2 de agosto de 2016

¿Y esa Montessori cuántos hijos tuvo?

Cuando nació mi primogénito leí mucho sobre educación, me empapé de Waldorf, Montessori, matrimonio Wild,  Neill, etc...y dediqué muchas horas a hacer material didáctico para mi niño. Recuerdo que por las noches le dormía y me levantaba a hacerle cosas...madre mía solo de pensarlo me entran sudores ja,ja...Ahora me meto en la cama con el pequeñín y dormir no dormiré, pero de la posición horizontal no me saca nadie ni nada. La cosa es que al estar él solo, tenía tiempo para usar los materiales y demás, pero me faltaba la experiencia, me frustraba cuando después de haber perdido un montón de horas el niño prefería una caja de cartón a mis maravillosos inventos. Yo pensaba que no era lo suficientemente buena o mi hijo lo suficientemente inteligente para apreciarlo...
Luego fueron naciendo niños y no tenía tiempo para poder pasarles bits de inteligencia, ni para extender una mantita y poner encima ordenadamente material. Era un poco sobrevivir...
Cuando veía por Internet esas casas limpias, ordenadas, con niños limpios y ordenados que jugaban en alfombras blancas con materiales de madera siempre sentía una espinita clavada y pensaba que mis niños no habían tenido eso.
¡¡¡Pero llegó Yago!!! Y una vez que lo tuve encima de mi sano y salvo, pensé que con esta criatura todos mis sueños de madre perfecta se iban a hacer realidad. Tenía cuatro hijos mayores, experiencia, más tiempo....guauuuuuuuuu. Y se me amontonaban las ideas y le mostraba materiales sobre todo a mi hijo mayor (que es el que más paciencia ha tenido siempre conmigo) Y le decía:
- mira esto para Yaguito y esto y esto y esto...
Y para mi estupefacción en vez de quedarse alucinado me respondía:
-Pues vaya tontería, que pérdida de tiempo, eso no le va a gustar, que chorrada, si fuese una niñaa quizá...hasta que un día me suelta:
-Oye mamá y esa Montessori ¿cuantos hijos tuvo? 
Y le respondí tímidamente (pensando para mis adentros: ya  me ha pillado):
-No tuvo ningún hijo.
Se partía de risa y decía:
-Claro mamá, se nota un montón que de niños no tiene ni idea.
Total que a parte de los comentarios despectivos de los "ignorantes" de mis hijos y mi esposo que siempre ha opinado lo mismo que ellos, yo me puse manos a la obra con mi pequeñín con pocos meses.
Y empecé a pasarle los bits de inteligencia de Doman. Al principio se quedaba alucinado mirando, pero al poco tiempo me pasó lo mismo que cuando hace  años se los pasaba a Salvador y a sus hermanos, que el niño miraba para otro lado. Increíble pero cierto ja,ja..Entonces le pasé el testigo a mis hijos pues pensaba que yo no era tan divertida y dinámica como ellos. Se los empezó a pasar Salvador y las primeras veces estaba más atento hasta que me dijo:
-mamá que Yago en cuanto ve los bits mira para otro lado.
Luego probé con Gabriel y a los pocos días:
-mamá que Yago tuerce la cabeza, no quiere mirarlos ¿le obligo? 
Bits de inteligencia de momento aparcados. Y eso si, me está encantando utilizarlos con los mayores pues a raíz de ellos han surgido mogollón de inquietudes y como conocimiento enciclopédico están fenomenal.
Y así me ha ido pasando con prácticamente todo el material que le he ido mostrando. De hecho, en mi super limpieza, muchos de ellos los estoy directamente tirando a la basura.

O sea, hace lo mismo que sus hermanos cuando eran pequeños: Le gusta investigar, meterse en líos, jugar con las cajas de Amazon, hacer torres con los libros, sacar los platos de los armarios de la cocina, vaciar cajones de ropa, jugar con agua, tierra, piedras, palos, seguirte mientras pones la lavadora, tiendes la ropa o haces la comida, hacer trasvases con agua y con vasos de cristal (parece ser que si son de plástico pierde emoción), encontrar por más escondido que esté todo lo que es peligroso para un bebé, abrir grifos, tirar cosas a la taza del water :(

Un día de paseo me encontré este tendedero de juguete
tipo Montessori. Él no le ha hecho ni caso pero a mí me gusta ja,ja...
Arena y un poco de agua...
no necesitan mucho más a esa edad.

