18 de junio de 2017

Apuntes del huerto (Compost)



"He pensado a menudo que si el cielo me hubiera dado a elegir mi posición y mi vocación, mi elección habría recaído en una tierra fértil y bien regada, próxima a un buen mercado de productos hortícolas. Ninguna ocupación me es tan grata como la agricultura"
Jefferson



Imprescindible para el huerto tener una buena tierra. Este año nosotros lo hemos abonado creo que muy bien. Le echamos mantillo de oveja, algo de vaca y compost. Llevamos muchos años haciendo compost y la verdad es que es muy sencillo y sale una tierra estupenda a la vez que reciclamos todos los restos orgánicos que se producen en un hogar (en el nuestro, muchos). Tengo varias composteras que nos hemos encontrado por ahí, aunque no es necesario. Se puede hacer sencillamente un montón en un rincón del jardín o fabricar una compostera con palets de madera. Hay muchas posibilidades. Se trata básicamente de ir echando todos los desperdicios de la fruta, verdura, cáscaras de huevo, cartones de hueveras, restos del jardín, ceniza de la chimenea, hojas secas, papel de cocina, paja del gallinero, corcho, posos de café, restos de té, etc...mezclado con tierra y todo ello húmedo para que composte. Al cabo de cierto tiempo tendremos una tierra negra y buenísima para el huerto o cualquier planta. Además es muy gracioso porque luego cuando la extiendes te van saliendo por todos lados, tomateras, plantas de pimiento, de calabaza...por la cantidad de semillas que tiene.
Este año un amigo me regaló una parejita de lombrices rojas de california (es broma, son hermafroditas y me regaló unas cuantas). Entonces le pedí a mi hijo mayor que me hiciera una vermicompostera para que críen y produzcan el maravilloso humus de lombriz que es lo mejor de lo mejor para nuestras plantas. Una maravilla. Yo lo compraba de vez en cuando pues es caro, pero nunca lo he producido en casa.
De momento las lombrices han criado y ya tenemos un montón de lombricillas pequeñas y por lo que me han dicho si todo va bien, al año que viene por estas fechas puedo exportar a medio mundo pues se reproducen a una velocidad vertiginosa.
Si funciona bien, cuando tenga bastantes las iré metiendo en las composteras grandes y entonces me imagino que ya no será necesario comprar mantillo pues con esa cantidad de humus será suficiente.
Esta es la vermicompostera hecha con dos cajas de poliestileno del pescado y una botella de refresco (vienen tutoriales para hacerla, no nos la hemos inventado). La parte de arriba es el hábitat de las lombrices y en la parte de abajo cae el líquido que generan las lombrices y la humedad de los diferentes desperdicios. Este liquido se recoge y se utiliza para fertilizar las plantas.


Si os interesa el tema hay mucha información en Internet. A mi me parece alucinante como trabajan las lombrices y pueden transformar de una manera tan eficiente toda la materia orgánica que de otro modo terminaría en la basura.

Aunque no me gustan nada los vídeos y soy más de leer que de ver, me he enganchado a “La huertina de Toni” que está en Youtube y tiene vídeos de todo lo relacionado con el huerto. Son amenos, cortitos y llenos de buenos consejos.


Vamos, que si este año no nos salen buenos tomates al  que viene el huerto va alicatado y pongo una piscina ja,ja,ja...Y esto me recuerda a un cuento que les leía a los niños de pequeños del Pato Donald que harto del huerto y de las plagas decidió poner una piscina. Desde luego en casa iban a dar palmas con las orejas, a no ser que tuvieran que excavar ellos el hueco ja,ja...



Aunque ya sabemos que hoy día hay información de tooooodoooooo en Internet yo sigo consultando mis libros. Tengo bastantes pero hay uno que me enamora. Es el de John Seymour La vida en el campo que considero casi imprescindible y todo un clásico. Está en la línea un tanto utópica de la autosuficiencia y lo mismo te habla de como organizar el huerto, que de elaborar queso, mantequilla, cerveza o alfarería.


"El autoabastecimiento no está reservado a quienes poseen en el campo una hectárea de tierra. El morador de un piso urbano que aprende a arreglarse los zapatos se está volviendo, hasta cierto punto, autosuficiente: no solo ahorra dinero, sino que acrecienta su satisfacción personal y su dignidad. El hombre no fue criado como un animal especializado. No prosperamos si somos como piezas de una máquina. Estamos destinados por naturaleza a ser polifacéticos, a hacer diversas cosas, a poseer ciertas habilidades...Cualquiera que tenga un jardincillo en su casa de campo puede roturar una parte del césped improductivo, tirar al estercolero alguna de esas horribles y sempiternas plantas resistentes y cultivar allí mismo sus repollos. Con un huerto suburbano de regular tamaño se puede sustentar prácticamente a una familia"

John Seymour




3 comentarios:

Andra Fodor dijo...

Yo también me hice adicta a la Huertina de Toni. Me monté el año pasado una mesa de cultivo y una jardinera en el balcón, que me ocupan bastante. Entre semillas que no germinan, los bichos y los hongos, estoy ahora en fase Donald. Quien tuviera espacio para piscina!... :-D
Pon fotos cuando tengas tomates!

paloma dijo...

Ja,ja,ja...es que tiene su intríngulis el huerto. Da muchas gratificaciones pero también grandes frustraciones. Por lo que prometo o foto de tomates o de piscina próximamente...y por economía prefiero que sean de tomates.

Marta Carmona Serrano dijo...

Tiene unos videos cortitos pero superclaros, para los novatos nos ayuda un montón.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...