1 de abril de 2018

Con el homeschooling los niños florecen

Hace años escuché esta frase y ahora creo que he comprendido su significado.
Cada vez estoy más convencida de que cuando pretendemos mejorar a la naturaleza, lo único que conseguimos  es empeorar todo.
Después de la unión de dos células y tras nueve meses, toda mujer es capaz de gestar en su vientre a  un  ser humano que en la mayoría de los casos nacerá sano y perfecto. No importa que esa mujer sea más o menos culta, más o  menos inteligente, es indiferente su raza,  su religión y  su belleza. Durante esos meses poco puede hacer, salvo tener paciencia, e intentar cuidarse lo máximo posible ya que protegiendo su "ambiente" es decir: haciendo ejercicio, comiendo sano, estando relajada, el bebé tendrá más posibilidades de desarrollarse mejor. Cuando llega el momento de dar a Luz a ese ser,  ya si se puede intervenir y hacer algo para que  el proceso sea más "eficiente", más rápido, menos doloroso y es cuando empiezan a surgir los problemas. Cualquier mujer podemos "fabricar" en nuestro vientre a un bebé, pero de repente nos volvemos incapaces de sacar al mundo a esas criaturas e incluso de alimentarlas con la leche que nuestros cuerpos producen.  Y digo yo: ¡¡¡que será bastante más complejo "hacer" un ser humano completo, que alimentarlo o alumbrarlo!!!
Esto se puede extrapolar al tema de la crianza y de la educación, pues es más de lo mismo. Los niños aprenden a darse la vuelta, a arrastrarse, a gatear, a ponerse en pie ayudándose de lo que encuentran a su alrededor, a dar sus primeros pasos y todo eso lo van a hacer mejor en la medida en que intervengamos lo menos posible. Si no utilizamos "ayudas", tipo taca taca, andadores, corralitos, "ponerle a andar", mejor será su motricidad y sus movimientos mucho más seguros. Lo único que podemos hacer nuevamente, es como cuando el bebé estaba en el seno materno, proteger el "ambiente" para que sea lo más seguro posible, armónico, tranquilo y relajado.
De hecho los años en los que todo niño aprende más, son precisamente los que suele estar rodeado "tan solo" de personas que le aman y lejos de especialistas y profesionales. Y todos aprenden a hablar y a comportarse como seres humanos simplemente observando. ¿De qué manera lo consiguen? Pues no lo sabemos, pero si sabemos lo difícil que resulta luego aprender un idioma y en cambio ellos aprenden la lengua materna a la perfección sin clases y sin materiales educativos. 
Volviendo a la frase del título. Es cierto que los niños con el homeschooling florecen, no solo los niños especiales, y los niños superdotados, y  los niños con necesidades especiales, todos ellos sacan  lo mejor de si mismos, porque lo que los seres vivos necesitan para florecer son tiernos cuidados y tiempo.
La gestación necesita tiempo, el parto necesita tiempo, la lactancia necesita tiempo, criar a un niño requiere mucha cantidad de tiempo de calidad y el aprendizaje es un proceso que concluye con la muerte. 
Una mamá que había educado en casa a sus 10 hijos, me decía una vez: Mis hijos son brillantes en todo aquello que yo no les he enseñado. 
Tal vez ahí tenemos  la clave y es que el homeschooling funciona porque no está en manos de profesionales. Y por eso los estudios que se han hecho en otros países demuestran que no es relevante el nivel académico de los padres respecto a los resultados de los niños educados en familia. 
El homeschooling resulta, gracias a que la mayoría de las veces los padres nos limitamos a proporcionar un "ambiente" más o menos adecuado. No podemos hacer mucho más, pues no somos profesores, ni pedagogos, ni eruditos, ni super inteligentes, ni tan siquiera tenemos respuesta para cada ¿por qué? Les damos el amor que podemos, les acompañamos y ellos disponen o deberían disponer de tiempo, mucho tiempo.
De hecho no hay camino hecho, muchas veces hemos de ir improvisando sin referentes y quizá eso sea una ventaja ya que nuestras guías son la intuición, el amor, el cariño, la entrega, la disponibilidad y  la confianza en que va a salir bien.
Como en aquellos tiempos en los que las mujeres eran más incultas que nosotras, no leían libros de crianza, no se planteaban si su leche sería buena o no y todas alimentaban y criaban a sus hijos a la perfección. Se limitaban a confiar, no les quedaba otra.
¿Qué hacemos ahora en primavera con las pequeñas semillas? Las sembramos en la mejor tierra, las ponemos en un lugar resguardado de los fuertes vientos y las lluvias, las regamos con cuidado y después nos toca  esperar pacientemente hasta que van brotando cada una según su especie, sus características individuales y únicas. Nuestros niños también tendrán la oportunidad de sacar lo mejor de sí mismos, de desarrollar  sus personalidades, de descubrir sus carismas, de hallar  sus elementos, de fructificar sus inteligencias y florecer en sus individualidades...si les dejamos.