Pero lo mejor de todo es que se me han borrado mis remordimientos de conciencia y salió la espinita que tenía clavada en el corazón ja,ja,ja...Si a alguien le pasa como a mi, que piense que seguramente sus hijos no se perdieron nada por haber vivido sencillamente la vida. Y es que se confirma mi hipótesis de que estas cosas están muy bien para una escuela pero en casa...como que no...

O ¿serán los genes?

25 comentarios:

Marvan dijo...

jajajaja!!! mira que yo tengo la espinita de no haber utilizado los bits cuando los mios eran pequeños jajaja!!!
Te haré caso!
Además, es curioso que muchos "grandes" pedagogos no tuvieron hijos o lo hicieron fatal. Rousseau para empezar se ve que abandonó a sus hijos. Montessori no tuvo hijos, Charlotte Mason tampoco.... Rudolf Steiner (Waldorf) parece que tampoco, y seguro que hay más.....
Es que las que tenemos hijos y nos tenemos que ocupar de ellos no tenemos tiempo para grandes teorías jajajaj.

paloma dijo...

En ti pensaba ja,ja...cuando lo escribía ¡¡¡todas nuestras esperanzas puestas en Yaguito al traste!!!! ja,ja,ja...
Tienes razón con lo de Rousseau, lo conocí en la facultad y me enamoré del Emilio pero cuando me enteré de que había ido abandonando a sus hijos uno tras otros me quedé horrorizada.
Yo desde luego ya me he quedado super relajada y vea lo que vea en Internet no siento ninguna culpa ja,ja...
Ojalá sea capaz de simplificar este año en el homeschooling y consigo que sea más relajado para toda la familia. Me encantaría vivir siempre como en verano, que aunque no paro no estoy nada estresada y todos tan felices.
Un beso.

Anónimo dijo...

Montessori tuvo un hijo, Mario, que siguió ampliando la pedagogía cuando su madre murió. En lo de vivir la vida estoy de acuerdo.

Yuria Prospero dijo...

Pues gracias por tu experiencia, que yo tengo un montón de espinitas y ahora mas con el peque y me encargaré de olvidarme de ellas. Besos

Mayte dijo...

Maria montesori tuvo un hijo (que no pudo criar porque se lo robaron), y muchos más en el hospital donde estubo estudiando y trabajando durante años, luego llevo una escuela y tuvo también muchos hij@s allí. Que a tus hijos no les interesara no creo que sea suficiente para sacar una teoría, o más bien para rechazar un método, que como todos es flexible y depende de como cada una lleve a cabo sobre todo si hablamos de un hogar. Te recomiendo que veas la película de la vida de Maria. Saludos

Maria Calderón dijo...

Ja, ja, yo siempre me he preguntado si lo que nos cuentan en los blogs respecto a casas inmaculadas y niños listísimos que hacen todo lo que los padres/madres les piden es cierto. Y en los colegios no hay que olvidar la tasa de "fracaso escolar", lo que significa posiblemente que los profesores preparan mogollón de materiales y los niños miran para otro lado.

1beso.

paloma dijo...

No sabía que tuvo un hijo, gracias anónimo.

paloma dijo...

Yuria yo creo que todos tenemos espinitas y remordimientos y "podría haber hecho" o "podría haber dejado de hacer"...debe ir con el pack de la maternidad. Un beso.

paloma dijo...

Mayte estoy de acuerdo contigo, pero no pretendía rechazar el método...pobre de mi. El post está escrito en clave de humor y creo que se entiende el sentido. Me apunto la película, me encanta esa mujer y su legado.

paloma dijo...

Maria lo de las casas inmaculadas yo no he llegado a creérmelo nunca del todo. Pienso que o bien tienen ayuda o son super mujeres, que no duermen, no lo entiendo...pero a veces me ha llegado a crear un complejo :(
Y eso que estoy desconocida, que llevo todooooo el mes de julio y lo que llevamos de agosto limpiando y destrasteando.

Un beso.

Carmen dijo...

Las madres, y los padres, no son maestr@s, ni tienen por qué ocupar ese rol. Cuando se intenta educar a un grupo de 20 niños y niñas a la vez cambia la perspectiva.

Anónimo dijo...

