10 de octubre de 2016

Inicio oficial del nuevo curso

El lunes 3 de octubre empezamos el homeschooling de manera formal intentando que todo fluya sin demasiado estrés.
Los mayores llevaban ya unos días diciendo que les apetecía la rutina, ja,ja...Después de las vacaciones, bronceados, repletos de vitaminas y algo más descansados estamos dispuestos a afrontar el largo invierno. El primer día abrieron sus cajas, vieron los libros que les había comprado, el material nuevo y organizaron sus horarios. El mayor ha empezado a ir a la EOI, la primera vez en su vida que ha ido a una clase y está muy contento. Lo que más ilusión le hace es hacer algún examen ja,ja... no sabe lo dice.
He empezado a leer con los mayores el libro de Juana de Arco de Mark Twain. Se trata de un libro que me recomendaron hace un tiempo. Me sorprendió muchísimo al ver el nombre del autor pues pensé inmediatamente en Las aventuras de Tom Sawyer, El príncipe y el mendigo, Un yanqui en la corte del Rey Arturo o Las aventuras de Huckleberry Finn y enseguida pensé que debía de tratarse de un error. Pero no, realmente Mark Twain consideraba esta obra dedicada a Juana de Arco como su favorita. Dedicó doce años de su vida a documentarse y dos a escribirla. De momento me está pareciendo preciosa.
A los pequeños les estoy leyendo otro libro de Juana de Arco que ya leí en su día  en voz alta y es una versión juvenil de Aldo Brunetti.
Salvador les está leyendo Un granjero de diez años de Laura Ingalls Wilder. Y yo a  todos Bichos y demás parientes de Durell.
Este año protestaron un poco los mayores porque decían que ya me dedicase a leer a los peques, que ellos mejor leían por su cuenta pero me daba mucha pena y les dije que no, que íbamos a probar y si no podía ser pues dejaba de leerles y al final están encantados pues les están gustando los libros y es un ratito de relax para todos. Les he propuesto a los cuatro que tengan algo manual preparado para cuando me ponga a leer en voz alta. Y así esta semana han estado haciendo algunas cosillas con el pirograbador Salvador y Gabriel, Samuel con la papiroflexia y Micael trabajando en una maqueta de una casa hecha con ladrillos en miniatura.
Hemos leído el poema de Juan Ramón Jimenez El viaje definitivo, para memorizar, copiar y hacer dictado sobre él.
Voy a hacer caso de los consejos de Marvan que siempre dice que la mejor clase de inglés es una película en inglés y cada día han visto algo en inglés. El primer día les dejé ver entera la de Yogi Bear.
Como el tiempo es maravilloso cada día han salido a jugar al tenis, pasear, correr, montar en bici etc...
Yago nos está dejando trabajar bastante bien pues ya se entretiene con sus juguetes, de vez en cuando le leemos algún cuento o jugamos con él. De momento no he retomado los bits, quiero empezar poco a poco para  no agobiarme. Estoy intentando simplificar muchísimo.
He organizado muy bien las comidas y la crock pot ha trabajado duramente por las noches para encontrarme la comidita hecha cada mañana. Siempre hay que cocinar algo durante el día pero al menos la comida principal está hecha y no tengo que pasarme la mañana metida en la cocina.
También he logrado sacar cada día un pequeño rato para mi, aprovechando que Yago duerme unas siestas gloriosas se lo dejo a los chicos dormiditos y me voy a dar un paseo.
El viernes sin homeschooling ha sido todo un éxito, se me ha hecho la semana cortísima y muy relajada. Vimos una peli en inglés, compartimos lecturas en familia, nos dividimos las tareas domésticas para dejar la casa más o menos decente, hicimos la compra semanal (aunque ahora compro más a menudo pues tengo que salir más para llevar a Salvador a clases), jugaron a Minecraft un rato, se fueron de paseo a montar en bici con Yago, Salvador estudió latín, matemáticas y estuvo trabajando en un blog que se está creando.

Yo por mi lado, intentando mantener la calma y la paciencia lo cual no es nada fácil. No se que va a ser de mi el día que Yago empiece a hablar y me hablen todos a la vez. Lo que también estoy haciendo es apuntar en mi agenda todo lo que hacen a diario. Al anotar te das cuenta de que incluso los "días malos" han hecho un montón de cosas, de actividades espontáneas o dirigidas, de conversaciones interesantes, de aprendizajes etc...



¿Y estos hijos míos siempre por los árboles como los monos?



4 comentarios:

Marvan dijo...

Qué post más bonito Paloma. Se os nota tanta experiencia!! Casi me das envidia, aquí que la llamita homeschooler se está apagando y tú que estás allí quemandote jajaja.
Pareces tener todo bajo control o al menos rodando, que es lo que cuenta.
Y está muy bien esto de que me hagas caso jajajaja!!!!

paloma dijo...

Ja,ja,ja...experiencia para bien o para mal una poca ¿no? De momento este año estoy muy feliz, a ver si dura...Si, yo con el inglés ya te hago caso y que sea lo que Dios quiera ja,ja...A ver que tal el mayor con la EOI ya os contaré.

Un abrazo.

Silvia dijo...

Que bello post, Paloma. Estoy contentisima de leerlo.

Besos,

Silvia dijo...

Es que es un gran consejo!
So is la bomba las dos, amigas, listas y geniales mamis homeschoolers.

Este anio, con todo y las 3 estancias en el hospital, como dice Paloma, incluso los dias o semanas malos, hacen bastante. Nosotras hemos encontrado un co-op, o grupo, y las clases, actividades y deberes estan siendo geniales para todas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...