stefan. Estoy confirmando que la mejor manera de aprender historia disfrutando, es leyendo novela histórica. ¡¡¡La de veces que estudié en el colegio la Revolución Francesa y ahora por fin estoy empezando a entender algo!!!

Y me dejo al pequeño, que yo creo que es al que más pronto le han gustado los libros. ¡¡¡Es increíble!!! Pero le hemos montado una pequeña biblioteca con todos sus libros y se levanta por la mañana y lo primero que hace es llevarte de la mano y señalarte con la mano el que quiere. Si por él fuera estaría todo el rato en las rodillas de alguien viendo libros. Todavía no le puedes leer mucho seguido, le gusta ver las ilustraciones y las ventanas que se abren. 

¡¡Oye que subidón te entra después de escribir una entrada de estas!! Siempre con la amarga sensación de que no haces nada.


Y para terminar os dejo con este post precioso sobre la lectura. Me ha encantado...

4 comentarios:

Silvia dijo...

No os gusta La Isla de los delfines azules?, es el libro favorito de mi hija mayor.

No conozco Tistu ni Maria Antonieta, ni La isla del coral. El viento en los sauces li adoramos.

La Odisea es mas facil y mas entretenida que la Iliada. Quiza al anio que viene, je je

paloma dijo...

Yo no lo he leído, ya no me da tiempo a leer todo antes que ellos pero confío en mi hijo mayor. Dicen que "no está mal" pero el de la Isla de Coral les ha gustado muchísimo más. Parece ser que en la Isla de Coral, son cuatro chicos de sus edades y se habrán sentido más identificados.
La biografía de María Antonieta dicen que es buenísima, apenas la he empezado. Si está bien se la daré a leer a los mayores. Me alegra que la Odisea sea más fácil, ¡¡¡uf!!! Bueno a estos les parece entretenida la Iliada ja,ja...

Silvia dijo...

Anda, claro, cómo no les va a gustar la Isla de Coral más, con cuatro chicos. La isla de los delfines azules es de una niña, ja ja ja, y es como Robinson Crusoe (que a mi familia les encanta) sin las discusiones filosóficas que se pega (que a mí me fascinan), ja ja ja.

Me encanta que les guste la bio, las biografías buenas son cañón, eh. Estamos leyendo una de Theodore Roosevelt que es divina. El año pasado les encantó la bio de Abigail Adams, qué mujer, yo lloré y todo, eh, cuando perdió bebés, y todo lo que le pasó, y cómo quería a su marido y a su Dios. Inspiradora.

Un besote, y gracias por conversar en mi blog con los comentarios.

paloma dijo...

¿Está en español? La de Abigail Adams digo. Si, con las biografías se aprende un montón.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...