Pretendemos crear niños perfectos, siendo madres perfectas. Y nos equivocamos. Existen metodos educativos /didacticos/ludicos recomendados para ciertas edades. Pero es solo eso, una edad "recomendada", en definitiva, "orientativa". Solo tengo un hijo. Con dos años sabia recitar el abecedario y diferenciaba un octogono de un pentagono. Pero porque a el le gustaban las letras y las figuras geometricas. ¿como vi esa atraccion, esa curiosodad y entusiasmo? Con cubos de madera con impresiones del abecedario y de los numeros, formas, animales y colores en sus caras (que eran mios de mi infancia)... su curiosidad influye mucho en esos aprendizajes. Intentamos con mi sobrina hacer lo mismo... y ella con la misma edad, se limitaba a apilarlos y dejarlos caer (mi prima decia "esta niña es tonta" y no, no lo es, y probablemente tenga mejores resultados academicos que mi hijo, pues a dia de hoy, se esfuerza mas y es mas constante que el)... ningun metodo es infalible o milagroso. Simplemente dependera del interes del infante y del momento en el que se le estimule.
Las espinitas no nos ayudan, ni las frustraciones, ni el estres. Todo llega. Todo pasa. Lo verdaderamente importante es disfrutar mientras tanto!
Un saludo a tod@s!

trastraseducacion dijo...

Holaaa en parte ya estabas aplicado el método de Mobtessori que era experimentar cinnlo cotidiano de la vida : cajas de azamosn, trasvases, palos etc...
Lo de los bits esta mas bien para la escuela,como educadora y madre los he probado y me han funcionando.
Lo importante es no sentirse culpable de nada porque todos lo hacemos lo mejor que podemos.
Yo tbe pregunto como harán Michas madres blogueras para tener la casa impoluta y contestar todo los correos y seguir con el blog. Yo estoy en ello y no se si me moriré en el intento.
En mi pagina hablo de justamente métodos educativos y alternativos, así como de recursos educativos .pero porque creo que otra educación es posible. Creo que es necesario partir de lo que mujeres u hombres como Montessori y Waldorf en su época introdujeron sus métodos ahora es necesario saber combinar y partir de ellos para cogerlo lo bueno que tenían y seguir avanzado.
Www.educaflash. com.

Aitana dijo...

Me encanta el post, me ha hecho mucha gracia (con mis dos hijos me ha pasado algo parecido y a mi marido también le parecían chorradas) y estoy totalmente de acuerdo. Al respecto de este comentario, yo soy enfernera pediátrica y los niños del hospital no 'cuentan' como hijos, lo siento mucho pero no.

Anónimo dijo...

Como ya se ha dicho anteriormente, Maria tuvo un hijo y actual presidente de AMI (Asociacion Montessori Internacional. El problema de la difusión indiscriminada de estos métodos es presisamente lo que relatas en tu experiencia. Sin formación y sin conocimiento, la presentación indiscriminada de materiales a los niños sin las presentaciones sensoriales previas no sirve absolutamente para nada. A la hora de aplicar Montessori en casa debe existir unas pautas. Creo que el negocio de materiales "montessori" fomenta que precisamente se devirtue y se trate con demasiada ligereza el método.

Paula Cedermas dijo...

Que yo sepa tuvo un hijo llamado Mario que hoy es el que se hace cargo de todo el legado de su madre.

Montessori par todos dijo...

No podemos resumir Montessori en actividades y materiales, en leer blogs y ver niños y casas perfectas.
Lo importante es conocer al niño, sus periodos sensibles, aprender a observar y entonces todo fluye.
Como tienda no me canso de repetirlo:lee sus libros. El niño en la familia o el niño el secreto de la infancia son dos buenas opciones para empezar....y en ninguno de ellos se habla de "materiales".
Gracias por tu post.

paloma dijo...

Carmen yo no me considero "maestra" de mis hijos, soy su madre pero "madre homeschooler" lo cual significa crianza y educación, todo el lote :) como ha sido a lo largo de toda la historia de la humanidad hasta que se inventaron las escuelas, pero de eso hace bien poquito...

paloma dijo...

Anónimo gracias por tu comentario, es cierto que de nada sirven las espinitas, el estrés y las frustraciones etc...que lo ideal es disfrutar de nuestros hijos mientras les acompañamos en su crecimiento, pero lamentablemente no siempre es posible. Yo he disfrutado/disfruto muchísimo de mis hijos pero también ha habido, hay y habrá estrés, meteduras de pata por mi parte, en fin... de todo un poco.

paloma dijo...

trastraseducación totalmente de acuerdo, me encantan Montessori, Waldorf, Charlotte Mason, Doman y educando a tus hijos en casa puedes coger lo bueno de cada uno o más concretamente lo que mejor se adapta a las necesidades de tus hijos. En realidad creo que este post se ha malinterpretado pues no tengo nada en contra de María Montessori, todooooo lo contrario, me fascina. Muchas gracias por tu comentario, me pasaré por tu página.

paloma dijo...