¡¡¡FELIZ PASCUA 2018!!!


"Enséñale, si es posible, el milagro de los libros...Pero dale también tiempo para, en silencio, observar el misterio eterno de los pájaros en el cielo, las abejas al sol y las flores en el prado"

Abraham Lincoln

19 comentarios:

Estrella dijo...

Qué bonito Paloma. Así viví mi maternidad y así quiero vivir mi parte educadora. Siento paz y tranquilidad al leerte. Muchos abrazos.

Marvan dijo...

Mi comentario a esta entrada sería: Si y no.
En parte es así, pero lamentablemente creo que no es tan sencillo.
La madre puede hacer una gestación perfecta sin ninguna ayuda, pero todos sabemos que podemos influir en ello: comida, bebida, tabaco, ritmo de vida, ruidos.....
La cosa está en saber ¿Qué favorece un buen desarrollo y qué consigue un "mal" desarrollo, y después tampoco cumple siempre.
Con la educación es igual ¿Qué es un buen ambiente? Yo puedo estar convencidísima de que el homeschooling es el mejor ambiente, pero otros dirán que es el colegio. En un país sin recursos y con poca alfabetización ¿Donde está mejor el niño, en casa o en el colegio? Malala tiene que luchar para que las niñas tengan el derecho de ir a la escuela.
No me gustan las generalizaciones, creo que no existen. Hay de todo en todos lados, incluso creo que puede dar la circunstancia de tener dos hijos y que uno este mejor en el colegio y otro mejor en casa. Entiendo lo que quieres decir y lo comparto en un 90%, pero quizás la cosa no está tanto en "homeschooling siempre" si no en: Para este niñ@ X en concreto que es tal tal tal ¿qué es lo mejor para él o ella? ¿Qué me demuestra este niñ@ respecto a intereses? ¿Qué se le da bien? ¿Qué quiere hacer? ¿Qué le motiva? ¿Qué le gusta? Y todas estas respuestas deberían de dar con la educación adecuada para este niño que nunca será igual al de otro.
El problema es que ahora mismo el colegio está en: Todos así....
Cosa que es horrorosa. Y nosotras vemos como en el homeschooling podemos buscar las respuestas a estas preguntas y encontrarles soluciones diferentes para conseguir probablemente mejores resultados. Pero no creo que sea tanto el "no interferir" sino más bien el "interferir como es debido para cada caso".
Los niños deberían de florecer siempre por el simple hecho de ser niños.
Y respecto al florecer, realmente se puede comparar con las flores. Mi marido tiene los dedos verdes y es muy manitas con las plantas. Muchas veces le preguntan ¿Está planta qué le hago para que me echa flor? Y él dice: depende..... Hay unas normas básicas para cada planta claro, que si le gusta la luz, mucha agua poca agua.... pero después cada planta según donde está hay que observarla, si le falta agua le das, si le sobra agua no le das, si le falta luz la cambias de sitio, si está tal le cambias de tiesto, si le sobra tal la pones más calentita.....
La cosa está en tener en cuenta las bases y observar la planta y según vaya creciendo reaccionar de una u otra manera.
Pues con los niños creo que es igual, tener en cuentas las bases, observar y según vayas viendo reaccionar de una u otra manera.
Suena sencillo pero lástima que no lo es tanto jejeejeje.

Maribel dijo...

Qué bonita reflexión, Paloma.
Creo que las personas hemos perdido mucha confianza al mismo tiempo que nos hemos puesto en manos de expertos de todo tipo y al final hasta dudamos de decidir cosas por nosotras mismas sin contar antes con la opinión del experto de turno.
Mencionas el tiempo. Sí, todo necesita su tiempo para crecer y desarrollarse, por eso es muy importante el tiempo libre para los niños, pero tiempo libre de verdad, en el que ellos puedan decidir qué hacer sin interferencis o incluso no hacer nada.
Es por eso que cuando en casa hay actividades dirigidas, ese tiempo debe ser poco y ofrecerles después mucho tiempo libre para ellos.
Yo también he podido comprobar, asombrada, las cosas increíbles que mi hijo aprende cuando yo no intervengo.

paloma dijo...

