1 de junio de 2017

Apuntes del huerto (Fresas)

Desde siempre hemos tenido huerto, pero hasta ahora nunca ha sido gran cosa. Hay que dedicarle mucho tiempo y cuando los niños eran pequeños no podía, por lo que empezaba cada año con mucha ilusión y finalmente terminaba todo siendo un enjambre de malas hierbas y cuatro tomates chuchurríos. Este año decidí hacer todo lo posible para que funcionase. Mis hijos mayores y maridín me han ayudado mucho. Yo lo veo todo con muy buena pinta y ya que muchos me lo habéis pedido voy a ir contando un poco lo que voy aprendiendo por si os sirve para aplicar en vuestras casas. 
Soy novata total, pero bueno...ahí va.

Fresas junto a lechugas y un rosal. Debajo de un pino piñonero centenario.


Una de las plantas que podemos cultivar muy fácilmente en un jardín o en una terraza son las fresas. Ideal si tienes niños pequeños, es un cultivo super sencillo. Y el sabor de las fresas te transporta a otros tiempos. En casa apenas las catamos porque todas se las dejamos al pequeñín, pero solo de cogerlas se te queda impregnado un olor indescriptible y el sabor te lleva a las fresas que tomábamos en la infancia. Y es cuando te preguntas ¿qué estamos comiendo? ¿qué nos venden en las tiendas?
Yo las sembré el año pasado debajo de un árbol y han aguantado estupendamente todo el invierno. Compré en el vivero cuatro plantitas y ahora tengo muchísimas, ya que se reproducen muy rápidamente mediante estolones. Cuando sale esta especie de abanico y toca tierra, echa raíces formando una planta nueva. Yo lo que hago es poner debajo una pequeña maceta y así luego la trasplanto donde quiero. 
Este año probé a germinar semillas porque me hacía ilusión pero es super lento, no merece la pena, a no ser como curiosidad o para que los niños vean el proceso que siempre es bonito.
Son muy duras, al menos aquí no las ha atacado ninguna plaga (toquemos madera). Antes de haber investigado sobre la asociación de cultivos, yo ya mezclaba las churras con las merinas. Lo hacía por estética pero ahora he descubierto que es lo idóneo para tener un huerto más sano, pues se aprovechan unas especies de las otras por medio de una "simbiosis" y de esta manera se desarrollan mejor y además se mejora y potencia su sabor, etc...Podéis investigar en Internet pues hay mucha información.
Las fresas las tengo plantadas junto a lechugas, espinacas, en la foto aparecen al lado de un rosal (no se si será beneficioso pero están tanto el rosal como las fresas divinas de la muerte, o sea que muy malo no debe ser) Y este año he probado otras combinaciones sembrándolas junto a los pimientos y los rabanitos (que se los come doblados el peque de la casa)...ya os contaré. 



Semillero de fresas.


"Flotaba una paz curiosa, la sensación de que las cosas seguían su curso en silencio, al margen de los trastornos y agitaciones humanas. Quizá era la paz que siempre se siente al aire libre, lejos de los edificios y el bullicio. Tal vez era resultado de mi trabajo en el jardín, ese callado placer de cuidar plantas en crecimiento y ayudarlas a florecer"

La forastera Diana Gabaldón

4 comentarios:

Estherqp dijo...

Muchas gracias, Paloma!! Qué bueno aprender de tu experiencia!!
Me he sentido muy identificada con lo de los tomamtes chuchurríos... a mí me ha pasado exactamente lo mismo... por eso quiero hacerlo bien la próxima vez y no cosechar más fracasos, jejejeje... nunca mejor dicho!!
Espero la próxima entrada sobre el tema!!

paloma dijo...

Es que lo de los tomates...son muy difíciles y es lo más apetecible, por lo que todos los novatos nos liamos a plantar tomates y no hay manera. Siempre les pasa algo. Este año tienen muy buena pinta pero no me fío hasta que no los pruebe y para eso aún falta mucho.

Un besito.

Marvan dijo...

Aquí en casa es el papa que tiene las manos verdes. Menos mal porque yo, na de na...... aunque me gusta verlo ,)

paloma dijo...

Bueno Marvan tú ya tienes demasiados dones, deja algo para los demás ja,ja...Besitos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...