Gracias a todas las que me habéis aclarado que María Montessori tuvo un hijo y perdonad por el error :(

paloma dijo...

Montessori para todos muchas gracias por las recomendaciones, me he pasado por tu página y me ha gustado mucho. Creo que tendré que escribir otro post para aclarar este que fue escrito en plan gracioso y relajado (ahora que estamos más o menos todos de vacaciones), desde luego no para tirar por tierra la labor de una mujer a la que admiro profundamente. Un abrazo.

Carmen dijo...

Crianza y educación es lo que deben ofrecer todas las familias a sus niños y niñas. Además de eso la escuela ofrece socialización con los iguales. Es imposible reproducir en casa lo que sucede en una escuela. Son situaciones distintas y complementarias. En la sociedad aprendemos a convivir con personas que proceden de diferentes modelos educativos familiares y sistemas de valores. La diversidad enriquece todos los procesos de socialización en la infancia. No es imprescindible que la socialización se de en las escuelas pero actualmente es uno de los lugares donde más fácilmente se da y donde los niños y niñas están especialmente cuidados y supervisados para desarrollar su autonomía personal teniendo en cuenta a los demás.
Pienso que cualquiera que se moleste en fabricar algo para algún niño o niña lo está haciendo bien, porque de lo que se trata es de construir juntos experiencias, no de hacer juguetes perfectos ni niños sabelotodo.

Seoane Melliz dijo...

Ay! Paloma, yo he pillado el tono desde el principio y me he reîdo un montôn, y estoy de acuerdo contigo.
No sė que sucede en la red, o la gente no entiende lo Què lee ,o sencillamente arremete contra uno porque tiene ganas de lîo, y no digo Què sea este el caso pero a mî me ha pasado y he sido victima de ello, lo Què sorprende porque no te lo esperas, porque no era la intenciòn .
Bueno yo soy de las Què tengo mis propias teorías y metodos , fruto de absorber y adaptar a mis necesidades toda la gran variedad de teorías Què existen, y mi propia experiencia de niña ,estudiando en otros países y sistemas diferentes ,y creo Què todo el mundo debe hacerlo Pues ni todos Los niños son iguales ,y Los talentos son variados, ademàs no soy yo de seguir a pies juntillas ninguna filosofîa, soy muy DiverGente y me cuestiono todo.
Yo pasè por esta fase de Què tenîa la casa perfecta, Los cojines en su sitio y todo perfecto,pero en cuanto Los Chicos comenzaron a crecer e interactuar ,todo eso se acabô y decidî vivir desprendida de ello y priorizando el juego y el pasar tiempo juntos. Y anda si se nota!! Tengo una prima obsesa de la limpieza,no deja a Los niños ni entrar al salon, ni comer galletas fuera de la cocina, en fin, me parece exagerado. De todas formas las fotos de Internet de las Casals perfectas con niños de blanco Pues aguatan todo.

Carolina Jackson dijo...

Hola, Paloma:

Que yo sepa, María Montessori sí tuvo un hijo. Creo que fue madre soltera, y lo mandó al campo a criarse con otra familia para tener más tiempo para investigar sobre la infancia... Qué ironía tan triste.
A mí al principio me llamaban la atención métodos como Montessori y Doman, pero luego fueron perdiendo fuerza en mi apreciación.
Montessori se basa en el uso de materiales que suelen ser caros. Yo estoy totalmente de acuerdo con el uso de manipulativos, pero no creo que toda la educacion de un niño se deba basar en ellos, pues quizá eso haga que se vuelvan vagos para la lectura y escritura, o que les cueste imaginarse lo que no ven.
En cuanto a Doman, al principio yo también pensé que mis hijos se perdían algo si no lo hacía. Luego, gracias a Perla, me di cuenta de que no. Los bits no son una forma natural de aprendizaje, a no ser que se trate de niños MAYORES, tal y como tú dices. Ellos sí los aprecian. Perla se dio cuenta de que Octavio no aprendió a leer con ellos, sino que memorizaba las palabras, y en cuanto a conocimientos enciclopédicos, pues sí, se pueden aprender cosas, pero eso no da sabiduría.

Te recomiendo que leas esto de su página web.

http://www.theclassicalmommy.com/bitscollectionintroES.html

Un abrazo

Carolina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...