Marvan me parto contigo, siempre que pienso en ti me viene a la cabeza la palabra: "depende" ja,ja,ja...
Yo también entiendo perfectamente lo que quieres decir y estoy de acuerdo, será que no me he explicado suficientemente. Más o menos la idea que quería transmitir es que el homeschooling funciona a pesar o gracias a nuestra inutilidad. Y por eso hablo de un ambiente adecuado, seguro...pues quiero decir ni más ni menos que es imprescindible un ambiente propicio para el desarrollo y educación de seres humanos. Recuerdo que cuando habíamos planificado el parto de mi primer hijo en casa las matronas vinieron a conocer la casa para ver si reunía los requisitos "mínimos" para que fuese viable un parto domiciliario. Yo estaba preocupada pues pensaba que a lo mejor no les parecía bien mi casa. Pero en realidad lo único necesario es que hubiese agua, luz, calor, higiene y posibilidad de ir a un hospital en pocos minutos en caso de alguna complicación. Cuando me refiero a un ambiente adecuado para hacer homeschooling no estoy diciendo que en la casa tenga que haber un montón de material para los niños, ni dos padres honoris causa, ni un laboratorio de ciencias y una biblioteca como la del Monasterio del Escorial. Por eso digo que no importa el nivel académico de los padres, pero claro dentro de unos mínimos. En un ambiente de miseria, sin recursos, con padres analfabetos, etc...está claro que los niños están si o si mejor en el colegio. Y de todas las maneras yo no había hablado del colegio, había hablado de que por qué pienso que el homeschooling funciona. No sé si el colegio funciona o no, porque estoy totalmente desconectada de él desde hace muchos años.
Y respecto a lo de interferir o no, yo sigo interfiriendo, pero porque es necesario un acto de fe muy grande para no hacerlo. Las matronas me decían que cuando un bebé está coronando hay que hacer un esfuerzo sobrehumano para no "ayudar", pues lo que te sale de manera instintiva es "hacer algo" ja,ja,ja...Recuerdo que mi madre en mi primer parto me decía: ¡¡¡Hija es que no hacían nadaaaaaaaa!!!
Pues yo soy como las matronas que hacen algo ja,ja,ja...respecto a la educación pero convencida de manera intelectual que con un ambiente adecuado el unschooling funciona.
Un besito y si quieres seguimos el debate...

Marvan dijo...

jajaja, noooo, no era mi intención de ir en contra eh!!! Solo añadir mi "depende" jajajaja.
Es que será que me hago vieja. El "depende" me sale cada vez más.... Nunca he sido mucho de creer verdades absolutas, pero con el tiempo cada vez menos. No me gustan las teorías en plan "haz lo así" o "los expertos" que vayan promocionando su "método único e infalible". Estas cosas desde mi punto de vista solo ayudan al sentimiento de culpabilidad que tenemos todas las madres: ¿lo estoy haciendo bien? ¿Lo habré hecho bien???? ¿Lo tenía que haber hecho de otra manera?
Los niños perfectos no existen, la educación perfecta no existe, la madre perfecta tampoco. Estos métodos y teorías "únicos" alimentan esta búsqueda de esta perfección inexistente y solo consigues frustración y culpabilidad en la madre por no haber conseguido aquello o lo otro que el método te había prometido.
Ya lo dije en mi otro comentario, sigo dudando ¿No sería genial si estuviera ahora estudiando aquello o lo otro? ¿no debería de estar estudiando? y soy como tú, cuesta horrores no interferir jajaja. Su proyecto está allí "coronando" y yo no hago más que pensar ¿Qué puedo hacer? jajajaja. ¿porqué no nace ya jolines? jajajaja.....
Pero tal como te dije si estuviera estudiando seguramente tendría la misma preocupación por una emprendedor apagado.....
Por esto siempre me sale el "depende", para no alimentar esta búsqueda a la perfección para las mamás que lo están pasando mal y ven que su hijo no hace tal o tal..... yo lo pasé muy mal al principio con mi hijo mayor por su TDAH buscando desesperadamente "LA solución" cuando la única solución estaba en aceptar la imperfección que tiene todo el mundo, uno con TDAH, otro con timidez, otro con superdotación, otro con torpeza, otro poco deportista, otro que no pronuncia bien.... a saber.... todos con algo y todos buscando para "solucionar" el "problema". Vale que hay problemas reales, el TDAH siempre lo he dicho, que es uno de ellos, pero no hay la solución única, ni siquiera el homeschooling, aunque viendo nuestro sistema escolar estoy segura de que es la mejor solución para muchos. Pero como las flores, uno más sol, más agua, más tierra y otros cambio de tiesto.... pero nada igual para todos.
Chica.... lo de tener días festivos me pone de un filosófico que creo que no me entiendo ni a mi misma jajajaja.

Andra Fodor dijo...

Me encantas Paloma! Qué pena que vivas tan lejos! Me encantaría conocerte.

paloma dijo...

Calla Marvan que me acabo de enterar que era fiesta por ti, con la pereza que teníamos todos de empezar...de haberlo sabido nos habríamos tomado el día libre sin culpabilidad ja,ja,ja.
Lo que tú dices de "nada igual para todos", eso es el homeschooling. Se junta que no eres especialista, que tienes varios hijos que atender, que hay que cocinar, limpiar y hacer recados y los chiquillos tienen más posibilidades de "buscarse la vida" y encontrar y encontrarse. O sea no creo que el homeschooling funcione (dando por supuesto que funciona, claro) por nuestro saber hacer, sino más bien porque nuestra no profesionalidad posibilita que ellos puedan sacar lo mejor de si mismos.
Hace tiempo en un libro de Mauricio y Rebeca Wild leía algo así como que la no directividad funcionaba perfectamente con niños con necesidades especiales. Creo que ellos en el Pesta tenían algún nene así y realmente progresaban mucho más (en un ambiente libre) que con terapias anteriores, pero claro tú dirás "dependeeeee"...
Yo creo que mal no puede hacer a ningún niño el homeschooling, pero por supuesto como decíamos con un ambiente minimamente preparado y una familia que también sea más o menos sensata. Que analice, que esté dispuesta a rectificar, que dedique tiempo a los niños, que les proporcione suficiente socialización fuera del entorno familiar, que se preocupe por satisfacer sus necesidades auténticas, etc...

Marvan dijo...

Exacto, como la "magistral inactividad" de Charlotte Mason : http://orca-alce.blogspot.com.es/2011/04/una-magistral-inactividad.html
Al final volvemos a estar de acuerdo en todo jajajaja!!

paloma dijo...

Maribel tienes razón en la importancia que tiene el disponer de tiempo libre. Hace poco leí un libro que me impactó mucho. Yo nunca fui a la escuela de André Stern. Es increíble como sus padres nunca le interrumpían durante la infancia, la adolescencia y la juventud, cuando estaba ocupado en sus diferentes proyectos. Yo me pongo de los nervios cuando mis hijos empiezan algo y lo dejan a medias y pasan a otro interés. Pienso que estas personas como Stern, que se han criado así tienen una seguridad para toda su vida impresionante. Además de estar seguras de haber seguido SU camino, sus intereses auténticos y no los que les han impuesto los demás. ¡¡¡Cuantas personas hay que saben tocar el piano porque en su día les obligaron a hacerlo y luego ni lo disfrutan, ni lo aman realmente!!! y lo mismo pasa con tantos médicos, abogados, o ingenieros que quizá lo son porque era lo que se esperaba de ellos, porque eran buenos estudiantes, por tradición familiar, etc...
Pero dejarles tiempo libre, sobre todo cuando tienen cierta edad, cuesta muchooooo. Yo tengo en casa de todo y me siento mucho más relajada con los que están siempre estudiando, leyendo o haciendo algo "útil", que con los que están tumbados en el sofá a las 10 de la mañana pensandoooooooo. Y se dice el pecado pero no el pecador ja,ja,ja...

paloma dijo...

Gracias Estrella, muchas veces me dicen lo de paz y eso que soy un manojo de nervios ji,ji,ji...

paloma dijo...

Andra ¡¡¡la vida es un pañuelo!!! pero a ver si luego te ibas a decepcionar, pobre de mi...Un beso.

paloma dijo...

Marvan voy a leer la entrada, me suena muchooo pero ahora mismo no recuerdo.

Maribel dijo...

A mí también me cuesta Paloma. De hecho, en nuestra casa sí hay actividades dirigidas, que duran unas poquitas horas (entre 3 y media o 4). Y después viene el tiempo libre ese que yo llamo "de verdad". Pero pongo unos mínimos. No puedo no intervenir.

Estrella dijo...

Pues pa dar teta a tantos chiquillos...llevas con mucha tranquilidad lo de manojo de nervios jajaja. Muchos besos.

paloma dijo...

Siiiiii Estrella lo de la lactancia es una relación amor odio ja,ja,ja...sobre todo por las noches, siempre lo he llevado fatal. Al peque que ya tiene tres años todos los días le explico que No hace falta que me despierte por las noches para mamar, que se acurruque y se vuelva a dormir, pero no me hace caso, brrrrrr.
La verdad es que la maternidad te vuelve más paciente, pero también es cierto eso de genio y figura hasta la sepultura ja,ja,ja.

paloma dijo...

Maribel pues ve preparándote para la adolescencia que luego es más difícil no intervenir y verles "perder" el tiempo ja,ja,ja...

Anónimo dijo...

Lo que he disfrutado con vuestra conversación Marva y Paloma,esos dependes y esas concreciones son oro molido!!
Bizi

paloma dijo...

Es que yo cada vez que pienso en Marvan me viene a la cabeza la palabra: "depende"...y a medida que mis hijos van creciendo me voy volviendo menos dogmática y cada vez digo más: "depende"...

Marvan dijo...

jajaja, el depende se pega jajaja.....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...